inicio
Imagen de Pablo Martin

Pablo Martín Simón: "Periodista económico convencido. Estudié la carrera para dedicarme a esto, nunca pensé en ser corresponsal de guerra ni nada similar. Comencé en serio mi carrera profesional en Invertia, continué en El Economista y llevo desde 2007 en Cinco Días. Siempre he hecho lo mismo: escribir de mercados y tratar de que lo que cuento les sea útil a los lectores."

Imagen de Gema Escribano

Gema Escribano Cruz: “Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III, comencé mi experiencia laboral en Cinco Días. Desde mi llegada a la redacción en 2010 me esfuerzo por conocer qué es lo que hay detrás de las cifras que protagoniza las informaciones económicas”.

Imagen de David Pérez

David Pérez Muñoz: "Licenciado en Derecho y periodista desde mediados de la crisis."

julio 2014

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« El BCE podrá vetar las fusiones bancarias | Inicio | Recomendaciones de Popular, Grifols, Indra (y más) »

22 noviembre , 2012 | 15 : 36

Grecia y el 'precipicio fiscal', los retos según JP Morgan

España y su posible rescate siguen sembrando la incertidumbre en el territorio nacional, pero en el exterior no es la gran preocupación. El 'precipicio fiscal' y el futuro de Grecia son a día de hoy los asuntos más urgentes, tal y como ha señalado Manuel Arroyo, director de estrategia de JPMorgan en España y Portugal.

El acuerdo entre republicanos y demócratas para alcanzar el ansiado acuerdo fiscal que evite las subidas de impuestos y el recorte del gasto es dado por descontado por el consenso de los analistas y JPMorgan no ha querido ser una excepción. En las próximas semanas, el pacto del que tanto se habla podría estar concluido. De esta manera, Grecia pasaría a ser el gran foco hacia el que los expertos dirigirán sus miradas.

La reunión de esta semana era clave para el futuro del país heleno, pero lo que allí se debatía iba más allá de si se liberaba o no la ayuda que impedirá a Atenas caer en la quiebra. El gran tema de fondo es la posibilidad de hallar un procedimiento de deuda más sostenible. Los dirigentes de la zona euro han trabajado hasta el momento para que el país que gobierna Samaras continúe en el euro y sea capaz de reducir su elevado nivel de endeudamiento que según datos de Eurostat en los seis primeros meses del año alcanzaba el 150% del PIB.

Pero el problema de deuda y déficit no son exclusivos de los países periféricos. De acuerdo a la información recabada por Market Insights (herramienta de JP Morgan orientada a asesores financieros y profesionales de la inversión), la mayoría de las economías, incluidas las emergentes, incumplen los criterios del Tratado de Maastricht, en referencia a la relación entre ingresos y gastos. La excepción, no obstante, la marca China. Este desequilibrio en las cuentas públicas, unido a los elevados niveles de deuda, limitan la capacidad de crecimiento de los estados.

JPMorgan retrasa a la segunda mitad del 2013 las tasas de crecimiento positivas en Europa. Dentro del entramado que representa el  Viejo Continente el gran problema que existe, más allá de la crisis de deuda, es la falta de homogeneidad en los ritmos de recuperación. Mientras los países del norte gozan de buena salud, los del sur parecen encontrarse a años luz. Un ejemplo que evidencia muy bien este escenario serían Noruega, que en el segundo trimestre su PIB alcanzó el 5%, y Grecia, cuya economía cedió un 6,3%.

Pero quizás uno de los hechos más llamativos sería el de Francia, país que hasta la fecha ha sido considerado junto a Alemania la locomotora de Europa. Sin embargo, la fuerza con la que hasta ahora contaba empieza a flaquear. La pérdida de la máxima nota tras la rebaja de Moody's es una de las muchas evidencias. Según Arroyo, el estado galo es uno de los que más preocupa a la firma. Su nivel de deuda (91% del PIB), las dificultades para alcanzar los objetivos de déficit y unas perspectivas de crecimiento peor de lo esperado son algunos de los síntomas de que algo está fallando.

Al otro lado del Atlántico, el escenario se dibuja mucho más optimista y así lo reflejan los principales indicadores. Respecto a China y las dudas surgidas en los últimos tiempos tras ver cómo su economía avanzaba a un ritmo menor, JP Morgan considera que no hay nada que temer. En el largo plazo, el gigante asiático sufrirá una gran trasformación. Su economía dejará de depender tanto de la inversión y en ella el consumo pasará a jugar un papel fundamental, en línea con lo que sucede en el resto de economías desarrolladas. Si la situación llegara a complicarse, el Banco Central de la República China pondría en funcionamiento medidas de estímulo económico.

Son precisamente los bancos centrales los grandes protagonistas de los últimos meses. Ya no solo el BCE y su programa ilimitado de compra de bonos, que ha despertado la confianza del mercado, sino también la Fed o el Banco de Inglaterra han adoptado medidas extraordinarias que, según JP Morgan, continuarán hasta que el empleo se recupere. El gran problema que acaba generando el sobredimensionamiento de los bancos centrales es la excesiva dependencia.

Apuestas para el futuro

En un momento en que la renta fija de los países desarrollados se sitúa en mínimos e incluso en niveles negativos, la renta variable es la mejor oportunidad, especialmente la estadounidense. Los resultados de las principales compañías siguen reportando beneficios, aunque más modestos. La razón se debe a que las ganancias de los últimos tiempos están más ligadas a los ingresos que a la reducción de costes, y esta tendencia se prolongará en los próximos tiempos.

En los últimos años, uno de los movimientos que ha caracterizado a los inversores ha sido la salida de dinero de la renta variable, ante el temor de la última crisis, y la huida de los bonos soberanos, al menos en EE UU. Todo ello ha llevado a los inversores a diversificar sus carteras y apostar por activos más prometedores como la deuda high yield y la de mercados emergentes.

JP Morgan apuesta por Japón y EE UU como los centros que presentan las oportunidades más atractivas. La gestora empieza a reducir su infraponderación en el sector financiero y se acerca a la neutralidad después de una época en la que la interdependencia de los gobiernos ha marcado el comportamiento de la banca en Bolsa. Sus cotizaciones han estado íntimamente ligadas al devenir de la deuda soberana.

Un post de G. Escribano. Puedes encontrarme en Twitter en @escribanogema

Comentarios

esBolsa

¿Pero qué es realmente el precipicio o Fiscal Cliff? aquí se explica muy bien: http://esbolsa.com/blog/bolsa-americana/fiscal-cliff-componentes/

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]