Sobre el autor

Sébastien (@sebchartier) Emprendedor y experto en corporate finance. Ha trabajado en varias Start-Ups, firmas de capital riesgo y consultoras (IPEN, BusinessAngels.com, Campbell Lutyens, Minerva Capital…). En los últimos 10 años, ha fundado media-docena de compañías, entre ellas CreaCapital, Capital & Corporate, Creaventure, y lanzado varios eventos como CapCorp o Salón MiEmpresa (www.salonmiempresa.com)

Sobre el autor

Candice (@candicelaporte) Especialista en comunicación, marketing & eventos. Ha desarrollado su trayectoria profesional en compañías como EuroRSCG y Publicis y su faceta de emprendedora en firmas como Capital & Corporate y Creaventure. Ha participado en el lanzamiento de numerosos eventos y conferencias en los últimos años (CapCorp, Salón Miempresa, FortyUnder40, Venta Privada sector Lujo…).

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

Inicio | mayo 2011 »

El cortoplacismo del inversor queda opuesto al espíritu soñador del emprendedor. Esto último lo pudimos comprobar la semana pasada, en un desayuno organizado por Creaventure y MasterCard España, donde se pudo realizar un following de los proyectos presentados en la pasada edición del concurso Elevator Pitch del Salón MiEmpresa.

Finalizado este encuentro, surgen conclusiones que ayudan a entender por qué es complicado que emprendedores e inversores completen el puzle perfectamente. Por un lado, encontramos una mentalidad soñadora, con ilusión de sacar adelante su proyecto y, por otro,  unas ganas inmensas, no sólo de invertir sino de encontrar proyectos que realmente merezcan la pena. Ambos grupos pusieron en común los errores que, bajo su punto de vista, cometen los otros a la hora de cerrar un acuerdo entre inversores y emprendedores.

Errores del emprendedor desde el punto de vista inversor

Desde el punto de vista del inversor, al emprendedor le falta atar demasiados cabos sueltos en sus proyectos, antes de que pueda levantar su interés para invertir en el proyecto. Los inversores buscan, sobretodo, un proyecto validado, y quién mejor que el mercado para hacerlo. Alcanzar un número de usuarios y ventas, el concepto de monetización del proyecto desde un primer momento y un análisis en profundidad de su capacidad de escalabilidad, son algunos de los pasos que el inversor recomienda al emprendedor antes de iniciar las diferentes rondas de inversión.

El valor de una idea no es tan alto como creen los emprendedores, para un inversor el valor más buscado es la capacidad de ejecución y el talento global del equipo. Aquí reside una de las necesidades que los inversores echan en falta, que todos los integrantes compartan un modo de trabajar, una implicación total y una diversificación que permitan crear un buen equipo.

Los inversores presentes destacaban la existencia de un  gran número de emprendedores más preocupados por su marca personal, que en el fomento de una visión puramente empresarial, que les permita conocer realmente si su proyecto tendrá recorrido y su empresa será realmente rentable.

Errores del inversor desde el punto de vista emprendedor

Por su parte, los emprendedores no dejaron atrás la oportunidad de expresar sus necesidades ante los inversores a la hora de presentarles un proyecto.

Entre las conclusiones expresadas por emprendedores españoles, encontramos una visión cortoplacista sobre los inversores, dado que según expresan buscan una rentabilidad casi inmediata o incluso un exit del proyecto, sin proponerse mantener una financiación a la vez que las compañías crecen en volumen.

Asimismo, echan en falta una generación de “inversores emprendedores” que rescaten su antigua esencia y apuesten por la creación de créditos flexibles y financiación de proyectos, donde prime el crecimiento global frente al beneficio inmediato que comentábamos anteriormente. No menos importante consideran la falta de rondas de inversión más “valientes”, que permitan lanzar sus compañías de forma segura, sin tener que seguir buscando permanentemente financiación.

Los emprendedores destacan como negativo la posición defensiva de algunos inversores frente al camino elegido por los fundadores y en base al contrato firmado tras su aporte de capital, puesto que legalmente puede desvirtuar el proyecto o incluso adueñarse de él.  De la misma forma, expresaron que algunos inversores se preocupan más por disolver la unión con el proyecto para recuperar su inversión que por la aportación de valor a la compañía cuando ésta atraviesa momentos difíciles.

De los errores se aprende

Esta puesta en conocimiento de los fallos de ambos bandos, pretende fomentar la creación de empresas más viables, con capacidad de supervivencia y crecimiento, que permita a su vez generar beneficios a los inversores que un día pusieron su granito de arena para levantar los proyectos.

Como hemos comentado muchas otras veces, de los errores se aprende y esperamos que éstos puedan hacer que algún día congenie la relación entre inversores que aporten algo más que dinero a proyectos emprendedores con visión empresarial y ventas probadas.

 

28 abril, 2011 | 14:11

Buscábamos una forma original de empezar este blog, donde pretendemos tratar algunos temas interesantes para la comunidad emprendedora española -en la cual incluimos sobre todo a los autónomos y las pymes, el motor real de nuestra economía-, y qué mejor manera de arrancar este blog, que pretende fomentar el emprendimiento, con una pregunta:

¿Se puede considerar al emprendedor como un héroe?

El diccionario define al héroe como un varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes, o como un hombre que lleva a cabo una acción heroica. Pasando por alto el machismo de esta definición (¿probablemente en la mitología no existía un ministerio de Igualdad?), es interesante pensar, que en las actuales circunstancias se podría asimilar a la del emprendedor, que resumida, viene a ser una persona que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas.

Características

Héroe en la epopeya

Emprendedor

Asumen riesgos

Batallas épicas

Se lanza avalando con su patrimonio compañías muchas veces infra-financiadas

Un objetivo claro

Mejorar el mundo

Pretenden convertir un sueño, una idea en una realidad. Son luchadores y muchas veces, innovadores

Características principales

Carismático, luchador, hacer el bien…

Pasión, entereza moral y perseverancia

Enemigos

Gigantes, guerreros…

Burocracia, trámites…

Apoyo a los demás

Defender a los débiles

Desarrollar equipos, fomentar el empleo alrededor de un proyecto común

Entorno hostil, miedo a fracasar

Dioses, pueblo

Falta de reconocimiento y mala imagen del empresario, el entorno familiar, la envidia…       

Según lo expuesto anteriormente, no parece que haya tanta diferencia… Al final, el emprendedor es el que se atreve a dar el paso que le permitirá desarrollar lo que para muchos se parece a una idea loca, y crear, producir y vender… Sin esta figura, nada existiría… 

En una época donde los grandes jugadores de fútbol, las estrellas de rock o incluso algunos concursantes de Gran Hermano están asimilados a dioses, ¿ porqué no atrevernos a pensar que algunos de nuestros emprendedores deberían también ser considerados como héroes modernos?…

Y en la coyuntura actual en la que muchos de nuestros amigos, familiares o conocidos no encuentran un empleo, ¿Por qué no apoyar a los que quieren atreverse a dar el paso, en lugar de disuadirlos por nuestros propios miedos al fracaso? Muchas veces, lo único que te piden es un respaldo, que les prestes el apoyo necesario y el aliento que todos necesitamos al comienzo de cualquier aventura. Así que, por favor, si un conocido tuyo está pensando en lanzarse por su cuenta, aunque sea más bien por necesidad que por vocación, ¡anímalo!… quizá tengas delante de ti a un futuro héroe…

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]