Blog que identifica y transmite los nuevos paradigmas de la comunicación, de la gestión de la Reputación y de los problemas que están en el foco de los tomadores de decisión del mundo empresarial, económico, político y social de LatAm.

Alejandro Romero, socio y CEO de Américas de LLORENTE & CUENCA

Arie Ellstein, director senior del Área Asuntos Públicos en LLORENTE & CUENCA México

 

La CDMX tiene como objetivo convertirse en una ciudad global. Esto se debe a que la ciudad es un referente político, económico y social del país y donde residen los tres Poderes de la Unión. Asimismo, es la ciudad que más aporta al Producto Interno Bruto del país y cuenta con una tasa alta de internautas, y por ende una marcada inclusión digital. También la ciudad está en manos de un Gobierno con ganas de encarrilar a la ciudad hacia una global. Pero, ¿cuáles son los desafíos que el Distrito Federal tiene que superar?

Primero, es necesario que la tecnología tenga un enfoque humano. Es decir, que la ciudad no pierda de vista sus problemas, sino que considere la existencia de la desigualdad social y económica con el fin de mejorar  la calidad de vida de sus ciudadanos, entendiendo a la tecnología como un medio más, no como un fin.

Por otro lado, la ciudad tiene que asegurarse de que el plan de convertirse en una urbe global debe estar incluido en la legislación y en los Programas de Gobierno. Con esto, la CDMX conseguirá que sus esfuerzos trasciendan los períodos de gobierno y que sus objetivos a corto y largo plazo se reflejen en los próximos planes de acción para que el proceso sea sostenible.

Como último desafío tenemos la participación ciudadana. El fin último de la conectividad es que genere valor público y atienda a las necesidades básicas de la ciudad de manera inteligente. Todo ello sin olvidar que la participación es un factor fundamental para dar inicio a la transformación, para evaluar el proceso y para la toma de decisiones.

Finalmente, es complicado comprender el alcance que las ciudades globales pueden llegar a tener. Para ello las ciudades deben ser conscientes de su potencial y de los retos que tienen que enfrentar alcanzar dicho status de ciudad segura, sostenible y con alta calidad de vida, pilares del funcionamiento de las ciudades inteligentes que convierten a las ciudades en centros innovadores, atractivos y resilientes.

Resumen del artículo publicado en Desarrollando Ideas

14 diciembre, 2017 | 12:53

Alejandro Romero, socio y CEO Américas de LLORENTE & CUENCA

Claudio Vallejo, director Senior Latam Desk Europe en LLORENTE & CUENCA

Este 2018, es el año electoral para América Latina, ya que los principales países de la zona enfrentarán períodos de elecciones presidenciales, legislativas, regionales y municipales. Empezando con Costa Rica en febrero, El Salvador en marzo, Paraguay en abril y Colombia en mayo. Seguidas por México en julio, y finalmente, Brasil, Perú y (puede que) Venezuela en octubre.

Si bien es cierto que la realidad de cada país es diferente, la repercusión de este intenso calendario será global. Los comicios influirán sus relaciones con el resto del mundo e impactarán en el crecimiento que la región ha sostenido, de alguna manera, durante los últimos años. Este es un proceso en el cual los países en campaña representan al 80 % del PIB de la zona, por lo que este contexto alberga  riesgos y oportunidades que marcarán la hoja de ruta del continente. Desde el punto de vista socio-económico, América Latina tiene que consolidar su crecimiento económico para lograr disminuir la pobreza, el trabajo informal y el aumento de la bancarización, entre otros factores. Por lo tanto, continuar, o comenzar con las regiones será clave para consolidar la zona y sacarla de la parálisis en la que está inmersa.   

América Latina está pasando por una clara polarización de política, que no nos permite predecir los resultados. Por un lado tenemos a la llamada reacción popular, fruto del cansancio ante la corrupción y la desigualdad social de la zona. Por otro lado, tenemos a la clase media, cada vez más educada, que opta por el continuismo con reformas y ajustes, y apoya al libre mercado.

Los últimos años no han sido fáciles para el continente, en términos económicos, sociales y políticos. Por ello, las elecciones serán el resultado de los choques internos y externos generados por los retos políticos de cada país que tendrán un impacto global. Aunque, este proceso electoral está marcado por la incertidumbre, lo que sí es seguro es que la realidad de la región Latinoamericana depende, en gran parte, de quién esté al mando de los países, de sus relaciones con el resto del mundo, y de la toma de decisiones por parte de la sociedad en los próximos años.  

Resumen del estudio publicado en Desarrollando Ideas.

23 noviembre, 2017 | 10:50

La sostenibilidad, de valor agregado a presente del mundo corporativo

Luisa García, socia y COO para América Latina LLORENTE & CUENCA

En el contexto actual en el que la transparencia ha pasado de ser un valor añadido a una exigencia, los consumidores tienen a su alcance información acerca de las empresas y sus procesos. Considerando que las compañías son células sociales, éstas deben velar por la sociedad más allá de sus negocios. Por ello, existe una dependencia entre las firmas y las comunidades. Asimismo, la sostenibilidad es también un intangible clave en términos de reputación. Las organizaciones aspiran, con cada vez más frecuencia, a tener esa capacidad de permanecer en el mundo corporativo y, sobre todo, de trascender en la sociedad por medio de sus acciones. Una compañía con la sostenibilidad como punto central del negocio para alcanzar una competencia distintiva tiene que basarse en intangibles fundamentales como la confianza, el engagement y la transparencia.

Cuando hablamos de confianza nos referimos a que las empresas tienen que operar basándose en valores como la ética, la honestidad, la profesionalidad y el compromiso con la comunidad para mantener sus relaciones a largo plazo, especialmente si éstas operan en mercados sensibles y con usuarios que actualmente están bien informados.

Como resultado de este paso, es importante el engagement entre las organizaciones y los consumidores. La escucha activa permite comprender las necesidades de los grupos de interés y encontrar, así, vías de comunicación adecuadas para efectuar el relacionamiento con estos.

Igualmente, las decisiones de una empresa deben ser caracterizadas por procesos transparentes, teniendo en cuenta que las comunidades, con cada vez más frecuencia, buscan organizaciones que estén vinculadas a sus valores y principios para validar el desarrollo de su negocio. Las organizaciones tienen que replantearse un modelo que ofrezca un panorama con indicadores que sirvan para centrarse en las necesidades informativas de sus stakeholders y sepan satisfacer sus expectativas.

Finalmente, hacer que la sostenibilidad sea el motor del negocio no se consigue fácilmente. Este proceso requiere esfuerzo y un plan de acción donde el foco central sean las personas, la sociedad, el planeta y la prosperidad con el fin de que la responsabilidad corporativa mejore la calidad de vida de la sociedad y, por ende, la economía de una organización.

10 noviembre, 2017 | 11:08

                                                  Smart cities: un nuevo reto para Latinoamérica

Javier Rosado, socio y director general de LLORENTE & CUENCA Panamá / España

 

Raimundo Díaz, director senior en LLORENTE & CUENCA Panamá / España

 

Se estima que en 2050, el 90 % de la población de América Latina habitará en megaciudades. Esto se debe a que la región tiene el área en desarrollo con mayor urbanización del mundo., lo que implica una lucha constante para el continente Americano, que enfrenta problemas como la pobreza, la inseguridad, la movilidad y la contaminación. La oportunidad que traen las smart cities a Latinoamérica es un tema de debate actual. Para ello es importante que las ciudades tengan en cuenta ciertos parámetros necesarios para saber si una ciudad se clasifica como inteligente, los cuales son: un gobierno inteligente, medio ambiente inteligente, economía inteligente, movilidad inteligente, ciudadanos inteligentes y finalmente un modo de vida inteligente. Es por esto, que es necesario que dentro de un plan se considere la colaboración entre diferentes actores del ecosistema con el fin de lograr el objetivo de transformar territorios en espacios del futuro.

Cuando hablamos de un gobierno inteligente, nos referimos a medidas, políticas e iniciativas que se basen en la transparencia y fortalecimiento de las instituciones y en el fomento de la participación ciudadana en cuanto a la toma de decisiones. En cuanto al medio ambiente, un enfoque en la reducción del impacto medioambiental y aplicaciones de energía eficientes, como por ejemplo dar prioridad a tener pulmones verdes en las ciudades. Por otro lado, tenemos la economía inteligente, que tiene como propósito hacer de las diferencias unas que sean menos pronunciadas, que exista innovación empresarial, y que brinde espacio para la investigación y el emprendimiento.  Asimismo, la movilidad es un factor esencial en las ciudades inteligentes, y también es considerada como uno de los retos más grandes que las megaurbes enfrentan. Las ciudades latinoamericanas carecen de infraestructuras y sistemas de transporte público y muchas de ellas están transformando su modelo por uno más innovador y sustentable.

Incentivar la educación y la inclusión digital son aspectos importantes para generar ciudadanos inteligentes, comprometidos con su comunidad, informados y de mente abierta. Por otro lado, el nivel de calidad de vida, si bien es cierto que ha crecido en los últimos años, tiene que y puede mejorar. Problemas como la inseguridad o la insuficiencia de los servicios públicos  en el continente todavía pueden ser optimizados por medio de la tecnología y la colaboración entre los distintos actores del ecosistema para crear espacios más prósperos. La tecnología puede adaptarse a las distintas necesidades de cada región y de este modo precisar su propia personalidad. De este modo, se crea una diferenciación, la cual genera espacio para la competencia por inversores, talentos, entre otros recursos. Finalmente, la visión de una ciudad inteligente, es una oportunidad para Latinoamérica, porque tiene como propósito mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, sin olvidar de lado que para conseguirlo es inevitable un ecosistema que promueva la colaboración de ciudadanos, gobiernos, empresas, entre otros actores para que la transformación sea auténtica.  

 

19 octubre, 2017 | 09:20

 

David G. Natal, líder del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA

María Carolina Cortés, directora senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Colombia

Beatriz Urdaneta, directora senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA México

Marlene Gaspar, directora senior del Área Consumer Engagement y Digital en LLORENTE & CUENCA Portugal

Carlos Llanos, director senior de Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Perú

Raimundo Díaz, director senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Panamá

María Emilia Marta, directora senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Argentina

Un gran porcentaje de las empresas (52 % de 30 entrevistadas) opina que el storytelling o storydoing es un formato de comunicación efectivo que ayuda a fortalecer relaciones y garantizar la sostenibilidad de los negocios en un mundo que es cada vez más competitivo.

Las empresas que quieren trascender con sus mensajes, saben que es necesario aplicar técnicas de storytelling como por ejemplo la utilización de vídeos (47 %), webseries (3 %), vídeos gamificados (12 %) y eventos experienciales (28 %). Éstos son ejemplos de cómo una compañía puede captar la atención de los consumidores con el fin de que éstos se sientan más relacionados al elemento principal de su negocio.

Lo que se busca por medio de esta técnica de comunicación, no es solamente comunicar la naturaleza del negocio, pero también establecer conversaciones con los consumidores finales para hacerlos sentir parte de un proceso del que no siempre han formado parte. Se estima que alrededor del 90 % de las Firmas iberoamericanas aplicarán el storytelling en sus estrategias de marketing y comunicación.

Dentro de los factores que afectan el proceso de contar historias, encontramos a: el Big Data (64 %), la inteligencia artificial (18 %) y los empleados como protagonistas (18 %). Por otro lado, el Big Data es una herramienta que facilita a detectar las razones e intereses por las cuales los individuos se juntan, y de dónde las empresas pueden generar contenidos y experiencias personalizadas por los usuarios. Partiendo de esto, las firmas construyen relatos específicos a los territorios, y de este modo crean una conexión con las comunidades de interés.

El seguimiento a las conversaciones de los consumidores, ayuda a las firmas a comprender las necesidades de dichos grupos y encontrar maneras para vincularlos con la marca y también para procesar datos que pueden ayudarlas a diferenciarse entre otras con un negocio similar, pero con tácticas de comunicación muy diferentes. Como resultado, por medio de técnicas más personalizadas como es el storytelling, las empresas agregan más valor a su elemento y les permite conseguir relevancia en el tiempo.

Para conocer más a fondo sobre este tema, hacer click aquí para leer el estudio completo. 

David G. Natal, líder del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA

María Carolina Cortés, directora senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Colombia

Beatriz Urdaneta, directora senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA México

Marlene Gaspar, directora senior del Área Consumer Engagement y Digital en LLORENTE & CUENCA Portugal

Carlos Llanos, director senior de Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Perú

Raimundo Díaz, director senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Panamá

María Emilia Marta, directora senior del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA Argentina

Un gran porcentaje de las empresas (52 % de 30 entrevistadas) opina que el storytelling o storydoing es un formato de comunicación efectivo que ayuda a fortalecer relaciones y garantizar la sostenibilidad de los negocios en un mundo que es cada vez más competitivo.

Las empresas que quieren trascender con sus mensajes, saben que es necesario aplicar técnicas de storytelling como por ejemplo la utilización de vídeos (47 %), webseries (3 %), vídeos gamificados (12 %) y eventos experienciales (28 %). Éstos son ejemplos de cómo una compañía puede captar la atención de los consumidores con el fin de que éstos se sientan más relacionados al elemento principal de su negocio.

Lo que se busca por medio de esta técnica de comunicación, no es solamente comunicar la naturaleza del negocio, pero también establecer conversaciones con los consumidores finales para hacerlos sentir parte de un proceso del que no siempre han formado parte. Se estima que alrededor del 90 % de las Firmas iberoamericanas aplicarán el storytelling en sus estrategias de marketing y comunicación.

Dentro de los factores que afectan el proceso de contar historias, encontramos a: el Big Data (64 %), la inteligencia artificial (18 %) y los empleados como protagonistas (18 %). Por otro lado, el Big Data es una herramienta que facilita a detectar las razones e intereses por las cuales los individuos se juntan, y de dónde las empresas pueden generar contenidos y experiencias personalizadas por los usuarios. Partiendo de esto, las firmas construyen relatos específicos a los territorios, y de este modo crean una conexión con las comunidades de interés.

El seguimiento a las conversaciones de los consumidores, ayuda a las firmas a comprender las necesidades de dichos grupos y encontrar maneras para vincularlos con la marca y también para procesar datos que pueden ayudarlas a diferenciarse entre otras con un negocio similar, pero con tácticas de comunicación muy diferentes. Como resultado, por medio de técnicas más personalizadas como es el storytelling, las empresas agregan más valor a su elemento y les permite conseguir relevancia en el tiempo.

27 junio, 2017 | 18:01

América Latina ya no es lo que era antes. Ese país con crecimientos anuales del 7%, golpes de estado, caudillos, hiperinflación, crisis bancarias o default de la deuda. Latinoamérica ha evolucionado hasta parecerse en términos económicos a los países europeos, con problemas referentes a la responsabilidad monetaria, la consolidación fiscal, la revisión del gasto público y el mantenimiento de objetivos de inflación. Se enfrentan a los mismos problemas que cualquier otra región, pero manteniendo su sabor latinoamericano.

Una vez superada esta primera fase en la que abrazara la búsqueda de la democracia, el siguiente paso es la construcción de una cultura donde derechos y deberes, la autocrítica, la autorregulación, la manifestación, etc. sea la nueva actualidad.

La cuestión en la que ahonda el autor es que realmente no existe una fórmula para construir culturas, es algo que difícilmente se puede confeccionar pero sí se puede cambiar si uno ataca a las creencias arraigadas de una sociedad, es decir, si se sustituyen las viejas normas o los costumbrismos por nuevas perspectivas.

Para ello es imprescindible encontrar agentes del cambio, personas capaces de transformar la cultura y movilizar conciencias cambiando creencias. Y es que las creencias están muy vinculadas a la falta de confianza hacia la norma fiscal, el pago de impuestos, etc. en Latinoamérica. Con todo, la nueva comunicación deberá transmitir esa importante cuestión que tiene que ver con las normas, que cumpliéndolas con las obligaciones, el primer beneficiado será el propio ciudadano y, por ende, el resto de la sociedad.

El gran reto será la instauración de la confianza entre los ciudadanos. Para una cultura en la que la corrupción se ha vuelto algo usual, es imprescindible el compromiso y liderazgo de quienes gobiernan en las altas esferas para que se forme una auténtica “coalición para el cambio” que consolide una intención y una metodología para luchar contra esto y devolver la confianza en estor organismos.

Es el momento de afrontar este gran reto en la sociedad latinoamericana, provocando un cambio de mentalidad y cultural, que lleve al progreso. Esta será la gran tarea que les espera a los comunicadores.

22 junio, 2017 | 17:10

United lleva ya algunos años tomando malas decisiones en lo referente a la gestión de los conflictos y de su reputación en el entorno 2.0. Todo comenzó en el 2009 cuando rompieron la guitarra de Dave Carroll, un cantante de country americano, y se negaron a hacerse responsables de los daños.

El cantante subió una canción a YouTube, explicando de manera cómica la mala atención que había recibido y la falta de responsabilidad asumida por parte de la aerolínea. En apenas unos días, el vídeo había sido visualizado en todo el mundo, causando pérdidas bursátiles para la empresa de muchos millones. Esta fue una crisis sin precedentes en el mundo de la empresa por su canal digital y por su efecto desproporcionado.

Antes de la llegada del mundo digital, las grandes empresas tenían más libertad para sobrepasar límites, sin temor a que las noticias llegaran mucho más lejos de los círculos cercanos a los afectados. En aquel entonces, los incidentes o episodios de mala atención al cliente tenían poca repercusión. En el contexto 2.0 la viralización de “noticias” grabadas por personas de a pie son ya un clásico que afecta directamente a la reputación de las organizaciones.

Un claro ejemplo de esto último fue lo acontecido en un vuelo dirección Chicago en el mes de febrero de 2017, en el que un pasajero fue removido violentamente de su sitio para dejar hueco a un miembro de la tripulación. Las imágenes grabadas, por los demás pasajeros, del hombre con la cara ensangrentada y siendo arrastrado por el pasillo del avión, recorrieron el mundo en cuestión de horas. United excusó el comportamiento de sus trabajadores tratando de quitarle importancia a lo ocurrido. Su estrategia en redes fue prácticamente inexistente y el tweet de “disculpa” del CEO de la compañía resultó en su dimisión.

Los tiempos han cambiado, las empresas deben ser conscientes de que cada vez es más difusa la línea que separa lo físico de lo digital. Al mismo tiempo, la digitalización de nuestras vidas hace que las organizaciones tengan que prepararse para afrontar que la información ya no les pertenece solo a ellos, y solo cuando comprendan este hecho podrán comenzar a generar estrategias que trabajen en pro de esta cuestión. 

16 junio, 2017 | 10:13

Costa Rica se ha establecido como un país de gran estabilidad institucional, ha gestionado sus cambios internos sin necesitad de una ruptura notable. El pequeño país centroamericano ha conseguido mantenerla a lo largo de los años, en perjuicio de reformas muy necesarias, que no se han podido llevar a cabo.

Esta estabilidad lleva al país a ser fiel a la lógica lampedusiana; "Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi" (“Que todo cambie para que todo quede igual”), pero ha congelado las posibilidades de cualquier gobierno de llevar a cabo mayores reformas.

El 8 de mayo de 2014, Solís Rivera, candidato presidencial, fue electo presidente y jefe de gobierno, trasladando el poder ejecutivo a su partido “Acción Ciudadana”, de ideología socialdemócrata y progresista. Este nuevo gobierno, rechazó rápidamente la idea de hacer grandes reformas durante su mandato dada la inflexibilidad institucional costarricense. No obstante, la situación fiscal del país se ha convertido en uno de los principales focos de preocupación y que amenaza su estabilidad económica, ya que en la última década no se ha podido llevar a cabo ninguna modificación debido a la falta de una mayoría parlamentaria

A lo largo de su presidencia, la política interna en Costa Rica ha ido evolucionando. Se ha conseguido reducir la pobreza un 0,97 % entre 2013 y 2016, y ha conseguido reducir la pobreza extrema un 12.5 % en el último año. El desempleo se ha mantenido en con respecto a los tres años anteriores pero ha aumentado la inseguridad, dándose únicamente en 2016 11,8 homicidios por cada 100 habitantes según ENAHO y ECE del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Esta disminución de la tasa de hogares en pobreza se puede atribuir a la estrategia “Puente al Desarrollo” de la Administración Solís Rivera, que se enmarca dentro del Plan Nacional de Desarrollo, y es el pilar central de la operación contra la pobreza y para la reducción de desigualdad.

A su vez, la paralización del mercado laboral podría afectar la continuada disminución de la pobreza, en caso de que personas salidas de la pobreza no encontrasen empleo provocando un importante retroceso para la economía y mermaría las posibilidades crecimiento.

Acorde con las encuestas públicas, es muy probable que en las elecciones presidenciales de 2018 se pudiera observar una continuidad del partido de Acción Ciudadana, que todavía se encuentra pendiente de tiene que nombrar su candidato presidencial. Sin embargo, el abogado penalista, Juan Diego Castro Salazar ha logrado alcanzar cierta popularidad, como candidato independiente, y ha conseguido un apoyo notable al anunciar sus intenciones presidenciales. Muchos sectores le han acusado de populista reaccionario y punitivo, principalmente por suponer una amenaza para ellos.

En definitiva, el contexto político costarricense es bastante estable, al menos hasta las próximas elecciones presidenciales, pero existe una necesidad imperiosa de abordar los problemas fiscales a los que se enfrenta el país.

24 mayo, 2017 | 13:19

La transformación de lo digital ha traído consigo una revolución del consumidor asociado: ha impactado los comportamientos de compra y sus exigencias. A este consumidor no le basta que se le ofrezcan los productos para su compra en la tienda física y en la online, requiere que se le trasladen los beneficios infinitos de las compras digitales al mundo físico y que se le ofrezca la inmediatez de las compras físicas en sus pedidos online. Ahora reclaman un servicio ajustado, personalizado a sus preferencias personales, y con una integración phygital total. Este nuevo concepto ha nacido para integrar lo digital y lo físico en un solo plano, transformando la manera en la que se hacen las cosas y marcando el comienzo de un nuevo tiempo.

En este nuevo tiempo solo aquellas empresas preparadas para adaptarse a este nuevo paradigma, serán capaces de perdurar. Ejemplos como los de Amazon GO, la tienda inteligente de Amazon, o la funcionalidad de realidad virtual de la página web de la marca de ropa Massimo Dutti, son claros intentos de esta fusión de ambos mundos. Empresas como estas luchan por estar al día de estas tendencias y dar, a este nuevo tipo de cliente, la experiencia más inmersiva posible.

El cambio más notable en estos clientes es su deseo de pasar de un medio físico a uno digital y viceversa, con naturalidad, como si de viajar en el tiempo se tratara. Para poder llevar a cabo estos saltos entre planos, serán necesarios unos “elementos conectores” que permitirán esta integración. Los métodos por los cuales se podrán adaptar estas experiencias a los procesos de compra, están todavía en vías de desarrollo, y actualmente no son muy variadas (inmersión VR, realidad mixta, Smart Data, inteligencia artificial & IoT), pero en un futuro, no muy lejano, serán de unas características que a día de hoy no podemos ni imaginar.

Lo phygital es algo todavía bajo maduración, un concepto novedoso que abre un nuevo horizonte de futuro en el que las posibilidades son infinitas, y al que las empresas y consumidores tendrán que adaptarse para acompañar al progreso.

José Antonio Llorente

José Antonio Llorente

Socio fundador y Presidente de LLORENTE & CUENCA

Luisa García

​Luisa García

Socia y COO de América Latina de LLORENTE & CUENCA

Adolfo Corujo​

Adolfo Corujo

Socio y Director General Corporativo de Talento, Organización e Innovación de LLORENTE & CUENCA

Joan Navarro

Joan Navarro

Socio y Vicepresidente de Asuntos Públicos de LLORENTE & CUENCA

María Esteve

María Esteve

Socia y Directora General de LLORENTE & CUENCA Colombia

Luis Serrano

Luis Serrano

Director del Área Crisis en LLORENTE & CUENCA

Claudio Vallejo

Claudio Vallejo

Director Senior del Área Latam Desk en LLORENTE & CUENCA

Alejandro Romero

Alejandro Romero

Socio y CEO de Américas de LLORENTE & CUENCA

Arturo Pinedo

Arturo Pinedo

Socio y Director General de España y Portugal de LLORENTE & CUENCA

Javier Rosado

Javier Rosado

Socio y Director General de LLORENTE & CUENCA Panamá

Luis Miguel Peña

Luis Miguel Peña

Socio y Director General de LLORENTE & CUENCA Perú

David G. Natal

David G. Natal

Director del Área Consumer Engagement en LLORENTE & CUENCA

Mariano Vila

Mariano Vila

Director General de LLORENTE & CUENCA Argentina

Iván Pino

Iván Pino

Director Senior del Área Digital en LLORENTE & CUENCA

enero 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]