Sobre el autor

Sébastien (@sebchartier) Emprendedor y experto en corporate finance. Ha trabajado en varias Start-Ups, firmas de capital riesgo y consultoras (IPEN, BusinessAngels.com, Campbell Lutyens, Minerva Capital…). En los últimos 10 años, ha fundado media-docena de compañías, entre ellas CreaCapital, Capital & Corporate, Creaventure, y lanzado varios eventos como CapCorp o Salón MiEmpresa (www.salonmiempresa.com)

Sobre el autor

Candice (@candicelaporte) Especialista en comunicación, marketing & eventos. Ha desarrollado su trayectoria profesional en compañías como EuroRSCG y Publicis y su faceta de emprendedora en firmas como Capital & Corporate y Creaventure. Ha participado en el lanzamiento de numerosos eventos y conferencias en los últimos años (CapCorp, Salón Miempresa, FortyUnder40, Venta Privada sector Lujo…).

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« abril 2011 | Inicio | junio 2011 »

“Eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que piensas”. Qué mejor forma para arrancar el año que darte cuenta de esto y aplicártelo como filosofía de vida; para que las buenas resoluciones que solemos tomar al inicio de un año nuevo no se queden en meras buenas voluntades y se conviertan en realidad, más aún en el ámbito profesional.

Este pensamiento resume perfectamente la esencia de la VII edición del Salón MiEmpresa, el mayor evento dirigido a emprendedores y pymes, patrocinado por Bankia, que se celebrará los días 16 y 17 de febrero en el Barclaycard Center y que arranca con un nuevo claim: ¡Supérate!

Si los organizadores de esta Salón, donde más de 300 expertos compartirán su know-how en 10 salas de conferencias en paralelo, han elegido justamente esta palabra para esta nueva convocatoria, es porque creen que ya es hora de dejar de pensar en pequeño; de sentirnos acomplejados por nuestros homónimos extranjeros y comenzar a valorar la riqueza de nuestro país y el talento de muchos de sus empresarios, a los que solo les falta, de vez en cuando, un empujón moral para darse cuenta de que tienen que aspirar a más, y que cualquier desafío, meta u objetivo que se plantean puede convertirse en una realidad.

En efecto, tras tantos años siendo un observador privilegiado del ecosistema empresarial español, nos hemos fijado en que seguimos teniendo esta falta de ambición, nos complace ponernos frenos a la hora de pensar a lo grande y atrevernos a soñar y crear líderes capaces de competir con cualquier compañía a nivel mundial y buscamos excusas pensando que no tenemos el ecosistema ni las capacidades adecuadas: que España seguirá siendo un país de autoempleo y microempresas, que aquí no tenemos financiación ni somos Silicon Valley, que  nuestros políticos son unos ineptos que nunca han pasado por una compañía privada y no nos apoyan (aquí no soy yo quien diría lo contrario y no vamos a volver a comentar la famosa “alfombra roja” que nos prometieron hace años y la ineficiencia de la gran mayoría de las medidas adoptadas, pero esto no es un freno real que nos pueda impedir crear empresas sólidas y sobre todo, multinacionales) o que durante mucho tiempo hemos sido considerados el patito feo de la Unión Europea por nuestro nivel de paro o nuestra economía sumergida, etc.

Ya es hora de dejar atrás estas justificaciones baratas. Nos sobran ejemplos que demuestren lo contrario y cuando nos ponemos a la tarea, somos capaces de superar cualquiera de estas barreras, de competir a nivel internacional y ser punteros en muchas tecnologías y de alcanzar todas las metas que nos fijamos. Gozamos de algunas de las mejores universidades y de talento, tenemos la suerte de tener uno de los idiomas más hablados del mundo, nos sobran ejemplos de grandes empresarios e incluso tenemos a un “Amancio Ortega” que llegó a ser el hombre más rico del mundo partiendo de la nada, en menos de 40 años y sin financiación ajena, a base de esfuerzos y estrategia ejemplar.

Entonces, ¿por qué poner frenos a nuestras ambiciones? El 2015 fue testigo de un cambio en el mundo de las “start-ups” españolas: récord de inversión, numerosos casos de éxito de ventas significativas de compañías creadas en la última década y, sobre todo, punto de mira de muchos inversores extranjeros, que por fin se han fijado en nuestro país como uno de los destinos con más potencial para invertir. Detalles que nos llevan a preguntarnos por qué seguimos sin darnos cuenta de que España va a ser capaz dentro de nada de contar también con algunos de estos famosos unicornios (start-ups valoradas en más de 1.000 millones de euros) y de que tú puedes ser el próximo en montarla (¡o cualquier otra gran compañía en el sector tradicional!).  

Si te falta ambición o autoestima, me permitiría aconsejarte leer estos 2 libros que a mí personalmente me han marcado estos últimos años: uno es el “¡Sí, puedes!”, de Alejandro Suárez, y el otro es “Los 88 peldaños del éxito”, de Anxo Pérez que te demostrarán que el mundo de la empresa necesita personas con ímpetu y con ganas de comerse el mundo y que, si sabes aprovechar el potencial que llevas dentro, podrás conseguir tus retos, así que lo mejor será plantearlos ¡a lo grande!

Los sectores están transformándose de manera muy rápida, los modelos de negocios evolucionan, la forma de trabajar está cambiando, los mercados financieros se enfrentan a nuevos retos y la pyme vuelve a tener a su disposición cada vez más formas de financiar sus planes de crecimiento… Así que, ¿a qué esperas para aprovechar todas las oportunidades que tienes hoy para crear las futuras empresas líderes del mañana?

Si todavía tienes dudas, acércate este año al Salón MiEmpresa, donde a base de ejemplos, casos prácticos, conferencias, debates… esperamos que encuentres el empujón para lograr convencerte de que puedes, e incluso debes, soñar y ser cada vez más ambicioso a la hora de definir tu estrategia empresarial. Además de resolver como siempre tus dudas empresariales, inspirarte y desvelarte nuevas tendencias, te demostrarán que muchos lo están consiguiendo y que hay que seguir contagiando el emprendimiento; que con esfuerzo, ingenuo y talento uno puede lograr cualquiera de los propósitos que se fije. Así que no pongas frenos a tus expectativas empresariales en el 2016. Muchos de los ejemplos que verás allí no serán elegidos al azar; encontrarás empresas del sector tradicional, start-ups tecnológicas con un crecimiento vertiginoso, emprendedores que se han atrevido a implantarse fuera desde sus inicios para realizar sus sueños, etc. Todos ellos, ejemplos que tienen el propósito de convencerte de que se puede triunfar sin importar la idea, el sector, el ecosistema en el que te encuentres, ni el dinero con el que cuentes al principio para crear tu compañía.

Te invitamos a superarte en el VII Salón MiEmpresa, donde conocerás todos los contenidos que te inspirarán para crecer de la mano de tu empresa.

¡Te deseamos un feliz año lleno de éxito! 

26 mayo, 2011 | 13:45

Actualmente estamos viendo cómo crece cada día un movimiento Pro-Emprendedores, ¿Qué importancia real tienen en un contexto de crisis internacional como el que estamos viviendo?

Los emprendedores siempre han sido importantes, aunque nunca se les ha dado el valor necesario, pero hoy si cabe, son aún mucho más importantes, me atrevería a decir, que actualmente son la única solución real a la crisis que estamos viviendo. Desde que comenzó hemos perdido 350.000 empresas, 260.000 autónomos y hay 5 millones de desempleados. No vamos a ver como tiran del carro las grandes multinacionales, es más, tenemos ejemplos recientes como Telefónica, que no solo no está creando empleo, lo está destruyendo. No me cabe duda que entre los cinco millones de parados actuales, hay muchos que tienen un modelo de empresa viable en su cabeza, ellos serán los que permitan reconvertir esta situación que atraviesa nuestro país.

¿Entonces debemos de entender que existe una cultura emprendedora en España?

No, en España no ha habido una cultura emprendedora, aunque parezca mentira en el pasado había más emprendedores que ahora, muchos más, hemos bajado del 30% a solo el 6% en poco menos de 30 años, ahora estamos recuperando lo que teníamos en el pasado.
La mal llamada cultura del emprendedor, son acciones puntuales que se centra en apoyarle en el lanzamiento, pero ese no es el camino adecuado. Debemos trabajar por el futuro de los nuevos proyectos, conseguir bajar la tasa de mortalidad, que se sitúa en el 90% antes de los 3 años, y eso es un porcentaje que no nos podemos permitir, hay que apoyar a las empresas en su creación pero también en los primeros años de actividad. Debemos reconocer la figura del “Mentor” como un pilar fundamental, alguien que nos acompañe los primeros años de nuestra vida empresarial y no nos deje caer, que nos forme y nos proteja del frio que hace fuera.

¿ Es un problema la falta de financiación?

El estado tiene actualmente consumido el 80% de la financiación que los bancos son capaces de generar, solo queda un 20% para consumidores y empresas, no parece mucho, la verdad. El problema de la financiación lo venimos arrastrando desde hace muchos años, pero lo que sí es cierto es que ahora el emprendedor no solo tiene los bancos como vía de financiación, si su proyecto es viable, el equipo gestor está enamorado de su proyecto, y todos tienen los pies en el suelo, podrán acceder a vías de financiación alternativas, como gobiernos autonómicos y el central o los fondos de capital riesgo. La situación ahora es mejor que hace años.

¿Qué le falta al emprendedor español?

Formación y luego más formación. El mejor empresario es el que sabe rodearse del mejor equipo, su talento ha de ser ese, incorporar conocimiento a cada una de las áreas principales de su negocio. No podemos seguir siendo un país lleno de hombres orquesta, que nunca delegan y piensan que siempre pueden hacer un poco más. Estamos en un momento de crisis y todo lo que es reducir costes parece que es un paso adelante para mantenernos a flote, pero muchas veces es un lastre más que nos ponemos y que nos lleva irremediablemente al fondo.

¿Se castiga mucho el fracaso en España?

Totalmente. En los países mediterráneos, el fracaso es un estigma. La gente del entorno del emprendedor cuando fracasa le intenta inculcar que busque algo más seguro y más estable. Si logras financiación y has fracasado el banco no te vuelve a abrir las puertas. Por eso se habla ahora de la ley de la segunda oportunidad en la empresa. En el mundo anglosajón este estigma no existe, si has fracasado en un proyecto, mala suerte y a levantarse rápido que haces falta. Lo ven como la ocasión perfecta para aprende de los errores cometidos, unos pasos que en el segundo proyecto empresarial no vas a repetir. Es curioso, en este país si te divorcias lo primero que te dicen los amigos es no te preocupes, ya verás como vuelves a encontrar pareja. El mundo de los negocios no es tan cándido, al primer fracaso nos invitarán a llevar un luto perpetuo.

Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña, Emprendedor y empresario del sector TIME desde 1998, CEO del Grupo Publispain, de la Red de blogs de Ocio Networks y de Lazer Rede de Blogs en Brasil. Presidente de Inversora Foley SA. Consejero de varias compañías tecnológicas y fondos de Capital Riesgo, además de Business Angel en proyectos relacionados con Internet, innovación, biotecnología y medios de comunicación y nuevas tecnologías. Vicepresidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI), miembro de BAN Madrid +D y de Mensa España y Autor de "Ha llegado la Hora de Montar tu Empresa" (Deusto, 2011). Es colaborador de varios medios de comunicación en España, Argentina, México y Brasil.

.

19 mayo, 2011 | 12:36

¿El networking es una moda o estamos presenciando un nuevo modelo comercial de generar clientes para tu empresa?

Debido a las nuevas tecnologías las visitas comerciales tradicionales están cambiando y cuando necesitamos algún servicio:

1. Recibimos información de las empresas por e-mail.
2. Decides con cuál quedarte.
3. Conciertas una visita con la empresa elegida, en el mejor de los casos, porque hay veces que no conoces a tu cliente hasta pasado un tiempo de estar trabajando con él.

De pronto en España surge de una manera abrumadora encuentros de networking, todas las empresas hacen networking, pensando que networking es asistir a un acto, coger y dar tarjetas a todos los asistentes para después hacer una labor comercial intensa de enviar la información de tu empresa a todos los contactos de las tarjetas que has recibido.

Yo pienso que este networking no es efectivo, ya que la información se queda en el e-mail o una vez leída lo borras.

Hacer networking es mucho más que dar y coger tarjetas, hay una serie de reglas y conceptos que hay que seguir para poder tener una red de contactos empresariales a tu alrededor que en el futuro te generen negocio.

El networking empresarial es efectivo si sigues una serie de normas y acudes a eventos de networking estructurado. Algunas pistas:

- Tienes que tener claro que ofreces tanto a nivel personal como de tu empresa.
- Identifica de antemano lo que quieres conseguir en el evento y con quién quieres hablar
- Piensa en cómo quieres presentarte y algo fundamental ir provisto de un buen número de tarjetas de visita.
- Prepara un mensaje de presentación breve y que no pase de largo.
- No intentes solo vender tu empresa, pon atención a lo que te dice la otra persona y pregúntale.
- Usa el reverso de la tarjeta de visita para anotar todo lo que te interese.
- Organiza bien tus tarjetas y hazte una base de datos que puedes enriquecer a medida que vas conociendo a la otra persona.

Algo muy importante en el networking es que si puedes dar negocio hazlo sin esperar nada a cambio, pronto te llegará tu turno.

Mi recomendación: elige bien los eventos o encuentros que te interesan (no se trata de pasarse la vida de evento en evento, ya que si no el networking se convierte en "no working"...). Tienes desde grandes eventos sectoriales o temáticos (tipo ferias, conferencias, etc.), encuentros de asociaciones (la AJE, Asociacion de Jovenes Empresarios organiza encuentros de networking semanales), o encuentros estructurados por profesionales de la materia (como por ejemplo N&N - Negocios y Networking, que organiza varios al mes).

11 mayo, 2011 | 15:17

Nuestros políticos lo tienen claro: la empresa genera riqueza y crea empleo, con lo cual tienen que apoyar y facilitar el papel de los emprendedores.

En Junio de 2008, la Comisión Europea lanzó elSmall Business Act for Europe”, para apoyar a las Pymes, presentando una serie de principios que deberían incorporarse a la normativa nacional:

1. Promoción de la actividad empresarial. Establecer un marco en el que los empresarios y las empresas familiares puedan prosperar y en el que se recompense el espíritu empresarial.

2. Segunda oportunidad. Establecer que los empresarios honestos que hayan hecho frente a una quiebra tengan rápidamente una segunda oportunidad.

3. Elaborar normas conforme a la idea de “Think Small First” (Pensar primero a pequeña escala).

4. Administración pública responsable. Hacer a las AA.PP. permeables a las necesidades de la PYME.

5. Acceso a la contratación pública. Adaptar los instrumentos de los poderes públicos a las necesidades de la PYME facilitando su participación en la contratación pública y utilizando mejor las posibilidades de ayuda estatal ofrecidas a estas empresas.

6. Acceso a la financiación. Facilitar el acceso de la PYME a la financiación y desarrollar un marco jurídico y empresarial que propicie la puntualidad de los pagos en las transacciones comerciales.

7. Mercado único. Ayudar a la PYME a beneficiarse de las oportunidades que ofrece el mercado único.

8. Cualificaciones e innovación. Promover la actualización de las cualificaciones en la PYME y toda forma de innovación.

9. Convertir los retos medioambientales en oportunidades.

10. Apoyar la internacionalización. Animar y ayudar a la PYME a beneficiarse del crecimiento de los mercados.

Inspirándose de estos principios, el Partido Popular ha trabajado en una “Ley de los Emprendedores”, recogiendo muchos aspectos citados anteriormente e incluyendo aspectos de carácter tributario o de reforma del mercado de trabajo.

Dentro de sus propuestas concretas figuran:

-       Simplificar el proceso de creación de una empresa: reducir los plazos necesarios, disminuir costes de constitución, facilitar la creación mediante el asesoramiento gratuito, etc.

-       Financiar la actividad emprendedora: incorporar programas de capital semilla, introducir bonificaciones de intereses para el inicio de actividad, potenciar la financiación con avales y microcréditos, cumplir la Ley de morosidad, ayudas para empresarios en dificultad, programas para la transmisión generacional, etc.

-       Incentivos fiscales a la actividad emprendedora, modificando el Impuesto de Sociedades (reducción de los tipos impositivos para microempresas, recuperación de la exención por reinversión, ampliación del concepto de innovación a efectos fiscales), el IRPF (compensación de deudas tributarias pyme/Administración Pública, reducción del tipo impositivo al ahorro, deducción por inversión en una pyme) y el IVA (criterio de caja).

-       Mercado de Trabajo: impulsar la estabilidad en el empleo, reducciones en las cotizaciones sociales, bonificaciones del 100% de las cuotas a la Seguridad Social durante el primer año…

-       Formación y emprendimiento: potenciar actividades escolares relacionadas con el emprendimiento, fomentar cultura y reconocimiento de la figura del emprendedor en universidades…

-       Apoyo posterior a las empresas en su consolidación e internacionalización

No cabe la menor duda de que si se quiere que España vuelva a crecer y deje de ser uno de los países con mayor tasa de paro de la UE, ¡habrá que tomar medidas!

Ahora sólo nos toca esperar que el próximo Gobierno haga realidad esta “carta de intención”, y que no sólo se quede en unas buenas intenciones de cara a las elecciones. Yo, personalmente, con que cumplan un 20% de todo lo anteriormente expuesto, daría saltos de alegría… y probablemente la situación económica del país mejoraría mucho…

 

05 mayo, 2011 | 12:32

Según el "Índice Kauffman de Actividad Empresarial", durante la Gran Recesión, más estadounidenses se han convertido en emprendedores que en cualquier momento en los últimos 15 años. Para ser exactos, un 0,34% de los estadounidenses ha creado un negocio al mes en 2010, o lo que es lo mismo, se han creado 565.000 nuevas empresas, y este dato representa el nivel más alto de la iniciativa empresarial en la última década y media.

Esta crisis nos muestra su cara más dura, se crean emprendedores, pero no empresas con ánimo de contratar un alto número de trabajadores, son fundadores obligados por el desempleo a buscar modos de supervivencia para el y su familia, y no tienen interés en embarcarse en proyectos que le obliguen a asumir la responsabilidad económica de la contratación de empleados, debido en gran medida a la falta de ayudas a la estimulación del empleo.

Esta tendencia, tarde o temprano la vamos a ver reflejada en nuestro país, y si se mantiene durante mucho tiempo, podría tener graves efectos tanto a corto como a largo plazo sobre el crecimiento económico y la creación de empleo.

Debemos fomentar emprendedores, pero que tengan un marcado "ejemplo a seguir" – que sean emprendedores porque analizan las oportunidades de negocio, asumen el riesgo y ejecutan las acciones para capitalizarlas, generando riqueza y empleos razonablemente bien pagados. Personas con visión, capacidad de sacrificio, y soñadores, que buscan constantemente nuevas oportunidades, y con más ganas de construir un negocio que de gestionarlo, apasionados por lo suyo y rebeldes en parte con el entorno.

Emprendedores que tarde o temprano necesitaran la figura del gestor, que lleve el día a día con sus problemas y sus alegrías, pero buscando muchas veces más la seguridad que la exponencialidad. Donde la figura del emprendedor fundador, siga ayudando a mantener ese mayor nivel de innovación en los negocios, siga rompiendo esquemas y busque de que manera conseguir una nueva vía de negocio.

Ya lo decía Ana María Matute, con una voz tierna y sensible, hace pocos días en su discurso de aceptación del Premio Cervantes de manos del Rey en la Universidad de Alcalá de Henares "El que no inventa no vive", un alegato en favor de la alegría, en favor de la invención, del entusiasmo de inventar, unos pocos minutos que me supieron a gloria.

Solo un dato lo puedo ver como favorable en el Índice Kauffman de Actividad Empresarial, los latinos experimentaron el mayor aumento de la actividad empresarial entre 2009 y 2010 en creación de empresas, aumentando del 0,46 por ciento en 2009 a 0,56 por ciento en 2010, la tasa más alta durante los 15 años, pues eso, sigamos inventando, viviendo y disfrutando con lo que hacemos.

 

  

 

 

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]