Sobre el autor

Sébastien (@sebchartier) Emprendedor y experto en corporate finance. Ha trabajado en varias Start-Ups, firmas de capital riesgo y consultoras (IPEN, BusinessAngels.com, Campbell Lutyens, Minerva Capital…). En los últimos 10 años, ha fundado media-docena de compañías, entre ellas CreaCapital, Capital & Corporate, Creaventure, y lanzado varios eventos como CapCorp o Salón MiEmpresa (www.salonmiempresa.com)

Sobre el autor

Candice (@candicelaporte) Especialista en comunicación, marketing & eventos. Ha desarrollado su trayectoria profesional en compañías como EuroRSCG y Publicis y su faceta de emprendedora en firmas como Capital & Corporate y Creaventure. Ha participado en el lanzamiento de numerosos eventos y conferencias en los últimos años (CapCorp, Salón Miempresa, FortyUnder40, Venta Privada sector Lujo…).

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« mayo 2011 | Inicio | julio 2011 »

El cortoplacismo del inversor queda opuesto al espíritu soñador del emprendedor. Esto último lo pudimos comprobar la semana pasada, en un desayuno organizado por Creaventure y MasterCard España, donde se pudo realizar un following de los proyectos presentados en la pasada edición del concurso Elevator Pitch del Salón MiEmpresa.

Finalizado este encuentro, surgen conclusiones que ayudan a entender por qué es complicado que emprendedores e inversores completen el puzle perfectamente. Por un lado, encontramos una mentalidad soñadora, con ilusión de sacar adelante su proyecto y, por otro,  unas ganas inmensas, no sólo de invertir sino de encontrar proyectos que realmente merezcan la pena. Ambos grupos pusieron en común los errores que, bajo su punto de vista, cometen los otros a la hora de cerrar un acuerdo entre inversores y emprendedores.

Errores del emprendedor desde el punto de vista inversor

Desde el punto de vista del inversor, al emprendedor le falta atar demasiados cabos sueltos en sus proyectos, antes de que pueda levantar su interés para invertir en el proyecto. Los inversores buscan, sobretodo, un proyecto validado, y quién mejor que el mercado para hacerlo. Alcanzar un número de usuarios y ventas, el concepto de monetización del proyecto desde un primer momento y un análisis en profundidad de su capacidad de escalabilidad, son algunos de los pasos que el inversor recomienda al emprendedor antes de iniciar las diferentes rondas de inversión.

El valor de una idea no es tan alto como creen los emprendedores, para un inversor el valor más buscado es la capacidad de ejecución y el talento global del equipo. Aquí reside una de las necesidades que los inversores echan en falta, que todos los integrantes compartan un modo de trabajar, una implicación total y una diversificación que permitan crear un buen equipo.

Los inversores presentes destacaban la existencia de un  gran número de emprendedores más preocupados por su marca personal, que en el fomento de una visión puramente empresarial, que les permita conocer realmente si su proyecto tendrá recorrido y su empresa será realmente rentable.

Errores del inversor desde el punto de vista emprendedor

Por su parte, los emprendedores no dejaron atrás la oportunidad de expresar sus necesidades ante los inversores a la hora de presentarles un proyecto.

Entre las conclusiones expresadas por emprendedores españoles, encontramos una visión cortoplacista sobre los inversores, dado que según expresan buscan una rentabilidad casi inmediata o incluso un exit del proyecto, sin proponerse mantener una financiación a la vez que las compañías crecen en volumen.

Asimismo, echan en falta una generación de “inversores emprendedores” que rescaten su antigua esencia y apuesten por la creación de créditos flexibles y financiación de proyectos, donde prime el crecimiento global frente al beneficio inmediato que comentábamos anteriormente. No menos importante consideran la falta de rondas de inversión más “valientes”, que permitan lanzar sus compañías de forma segura, sin tener que seguir buscando permanentemente financiación.

Los emprendedores destacan como negativo la posición defensiva de algunos inversores frente al camino elegido por los fundadores y en base al contrato firmado tras su aporte de capital, puesto que legalmente puede desvirtuar el proyecto o incluso adueñarse de él.  De la misma forma, expresaron que algunos inversores se preocupan más por disolver la unión con el proyecto para recuperar su inversión que por la aportación de valor a la compañía cuando ésta atraviesa momentos difíciles.

De los errores se aprende

Esta puesta en conocimiento de los fallos de ambos bandos, pretende fomentar la creación de empresas más viables, con capacidad de supervivencia y crecimiento, que permita a su vez generar beneficios a los inversores que un día pusieron su granito de arena para levantar los proyectos.

Como hemos comentado muchas otras veces, de los errores se aprende y esperamos que éstos puedan hacer que algún día congenie la relación entre inversores que aporten algo más que dinero a proyectos emprendedores con visión empresarial y ventas probadas.

 

27 junio, 2011 | 16:42

Entre las 4F (Friends, Fools, Family & Founders) y el “seed capital”
se encuentra el “Developer Angel”

Entrevisa a Ángel Luis Quesada, CEO de Kubide

¿De dónde viene la denominación de “Developer Angel” y en qué consiste?

Developer Angel es un simple juego de palabras derivado de la suma de Desarrollo más Business Angel. Un Business Angel aporta inversión monetaria; un Developer Angel aporta inversión tecnológica al proyecto.

Nuestra labor base está en ayudar al emprendedor no tecnológico con el lanzamiento de su idea, no solo aportando horas de desarrollo, sino aportando todo el conocimiento y la experiencia tecnológica necesaria para el lanzamiento de startups. Consiste en formar parte del equipo que lanza la idea, ser la parte técnica del proyecto en estas primeras fases del proyecto.

Kubide se lanzó hace aproximadamente 1 año. ¿Nos podrías dar un balance a día de hoy?

Kubide como SL nació en Agosto del 2010, aunque viene de un fracaso anterior con otros dos socios (una SL que montamos en el 2009) y muchos meses de reuniones de los actuales socios hasta llegar a un concepto válido. No es fácil asentar conceptos nuevos y nos ha costado bastante más tiempo de lo que teníamos pensado al principio.

El balance a día de hoy es muy positivo, el proyecto empieza a asentarse, las ideas encajan y tras una primera ronda de clientes, donde hemos probado varios conceptos nuevos (y no todos han dado buen resultado), creemos que nos encontramos en un buen momento para empezar a darnos a conocer y "hacer ruido".

¿Qué perfil de emprendedores/proyectos llaman más vuestra atención?

Los difíciles. La verdad es que como desarrolladores tenemos un "problema", nos gustan los retos y a veces somos nosotros mismos los que apabullamos al emprendedor con posibles ideas y conceptos a probar, por eso, cuanto más difícil es el proyecto, más involucrados estaremos.

Nos gustan los proyectos muy embrionarios en los que todavía podemos "meter mano" a los conceptos, a las ideas y trabajarlos junto con el emprendedor.

¿Qué debería priorizar un emprendedor al empezar, según tú?

Dar el primer paso. Muchas veces nos cerramos detrás de modelos de negocio, búsqueda de capital, rondas de financiación, posibles ideas paralelas, el "plan b" por si acaso todo falla, y pensamos, pensamos y pensamos... Y cuando nos damos cuenta ha pasado un año y el proyecto carece de sentido en el mercado, ha perdido su ventana de posibilidades.

Creo que lo mejor es empezar, hacer pruebas de concepto, lanzar el proyecto en fase beta (en fase alfa si es necesario) y probar los resultados. Esto cuesta poco tiempo y poco dinero y ayuda a saber si un proyecto es válido o no. Y si el proyecto es válido siempre tendrás tiempo para hacer números y pedir dinero.

¿Podrías compartir con nosotros un paso equivocado a lo largo de tu trayectoria profesional?

¿Sólo uno? Si solo hubiera cometido un paso equivocado, a día de hoy Kubide no sería mi empresa, ni tendría la experiencia que tengo.

Aun así, creo que el mayor fallo que he cometido ha sido no saber seleccionar bien a los socios que escogía. Esto me hizo perder dinero, una empresa, amistades y mucho tiempo. Pero también me alegro, ya que gracias a esto ahora soy más cauto, he aprendido el error y creo que lo he solventado con el socio actual.

Como Kubide, creo que el mayor fallo ha sido intentar crecer demasiado rápido, ampliamos los clientes y la plantilla muy pronto, sin tener todas las bases sólidas, lo que nos ha costado muchos más dolores de cabeza que beneficios. Al final tuvimos que parar en seco, mirar la estructura interna y replantearnos muchas cosas. Pero de todo se aprende, y yo encantado de seguir cometiendo estos fallos.

13 junio, 2011 | 12:31

Hace poco le aconsejaba a un gran amigo de la universidad, que se acercase a presentar su proyecto a un antiguo miembro de nuestra facultad, compañero por todos sabido sus repetidos éxitos en la comercialización de diferentes productos, buscaba alentar en su interior el amor por los compañeros, ser nuevamente su mentor como en aquellas tardes que pasamos en la biblioteca.

Mentor, hijo de Álcimo, en la Odisea. Fiel amigo de Ulises, que quedó encomendado de los intereses del héroe en Ítaca y de la educación de su hijo Telémaco, cuando el héroe partió para la Guerra de Troya, dejando en sus manos lo que más quería, su hijo, pero sobre todo su formación.

La labor de un mentor se desarrolla en 4 facetas:

1. Permite adquirir conocimientos en el proceso de gestación de una nueva empresa o proyecto. Tiene una función de transmisión de conocimientos y de aprendizaje sobre los nuevos emprendedores.

2. El mentor realiza una función de estimulación por el conocimiento para el emprendedor, evitando casos no deseados de “sobrevaloración” dentro de la cúpula directiva.

3. Permite disponer en todo momento de un alto nivel de accesibilidad del conocimiento, algo tan importante como su propio contenido, ya que hay que conocer pero también hay que poder conocer.

4. El mentor puede orientar el desarrollo del proyecto, apoyando la gestión de la innovación, enseñando a canalizar esfuerzos hacia objetivos plausibles y conseguibles, rentabilizando la experiencia en cada momento.

El emprendedor necesita un director para sus actividades o a alguien que sepa instrumentarlo con una dirección más precisa durante sus avances, son los emprendedores experimentados en el marco nacional e internacional el mejor apoyo para las nuevas generaciones de emprendedores.

Pero el papel del mentor debe ir un paso más allá, pueden ayudar en el desarrollo de vocaciones emprendedoras, gracias a sus mil batallas libradas, permitir al emprendedor conjugar presente, pasado y futuro, aprendiendo de las acciones del pasado del mentor, para modificar errores futuros del emprendedor.

Así que recomiendo encarecidamente que todos busquemos a nuestro mentor, científico o estrella de Hollywood, pero alguien que nos guie en nuestros primeros pasos y sepa dirigirnos una vez que hemos acabado la universidad, la escuela de negocios y queremos dar el salto al vacío, pero contentos por tener una red.

06 junio, 2011 | 10:20

Hace algunas semanas, paseando por el centro de Madrid asistí al desfile de novedades tecnológicas que las principales empresas automovilísticas alemanas presentaban de la mano de su gobierno, nuevos vehículos eléctricos, nuevas tendencias en seguridad, en definitiva nuevos prototipos de los que en unos años todos seremos fervientes compradores.

Con motivo de la terrible crisis alimenticia que vivimos actualmente, en gran medida por unas alertas que en mi opinión se lanzaron sin estar suficientemente contrastadas, vuelve a mi cabeza la imagen del gobierno alemán mostrando a los madrileños, su capacidad innovadora y su fuente de creación de riqueza, las nuevas tecnologías.

En un país como el nuestro no podemos basar nuestro crecimiento en sol, playa y pepinos, es pan para hoy y hambre para mañana, ahora estamos recuperando crecimiento en el numero de turistas en gran medida por los terrible incidentes ocurridos en el norte de Africa, pero a la vez estamos sufriendo las
consecuencias de la fragilidad de la marca España con la reciente crisis alimenticia.

Ambos sectores de actividad, el turístico y el agrario debemos de apoyarlos sin ninguna duda, pero debemos de pensar en sectores productivos que nos den un valor como pais y que impida nos den un calor consistente como marca.

El aumento de la capacidad de innovación es clave para la recuperación económica del país y para encontrar fórmulas exitosas para luchar contra el paro masivo. España nunca ha sido tradicionalmente un país líder en innovaciones tecnológicas y en algunos sectores, como en el de la industria automovilística o la producción de maquinaria, seria un factor evidente para favorecer los éxitos exportadores.

Ya hemos recorrido una parte del camino, la innovacion no es algo desconocido y mucho menos la investigación en nuevos procesos, pero debemos seguir avanzando y generando valor en las nuevas áreas de negocio que mas están creciendo internacionalmente, ser el país numero uno en investigación en energía solar, es bueno, pero estar entre el top 5 de los países que mas apuestan por la innovación, debería de ser un objetivo común de todos los partidos.

Un paulatino desmantelamiento de trabas burocráticas, una agilización del otorgamiento de fondos estatales a proyectos de investigación, así como una intensificación de los esfuerzos para mejorar la formación de profesionales universitarios y mas ayudas a los emprendedores, nos permitirían no depender tanto de los pepinos y si de los motores.

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]