Sobre el autor

Sébastien (@sebchartier) Emprendedor y experto en corporate finance. Ha trabajado en varias Start-Ups, firmas de capital riesgo y consultoras (IPEN, BusinessAngels.com, Campbell Lutyens, Minerva Capital…). En los últimos 10 años, ha fundado media-docena de compañías, entre ellas CreaCapital, Capital & Corporate, Creaventure, y lanzado varios eventos como CapCorp o Salón MiEmpresa (www.salonmiempresa.com)

Sobre el autor

Candice (@candicelaporte) Especialista en comunicación, marketing & eventos. Ha desarrollado su trayectoria profesional en compañías como EuroRSCG y Publicis y su faceta de emprendedora en firmas como Capital & Corporate y Creaventure. Ha participado en el lanzamiento de numerosos eventos y conferencias en los últimos años (CapCorp, Salón Miempresa, FortyUnder40, Venta Privada sector Lujo…).

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« diciembre 2011 | Inicio | febrero 2012 »

“Eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que piensas”. Qué mejor forma para arrancar el año que darte cuenta de esto y aplicártelo como filosofía de vida; para que las buenas resoluciones que solemos tomar al inicio de un año nuevo no se queden en meras buenas voluntades y se conviertan en realidad, más aún en el ámbito profesional.

Este pensamiento resume perfectamente la esencia de la VII edición del Salón MiEmpresa, el mayor evento dirigido a emprendedores y pymes, patrocinado por Bankia, que se celebrará los días 16 y 17 de febrero en el Barclaycard Center y que arranca con un nuevo claim: ¡Supérate!

Si los organizadores de esta Salón, donde más de 300 expertos compartirán su know-how en 10 salas de conferencias en paralelo, han elegido justamente esta palabra para esta nueva convocatoria, es porque creen que ya es hora de dejar de pensar en pequeño; de sentirnos acomplejados por nuestros homónimos extranjeros y comenzar a valorar la riqueza de nuestro país y el talento de muchos de sus empresarios, a los que solo les falta, de vez en cuando, un empujón moral para darse cuenta de que tienen que aspirar a más, y que cualquier desafío, meta u objetivo que se plantean puede convertirse en una realidad.

En efecto, tras tantos años siendo un observador privilegiado del ecosistema empresarial español, nos hemos fijado en que seguimos teniendo esta falta de ambición, nos complace ponernos frenos a la hora de pensar a lo grande y atrevernos a soñar y crear líderes capaces de competir con cualquier compañía a nivel mundial y buscamos excusas pensando que no tenemos el ecosistema ni las capacidades adecuadas: que España seguirá siendo un país de autoempleo y microempresas, que aquí no tenemos financiación ni somos Silicon Valley, que  nuestros políticos son unos ineptos que nunca han pasado por una compañía privada y no nos apoyan (aquí no soy yo quien diría lo contrario y no vamos a volver a comentar la famosa “alfombra roja” que nos prometieron hace años y la ineficiencia de la gran mayoría de las medidas adoptadas, pero esto no es un freno real que nos pueda impedir crear empresas sólidas y sobre todo, multinacionales) o que durante mucho tiempo hemos sido considerados el patito feo de la Unión Europea por nuestro nivel de paro o nuestra economía sumergida, etc.

Ya es hora de dejar atrás estas justificaciones baratas. Nos sobran ejemplos que demuestren lo contrario y cuando nos ponemos a la tarea, somos capaces de superar cualquiera de estas barreras, de competir a nivel internacional y ser punteros en muchas tecnologías y de alcanzar todas las metas que nos fijamos. Gozamos de algunas de las mejores universidades y de talento, tenemos la suerte de tener uno de los idiomas más hablados del mundo, nos sobran ejemplos de grandes empresarios e incluso tenemos a un “Amancio Ortega” que llegó a ser el hombre más rico del mundo partiendo de la nada, en menos de 40 años y sin financiación ajena, a base de esfuerzos y estrategia ejemplar.

Entonces, ¿por qué poner frenos a nuestras ambiciones? El 2015 fue testigo de un cambio en el mundo de las “start-ups” españolas: récord de inversión, numerosos casos de éxito de ventas significativas de compañías creadas en la última década y, sobre todo, punto de mira de muchos inversores extranjeros, que por fin se han fijado en nuestro país como uno de los destinos con más potencial para invertir. Detalles que nos llevan a preguntarnos por qué seguimos sin darnos cuenta de que España va a ser capaz dentro de nada de contar también con algunos de estos famosos unicornios (start-ups valoradas en más de 1.000 millones de euros) y de que tú puedes ser el próximo en montarla (¡o cualquier otra gran compañía en el sector tradicional!).  

Si te falta ambición o autoestima, me permitiría aconsejarte leer estos 2 libros que a mí personalmente me han marcado estos últimos años: uno es el “¡Sí, puedes!”, de Alejandro Suárez, y el otro es “Los 88 peldaños del éxito”, de Anxo Pérez que te demostrarán que el mundo de la empresa necesita personas con ímpetu y con ganas de comerse el mundo y que, si sabes aprovechar el potencial que llevas dentro, podrás conseguir tus retos, así que lo mejor será plantearlos ¡a lo grande!

Los sectores están transformándose de manera muy rápida, los modelos de negocios evolucionan, la forma de trabajar está cambiando, los mercados financieros se enfrentan a nuevos retos y la pyme vuelve a tener a su disposición cada vez más formas de financiar sus planes de crecimiento… Así que, ¿a qué esperas para aprovechar todas las oportunidades que tienes hoy para crear las futuras empresas líderes del mañana?

Si todavía tienes dudas, acércate este año al Salón MiEmpresa, donde a base de ejemplos, casos prácticos, conferencias, debates… esperamos que encuentres el empujón para lograr convencerte de que puedes, e incluso debes, soñar y ser cada vez más ambicioso a la hora de definir tu estrategia empresarial. Además de resolver como siempre tus dudas empresariales, inspirarte y desvelarte nuevas tendencias, te demostrarán que muchos lo están consiguiendo y que hay que seguir contagiando el emprendimiento; que con esfuerzo, ingenuo y talento uno puede lograr cualquiera de los propósitos que se fije. Así que no pongas frenos a tus expectativas empresariales en el 2016. Muchos de los ejemplos que verás allí no serán elegidos al azar; encontrarás empresas del sector tradicional, start-ups tecnológicas con un crecimiento vertiginoso, emprendedores que se han atrevido a implantarse fuera desde sus inicios para realizar sus sueños, etc. Todos ellos, ejemplos que tienen el propósito de convencerte de que se puede triunfar sin importar la idea, el sector, el ecosistema en el que te encuentres, ni el dinero con el que cuentes al principio para crear tu compañía.

Te invitamos a superarte en el VII Salón MiEmpresa, donde conocerás todos los contenidos que te inspirarán para crecer de la mano de tu empresa.

¡Te deseamos un feliz año lleno de éxito! 

30 enero, 2012 | 15:27

El viernes pasado, empecé a mirar los titulares de los periódicos: que si el paro nunca había sido tan alto (más del 23%), que si vamos a superar los 6 millones de demandantes de empleo dentro de unos meses, que si Fitch recorta la calificación crediticia de España en dos escalones, que si Spanair iba a suspender pagos (¡cosa que hoy a hecho!)… y podría seguir así la lista interminable de buenas noticias sobre nuestra economía… ¿Nos hemos vueltos locos? Es así como pretendemos recuperar la confianza y levantar el país para olvidarnos de la crisis de una vez por todas. 

Los titulares de estos diarios deberían hablar más de emprendimiento, de internacionalización y de las oportunidades que ofrecen nuevos mercados en pleno auge, de fusiones y adquisiciones para poder competir mejor en un mercado global, de las necesidades de fomentar la inversión en I+D+i para ser más competitivos y adaptarse al nuevo entorno tecnológico, en fin, demostrar que España se está moviendo y que existe todo un colectivo que no se queda quieto, y que está intentando luchar para salir de la crisis. Ejemplos de emprendedores de éxito, de pymes que venden en todo el mundo, de tecnología puntera española, de política de apoyo a los emprendedores y autónomos (que si, las hay!!), deberían ocupar el espacio que se merecen en nuestros periódicos. Un poco de optimismo nos vendría bien a todos si queremos ver la luz al final del túnel (y si me permitís la imagen, que no sea la del tren de enfrente que viene a toda velocidad a… estrellarse contra nosotros).

En este sentido, desde nuestra compañía, organizamos por tercer año consecutivo el Salón MiEmpresa, un evento diseñado y pensado para fomentar el espíritu emprendedor, promover el desarrollo de las pymes y microempresas, e impulsar su competitividad y continuidad (sobrevivir a los primeros años de arranque sigue siendo uno de los retos más importante del emprendedor).

2 días (los 14 y 15 de Febrero en el Palacio de Congresos de Madrid) para que autónomos, emprendedores y directivos de pymes puedan encontrar estrategias, soluciones y recursos para crear su empresa y sobre todo hacerla crecer.  Es un encuentro enfocado a hacer negocios, con implicación de numerosas instituciones públicas y empresas privadas, que conjuga lo teórico con lo práctico y facilita el intercambio de experiencias y el networking.

Más de 80 entidades (instituciones, asociaciones, medios y sobre todo empresas privadas) están implicadas en la organización del evento, unos 200 ponentes participarán en los contenidos repartidos en 9 salas, y más de 12.000 visitantes están previstos (estamos notando un incremento superior al 30% de pre-registros).

Pretendemos ayudar al visitante a resolver sus inquietudes empresariales, encontrar en un mismo lugar productos y servicios adaptados a sus necesidades, conocer las mejores prácticas y compartir experiencias con otros empresarios. Es un evento dirigido a aquellos que ya tienen o aspiran a tener una empresa.

En fin, si bien es cierto que España se sigue situando en la cola de la UE, estamos empezando a demostrar entre todos que no querremos quedarnos con estas estadísticas. Existe todo un colectivo, tanto desde el ámbito público como el privado, con ganas de apoyar a emprendedores y pymes, y te esperan en el Salón MiEmpresa.

Consigue tu invitación gratuita al evento gracias a CincoDias.

 

18 enero, 2012 | 11:44

Desde pequeños nos incitan a pensar que esta vida es una carrera donde sólo hay una meta, estar en la cima en cualquiera de las actividades que desarrollemos, diferenciarnos del resto, ser únicos, en definitiva, buscar la excelencia.

En el mundo empresarial no iba a ser distinto, son muchas las reuniones donde consultores de talla internacional siempre tienen en sus labios las mismas excusas ante un negocio que no termina de reventar el mercado, ¡No tienes visión!, ¡no eres lo suficientemente ambicioso!, ¡tienes que captar financiación para crecer más de prisa!, ¿por qué no te diversificas?, hay que internacionalizarse si quieres que te tomen en serio, ¡arriésgate!, para terminar en la mayoría de las ocasiones con un terrible epitafio, ¡Nunca serás más que un “autónomo”! (como si esto fuera un insulto…).

Pues sí, eso es lo que muchos Españoles simplemente desean, crecer lo suficiente para tener una parcela de tranquilidad sin necesidad de entrar en una dinámica, para la que no están preparados ni tienen entre sus planes.  

Da gusto escuchar a muchos autónomos, cuando hablan de su negocio, con toda la ilusión del mundo a pesar de lo mal que lo están pasando en estos duros momentos de crisis, lejos de formalismos heredados de ejecutivos agresivos, que tan pronto opinan de fútbol como de la gestión del riesgo en los mercados financieros. Todos pensamos que tenemos el derecho a reivindicar, a meternos en los asuntos de los demás y opinar sobre sus compañías, pero muchas veces nos olvidamos de un detalle: quién es el interlocutor que tenemos en frente y qué quiere hacer con su vida.

Desde nuestro punto de vista, no hay que olvidar que más del 90% del tejido empresarial español está constituido por microempresas de menos de 10 empleados, sin contar con el inmenso colectivo de autónomos que viven de la generación de su propio empleo. No tienen la necesidad de conseguir grandes financiaciones, posiblemente tampoco conozcan la dinámica de las rondas de financiación ni sepan dónde acudir para reunirse con un fondo de capital riesgo, no conocen a proveedores ubicados en China o en América Latina, no tienen grandes clientes europeos, y en definitiva, no lo necesitan.

Buscan adaptar su idea, posiblemente el negocio donde están trabajando desde hace años, a un nuevo enfoque, un posicionamiento diferencial, un buen nicho de mercado, y es muy probable que tengan éxito, porque lo hacen con ganas y pasión, algo que no se enseña en la universidad. Son empresarios, que partiendo de cero alcanzaran en unos años cifras de negocio que les permitirán vivir la vida, disfrutar de su familia y lo que es más importante para ellos, hacerlo con sus medios y a su medida, sin aspirar a convertirse en el “gran jefe” empresario de una multinacional cotizada.

El autónomo, al contrario de lo que piensa la gente, es el único en gran medida, que tiene la llave para eliminar el desempleo en nuestro país, las grandes multinacionales contratan 100.000 o 200.000 trabajadores, pero son las pymes y los autónomos, los que pueden convertir a millones de desempleados, en trabajadores.

Mucho ojo, este país está lleno de consultores con corbata de 12 euros, que nunca se atrevieron ni siquiera a ser grandes autónomos.

No hay idea ni empresa pequeña!

 

08 enero, 2012 | 21:01

A Melanie Griffith la conocí en un ascensor. Era a finales de los años 80, cuando me encontré a Melanie Griffith en el ascensor de un edificio de oficinas, y me contaba en poco menos de 3 minutos un plan de negocios que permitiría saltar la curva de la compañía en muy poquito tiempo y ser referente mundial. Realmente, pasados unos años no lo recuerdo tan espectacular, ni siquiera me lo contaba a mí, pero estando en el cine viendo Armas de Mujer (Working Girl), era la primera referencia a un típico concepto americano “Elevator Pitch” (discurso del ascensor), que por desgracia, como tantas cosas, llegaba antes por el cine que por las escuelas o universidades españolas.

El concepto nació en el siglo pasado, y con la finalidad de poder explicar de forma muy breve (lo que tarda un viaje en ascensor) todo sobre un negocio a quienes interesa que estén al tanto del tema, básicamente inversionistas.

El objetivo de un buen pitch no es lograr la inversión en el acto (nadie va a invertir en tu compañía tras 2-3 minutos de explicación), sino ser lo suficientemente conciso y preciso para suscitar el interés de tu interlocutor (no vas a poder contar todo, por allí lo importante de ir a lo esencial para que tenga ganas de saber más), con el fin de conseguir una reunión a posteriori.

Tienes que ser capaz en un tiempo muy corto de presentar tu proyecto, el equipo que está detrás, el mercado, el modelo de negocio, tus socios, un par de cifras clave, y el capital necesario. (y si te sobra 30 segundos, aprovecha para transmitir tu visión, lo que caracteriza tu oferta, los principales acuerdos obtenidos y las perspectivas). 

En inglés, se podría resumir de esta manera con las 9 “C”: Concise, Clear, Compelling, Credible, Conceptual, Concrete, Customized, Consistent, Conversational.

En España siempre se quejan los emprendedores de que no encuentran financiación, y los inversores de que no hay buenos proyectos para invertir.

Para aportar un granito de arena a este problema, los organizadores del Salón Miempresa celebrarán por tercer año consecutivo su concurso “Elevator Pitch”. Los emprendedores seleccionados tendrán la oportunidad de presentar su proyecto de forma muy rápida a decenas de inversores. Su actividad, objetivos y estrategias del negocio serán analizadas por un jurado compuesto por varios business angels y fondos de capital riesgo, todos operando en fases incipientes (seed & start-up). Entre ellos figuran:

- Gary Stewart, Director de la Academia de Wayra España
- Ian Noel, Partner de Bonsai Venture Capital
- Inmaculada Martínez, Partner de Opus Corporate Finance
- Javier Ulecia, Socio de Bullnet Capital
- Jorge Mata, Socio de FDI
- Luis Martín Cabiedes, Socio de Cabiedes and Partners SCR
- Pilar Aurrecoechea, Directora General de MasterCard España y Portugal
- Rafael Garrido, Socio de Vitamina K
- Sergio Pérez, Director de Inversiones del Área TIC de Caixa Capital Risc
- Yago Arbeloa, Presidente de AIEI

Esta es una oportunidad única de darte a conocer, y quizás, de encontrar la financiación que necitas para llevar a cabo tú proyecto, como ocurrió el año pasado con Tiendeo, que logró atraer a Cabiedes & Partners a su accionariado.

Y además, para ponértelo más apetecible, el ganador del mejor pitch se embolsará nada menos que 3.000 euros por cortesía de MasterCard, colaborador especial del Salón Miempresa.

Anímate y apúntate al concurso a través de:
http://www.creaventure.com/index.php/actividades/busqueda-capital

 

04 enero, 2012 | 11:20

Estamos sumergidos en una trrible crisis, que afecta a todos los sectores, que ha marcado desde hace ya demasiado tiempo un parón económico, trae la recesión, nos ahoga con el desempleo... y como dice un buen amigo mío, desde hace meses el miedo se masca en la calle.

Pero, somos emprendedores, y para esta clase de empresario o aventurero, una crisis no es más que el reajuste de una situación, un cambio, una oportunidad, que la historia no se cansa de mostrarnos que en momentos incluso peores, se han forjado grandes fortunas.

Lo que diferencia a un emprendedor auténtico del resto, es que para un emprendedor, crisis significa "oportunidad". Los emprendedores seguimos trabajando por la noche, pensando nuevos modelos de negocio mientras viajamos en el AVE, estando atentos a lo que demanda la sociedad e incluso analizando constantemente nuevos lanzamientos en otros países. No somos mejores ni peores, es una forma de ser. Somos auténticos emprendedores.

Nos adaptamos, miramos entre las rendijas, buscamos ese negocio que permita recuperarnos de los 10 anteriores que no han funcionado como nos habría gustado, es una ventaja, siempre vemos el vaso lleno, pero conocemos el desasosiego producido por los errores del pasado. Pero somos auténticos, aprovechamos los nuevos nichos de mercado con rapidez, detectamos nuevas necesidades que cubrir, y nuevas oportunidades que descubrir.

Somos auténticos, conocemos las claves de esta forma diferente de entender la vida, mantenemos lejos los impulsos y desechamos cualquier proyecto que no conteste correctamente a nuestras preguntas diarias:

- ¿Tengo mercado?     
- ¿Tengo producto para esa demanda?
- ¿Soy competitivo en precio?
- ¿Qué hace la competencia?
- ¿Qué aporto que nadie lo haga?
- ¿Tengo un buen equipo para gestionarlo?
- ¿Soy sincero en mis planteamientos?

Realmente, sólo los auténticos emprendedores saben contestar a estas preguntas, saben cómo iniciar un proyecto y desarrollarlo. El resto nunca serán auténticos emprendedores.

El auténtico emprendedor tiene un rasgo que le identifica rápidamente, su nombre lleva al menos una de las vocales que están contenidas en la palabra AUTENTICO, el resto son historia.

 

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]