Sobre el autor

Pepe Cerezo, es director de Análisis e Investigación de Prisa Digital. Durante los últimos diez años ha estado vinculado al mundo de las Nuevas Tecnologías tanto desde el punto de vista de la investigación como en la puesta en marcha de proyectos de Internet. Anteriormente fue director de estudios de la Fundación Orange (‘eEspaña 2000-2007’, ‘La blogosfera Hispana’, ‘La Web 2.0’...)

Categorías

enero 2011

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Lo último en Twitter

09 diciembre, 2010 | 00:01

Wikileaks: sociedad vigilada

Wikileaks2
Como se puso de manifiesto con la publicación de los 400.000 papeles referidos  a la guerra de Irak el pasado mes de octubre, Wikileaks representa un cambio sustancial en la política, la información y la relación de los gobiernos con los ciudadanos en el marco de "la sociedad transparente". Si cabía alguna duda, con la publicación de los cables enviados por las embajadas de los EEUU hemos asistido a su constatación.

Desde los años 80, y con más intensidad desde los atentados a las Torres Gemelas, el auge de la lucha global contra el terrorismo y la obsesión por la seguridad han provocado que las sociedades democráticas hayan ido reduciendo paulatinamente derechos fundamentales y la información ha sido uno de los más castigados. Por todo ello, la llegada de Wikileaks y su alianza con cinco de los periódicos más influyentes del mundo ha sido un soplo de aire fresco.

En plena reinvención y transformación de los medios de comunicación tradicionales, el denominado #cablegate representa un punto de inflexión, al menos para los cinco medios elegidos. Las filtraciones han venido a constatar, por si acaso alguno no lo tenía claro, el potencial de la Red como medio global y su capacidad de influencia; pero además, reivindica el papel del periodista como intérprete de la realidad.

Durante los últimos años y gracias a las nuevas tecnologías los poderes fácticos han conseguido un mayor control sobre la información y sobre los propios ciudadanos. Sin embargo, una vez más, los cambios que se están produciendo en la sociedad son sorprendentes y paradigmáticos. La otra cara de la moneda, en la que el cazador se convierte en presa, no gusta tanto.

El poder y el control, como argumenta Antoni Gutiérrez-Rubí, se ha basado hasta ahora en la centralización de la información, lo que le ha llevado a su propio colapso. El nuevo paradigma tecnológico, sustentado en la descentralización ha producido una gran perplejidad en los gobiernos, de ahí su airada reacción. Para ellos digerir la descentralización no resulta fácil, las acciones que han llevado a cabo asi lo ponen de manifiesto. Frente a los que ponen en entredicho la relevancia de la información, las reacciones y acciones llevadas a cabo por los gobiernos son la prueba del 9 de su importancia y trascendencia. Incluso ante los más cínicos o los mejor informados, los cables ponen de manifiesto la "desnudez del emperador".

Las maniobras de los los gobiernos para inutilizar Wikileaks a través de acciones directas, como la detención de su fundador Julian Assange o indirectas, por medio de amenazas y presiones a las empresas como Amazon, PayPal o Mastercard que le han dado servicio hasta la fecha, hubieran sido letales en un mundo off-line y centralizado. En el mundo on-line, descentralizado y distribuido, han servido para que la información se distribuya a mayor velocidad si cabe. La página de Wikileaks ha sido replicada en más de 500 servidores diferentes, y ha provocado la movilización de millones de internautas en todo el mundo. A la espera de la evolución de los acontecimientos Wikileaks ha abierto la primera batalla verdaderamente global. Por contra, el mayor riesgo es que ésta pierda su impacto rápidamente. En Internet es difícil mantener la llama durante mucho tiempo y la capacidad de movilización y de tensión.

Wikileaks contradice la famosa cita de Bismarck, tan recordada en estos días por algunos políticos, que aseguraba que "los ciudadanos quieren comer salchichas pero no saber cómo se hacen". Hoy una gran parte quiere saber cómo se hacen las salchichas para poder digerirlas. Sin embargo, para los gobiernos la persecución del mensajero sigue formando parte de una estrategia "centralizadora": convertir el caso #Wikileaks en el caso #Assange

 

 

 

pag

05 julio, 2010 | 00:01

¿Qué le pasa a Microsoft?

Microsoft-Apple19.02.25Hasta las mejores familias pasan por malas rachas. Si a finales de mayo Apple Inc superaba en capitalización bursátil a Microsoft por primera vez en su historia, apenas tres meses después de su lanzamiento acaba de conocerse que la empresa de Redmond  abandona Kin -su intento por posicionarse en el sector de los smartphone-. Esta decisión pone en entredicho la estrategia de algunas empresas tecnológicas por introducirse en nuevos mercados. Parece que la diversificación no siempre funciona.

Atendiendo a su historia reciente, Microsoft no debería intentar de nuevo seguir los pasos de Apple. Ya sea en el mundo de la música con Zune, o como ahora en el campo de los smartphone, cuando Microsoft ha intentado competir con Apple en el campo de los dispositivos  ha fracasado. Por su parte, Google también debería tomar nota. Aunque, como resulta habitual en estos casos, no se disponen de datos de la venta del Nexus One, no parece que el móvil de Google haya tenido el éxito esperado. 

Mientras que Apple ha utilizado su posición de dominio y conocimiento del mundo de los dispositivos como puerta de entrada a la nube, con el objeto de crear nuevos modelos de negocio,  Microsoft y Google han intentado extrapolar su modelo al de los dispositivos,  sin entender que el negocio para ellos está en otra parte. Apple ha establecido con el iPhone las reglas de juego para el futuro de los smartphone y, si va a resultar difícil  para fabricantes como Nokia o Ericsson cambiarlas, para el resto será imposible.

Parece una obviedad, pero resulta evidente que el negocio para empresas como Google o Microsoft en el nuevo ecosistema de la nube no estará en los dispositivos sino en la creación de nuevos modelos asociados. En este contexto, resulta interesante analizar de nuevo las palabras Steve Jobs acerca de las incertidumbres a las que se enfrentan empresas como tivo, Roku o "la propia Google dentro de unos meses con su proyecto Google Tv". Por ello, una vez más, se pone de manifiesto la complejidad del entorno en el que se desenvuelven las empresas tecnológicas. Incluso las que disponen de más recursos y capacidad de inversión en innovación están expuestas al fracaso. 



pag

24 mayo, 2010 | 00:05

La Sociedad transparente

Blogs cinco dias Sociedad transparente Durante los últimas días se suceden las noticias relacionadas con el  uso indebido que algunas empresas de Internet han llevado a cabo con los datos de sus usuarios.

En EEUU a la Federal Communication Commision (FCC) agencia encargada de regular todos los servicios vinculados a las transmisiones y comunicaciones se le acumula el trabajo.  Las influyentes y activas asociaciones civiles estadounidenses como  la Electronic Privacy Information presionan a la FCC para que investigue las posibles vulneraciones por el uso indebido de datos privados de los usuarios que las empresas de internet como Google, Myspace o Facebook están realizando. 

Tanto a Facebook como a MySpace se les acusa de haber enviado a agencias de publicidad datos de algunos de sus usuarios sin su consentimiento, con el objetivo de crear perfiles comerciales. No es la primera vez que Facebook, en su necesidad por encontrar un modelo de negocio que le permita rentabilizar la información de sus más de 400 millones de usuarios, tiene problemas por el uso que hace con los datos de que dispone. Ya le ocurrió hace apenas dos años con su sistema de publicidad Beacon que finalmente tuvo que cerrar. Por su parte también a Google se le acumulan los casos relacionados con  la recogida de datos para su servicio Street View y que tras los problemas surgidos hace unos meses con el lanzamiento de Buzz, han vuelto a encender las alertas sobre la gestión de la información privada que realiza la empresa que nació bajo el lema "dont be evil"

La crisis económica ha intensificado el modelo de publicidad "low cost" en la Red, muy intrusivo y poco selectivo, que aporta poco valor al usuario y por tanto al anunciante. En el actual modelo de Internet las empresas se ven obligadas a buscar fórmulas para que la publicidad sea más efectiva y diferencial. Para ello es necesario una mayor segmentación a  partir de un mejor conocimiento del usuario. En este contexto,  los datos sobre  los  usuarios se ha convertido en el "oro negro" de los nuevos modelos de negocio. El problema surge cuando los usuarios no son conscientes del uso que se hace de sus datos. ¿A quién pertenecen nuestros datos y qué usos se pueden hacer de ellos?. No siempre somos conscientes de que toda nuestra actividad deja huella en la Red y que todos los datos por insignificantes que nos puedan parecer aportan gran información sobre nuestros hábitos.

En un reciente artículo titulado Metricmanía el NYT ponía de manifiesto, además del innegable potencial de los datos, la obsesión que se ha apoderado de las empresas por intentar medirlo todo. Como se ha comentado aquí con anterioridad algunos periodistas a veces parecen más interesadas en "medir" que en "contar", por ello, y tomando una cita del articulo del NYT atribuida a Albert Einstein, es más necesario que nunca recordar que "No todo lo que puede contarse cuenta y no todo lo que cuenta puede ser contado".

pag

19 abril, 2010 | 08:17

Baidu loves Google


Baidu_Google No puede decirse que el último año haya sido especialmente satisfactorio para Google. A la empresa fundada por Page y Brin se le acumulan los pleitos y denuncias. Desde el reciente expediente abierto por la UE para investigar posible abuso de posición dominante del buscador, a las recientes demandas contra Google Book Search, pasando por la condena a tres de sus empleados en Italia por tardar dos meses en retirar de Youtube un video con contenido vejatorio.

Por otra parte, al pobre recibimiento de su terminal móvil Nexus one, eclipsado en gran medida por el efecto "iPad", hay que sumarle los problemas con el lanzamiento de Buzz respecto a la privacidad de los usuarios, o el escaso éxito de Google wave, que a todas luces no parece haber tenido el efecto esperado.  Parece confirmarse que a Google los "social media" se le siguen resistiendo.  

Pese a los buenos resultados de Google durante el primer trimestre de 2010, que hacen presagiar la salida de la recesión, al menos en lo que a la publicidad online se refiere se ciernen negros nubarrones sobre el buscador. En las últimas semanas se ha escrito mucho sobre la batalla abierta entre Google y Apple, antaño, aliados contra Microssoft. Pero el verdadero peligro para el futuro del buscador podría venir de Oriente. Después del último ataque sufrido por Google en China y los escasos avances para sortear la censura y ganar cuota de mercado Google anunció su salida del gigante asiático. Su retirada de China tiene un claro triunfadorBaidu el buscador chino creado en 1999 y cuya apariencia tiene muchas similitudes con Google. El anuncio de que Google abandonaba China provocó que las acciones de Baidu subieran casi un 14%, superando actualmente los 648$ frente a los 585$ de Google.

Mientras la mayoría de los gobiernos y de las empresas occidentales ven con preocupación el creciente poder de Google, la verdadera batalla por el futuro de Internet podría librarse en China. La conquista de occidente por parte de empresas chinas ha comenzado. Una buena muestra es la compra de Hummer por parte de Sichuan o de Volvo por Geely. También es revelador que durante el último año China haya cuadriplicado su inversiones en Japón, principalmente en empresas de alta tecnología.

Con todo ello no parece descabellado pensar que en el futuro un gigante como Baidu quisiera comprar una empresa como Google convirtiendo la lucha de los buscadores en un asunto de Estado, tanto para China como para los EEUU. ¿Ciencia ficción o "Realpolitik"?

Baidu_Google
 


pag

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]