Sobre el autor

Sébastien (@sebchartier) Emprendedor y experto en corporate finance. Ha trabajado en varias Start-Ups, firmas de capital riesgo y consultoras (IPEN, BusinessAngels.com, Campbell Lutyens, Minerva Capital…). En los últimos 10 años, ha fundado media-docena de compañías, entre ellas CreaCapital, Capital & Corporate, Creaventure, y lanzado varios eventos como CapCorp o Salón MiEmpresa (www.salonmiempresa.com)

Sobre el autor

Candice (@candicelaporte) Especialista en comunicación, marketing & eventos. Ha desarrollado su trayectoria profesional en compañías como EuroRSCG y Publicis y su faceta de emprendedora en firmas como Capital & Corporate y Creaventure. Ha participado en el lanzamiento de numerosos eventos y conferencias en los últimos años (CapCorp, Salón Miempresa, FortyUnder40, Venta Privada sector Lujo…).

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« junio 2012 | Inicio | septiembre 2012 »

El cortoplacismo del inversor queda opuesto al espíritu soñador del emprendedor. Esto último lo pudimos comprobar la semana pasada, en un desayuno organizado por Creaventure y MasterCard España, donde se pudo realizar un following de los proyectos presentados en la pasada edición del concurso Elevator Pitch del Salón MiEmpresa.

Finalizado este encuentro, surgen conclusiones que ayudan a entender por qué es complicado que emprendedores e inversores completen el puzle perfectamente. Por un lado, encontramos una mentalidad soñadora, con ilusión de sacar adelante su proyecto y, por otro,  unas ganas inmensas, no sólo de invertir sino de encontrar proyectos que realmente merezcan la pena. Ambos grupos pusieron en común los errores que, bajo su punto de vista, cometen los otros a la hora de cerrar un acuerdo entre inversores y emprendedores.

Errores del emprendedor desde el punto de vista inversor

Desde el punto de vista del inversor, al emprendedor le falta atar demasiados cabos sueltos en sus proyectos, antes de que pueda levantar su interés para invertir en el proyecto. Los inversores buscan, sobretodo, un proyecto validado, y quién mejor que el mercado para hacerlo. Alcanzar un número de usuarios y ventas, el concepto de monetización del proyecto desde un primer momento y un análisis en profundidad de su capacidad de escalabilidad, son algunos de los pasos que el inversor recomienda al emprendedor antes de iniciar las diferentes rondas de inversión.

El valor de una idea no es tan alto como creen los emprendedores, para un inversor el valor más buscado es la capacidad de ejecución y el talento global del equipo. Aquí reside una de las necesidades que los inversores echan en falta, que todos los integrantes compartan un modo de trabajar, una implicación total y una diversificación que permitan crear un buen equipo.

Los inversores presentes destacaban la existencia de un  gran número de emprendedores más preocupados por su marca personal, que en el fomento de una visión puramente empresarial, que les permita conocer realmente si su proyecto tendrá recorrido y su empresa será realmente rentable.

Errores del inversor desde el punto de vista emprendedor

Por su parte, los emprendedores no dejaron atrás la oportunidad de expresar sus necesidades ante los inversores a la hora de presentarles un proyecto.

Entre las conclusiones expresadas por emprendedores españoles, encontramos una visión cortoplacista sobre los inversores, dado que según expresan buscan una rentabilidad casi inmediata o incluso un exit del proyecto, sin proponerse mantener una financiación a la vez que las compañías crecen en volumen.

Asimismo, echan en falta una generación de “inversores emprendedores” que rescaten su antigua esencia y apuesten por la creación de créditos flexibles y financiación de proyectos, donde prime el crecimiento global frente al beneficio inmediato que comentábamos anteriormente. No menos importante consideran la falta de rondas de inversión más “valientes”, que permitan lanzar sus compañías de forma segura, sin tener que seguir buscando permanentemente financiación.

Los emprendedores destacan como negativo la posición defensiva de algunos inversores frente al camino elegido por los fundadores y en base al contrato firmado tras su aporte de capital, puesto que legalmente puede desvirtuar el proyecto o incluso adueñarse de él.  De la misma forma, expresaron que algunos inversores se preocupan más por disolver la unión con el proyecto para recuperar su inversión que por la aportación de valor a la compañía cuando ésta atraviesa momentos difíciles.

De los errores se aprende

Esta puesta en conocimiento de los fallos de ambos bandos, pretende fomentar la creación de empresas más viables, con capacidad de supervivencia y crecimiento, que permita a su vez generar beneficios a los inversores que un día pusieron su granito de arena para levantar los proyectos.

Como hemos comentado muchas otras veces, de los errores se aprende y esperamos que éstos puedan hacer que algún día congenie la relación entre inversores que aporten algo más que dinero a proyectos emprendedores con visión empresarial y ventas probadas.

 

30 julio, 2012 | 17:22

Las últimas reformas han sido duras, muy duras, y lo peor es que somos muchos quienes creemos que… ¡no van a servir para mucho y que, al contrario, pondrán en peligro aún más nuestra economía! En efecto, analizando únicamente las medidas más importantes, podemos observar que:

- La eliminación de la paga de Navidad a los funcionarios tendrá repercusiones desastrosas para el consumo el próximo diciembre, perjudicando aún más al pequeño comercio, que ya sufre tremendamente para sobrevivir desde hace años. Asimismo, la reducción de la prestación por desempleo complicará aún más la situación de muchos parados, que ya tenían dificultades para llegar a fin de mes.

- La subida del IVA, que genera para el particular otro aumento más del coste de la vida, ya demostró hace un par de años que no funciona, dado que la recaudación apenas aumentó (y desgraciadamente, se fomenta aún más el “B”). Es más, no se puede entender la jugada del gobierno de aumentarlo en algunos sectores en concreto, pasando de un IVA reducido del 8% al 21%, como es el caso del sector del ocio (cine, teatro, espectáculos) o de las peluquerías, que ya tenían grandes dificultades para seguir en pie (no se debe olvidar que el mundo del cine, por ejemplo, ya sufre enormemente en su lucha diaria contra la piratería y que este último golpe tendrá como consecuencia el cierre de muchas salas en España).

- Suprimir las bonificaciones a la contratación hará, probablemente, que los valientes que todavía se atrevían a hacerlo se lo piensen 2 veces y, seguramente, seguirá aumentando la tasa del paro hasta niveles del 26-28%.

- El incremento de 6 puntos en la retención del IRPF para los autónomos perjudicará drásticamente su liquidez, dificultando aún más su capacidad para mantener o ampliar su actividad profesional (ya sufrían de la sequia de los créditos bancarios). 

Y podría seguir con muchos más ejemplos… El malestar se encuentra en todas partes y no pasa un día sin que haya una manifestación en contra de los recortes. En cualquier reunión de carácter profesional o personal, no se habla de otra cosa.

¿Nos hemos olvidado que estamos en democracia y que el gobierno que ahora está en el poder es el que hemos elegido? Bien es cierto que no han cumplido nada de lo que anunciaban en su campaña (tampoco la ley de emprendedores, que para muchos era una de las vías más importantes para relanzar la economía del país y que ya no parece tener ninguna prioridad), pero, ¿de qué sirve seguir quejándose? Es lo que hay y tenemos que adaptarnos.

No cabe ninguna duda. Estamos en crisis y probablemente sea de las peores en las últimas décadas, pero tampoco hay que olvidar que de las crisis salen las mejores compañías, las mejores iniciativas y que siempre existen grandes oportunidades. Los que logren sobrevivir y adaptarse hoy serán los líderes de mañana. ¿No creéis que ya va siendo hora de preocuparse un poco de lo que podemos hacer para el país, en vez de esperar que estos políticos encuentren alguna receta milagrosa? A pesar de “la que está cayendo” y de las dificultades que nos tocan de cerca a todos, ya es hora de dejar atrás el pesimismo y empezar a pensar en positivo. Sé que es muy complicado. Soy de los primeros que quieren de vez en cuando tirar la toalla y largarme a otro país (al final, soy extranjero y ya lo hice en el pasado), pero si se tiene el coraje para volver a empezar fuera desde cero, a lo mejor… ¿no vale la pena seguir intentándolo en España, donde tenemos amigos y familiares que pueden apoyarnos?

Muchas veces se comenta que el trabajador ve el vaso medio vacío mientras que el emprendedor lo ve medio lleno. Los próximos meses van a ser duros, pero ninguna batalla se ha ganado sin empezarla. Hay que empezar a cambiar el chip, positivar y tener una actitud emprendedora. Sólo existen dos maneras de salir de la crisis: emprendiendo o apoyando a otros a emprender, ya sea ayudándoles con su financiación, con consejos, o simplemente con apoyo moral.

¡Hoy en día toca apoyarnos entre todos para pensar cómo volver a rellenar el vaso!

 

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]