Blog que identifica y transmite los nuevos paradigmas de la comunicación, de la gestión de la Reputación y de los problemas que están en el foco de los tomadores de decisión del mundo empresarial, económico, político y social de LatAm.

Marco Antonio Sabino

Marco Antonio Sabino

Socio y presidente

S/A LLORENTE & CUENCA

Alejandro Romero

Alejandro Romero

Socio y CEO

LLORENTE & CUENCA

América Latina

Alejandra Rivas

Alejandra Rivas

Directora General

LLORENTE & CUENCA

Ecuador

​Iban Campo

​Iban Campo

Director general

LLORENTE & CUENCA

República Dominicana

Claudio Ramírez

Claudio Ramírez

Socio y Gerente General

LLORENTE & CUENCA

Chile

Luisa García

Luisa García

Socia y CEO

LLORENTE & CUENCA

Región Andina

Erich de la Fuente

Erich de la Fuente

Socio y Director General

LLORENTE & CUENCA

Estados Unidos

María Esteve

María Esteve

Socia y Directora General

LLORENTE & CUENCA

Colombia

Javier Rosado

Javier Rosado

Socio y Director General

LLORENTE & CUENCA

Panamá

José Antonio Llorente

José Antonio Llorente

Socio Fundador y Presidente

LLORENTE & CUENCA


Juan Carlos Gozzer

Juan Carlos Gozzer

Director General

LLORENTE & CUENCA

Brasil

Juan Rivera

Juan Rivera

Socio y Director General

LLORENTE & CUENCA

México

Daniel Valli

Daniel Valli

Director General de Argentina y Director Senior de Nuevo Negocio

LLORENTE & CUENCA

Cono Sur

Claudio Vallejo

Claudio Vallejo

Director senior del Latam Desk

LLORENTE & CUENCA

España

Pau Solanilla

Pau Solanilla

Director general para Cuba

LLORENTE & CUENCA

España

junio 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« julio 2015 | Inicio | septiembre 2015 »

Una segunda vuelta de elecciones presidenciales se llevará a cabo este 2 de abril. Se enfrentarán dos partidos naturalmente opositores que disputarán entre el continuismo correista o la renovación hacia una vertiente más derechista.

Lenin Moreno es el candidato escogido por el partido de Rafael Correa, Alianza País. Por otro lado, Guillermo Lasso, de la alianza derechista CREO-SUMA, es el ex banquero que representa a la oposición. En los primeros comicios, con casi la totalidad de los votos escrutados, Moreno obtuvo 39,3 % de los mismos; mientras que Lasso captó 28,1 %. Para entender la decisión de una segunda vuelta se deben explicar las normas electorales en Ecuador: se necesita 40 % de los votos y 10 puntos de ventaja frente al siguiente candidato para llegar a la presidencia en la primera vuelta, cosa que Moreno no logró.

La oposición mostró su apoyo frente a la candidatura de Lasso ante la desventaja de haber presentado siete alternativas al continuismo. El largo tiempo tomado por el órgano rector de las elecciones para el escrutinio de los votos le dio a Guillermo Lasso la oportunidad de ganar apoyo entre las filas opositoras. Quienes exhortaron a sus electores a virar su voto a Lasso fueron Cynthia Viteri, del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero (derechista), que había llegado al tercer puesto con el 16,31 %. Otro candidato que terminó de determinar el rumbo de la oposición fue Abdalá Bucaram, con el quinto lugar en las votaciones (4,82 %) quien apretó la mano extendida por Lasso. Así afianzó el candidato su discurso en el cual afirma que un 60 % de la población rechaza el continuismo.

¿Qué le ha sucedido a Alianza País y a sus diez años en el poder?

Esta campaña electoral ha sido especialmente perjudicial para el correismo. Una serie de eventos han socavado la imagen del partido Alianza País y su apoyo popular. A pesar del apoyo popular que poseía Moreno cuando se inscribió como candidato en 2013 (95 %), gracias a su gestión social denominada Revolución Ciudadana; su imagen se vio mermada con el descubrimiento de múltiples casos de corrupción en los que el partido estaba implicado. En este sentido, el escándalo de la constructora Norberto Odebrecht alcanzó a funcionarios ecuatorianos por sumas de 33 millones de dólares entre 2006 y 2007.

Asimismo, los Panama Papers revelaron las desviaciones de dinero y sobornos en el proyecto Rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas. En este escándalo en particular, estaba implicado el ex ministro de Hidrocarburos, Carlos Pareja Yannuzelli, quien es actualmente prófugo de la justicia. Pareja era uno de los hombres de mayor confianza y cercanía de Correa, lo que causó gran desgaste dentro de las filas y una enorme pérdida de credibilidad. El ex ministro, mejor conocido como CAPAYA (nombre de la empresa ficticia creada en Panamá) reapareció a través de emisiones por YouTube, denominadas “Capayaleaks” para afirmar la implicación de Correa y de Glas (vicepresidente de Ecuador) en el caso de la Refinería, estas imágenes tuvieron un gran impacto en la campaña electoral dirigida por Correa y Moreno.

¿Cuáles son los escenarios para Ecuador?

Sea cual sea el resultado, se debe tomar en cuenta que el nuevo presidente deberá convivir con una Asamblea, en su mayoría, dominada por Alianza País, por ser el partido más votado en las elecciones parlamentarias. Por ende, seguirá controlando monopólicamente el Parlamento, que dará ventaja a un Lenin Moreno vencedor, y bloquearán sistemáticamente las estrategias si Lasso resulta elegido presidente. Este bloqueo incesante podría, incluso, conducir a nuevas elecciones presidenciales antes del fin del periodo.

Estas visiones contrapuestas, tanto de la economía como de la política, son las que marcarán el futuro de la estabilidad de Ecuador. Por un lado, Alianza País, con una visión gubernamental de planificación y acciones económicas con iniciativas estatales. Además, una alta inversión pública, lo que implica gran gasto. Es una idea económica donde el sector privado no es privilegiado tampoco así, la diversificación de fuentes de financiamiento. Este modelo, altamente dependiente del petróleo se desplomó con la caída de los precios internacionales y alcanzó su miseria. Por el otro, el partido CREO-SUMA da prioridad al sector empresarial, y basa su economía en la inversión privada nacional e internacional. Se busca acabar con la estructura tributaria y el aparato estatal. En definitiva, volver al modelo previo a Rafael Correa.

Ecuador definirá su destino este 2 de abril: decidirán por la continuidad o por la renovación.

 

Alejandra Rivas Mantilla,

Directora General en LLORENTE & CUENCA Ecuador

28 agosto, 2015 | 09:04

La salud es un derecho que el estado debe garantizar a sus ciudadanos, así como también debe garantizar la calidad del servicio. En Colombia, actualmente, se está cuestionando el rol de las Entidades Promotoras de Salud; no solo su papel como organismos, sino también la calidad de los servicios que ofertan.

La tónica que viene siendo más o menos habitual es que, en muchas ocasiones, los profesionales deben atender a más pacientes en menos tiempo, ya que se prima más el número de personas atendidas que la calidad del servicio que se proporciona. Algunas consultas no tienen una duración superior a los diez minutos, lo que, sin duda, es un tiempo insuficiente para poder proporcionar un servicio idóneo y eficaz.

El mayor lastre de este tipo de organizaciones es la competencia que tienen entre unas y otras, ya no por ofrecer el mejor servicio y proporcionar la mejor calidad a los pacientes, sino por el número de pacientes que son capaces de atender en menos tiempo. Esto, evidentemente, puede llegar a tener una repercusión negativa en la salud de los pacientes.

Igual de negativa es la repercusión de la reputación que este tipo de organizaciones en su imagen pública. La reputación forma parte de los intangibles que una empresa debe gestionar para poder posicionarse como creíble frente a sus consumidores.

En este sentido, muy sonado fue el caso de Saludcoop, la principal Entidad Promotora de Salud en Colombia. Esta fue acusada de corrupción, aspecto que, sin duda, dañó la credibilidad, no solamente de la empresa, sino de todo el sistema de salud colombiano.

Pese a estos escándalos, el sistema de salud colombiano, antes de la promulgación de la Ley 100 en 1993 era únicamente accesible a unos pocos, aun así es necesario seguir trabajando para que la calidad y reputación del mismo mejore.

Para ello es necesario que las Entidades Promotoras de Salud basen su estrategia en 3 pilares: escucha, diálogo y cultura de servicios.

Las EPS deben escuchar y prestar atención a lo que los consumidores demandan, establecer diálogos con ellos: pasar de la comunicación unilateral a la conversación,  y por último, las Entidades Promotoras de Salud deben establecer una sólida cultura de servicios donde su objetivo de negocio converja con una asistencia y tratamiento de calidad, ya que su fin debería tender a ser más social.  

 

María Esteve

Directora General en LLORENTE & CUENCA Colombia

14 agosto, 2015 | 08:48

En 2010, Panamá contaba con una buena posición en el panorama mundial. La creación del International Bank Corporation y la fundación del Banco Hipotecario y Prendario, además del ingreso en marzo de 2010 en el exclusivo grupo de países latinoamerica­nos con calificación de grado de inversión otorgada por tres de las principales calificadoras de riesgo, le abrió puertas al país para obtener financiación con menor costo para el gobierno y la empresa privada, aumentó la atracción de inversores y turistas y fortaleció el sector ban­cario. Todo esto, impulsó favorablemente la reputación país.

La evolución del país estaba siendo positiva. En 2014 se colocaba como una de las econo­mías de mayor crecimiento en América Latina al cerrar el año con un crecimiento de 6.3 %. Sin embargo, desde junio de ese mismo año, el país se enfrenta a una situación compleja: su inserción en la llamada “Lista Gris” que elabora el Grupo de Acción Financiera (GAFI). La GAFI señaló que el país tenía debilidades en la detección y fortalecimiento de la pre­vención de lavado de dinero en una amplia gama de servicios más allá de la banca. Además, el Índice de Basilea Contra el Lavado de Dinero también mencionó, en 2014, a Panamá como el país con mayor riesgo de blanqueo de capitales en la región centroamericana.

Esta situación supuso una alarma para el país, ya que si la percepción, confianza y estima que tienen los stakeholders hacia un negocio o país no es positiva, se perjudica la reputación del mismo trayendo consigo diversas consecuencias. En primer lugar, se encareció el acceso a la financiación, tanto para empresas públicas como privadas; Además, se redujeron considerablemente las inversiones y los planes de expansión por el territorio lo cual desincentivo la inversión y la atracción de talentos, turistas, etc.

Por ello, la gestión de la reputación resulta fundamental. Al final del día, la reputación no es un fin en sí mismo, sino un vehículo a través del cual fortalecemos la relación y com­promiso ante nuestros stakehol­ders. Ese “colchón” de confianza, credibilidad y transparencia del que hacemos uso en momentos de crisis.

Toda organización o país, debe estar pendiente a los riesgos reputacionales a los que puede tener que enfrentarse. La clave reside en gestionarlos de manera coherente para que no se produzcan incoherencias entre lo que se trasmite y las acciones que se llevan a cabo. Además, no debe adoptarse un pensamiento pesimista, sino que se debe tener en  cuenta que una crisis gestionada de manera adecuada puede convertirse en una oportunidad de la que sacar algo beneficioso.

Aplicando esto al caso de Panamá, cabe mencionar que el objetivo que se debe tener ahora es salir airoso de la situación e intentar que el país se convierta en un ejemplo de Best Practice para este tipo de situaciones en la región. Para ello, se debe tener en consideración a la comunicación, de manera que se aprovechen todos los recursos y canales necesarios para, en colaboración con los aliados con los que se cuente, lograr transmitir una imagen firme y clara del país que favorezca la recuperación de la confianza y en consecuencia, de la reputación.

Para tratar de solventar esta situación, el Consejo de Gabinete de la administración del presidente Varela, ha aprobado un anteproyecto de Ley que trata de hacer frente al blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva. En dicho anteproyecto de ley se incluye una mejor supervisión y control a los servicios de la Zona Libre de Co­lón y otras zonas francas, casinos y aquellos establecimientos dedicados a apuestas y juegos de azar, promotoras y corredoras de bienes raíces y compañías de seguros, entre otros. Ahora mismo hay que evidenciar los cambios. La rápida apli­cación de la nueva regulación será la mejor carta de presen­tación para cambiar el color gris la reputación de Panamá.

 

Javier Rosado

Socio y director general en LLORENTE & CUENCA Panamá

03 agosto, 2015 | 12:53

La relación existente entre América Latina y Europa encuentra cabida en los lazos culturales, lenguas vehiculares y valores compartidos entre ambas regiones, aunque desde hace más de una década la relación se ha ido debilitando.

El reto que se plantea para los dirigentes de ambas regiones es entender el porqué de este distanciamiento, la importancia de un fortalecimiento de la relación, los beneficios que aporta y cómo plantear la relación de ahora en adelante. Esta necesidad de plantearse el futuro de la relación se debe a dos negociaciones que se están realizando entre la UE y EEUU para firmar el “Transatlantic Trade and Investment Partnership” (TTIP) por un lado, y el “Transpacific Partnership” entre EEUU y los países ribereños del pacífico por otro.

Todo este nuevo tablero mundial, don­de se están modificando los equilibrios geopolíticos, geoestratégicos y geoeconómicos aceleradamen­te y donde China en particular y Asia en general son ya una realidad que ha venido para quedarse, Europa y América Latina y el Caribe deben plantearse cómo va a ser su relación para hacer que cada uno ocupe el lugar que debiera en el nuevo panorama.

Para conseguirlo, los líderes políticos europeos y latinoamericanos cuentan con esos vínculos históricos que caracterizan a la relación desde hace más de 500 años y los nuevos elementos comunes que existen en la actualidad y que han ido surgiendo a lo largo del último medio siglo, en especial, desde los años 90, como son las relaciones económico-comerciales y las inversiones europeas en América Latina y el Caribe –Europa es el principal inversor extranjero en América Latina con 385 mil millones de dólares acumulados en inversión directa extranjera en 2010- y las nuevas que llegan a Europa protagonizadas por las empresas multilatinas. Estos elementos deben ser el pilar de la relación.

Por todo esto, es importante analizar y entender el porqué del debilitamiento de esta relación. En este sentido, se pueden determinar dos causas fundamentales de la crisis en la relación entre Europa y América Latina y el Caribe.

En primer lugar y en relación a los cambios que han tenido lugar en el escenario mundial, se han producido cambios en el entorno internacional con la emergencia de Asia y la pérdida de protagonismo de EEUU y la UE  llevando esto a un reordenamiento de los equilibrios internacionales. Además, la falta de competitividad latinoamericana con respecto a Asia desin­centiva la llegada de inversiones europeas.

En segundo lugar encontramos los problemas estructurales de la propia relación entre ambas regiones, problemas que podrían resumirse en el exceso de expectativas creadas en tor­no a lo que se podía conse­guir gracias a esa relación y en los desacuerdos de fondo en temas económicos.

A pesar de las dificultades pasadas, académicos y políticos coinciden en la necesidad de cambios en la relación. El objetivo debe ser ganar en efectividad y resultados y relanzar la asociación birregional sostenida en unos valores compartidos, percibidos y sentidos tanto por Europa como por América Latina y el Caribe. Para ello se debe plantear una nueva narrativa más cercana y directa y con objetivos alcanzables y los dirigentes de ambas regiones deben ejercer un liderazgo activo enfocado a mantener y fortalecer la relación.

Algunas propuestas viables para reforzar una alianza estratégica son el aprovechamiento de las Cumbres anuales para ganar legitimidad y encauzar la relación sin olvidar la razón por la que se creó, la creación de un foro permanente de cancilleres con reuniones anuales para dar contenido político y planeamiento estratégico a la relación y la potenciación de la Fundación EULAC no sólo como centro de reflexión académica, sino como herramienta para dar seguimiento a las iniciativas de las cumbres durante el período de entre-cumbres.

 

José Antonio Llorente

Socio Fundador y Presidente LLORENTE & CUENCA

Imagen de Paula Satrustegui

Paula Satrustegui profundizará en las novedades fiscales y relativas a la seguridad social, que afectan a la planificación de las finanzas personales de los profesionales.

Imagen de Belén Alarcón

Belén Alarcón trasladará su experiencia de asesoramiento patrimonial y planificación financiera a través de las preguntas más relevantes que debe plantearse una persona a lo largo de su vida.

Imagen de Enrique Borrajeros

Enrique Borrajeros escribirá sobre temas relativos a la relación entidad – asesor, finanzas conductuales y tendencias y novedades en el asesoramiento financiero nacional e internacional.

Imagen de Francisco Márquez de Prado

Francisco Márquez de Prado, analizará activos y productos financieros, con sus ventajas e inconvenientes, para cada tipo de inversor.

Imagen de Íñigo Petit

Íñigo Petit tratará temas relacionados con la evolución de la industria de fondos de inversión y planes de pensiones y aspectos relacionados con la educación financiera

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]