inicio
Imagen de Pablo Martin

Pablo Martín Simón: "Periodista económico convencido. Estudié la carrera para dedicarme a esto, nunca pensé en ser corresponsal de guerra ni nada similar. Comencé en serio mi carrera profesional en Invertia, continué en El Economista y llevo desde 2007 en Cinco Días. Siempre he hecho lo mismo: escribir de mercados y tratar de que lo que cuento les sea útil a los lectores."

Imagen de Gema Escribano

Gema Escribano Cruz: “Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III, comencé mi experiencia laboral en Cinco Días. Desde mi llegada a la redacción en 2010 me esfuerzo por conocer qué es lo que hay detrás de las cifras que protagoniza las informaciones económicas”.

Imagen de David Pérez

David Pérez Muñoz: "Licenciado en Derecho y periodista desde mediados de la crisis."

julio 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« España profundiza en la recesión | Inicio | Recomendaciones de Popular, Santander, Telefónica (y más) »

30 enero , 2013 | 15 : 59

Miedo a las consecuencias penales del caso Libor

El escándalo por la manipulación del Libor está a un paso de entrar en territorio penal. Barclays y UBS ya han reconocido que sus operadores amañaron los tipos de este índice, que sirve para fijar el precio al que los bancos se prestan dinero entre sí. Aceptaron su responsabilidad y pagaron 2.000 millones de dólares ante los supervisores de Estados Unidos, Reino Unido y Suiza. Los bancos buscaban con este movimiento que la pelota de nieve no siguiera engordando y cerrar el caso antes de que un juez abriera la vía penal y les imputara delitos como, por ejemplo, el de fraude.

Royal Bank of Scotland (RBS), otro de los implicados, lleva negociando su acuerdo extrajudicial desde otoño. Pero un imprevisto giro argumental puede dar al traste con los propósitos de los bancos de evitar el banquillo de acusados. Según una información de The Wall Street Journal, el Departamento de Justicia de Estados Unidos estaría presionando a RBS para que, en el marco del su acuerdo extrajudicial, acepte cargos penales, además de pagar la multa correspondiente, como el resto de los implicados.

RBS, cuyo propietario es el Estado británico en un 82%, estaría resistiéndose a autoinculparse por la vía penal, temiendo el impacto que ésto podría suponer para su imagen y la reacción de sus clientes e inversores, según el diario estadounidense. Los términos del acuerdo estarían rondando, además, los 800 millones de dólares como multa ante las autoridades estadounidenses y británicas.

Los fiscales estadounidenses aspiran a que RBS acepte la responsabilidad penal de una de sus unidades en Asia, donde se llevaron a cabo parte de los supuestos amaños de los tipos de interés. En todo caso, la información de Wall Street Journal recuerda que el Departamento de Justicia estadounidense tiene competencia para imputar cargos penales sin necesidad de la aquiescencia del banco.

Este cambio de tendencia en las intenciones la justicia norteamericana tienen como precedente el acuerdo alcanzado recientemente con UBS. El banco suizo reconoció como delitos de fraude las prácticas de algunos de sus operadores en una de sus unidades de negocio en Japón. Hasta ahora el Departamento de Justicia había evitado la vía penal por miedo a las consecuencias que una acción de este tipo pudieran tener en el mercado. Pero tras asistir aparente indiferencia con la que los inversores han recibido la autoinculpación de UBS, la espita penal podría haberse abierto en canal.

Más de una docena de bancos están aún siendo investigados por el caso Libor, aunque hasta ahora las acciones se han limitado a expedientes administrativos, por parte de los reguladores financieros, o demandas civiles, que aún están sobre la mesa. Los ejecutivos de los bancos implicados estarían intentando llegar a un acuerdo conjunto con las diferentes autoridades nacionales, aunque las negociaciones para este extremo estarían todavía en una fase muy preliminar.

Un post de David M. Pérez, pudes encontrarme en @dmarcialperez

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]