inicio
Imagen de Pablo Martin

Pablo Martín Simón: "Periodista económico convencido. Estudié la carrera para dedicarme a esto, nunca pensé en ser corresponsal de guerra ni nada similar. Comencé en serio mi carrera profesional en Invertia, continué en El Economista y llevo desde 2007 en Cinco Días. Siempre he hecho lo mismo: escribir de mercados y tratar de que lo que cuento les sea útil a los lectores."

Imagen de Gema Escribano

Gema Escribano Cruz: “Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III, comencé mi experiencia laboral en Cinco Días. Desde mi llegada a la redacción en 2010 me esfuerzo por conocer qué es lo que hay detrás de las cifras que protagoniza las informaciones económicas”.

Imagen de David Pérez

David Pérez Muñoz: "Licenciado en Derecho y periodista desde mediados de la crisis."

abril 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Guerra abierta dentro de la Fed | Inicio | Recomendaciones de Iberdrola, Mapfre, Antena 3 (y más) »

04 enero , 2013 | 16 : 20

Cuando los bancos pagan a los desahuciados

La burbuja inmobiliaria en Estados Unidos y su inevitable estallido se parece en parte al caso español: tipos de interés por los suelos que alimentaban la endiablada espiral del crédito, políticas de medición de riesgos, llamémoslas alegres, por parte de las entidades financieras; o reguladores encomendados a  la “racionalidad del mercado” como único antídoto al calentamiento del precio de un activo, el ladrillo, que hasta el 2007 parecía no tener techo.

Pero también hay episodios genuinamente yanquis. En España no caló el invento de titulizar, trocear, empaquetar y vender deudas hipotecarias. Aquella pócima mágica de ingeniería financiera por la cual una hipoteca de alto riesgo (subprime) se convertía en un excelente bono AAA avalado por prestigiosas agencias de calificación. O la paradójica diferencia al considerar la responsabilidad
del hipotecado ante su deuda
. Aquí, es ilimitada. Es decir, aunque entregue la casa, si ésta no es suficiente para saldar la deuda, responde con su patrimonio. En Estados Unidos, la garantía hipotecaria se agota en el activo hipotecado.

Más de 4 millones de propietarios han sido expulsados de sus casas al otro lado del Atlántico en los últimos cinco años por no poder pagar. En España ha habido una media de 140 desahucios al día durante el tercer trimestre del 2012 y un subida del 100% en el acumulado desde 2008: Más 200.000 desalojos desde el comienzo del pinchazo.

Y otra gran diferencia: la justica estadounidense (autoridades reguladoras y/o tribunales) está exigiendo responsabilidades a sus bancos. El año pasado se cerró con multas y acuerdos extrajudiciales multimillonarios pagados por las entidades. Parte de los procedimientos corresponden a fraudes entre inversores mayoristas del calamitoso mercado de las subprime. Pero las reclamaciones también han bajado a la arena de los contratos hipotecarios con particulares.

Según una información del New York Times, un grupo de 14 bancos están a un paso de  acceder a pagar 10.000 millones de dólares como castigo por prácticas irregulares en las ejecuciones hipotecarias. En concreto, por contratación fraudulenta y clausulas abusivas que terminaron con el hipotecado expulsado de su casa. Más de un tercio del total de la multa, 3.7000 millones, irá
directamente para los desahuciados afectados. Además de exigir a los bancos una reducción del principal y los intereses del préstamo para aquellos que aún conservan la casa.

Este nuevo acuerdo sigue la estela del ya alcanzado por cinco de los mayores bancos estadounidenses hace ahora un año. Bank of America, Wells Fargo, JPMorgan Chase, Citigroup y  Ally Financial pagaron 25.000 millones de dólares para  cerrar una demanda del Gobierno federal por prácticas abusivas en la concesión de préstamos y ejecuciones hipotecarias.  En este caso, solo 1.500 millones fueron directamente a parar a los afectados.

Un post de David M. Pérez, puedes encontrarme en @dmarcialperez

Comentarios

el justiciero

Claro, claro si la vivienda sube el comprador se queda con la ganancia y si baja la perdida se la queda el banco, claro la ley del embudo lo ancho para mi y lo estrecho para el banco. Hipocritas.

Jesús

Sí consideras estrecho, quedarte con el lbien hipotecado y además, tener derecho a cobrar del desauciado sus bienes presentes y futuros de toda su vida, yo también prefiero lo estrecho. No es hipocresía es JUSTICIA. Si tu regalas hipotecas no esperes nada a cambio.

¿Banquero?

Jesús

Fe de erratas. desahuciado por desauciado.

El Marqués de Tuy

Curioso, ¿verdad?. En el país paradigma del capitalismo los órganos reguladores y/o tribunales protegen al consumidor. ¿ Por qué es tan dificil legislar y/o resolver sobre las mismas situaciones en España ? ¿ Qué razones pueden impedir al legislador a plantear leyes o decisiones parecidas a las que se aplican los yanquis ?.

estephen

contestando al Marqués de Tuy... no se defienden los intereses del ciudadano , porque hay intereses mezclados entre grandes corporaciones y gobierno...yo te ayudo a ti, tu me ayudas a mi....No se cambia nada porque interesa que nada cambie.

crack123

Un ejemplo de cómo funciona la "moral" de los Mercados - Fondos de Inversión – El súper negocio del asesoramiento - http://www.miguelangeldiez.com/2012/10/06/fondos

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]