Blog que identifica y transmite los nuevos paradigmas de la comunicación, de la gestión de la Reputación y de los problemas que están en el foco de los tomadores de decisión del mundo empresarial, económico, político y social de LatAm.

José Antonio Llorente

José Antonio Llorente

Socio fundador y Presidente de LLORENTE & CUENCA

Luisa García

​Luisa García

Socia y COO de América Latina de LLORENTE & CUENCA

Adolfo Corujo​

Adolfo Corujo

Socio y Director General Corporativo de Talento, Organización e Innovación de LLORENTE & CUENCA

Joan Navarro

Joan Navarro

Socio y Vicepresidente de Asuntos Públicos de LLORENTE & CUENCA

María Esteve

María Esteve

Socia y Directora General de LLORENTE & CUENCA Colombia

Luis Serrano

Luis Serrano

Director del Área Crisis en LLORENTE & CUENCA

Claudio Vallejo

Claudio Vallejo

Director Senior del Área Latam Desk en LLORENTE & CUENCA

Alejandro Romero

Alejandro Romero

Socio y CEO de Américas de LLORENTE & CUENCA

Arturo Pinedo

Arturo Pinedo

Socio y Director General de España y Portugal de LLORENTE & CUENCA

Javier Rosado

Javier Rosado

Socio y Director General de LLORENTE & CUENCA Panamá

Luis Miguel Peña

Luis Miguel Peña

Socio y Director General de LLORENTE & CUENCA Perú

David G. Natal

David G. Natal

Director del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA

Mariano Vila

Mariano Vila

Director General de LLORENTE & CUENCA Argentina

Iván Pino

Iván Pino

Director Senior del Área Digital en LLORENTE & CUENCA

diciembre 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« diciembre 2015 | Inicio | febrero 2016 »

Alejandro Romero, socio y CEO Américas de LLORENTE & CUENCA

Claudio Vallejo, director Senior Latam Desk Europe en LLORENTE & CUENCA

Este 2018, es el año electoral para América Latina, ya que los principales países de la zona enfrentarán períodos de elecciones presidenciales, legislativas, regionales y municipales. Empezando con Costa Rica en febrero, El Salvador en marzo, Paraguay en abril y Colombia en mayo. Seguidas por México en julio, y finalmente, Brasil, Perú y (puede que) Venezuela en octubre.

Si bien es cierto que la realidad de cada país es diferente, la repercusión de este intenso calendario será global. Los comicios influirán sus relaciones con el resto del mundo e impactarán en el crecimiento que la región ha sostenido, de alguna manera, durante los últimos años. Este es un proceso en el cual los países en campaña representan al 80 % del PIB de la zona, por lo que este contexto alberga  riesgos y oportunidades que marcarán la hoja de ruta del continente. Desde el punto de vista socio-económico, América Latina tiene que consolidar su crecimiento económico para lograr disminuir la pobreza, el trabajo informal y el aumento de la bancarización, entre otros factores. Por lo tanto, continuar, o comenzar con las regiones será clave para consolidar la zona y sacarla de la parálisis en la que está inmersa.   

América Latina está pasando por una clara polarización de política, que no nos permite predecir los resultados. Por un lado tenemos a la llamada reacción popular, fruto del cansancio ante la corrupción y la desigualdad social de la zona. Por otro lado, tenemos a la clase media, cada vez más educada, que opta por el continuismo con reformas y ajustes, y apoya al libre mercado.

Los últimos años no han sido fáciles para el continente, en términos económicos, sociales y políticos. Por ello, las elecciones serán el resultado de los choques internos y externos generados por los retos políticos de cada país que tendrán un impacto global. Aunque, este proceso electoral está marcado por la incertidumbre, lo que sí es seguro es que la realidad de la región Latinoamericana depende, en gran parte, de quién esté al mando de los países, de sus relaciones con el resto del mundo, y de la toma de decisiones por parte de la sociedad en los próximos años.  

Resumen del estudio publicado en Desarrollando Ideas.

29 enero, 2016 | 14:06

América Latina se adentra en una nueva etapa de su historia. Lo ha hecho, en primer lugar, desde el punto de vista económico.

La región puso fin, en 2013, a su época de bonanza económica para dar paso a una etapa de crecimiento más moderado, que ha puesto de manifiesto la necesidad de implementar reformas económicas profundas. Es necesario diversificar la actividad económica de la región tanto en sus exportaciones como en los mercados.

Además, esta situación económica va seguida de un malestar social. Y es que la sociedad percibe una ineficacia en el sistema de partidos y en la capacidad de los mismos de responder a las necesidades y exigencias de los ciudadanos.

Toda esta situación que afecta a la región latinoamericana, va acompañada de la variedad de dinámicas políticas que acontecen a nivel individual en cada país. Así, aunque aparentemente la tendencia a corto plazo parezca ser un “giro a la derecha”, el uso de este término de manera homogénea para toda la región no resulta del todo apropiado.

Las dinámicas políticas que han acontecido, ponen de manifiesto un cierto debilitamiento de los oficialismos, sin embargo, a la oposición tampoco le resulta sencilla la victoria.

Parece ser que la actuación de la ciudadanía no busca tanto un cambio, sino una llamada de atención hacia los partidos políticos haciéndoles saber el descontento de la sociedad con la actual situación. Este aspecto se ve reflejado en la impopularidad de los principales presidentes latinoamericanos como Dilma Rousseff, Michele Bachelet o Tabaré Vázquez.

América Latina se adentra en un nuevo tiempo tanto político, social como económico. Para ser capaces de hacerle frente, los dirigentes de las principales instituciones deben ser capaces de instaurar medidas que modifiquen las dinámicas  de competitividad, producción e innovación de cada país y plantear soluciones ante el descontento social.

Alejandro Romero,

Socio y CEO América Latina en LLORENTE & CUENCA

22 enero, 2016 | 12:06

La explosión del entorno digital supone un nuevo canal de comunicación que ha hecho posible la emisión de mensajes de manera masiva.

Dicho entorno, saturado por una enorme cantidad de mensajes que, además,  aumentan de manera diaria, resulta un espacio fundamental en el que empresas, instituciones públicas y personalidades del sector tanto público como privado, deben estar presentes.

El actual reto que plantea el entorno digital es el de la diferenciación dentro del mismo. Debido a la enorme cantidad de actores que toman parte y al incremento exponencial de los mensajes que se emiten, resulta complicado hacerse notar a través de este canal.

Aunque en un principio se prestaba atención al número de seguidores que se alcanzaban en cada perfil social, esta tendencia ha menguado para dar paso a la influencia. No es tan relevante cuántos te siguen, sino el tipo de relación que se entabla con ellos, el grado de confianza que tienen en ti.

Si analizamos el nivel de influencia con el que cuentan las compañías, instituciones públicas y personalidades en la red, encontramos que el sector público ecuatoriano ha tomado cartas en el asunto para aumentar su influencia y, en consecuencia, acercarse a la ciudadanía.

De entre las diferentes instituciones, destaca la labor que está realizando en este aspecto la Presidencia del Gobierno tanto en sus perfiles sociales como a través de su página web.

En cuanto a las empresas, cabe mencionar a DirectTV y Supermaxi, debido a la progresiva mejoría que han tenido respecto a años anteriores.

Finalmente, las personalidades que más destacan son Joyce de Ginatta, empresaria, y la ejecutiva del Consorcio Nobis, Isabel Noboa.

La implementación de una estrategia para el entorno digital resulta fundamental tanto a nivel personal como organizacional.

Alcanzar el mayor grado de influencia posible con los grupos de interés debe ser la máxima de dicha estrategia.

Alejandra Rivas,

Directora General en LLORENTE & CUENCA Ecuador

15 enero, 2016 | 14:30

De todo el entramado de relaciones internacionales entre países y regiones, merece especial atención la que remonta sus orígenes a 1960 y que se corresponde a la relación entre Europa y Brasil.

Desde su comienzo y a pesar de haber estado caracterizada por altibajos, la relación entre Europa y el país sudamericano fue creciendo. En 2007, Brasil ganó el peso suficiente en la política exterior y comercial de la Unión Europea para ser considerado Socio Estratégico.

La UE ha mantenido relaciones comerciales elevadas con el país al otro lado del Atlántico y, además, se ha observado una evolución de las exportaciones del mismo hacia Europa. Marcadas en un inicio por los productos agrícolas y las materias primas, con el tiempo, las exportaciones de productos más complejos, como maquinaria y material de transporte, han aumentado.

Sin embargo, diversas razones como la crisis financiera que ha azotado, sobre todo, a los países occidentales y la estrategia seguida por Brasil –centrada en general relaciones sur-sur con países de la propia región latinoamericana y otros países asiáticos–, han provocado que, al igual que sucede con toda América Latina, la relación entre la Unión Europea y Brasil se haya debilitado pasando a ser una “cercanía lejana”.

La evolución del país le ha llevado a ejercer el papel de líder a nivel regional en América Latina, siendo una de las principales potencias de la región. En el panorama internacional, el país sudamericano también ha logrado establecerse como un importante actor geopolítico.

Debido a la importancia que ha cobrado este país, otros actores han aumentado su interés y la importancia de sus relaciones con Brasil.

En este punto, la estrategia de la UE debe centrarse en tratar de recuperar esta relación de beneficio mutuo que favorece no sólo las relaciones con Brasil a nivel individual. Con una óptica más global, esta cercanía con Brasil puede facilitar las relaciones con otros países latinoamericanos.

Por ello, desde ambas partes del Atlántico se debe de trabajar en aras de no permitir que la relación continúe enfriándose, y es que la relación entre Europa y Brasil presenta beneficios mutuos y oportunidades que no deben dejarse pasar.

Juan Carlos Gozzer,

Director general en LLORENTE & CUENCA Brasil

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]