Sobre el autor

Jaime Castelló es profesor del Departamento de Dirección de Marketing de ESADE Business School y Director Asociado del Executive MBA de ESADE en Madrid.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« El Manifiesto Emprendedor | Inicio | El futuro de (la*) Gamification »

23 abril , 2011 | 06 : 12

La Revolución Móvil

Lo que más me gusta de mi trabajo es que a menudo me permite explorar mundos nuevos, de una manera a veces inesperada. En este caso se trató de una jornada sobre "Marketing Móvil" en la que me invitó a participar la Cámara de Gupuzkoa, hace una semana. Documentándome para mi intervención en la misma, refrescando las ideas y los conceptos sobre los que quería hablar (mi intervención se titulaba "Marketing Móvil ¿Evolución o Revolución?" y tenéis las transparencias aquí) me encontré con un tesoro de información nueva, que me ha hecho ver el mundo de la tecnología móvil (léase "comunicación móvil") de una manera distinta.

 

El primer recurso brutal ha sido un enorme post de Tomi T. Ahonen, una de las eminencias en este campo, desde los tiempos del UMTS (el ser finlandés, en este caso, ayuda). Los datos más relevantes, que Ahonen nos expone en detalle (más que un post es un libro, aviso) son como para pararse a pensar:

- La comunicación móvil es la tecnología de la información y comunicación más extendida en el mundo, con más de 5.000 millones de personas, más del 70% de la población del planeta... frente a los apenas 1.300 millones que estamos conectados por internet. Además el móvil ha sido la tecnología de más rápida adopción en la historia de la humanidad... apenas 15 años. Es la primera "industria" con un valor superior al "trillón" de dólares (un millón de millones) en el área de las comunicaciones... mucho más "grande " que la televisión, la radio, la prensa...

- La persona más rica (en dinero) del mundo, según Forbes es el propietario de (entre otras) una compañía de móviles (América Móvil)... habiendo destronado al dueño de una empresa que vende software para PCs... ya sabéis de quiénes hablo (y si no, aquí tenéis la información)... y esto tal vez sea una anécdota (o no).

- El móvil es una tecnología universal... no hace falta saber leer para usarla, puede funcionar con la voz, y llegar a los más de 800 millones de adultos analfabetos que hay en el mundo... se puede usar desde los 0 a los 100 años y además es la que más cerca tenemos (según un estudio del 2009, más del 50% de los británicos duermen con el teléfono móvil encendido y sin ponerlo en "silencio" en su mesilla de noche).

Estos tres aspectos dan una idea del potencial de cambio que el móvil tiene en el mundo que conocemos. Ahonen, en su estilo agresivo y algo "revanchista" frente a Internet, lo llama la "verdadera revolución"... y probablemente tenga razón. En el último número de "Intelligent Life" la revista trimestral de "The Economist" tenéis un estupendo reportaje titulado "Digital Africa", en el que lo digital no son los ordenadores, si no los teléfonos móviles... aunque sean rudimentarios Nokia 1100. Un ejemplo de este potencial en los países en desarrollo (aunque en el caso de Haití esta denominación no es, desgraciadamente, nada adecuada) es el uso de la información de los SMSs después del terremoto del 2010, en este artículo de FastCompany.

Finalmente, la reflexión que me hago después de haber sido expuesto a toda esta información es que la revolución del móvil no son los smartphones, ni los universos de "apps" que se están configurando, con las posibilidades de acceso a mil servicios en el mundo desarrollado... la revolución del móvil está en la posibilidad de ofrecer SMSs (y otros servicios "sencillos") de manera universal a 4.000 millones de personas en los países en desarrollo. La revolución es que un pescador (como en el ejemplo de Ahonen) o una agricultora de esas regiones del planeta tenga acceso a los mercados, a atención sanitaria, a servicios financieros, que le permitan elevar su estándar de vida, aunque sea sólo un poco. La revolución es "Shujaaz" y no Foursquare.


Pero el potencial revolucionario no es sólo económico. Hemos sido testigos recientemente del poder del móvil para catalizar descontento y para hacer cristalizar movimientos de protesta en el Norte de África (Túnez primero, y Egipto después)... es excitante y algo inquietante pensar en los millones de móviles y en su potencial de cambio político, al dar una opción de participación y de agrupación alternativa, a tantas personas, en tantas zonas del mundo, especialmente en un continente con tanto potencial como África... pensando desde una perspectiva histórica, la revolución del móvil en el mundo en desarrollo se podría comparar a lo que trajo la imprenta a la Europa del final de la edad media: nuevas maneras de pensar, que se comunicaron de una nueva manera, mucho más rápida, y que provocaron 250 años de revoluciones (desde Lutero a Marat) y una nueva manera de pensar, basada en la ciencia. La revolución del móvil puede ser tan potente... y muchísimo más rápida.

 

Africasms

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Trabajé en una empresa de internet durante la burbuja puntocom, hará unos 10 años. En aquel entonces no existía 3G ni smartphones, ni apenas habían aparecido móviles WAP. Muchos agoreros previeron un brillante futuro a los SMS. Sin embargo, la imposibilidad e inviabilidad de emplearlo para spam publicitario, terminó reduciendo el negocio únicamente a unos pocos clientes tontos (de esos que se bajan un tono de llamada o un juego deficiente pagando un par de euros) que es lo único que ha perdurado hasta hoy de aquel potencial negocio, una vez reventada la burbuja.

Es decir, los SMS no son ninguna revolución. Fracasó en los países ricos y fracasará en los pobres. Lo que no va a fracasar es efectivamente la comunicación móvil en su conjunto, ni el modelo basado en smartphones (la mayoría de los ciudadanos que utilizan/utilizaban un PC les valdría con un smartphone para un 80% de los casos de uso). Incluso en los países pobres, las mismas antenas que transportan la voz pueden transportar también datos, exactamente igual que las de los países ricos.

Resumiendo, personalmente dudo que los países pobres vayan a usar SMS y teléfonos MIDP. Los smartphones actuales de 400 euros los veremos por 50 en unos pocos años (ya los hay por 200, un poco más gordos y feos, pero igual de competentes). Además no se venderán al mismo precio en todos los mercados, sino ajustados al poder adquisitivo del comprador. Esto ya pasa con otros muchos productos (a fin de cuentas, un smartphone de 500 euros tiene una Bill Of Materials de $200, que es lo que realmente cuesta fabricarlo incluso hoy).

Y lo que queda por venir es aún más impresionante, la cuarta generación de móviles, que será la que realmente introducirá el marketing en la red, aunque esta vez a nivel de operador, gestión de contenidos, etc.

La revolución no implica necesariamente que haya un gran negocio, sino que modifica la vida de las personas y la forma de ver el mundo. En este sentido resulta más revolucionario en las zonas del planeta menos desarrolladas, ya que la comunicación móvil requiere de menores inversiones en instalaciones, lo que facilita su desarrollo, y, como bien dice Jaime Castelló, la telefonía móvil se ha convertido en la palanca revolucionaria al estilo de lo ocurrido con la imprenta en sus inicios.
Socialmente está teniendo una influencia brutal, con solo el poder de conectarse las personas desde lugares inhóspitos e incluso obtener instantáneas o vídeos, proporcionando una inmensa cantidad de información que antes no se podía recopilar ni tan siqueira conocer.
Saludos

Una faceta del cambio revolucionario que está imponiendo el móvil en Africa es en su impacto positivo en el desarrollo rural:

1) la posibilidad de gestionar microcréditos y microseguros (para las cosechas) vía los terminales telefónicos

2) Acceder a aplicaciones basadas en SMS para conocer precios de las cosechas y saber si ir o no al mercado (empleando o no varios días de camino para portar la mercancía)

3) Saber si se compra un medicamento falsificado o no, en el caso de disponer un terminal con cámara, enviando un MMS del código de barras a una BBDD centralizada...

Y aún más en las finanzas basadas en el móvil que han hecho que compañías como Telefónica se planteen implantar estos servicios en Latinoamérica.

Incertidumbres: varias de estas aplicaciones funcionan en móviles Symbian distribuidas en OVI Market ¿Qué hará Microsoft?

Respecto al 4G ya veremos que acaba aportando "de nuevo". Recordemos que las innovaciones disruptivas se están dando en tecnologías que no requieren o evitan utilizar (las App de iPhone o Android) anchos de banda tan grandes como el 4G, es decir, la innovación se está basando en concepto no en fuerza bruta (el ancho de banda...)

Saludos !

Revolución = cambio ...., revolución no es igual a negocio, pero a quien no le ha cambiado la vida la telefonía móvil??? Creo que como decían por ahi, vamos cada vez a un marketing individualizado donde cada quien decidira que quiere que se le comunique y cuando. Pienso que hoy en día hay ya un gran aporte al customer service a traves del móvil.

todavía me acuerdo cuando el Snake era una puta pasada y siempre le pedía el movil a mi tio para fundirle la batería, si miras hacia atrás todo lo que esta por venir es impensable...

tienes razón angel yo también me acuerdo del tiempo de los SMS, jajaj

tienes razon angel yo tambien me acuerdo de los SMS, una pena que ya no cuesten dinero, jajaja

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]