Sobre el autor

Nací en Gijón, emigré a Madrid en 1994 para estudiar la carrera de periodismo y ya me quedé aquí. Tras penar como becario de un sitio a otro, llegué a Cinco Días en el año 2000; primero en la sección de Economía y desde el año 2004 en Mercados.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« ¿Hay un suelo para el Ibex en los 6.700? | Inicio | ¿Merece Bankia seguir en el Ibex 35? »

11 mayo , 2012 | 12 : 39

¿Qué resultados ha dado el banco malo alemán?

Al calor de la crisis financiera, el Gobierno alemán creó una agencia especial llamada FMSA, uno de cuyos cometidos es la adiministración del fondo de rescate, el SoFFin, un instrumento que, a su vez, facilitó la creación de unas sociedades dedicadas a la gestión de activos problemáticos... Solo dos entidades se adscribieron al plan: WestLB, que transfirió sus activos a Erste Abwicklungsanstalt e Hypo Real Estate, que terminó subsumida por el SoFFin (controla el 100% del capital), a través de FMS Wertmanagement. Ambas sociedades se dieron un plazo de 10 años para liquidar todos los activos problemáticos, lo cuál nos sirve para hacernos una idea de lo que nos espera aquí: un plazo de 10 años en un país como Alemania, donde la economía es bastante boyante. Dos años después, el resultado de las sociedades de la liquidación de activos es bastante dispar: WestLB, que a partir de julio se llamará Portigon, transfirió 77.500 millones de euros. El volumen ha pasado de 77.500 a 51.000 millones, mejor de lo planeado, y el objetivo es que los activos queden reducidos a la mitad para el año 2014. Eso sí, Erste AA admite que el calendario previsto para la liquidación de activos concluye en el año 2027 (es decir, un proceso de 17 años y eso que es exitoso). En el caso del ex Hypo Real Estate, la cosa va mucho más tranquila. Se transfirieron 175.700 millones de activos y dos años despues, aún quedan por liquidar por 160.500 millones.

En los dos casos estamos hablando de historias de muy, muy largo plazo y, como señalábamos antes, en un país donde la economía marcha viento en popa. ¿Qué se puede esperar entonces que ocurra aquí? Mediante la prematuramente difunta reforma financiera del pasado mes de febrero, el promedio de cobertura de activos de dudoso cobro se situaba en el 50%, frente a los rangos habituales del 30-35% que imperan en los países OCDE. Sobre el papel, eso tendría que dar a los inversores internacionales una señal de confianza absoluta en la solvencia del sistema financiero, sobrecubierto respecto a los parámetros normales. Pero el caso es que los inversores no se lo creen, porque no tienen fé en los balances de los bancos españoles, unos recelos a los que la reciente intervención de Bankia puede dar la razón. Ahora se anuncia la cuarta reforma financiera de la crisis, confiando en que sea la definitiva. Pero como me comentaba el director de gestión de Inversis Banco, Fernando Hernández, "hay que asumir que los muertos que saques del armario, por mucho que los saques, siguen estando muertos". No se puede olvidar tampoco que el paro sigue siendo del 25% y que todas las previsiones apuntan a que el Gobierno no cumplirá con los objetivos de déficit ni remotamente; Bruselas sitúa el objetivo de déficit en el 6,4%... La crisis va para largo.

Twitter:@FernandoM_Badas

 

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]