Sobre el autor

Sébastien (@sebchartier) Emprendedor y experto en corporate finance. Ha trabajado en varias Start-Ups, firmas de capital riesgo y consultoras (IPEN, BusinessAngels.com, Campbell Lutyens, Minerva Capital…). En los últimos 10 años, ha fundado media-docena de compañías, entre ellas CreaCapital, Capital & Corporate, Creaventure, y lanzado varios eventos como CapCorp o Salón MiEmpresa (www.salonmiempresa.com)

Sobre el autor

Candice (@candicelaporte) Especialista en comunicación, marketing & eventos. Ha desarrollado su trayectoria profesional en compañías como EuroRSCG y Publicis y su faceta de emprendedora en firmas como Capital & Corporate y Creaventure. Ha participado en el lanzamiento de numerosos eventos y conferencias en los últimos años (CapCorp, Salón Miempresa, FortyUnder40, Venta Privada sector Lujo…).

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« septiembre 2011 | Inicio | noviembre 2011 »

El cortoplacismo del inversor queda opuesto al espíritu soñador del emprendedor. Esto último lo pudimos comprobar la semana pasada, en un desayuno organizado por Creaventure y MasterCard España, donde se pudo realizar un following de los proyectos presentados en la pasada edición del concurso Elevator Pitch del Salón MiEmpresa.

Finalizado este encuentro, surgen conclusiones que ayudan a entender por qué es complicado que emprendedores e inversores completen el puzle perfectamente. Por un lado, encontramos una mentalidad soñadora, con ilusión de sacar adelante su proyecto y, por otro,  unas ganas inmensas, no sólo de invertir sino de encontrar proyectos que realmente merezcan la pena. Ambos grupos pusieron en común los errores que, bajo su punto de vista, cometen los otros a la hora de cerrar un acuerdo entre inversores y emprendedores.

Errores del emprendedor desde el punto de vista inversor

Desde el punto de vista del inversor, al emprendedor le falta atar demasiados cabos sueltos en sus proyectos, antes de que pueda levantar su interés para invertir en el proyecto. Los inversores buscan, sobretodo, un proyecto validado, y quién mejor que el mercado para hacerlo. Alcanzar un número de usuarios y ventas, el concepto de monetización del proyecto desde un primer momento y un análisis en profundidad de su capacidad de escalabilidad, son algunos de los pasos que el inversor recomienda al emprendedor antes de iniciar las diferentes rondas de inversión.

El valor de una idea no es tan alto como creen los emprendedores, para un inversor el valor más buscado es la capacidad de ejecución y el talento global del equipo. Aquí reside una de las necesidades que los inversores echan en falta, que todos los integrantes compartan un modo de trabajar, una implicación total y una diversificación que permitan crear un buen equipo.

Los inversores presentes destacaban la existencia de un  gran número de emprendedores más preocupados por su marca personal, que en el fomento de una visión puramente empresarial, que les permita conocer realmente si su proyecto tendrá recorrido y su empresa será realmente rentable.

Errores del inversor desde el punto de vista emprendedor

Por su parte, los emprendedores no dejaron atrás la oportunidad de expresar sus necesidades ante los inversores a la hora de presentarles un proyecto.

Entre las conclusiones expresadas por emprendedores españoles, encontramos una visión cortoplacista sobre los inversores, dado que según expresan buscan una rentabilidad casi inmediata o incluso un exit del proyecto, sin proponerse mantener una financiación a la vez que las compañías crecen en volumen.

Asimismo, echan en falta una generación de “inversores emprendedores” que rescaten su antigua esencia y apuesten por la creación de créditos flexibles y financiación de proyectos, donde prime el crecimiento global frente al beneficio inmediato que comentábamos anteriormente. No menos importante consideran la falta de rondas de inversión más “valientes”, que permitan lanzar sus compañías de forma segura, sin tener que seguir buscando permanentemente financiación.

Los emprendedores destacan como negativo la posición defensiva de algunos inversores frente al camino elegido por los fundadores y en base al contrato firmado tras su aporte de capital, puesto que legalmente puede desvirtuar el proyecto o incluso adueñarse de él.  De la misma forma, expresaron que algunos inversores se preocupan más por disolver la unión con el proyecto para recuperar su inversión que por la aportación de valor a la compañía cuando ésta atraviesa momentos difíciles.

De los errores se aprende

Esta puesta en conocimiento de los fallos de ambos bandos, pretende fomentar la creación de empresas más viables, con capacidad de supervivencia y crecimiento, que permita a su vez generar beneficios a los inversores que un día pusieron su granito de arena para levantar los proyectos.

Como hemos comentado muchas otras veces, de los errores se aprende y esperamos que éstos puedan hacer que algún día congenie la relación entre inversores que aporten algo más que dinero a proyectos emprendedores con visión empresarial y ventas probadas.

 

24 octubre, 2011 | 10:55

Desde 2008, SeedRocket se ha consolidado como una de las primeras aceleradoras españolas de start-ups de base tecnológica, a las que proporciona 3 tipos de apoyos: formación, a través de campus y talleres; networking y know-how, vía la comunidad de más de 400 emprendedores que han pasado por sus manos, y por último (¡y no menos importante!), acceso a la financiación, vía su propia red de inversores privados, la mayoría business angels de éxito en el sector TIC.

A pesar de su corta vida, la aceleradora fundada por Vicente Arias y Jesús Monleón, ha asesorado a más de un centenar de proyectos, y contribuido al lanzamiento y desarrollo de una veintena de start-ups, en las que se han invertido más de €5M. Entre ellas figuran Offerum, Teambox, Eventuo, Uvinum, Blueknow o PriceBets.

Gran parte del éxito de SeedRocket es fruto de haber sabido atraer a una buena red de mentores, que apoyan y asesoran en las primeras etapas a estos jóvenes emprendedores, y están dispuestos incluso a financiar su arranque. Jesús Encinar (Idealista), François Derbaix (Toprural), Carlos Blanco (ITNet), Iñaki Ecenarro (Trovit), Yago Arbeloa (Sync), Eneko Knörr (Hostalia e Ideateca), Iñaki Arrola (Coches.com) o Marta Esteve (Rentalia) son sólo un ejemplo de los 25 profesionales que respaldan la iniciativa.

Dentro de unas semanas vuelve el Campus de Emprendedores, su programa estrella donde una decena de emprendedores tendrá la oportunidad de formarse durante 4 días (del 28/11 al 01/12) con los mejores expertos y la posibilidad de mejorar sustancialmente sus planes de negocios. Es más, los ganadores podrán optar a una inversión de hasta 120.000 euros, una estancia gratuita de 1 año en el GarAJE, las nuevas instalaciones de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid.

Tienes hasta el 15 de noviembre para inscribirte y optar a la oportunidad de participar a este campus. Y si tienes dudas, sólo te diría que en la última edición (Mayo 2011 en Barcelona), las 3 start-ups ganadoras recibieron 106k de inversión directa, y unos meses después de finalizar el programa de formación, Deporvillage levantó €350k, mientras que Kantox, otro de los finalistas, anunciaba una ronda de €150k y la apertura de una nueva oficina en Londres.

Este tipo de iniciativas son muy útiles en España, ya que permiten a emprendedores jóvenes obtener los pilares fundamentales para facilitar su crecimiento: consejos y formación, financiación y networking de alta calidad.

 

20 octubre, 2011 | 10:35

Todos lo tenemos claro: una de las claves para salir de la crisis consiste en fomentar el espíritu emprendedor. Cuantas más empresas se crean, menos paro habrá. Sin embargo, no hay que olvidar que muchos de los emprendedores actúales se lanzan por su cuenta no tanto por vocación propia sino como alternativa al desempleo, o sea, por pura necesidad. Así, no hay que confundir el “autoempleo” con el deseo de otros de crear compañías líderes, innovadoras, competitivas. Y desgraciadamente las cifras lo demuestran, un altísimo porcentaje de estas nuevas iniciativas no sobrepasan los 2-3 años de vida.

Por lo tanto, además de pensar en aumentar el número de emprendedores, también nos deberíamos preocupar por la supervivencia de los que ya han emprendido el camino de lanzarse por su cuenta

CRECE+, una nueva asociación público-privada que acaba de nacer, apuesta justamente por fomentar la concentración empresarial de la pyme española como vía para afrontar los retos de la globalización. Su intención es aumentar el tamaño de las empresas nacionales y mejorar  su competitividad a nivel internacional, mejorar su productividad, que puedan abordar proyectos de I+D+I, conseguir la generación de empleo de mayor calidad y facilitar el acceso a fuentes de financiación con mayores garantías de éxito para la empresa española.

Entre sus socios fundadores se encuentran entidades como Enisa, Sage, Cofides, InvestinSpain, Popular Banca Privada, ONEtoONE Capital Partners, el IEB o Mazars Asesores Legales y Fiscales.

Con el fin de darse a conocer, organizarán el próximo 26 de octubre en la sede de la Fundación Rafael del Pino un encuentro bajo el epígrafe: ¿Cómo aprovechar las oportunidades de concentración empresarial ante la actual crisis de liquidez?, con la intención de dar a conocer al empresariado español las diferentes iniciativas tanto públicas como privadas que fomentan y apoyan los procesos de concentración empresarial,  ofrecer las claves para afrontar con éxito una fusión de sociedades así como los instrumentos y apoyos financieros tanto públicos como privados de apoyo y estímulo a las operaciones corporativas de concentración .

El Director General, Antonio Sánchez, nos comenta que “la asociación CRECE+ nace con la finalidad de trabajar juntos para ayudar a la empresa española a ser más competitiva a nivel internacional y mejorar su productividad, a través de la realización de procesos de concentración y consolidación empresarial, permitiendo de este modo que el  tejido español gane la masa crítica necesaria para que España pueda desarrollar un nuevo modelo de crecimiento sostenido y sostenible en el tiempo”.

Una iniciativa sin duda muy interesante y que aborda el tema del emprendimiento desde otro punto de vista: ¡la consolidación y el crecimiento!

 

13 octubre, 2011 | 16:39

Tengo una filosofía: todos, sí, sí, TODOS (¡y aquí incluyo a nuestros amigos los funcionarios!) tenemos algo en nuestro interior, un pequeño germen que te pide a gritos salir, que se llama “el carácter emprendedor”. Este carácter no te obliga a convertirte en uno “de verdad” para explotarlo, yo lo definiría más bien como una filosofía de vida, que se puede resumir en varias palabras: atreverse a hacer cosas distintas, innovar, no tener miedo a arriesgarse, sentir las oportunidades, etc.

Y si pongo este párrafo de introducción, es porque tiene mucho que ver con lo que esta semana os voy a contar, nuestra última apuesta: el lanzamiento de un “EmprendeBox”.

Desde los inicios de Creaventure, hemos decidido intentar apoyar y fomentar el emprendimiento en España. Hemos lanzado el Salón Miempresa, que se está consolidando año tras año como el evento de referencia para emprendedores y pymes en España, aunque no hemos logrado todavía hacerlo tan grande como en otros países, donde el modelo de colaboración pública/privada funciona mucho mejor, y donde las grandes compañías parecen estar más interesadas por las pymes (os recomiendo leer mi último post sobre la hipocresía de algunas grandes compañías, a quienes les gusta comunicar sus “teóricos” esfuerzos hacia la comunidad emprendedora pero no trabajar con ella).

Antes del verano, se nos ocurrió una idea: aprovechar el boom de los cofres-regalo (sector que conocíamos bien por ser muy maduro en Francia), y adaptar una oferta distinta (no el típico viaje o degustación de comida oriental) para nuestro público objetivo, los emprendedores y las pymes.

Teníamos la suerte de conocer a algunos de los fundadores de los 2-3 líderes del sector de los cofres-regalo, y les pedimos a cada uno de ellos su visión y “ayuda” para entender este mercado (lo bueno, es que como no nos ven para nada como competencia, les gustó nuestra iniciativa, y nos aportaron mucho en cuanto a “know-how” y logística). Por otra parte, teníamos un problema: somos una pyme muy “micro”, y por lo tanto gozábamos de una cierta carencia de dinero para abordar esta nueva iniciativa (¡un clásico!). A pesar de este “inconveniente”, queríamos convertir esta idea en una realidad, aunque sólo fuera para probar si había negocio o no (ya sabéis que el movimiento se demuestra andando).

Uno de los problemas al que nos enfrentamos era que nuestro EmprendeBox era muy “innovador” como producto. No quiero decir con ello que hayamos inventado la rueda, al contrario, (sólo intentamos encontrar un nicho no explotado en un mercado en pleno crecimiento, los cofres-regalo), pero como nunca se ha hecho una caja de estas características en otros países, primero te hace dudar de si existe realmente este nicho, y segundo, no puedes hacer estimaciones de ventas que sean realistas (lo de “Si en España se crean al año alrededor de 100.000 compañías, y que hay más de 3 millones de pymes, entonces si logro captar el XX% de este mercado el primer año, etc.” ¡ESTO NUNCA FUNCIONA!).

En lugar de ir a lo “fácil”, que hubiera sido montar una compañía y levantar algo de dinero (aunque sé que muchos piensan que en España no hay dinero, sigo afirmando lo contrario, sobra... y lo que faltan son emprendedores que se mojen de verdad!), pensamos que no era justo “engañar” a un par de amigos financieros (los famosos 4F, ellos actuando en esta etapa de seed como Friends & Fools), ya que no teníamos mucha idea de a qué mercado nos íbamos a enfrentar. Descartando esta primera opción, decidimos apostar por otra clásica: ¡en vez de buscar financiación… buscar clientes!, e intentamos convertirles en aliados.

Desde ese momento sólo queríamos contagiarles con nuestra idea y pasión, para que al final decidieran apostar por el proyecto y emprendieran con nosotros, si le veían recorrido al proyecto para ellos (¿y para la sociedad, a lo mejor?) participando en una parte de los gastos de inversión (e insisto, sólo una parte, ya que como promotor de la idea, ¡si no arriesgas tú mismo, difícilmente lo van a hacer otros!). Y con suerte, logramos durante el verano convencer a 15 partners, grandes y pequeños, de empresas nacionales e internacionales, para que se sumaran a nuestra iniciativa, y apostaran para ofrecer, en unas condiciones muy privilegiadas, sus productos y servicios, destinados a emprendedores y pymes.

Les quiero agradecer de todo corazón su apuesta real por los emprendedores/pymes, ya que en una situación de mercado difícil, con un producto novedoso (sin ninguna estadística que nos permita hacer previsiones realistas) y basándose en un powerpoint de 4-5 diapositivas, han apostado por esta idea desde el primer momento y nos han permitido hacerla realidad en muy poco tiempo. No sé si han sido “locos o visionarios”, pero están demostrando una vez más que en España todavía hay todo un colectivo dispuesto a respaldar a los emprendedores y a las pymes (en “homenaje” a ellos,  difundimos una nota de prensa titulada “15 compañías se unen para hacer frente a la crisis y ofrecer servicios y productos necesarios para cualquier emprendedor o pyme”, dándoles a ellos el protagonismo, ya que nosotros sólo aportamos la idea y ellos la han hecho realidad).

De esto se trata cuando hablo del espíritu emprendedor, de estar dispuesto en condiciones adversas a arriesgarse para ver si existe una oportunidad.

Como has podido ver, ¡emprender no es tan complicado! Sólo hace falta humildad (saber pedir consejos a otros: competidores y expertos), encontrar una idea (hay muchos nichos de mercado), buscar alianzas (clientes o proveedores), y sobre todo mucha motivación y pasión, para pasar de la idea a la realidad. Y después, con muchos esfuerzos y un poco de suerte, funcionará… Por eso, ¡En cuanto al futuro del EmprendeBox… lo contaremos dentro de unos meses, tras saber cómo reacciona el mercado! Y si no funciona tal y como lo esperamos, no pasará nada, habremos fracasado pero por lo menos lo habremos intentado, y seguiremos buscando nuevos retos

 Cajaemprendebox

03 octubre, 2011 | 12:15

En estos últimos meses, es “guay” ser autónomo, emprendedor o pyme… incluso los políticos se han unido a las grandes compañías para, de repente, interesarse por nuestro colectivo (es cierto que representamos un porcentaje muy alto de la población activa, y por lo tanto de potenciales clientes o electores!!). Pero, más allá de las buenas palabras… ¿hay interés real para trabajar con nosotros, o mejorar nuestras condiciones?

Yo, personalmente… tengo muchas dudas. Si bien hace unos días intentaba defender a España (¡No, no somos el peor país del mundo para emprender!), hoy me toca meterme con los que solo quieren aprovecharse de nuestro colectivo porque queda “guay” estar al lado de los que son el motor de nuestro país, y probablemente la única manera de salir de la crisis.

Os expongo un par de anécdotas vividas en primera persona:

- Hace unos meses, visité a uno de los principales bancos de este país para conseguir un patrocinio para el próximo Salón Miempresa. Este banco, es uno de los Top 5 de este país y gran anunciante en medios con campañas enfocadas hacía los autónomos y las pymes, pero lejos de ir alineados a este mensaje, tras presentarles la oferta me dice el directivo de Pymes: “No nos interesa vuestro evento dado que pensamos que estáis muy enfocado hacia autónomos, emprendedores y pymes”.

Gran sorpresa para mí, argumenté que justamente pensaba que era uno de sus principales targets. Me contesta: “Hay una gran diferencia entre nuestra comunicación y la realidad. Y lo cierto es que por criterios del propio banco, intentamos no coger nuevos clientes que sean empresas de reciente constitución, ni pymes que facturen menos de 1 millón de euros”. Le miré, aún más sorprendido, y le dije que en España, de los 3,5 millones de empresas que hay no creo que ni el 10% sobrepase estos criterios, y tampoco conozco a muchos autónomos que lleguen a esta cifra! Y con toda la seguridad del que conoce que sus datos son ciertos y correctos, me sentenció que lo sabía perfectamente pero que eran los que mayor tasa de morosidad tenían, y que, por lo tanto, el banco intentaba no coger más clientes de “éstos”, aunque seguía comunicando hacia ellos… (¿porqué queda bien?).

- Asimismo, hace un par de años, cuando monté Creaventure, me costó más de 4 semanas obtener líneas de teléfono para mi nueva empresa con uno de los operadores líderes del mercado. Motivo: que no me conocían, y parecía muy raro que alguien contratara de golpe cerca de 10 líneas (entre fijos, móviles e Internet), y pensaban que no iba a poder pagarlas (nueva empresa, y además SL)… tuve que demostrar con las escrituras de constitución que sí teníamos algo serio de capital social, y aún así, casi me pidieron un aval personal!

- Y lo último, la semana pasada, me voy al banco para contratar un TPV virtual para un nuevo tema de e-commerce que estamos lanzando. Respuesta de mi banquero: "es muy complicado obtenerlo, tenéis que pasar por una comisión de riesgos ya que, como entenderéis, hay mucho fraude en Internet, y además sois una Pyme," etc.

Pues no, ¡no lo entiendo! Estoy hasta las narices de algunas grandes compañías, que siempre te venden la imagen de que quieren trabajar con emprendedores, autónomos, pymes, y que cuando te acercas a comprarles sus servicios o productos, te buscan 20.000 excusas para no vendértelos. Cuanta desconfianza y poco espíritu emprendedor hay dentro de estas grandes corporaciones, en las que no necesitan ni vendedores (al contrario que nosotros, que nos pasamos nuestra vida vendiendo nuestros servicios). Es una pena que estén tan lejos de la realidad económica, y que algunas casi se nieguen a venderte sus servicios (¡que tanto promocionan por otra parte, vía grandes campañas de comunicación!).

Sólo me queda un consuelo, saber que por lo menos algunas, que no tienen por qué ser las más grandes ni las más fuertes en comunicación, sí nos dejan comprarles, ¡a pesar de ser una pequeña cuenta para ellos!

 

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]