Sobre el autor

Jaime Castelló es profesor del Departamento de Dirección de Marketing de ESADE Business School y Director Asociado del Executive MBA de ESADE en Madrid.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Reflexiones sobre la estrategia de Apple Inc. (en la semana del iPad 2 y de una clase de Gestión del Portafolio de Productos) | Inicio | La Revolución Móvil »

31 marzo , 2011 | 08 : 03

El Manifiesto Emprendedor

Escribo este post todavía con resaca (intelectual y emocional) del evento del Club de Marketing de ESADE Alumni de anoche, al que llamamos "Reinventate o Emprende" pero que debería haberse llamado "Reinventate Y Emprende". Como todos los que organiza el Club de Marketing de ESADE Alumni (muchos de ell@s antigu@s alumn@s míos, todo un honor) el evento fue estupendo, divertido e intelectualmente muy estimulante. Ayer especialmente tuvimos la oportunidad de contar con dos ponentes, Alejandro Suarez y Andrés Perez, que no solo nos iluminaron con sus ideas y experiencias sobre esto de Emprender, si no que además animaron, al ya de por si entusiasta público, a emprender y ser parte del cambio que necesitamos. Porque la reflexión final que hicimos en el evento es que hace falta emprender, y de ahí este pequeño manifiesto, que recoge algunos de los temas que se trataron ayer, junto con algunas reflexiones personales al respecto.

Nunca ha sido tan fácil emprender como ahora... para los que trabajamos en la economía del conocimiento (y que cada vez somos más) las empresas y las organizaciones "clásicas" son cada vez menos necesarias. Un desembolso de 600 euros te permite dotarte de todo el "capital" (en la acepción "útiles de producción") que necesitas para empezar a crear y comunicar valor. Como ayer decía Alejandro Suárez, reciente autor de un interesante libro sobre el tema, hay menos ideas que dinero dispuesto a invertir en ellas.

Y sin embargo emprender sigue siendo muy difícil en España... no solo por la falta de condiciones para ello, empezando por las trabas administrativas (el mismo Alejandro Suárez daba una estadística espeluznante, 47 días para crear una empresa en España, frente a 3 días en Bélgica) siguiendo por el escaso apoyo de las instituciones financieras (abundaban las historias de los emprendedores que han tendido que hipotecar a la familia para disponer de algo de capital inicial) y terminando con la cultura. En este país (y en muchos otros) sigue estando muy mal visto lo de arriesgarse, y peor lo de fracasar. Y probablemente este sea uno de los más grandes obstáculos para los emprendedores en España... y el más difícil de cambiar. Vivek Wadhwa, un "serial entrepreneur" de Silicon Valley, uno de los estudiosos del tema, no se cansa de repetir que el éxito de un ecosistema como el del "Valley" es la capacidad de "reinventarse" constantemente, de fracasar y de levantarse otra vez, aprendiendo de los fracasos... y más allá de California, en la "tradicional" Boston, la Harvard Business Review ha dedicado su número de Abril al Fracaso.... ¿Para cuando una cultura del fracaso en España? Yo me pregunto... ¿si "la Roja" no hubiera "atravesado el desierto" de numerosas eliminaciones en cuartos en sucesivas competiciones internacionales, habría sido capaz de ganar el Campeonato de Europa y el Mundial?

Parte de la culpa del punto anterior la tenemos las instituciones.... y hago un "mea culpa" desde las escuelas de negocios, que hemos glorificado demasiadas veces a los Directivos frente a los Emprendedores, a los gestores frente a los aventureros. Afortunadamente creo que esto está cambiando: en mi casa (ESADE) ya tenemos importantes iniciativas al respecto, como el Entrepreneurship Institute, y además creo que hay un muy sano debate, en la comunidad de escuelas de negocios, sobre cómo diseñar nuestros programas para responder mejor a los emprendedores. Al respecto, uno de mis pensadores favoritos es Roger Martin, decano de Rotman, en Toronto, que tiene ideas muy interesantes sobre el tema, que espero que implementemos en ESADE en breve.

Emprender no significa pensar solo en montar una empresa, si no en pensar en cada uno de nosotros como "empresas" y "marcas"... este es el mensaje detrás del llamamiento "The Brand Called You" de Tom Peters en el 96 (sí, hace casi 15 años) y el que impulsa y defiende Andres Perez en su página web y su reciente libro. Uno de los conceptos más debatidos ayer fue el del "intrapreneur", la persona que cambia los negocios desde dentro, y la conclusión de anoche fue que tal vez sea el tipo de "emprendeduría" más difícil... y aun así de las más necesarias: yéndome al territorio de mi "expertise", estudiando para mi tesis doctoral sobre Key Account Management y Gestión Estratégica de Clientes, uno de los aspectos que determinan el éxito de este tipo de iniciativas, corroborado por varias investigaciones académicas (citaría a Millman y Wilson, en "Industrial Marketing Management" en el 2003) es la capacidad de los Key Account Managers de ser "Emprendedores Internos", tanto en su organización como en la del cliente. Emprender, ya sea interna o externamente, significa lo mismo siempre: desafiar el "status quo", buscar nuevas oportunidades, no conformarse.

Un mundo de emprendedores implica un nuevo paradigma de empresa... como ya indicaba en el primer párrafo, los emprendedores no necesitan de las "aportaciones de capital" de las empresas clásicas. Y tampoco de los departamentos, jerarquías y burocracias que caracterizan a muchas de las empresas de hoy. El modelo de organización empresarial que tenemos hoy es un modelo de los años 1950, con estructuras de gestión de la información (jerarquías, burocracia, departamentos) adecuadas a la tecnología de aquella época... hoy en día tenemos tecnología, tanto en "aparatos" como en ideas para organizarnos, para hacer las cosas de una manera distinta y mejor. Ya en un lejano 1997 (¡cuantas cosas antes del "bust" de las "puntocom"!) Dan Pink hablaba de la "Free Agent Nation", y yo, citando a Radio Futura (1980) me atrevo a decir que el futuro ya está aquí, y que de nosotros depende cambiarlo. Un entorno empresarial sin jerarquías y sin barreras funcionales, de redes de profesionales que colaboran de manera abierta en proyectos es posible... solo nos lo tenemos que acabar de creer.

Me gustaría cerrar este inflamado post citando al inflamado Dan Pink del 97...

"Hay un nuevo movimiento que recorre el país. De costa a costa, en ciudades grandes y pequeñas, los ciudadanos están declarando su independencia y escribiendo una nueva declaración de derechos." (de "Free Agent Nation" en FastCompany, Diciembre de 1997)

 

 

Comentarios

Si en la historia reciente hemos vivido revoluciones civiles como la francesa, revoluciones industriales, revoluciones sobre las clases sociales, todas ellas encaminadas a destronar a los poderes instaurados, al status quo, es momento de otra revolución que ya lleva algún tiempo en marcha, la revolución por el poder del individuo, ya sea en la sociedad, en el mundo de la empresa, hasta en la misma iglesia. Estamos en un momento en que las jerarquieas pieden su poder. lo van perdiendo poco a poco, esto es lo grave de esta revolución, que no se nota hasta que se sufre en carne, y el que se da cuenta y se adapta, sale airoso y vuela.
En el transfondo de todo está la libertad como individuo, la responsabilidad sobre sus decisiones, el atreverse a enfrentarse a sus miedos por validar su libertad, pero esta libertad no es la que prometen las constituciones y las leyes, es la libertad verdadera sobre uno mismo, esta es la nueva conciencia que se está dando en buena parte del mundo.
La libertad para dar contenido ético a tu vida, para cosumir sin que te presionen la publicidad, para ser feliz sin estar obligado a tener una buena cuenta corriente, etc..
Un saludo y felicidades por tu post

¡¡¡Felicidades por este nuevo artículo, "inflamado" Jaime :-)!!!

Como hablamos anoche, me parece una iniciativa interesante por parte de las escuelas de negocios (y me gustaría que la mía, la tuya, ESADE, fuera pionera si es que alguna no lo ha hecho todavía...) introducir un emprendimiento real en algunos programas destacados: tal vez el EMBA...

¿Por qué no?

Como bien recuerdas, ESADE cuenta con el Entrepreneurship Institute (http://www.esade.edu/research/esp/entrepreneurship/). Si al instituto le sumamos el foro de business angels con el que también cuenta la escuela... Tenemos a la "academia" y a los "financiadores" para que una actividad reglada, que forme parte del currículo oficial de los EMBAs (por ejemplo), sea un emprendimiento veraz dentro del programa.

Podemos desarrollar la idea, pensar, debatir, organizar, planificar... todo lo que sea menester. Ofrezco mi energía impulsora, mis sueños de futuro y una buena dosis de disciplina para hacer las cosas necesarias.

Muchas gracias por la sesión de ayer tarde, fue extraordinaria... ¡e inspiradora! Los dos libros que compré, tanto el de Andrés Pérez como el de Alejandro Suárez, seguirán siendo fuente de inspiración. ¡Seguro!

Un abrazo/David

Imagina un proyecto integrador con 15.000 € reales para desarrollar una empresa. Serían sólo 3.000 € por participante y aportaría mucho valor al alumno, al Master y, por ende, a ESADE.

Imagina un proyecto integrador con 15.000 € reales para desarrollar una empresa. Serían sólo 3.000 € por participante y aportaría mucho valor al alumno, al Master y, por ende, a ESADE.

Buen post y muy buenos comentarios posteriores.
Vaya, para provenir de una escuela elitista como el ESADE es toda una sorpresa.
A lo mejor el cambio esta vez viene de la cima de la pirámide social.
Y permítanme decirles que no se trata de una crítica a las personas que conforman esta institución, formaría parte con gusto de ella si me lo pudiera permitir.Soy economista de escuela pública y ahora haré un máster de marketing en la pública (y doy gracias al estado de bienestar por permitírmelo) y llevo años intentando escapar del pensamiento dogmático implantado en nuestra sociedad e intentado acceder a estos foros de discusión en los que se replantea nuestra visión del mundo pero mi opinión no les importa, prefieren seguir enfrascados en su burbuja de pensamiento no vaya a ser que se rompan las jerarquías con gente con ideas frescas.Ya se que sois muy inteligentes, cultos y buenas personas, pero sólo representais a una parte minúscula de la sociedad y la muestra que representais está sesgada por lo tanto vuestro modelo mal construído.
De todas maneras es un buen intento de acercarse a la realidad de la mayoría

Buen post y muy buenos comentarios posteriores.
Vaya, para provenir de una escuela elitista como el ESADE es toda una sorpresa.
A lo mejor el cambio esta vez viene de la cima de la pirámide social.
Y permítanme decirles que no se trata de una crítica a las personas que conforman esta institución, formaría parte con gusto de ella si me lo pudiera permitir.Soy economista de escuela pública y ahora haré un máster de marketing en la pública (y doy gracias al estado de bienestar por permitírmelo) y llevo años intentando escapar del pensamiento dogmático implantado en nuestra sociedad e intentado acceder a estos foros de discusión en los que se replantea nuestra visión del mundo pero mi opinión no les importa, prefieren seguir enfrascados en su burbuja de pensamiento no vaya a ser que se rompan las jerarquías con gente con ideas frescas.Ya se que sois muy inteligentes, cultos y buenas personas, pero sólo representais a una parte minúscula de la sociedad y la muestra que representais está sesgada por lo tanto vuestro modelo mal construído.
De todas maneras es un buen intento de acercarse a la realidad de la mayoría

@Joaquín

Querido Joaquín,

Agradezco tus palabras. Hace algún tiempo que abandoné ciertos criterios excluyentes que poblaron mi forma de entender las cosas.

Me formé en un colegio público (CN Bolivia), en un instituto de bachillerato público (IB San Isidro), en una universidad pública (UPM), en una escuela de negocios privada (ESADE), en multitud de escuelas, centros de formación... Aprender es una de las cosas que más me gusta hacer.

Aprender, para mí, es formar parte de una comunidad de aprendizaje. Sin distingos entre lo público y lo privado, sin tener en cuenta la financiación, sin tener en cuenta el dinero. Para mí, aprender es abrir tu mente, dejar que se oxigene, dejar volar tu imaginación...

Es cierto que, gracias al Estado del Bienestar que nos hemos dado entre todos y que algunos intentan denostar, las tasas de los centros de formación públicos son más asequibles que el importe de cursos equivalentes en centros privados. Eso es cierto.

No deja de ser menos cierto que, por otro lado, cuando una persona como yo (formada desde los 5 años hasta los 24 años en centros públicos 100%) decide que necesita abrir su mente hacia áreas de conocimiento no afines a su bagaje académico anterior (soy ingeniero de telecomunicación) se plantea las numerosas alternativas que le ofrece el mercado. En mi caso, me planteé EOI, IE, IESE y ESADE. Un centro con financiación pública (que no es lo mismo que un centro de formación pública subvencionado 100% por las administraciones públicas... porque las tasas de EOI, aun siendo más bajas que las de IE, IESE y ESADE, son para mí elevadas dada la condición de EOI) y tres centros privados.

Finalmente, por cuestiones que no vienen al caso, escogí ESADE. Y estoy muy contento de haber realizado un programa tan interesante como el EMBA. Hubo actividades extra-curriculares tan interesantes como un taller de teatro (para adquirir habilidades necesarias en una persona que debe coordinar equipos de trabajo) o un seminario sobre la gestión del yo.

Queda el asunto de cómo financiarte una formación en un centro privado. En mi caso, tirando de los ahorros de varios años de trabajo. No soy rico, no pertenezco a una familia adinerada... tengo muchas ganas de aprender (ayer comencé a estudiar chino mandarín), tengo mucha energía que quiero canalizar en conseguir lo que deseo.

Gracias de nuevo por tus comentarios, Joaquín. Me han hecho pensar.

Un abrazo/David

2 de mis socios son ex alumnos de ESADE, valoro mucho la formación que impartis, por eso os animo a que desarrolléis un proyecto en el que los alumnos además de recibir la formación, tengan la posibilidad de emprender de verdad, y cuenten con vuestro apoyo.

La idea es que destinen unos 10.000 € a financiar el proyecto inicial y se tengan que enfrentar a la realidad del emprendedor con recursos escasos...

Vender a C/P o captar financiación..

un abrazo y enhorabuena por el post!!!!

Excelentes observaciones. En México a muchos les va bien con su inversión en una franquicia novedosa proveniente de España que ha introducido José Miguel López-Frade, que se llama No+Vello, en el sector del cuidado personal. Es notorio ver como unas franquicias se van y otras tienen un impulso arrollador.

Este artículo me ha servido un poco de inspiración personal, estudie mi grado y mi maestría en Costa Rica y desde que vine a vivir a España poco he ejercido por muchos motivos, y aunque ahora la situacion me oprime y no puedo aunque quisiera reciclarme profesionalmente, he decidido quitarme las telarañas del conocimiento a través del blog como el suyo , y nutriendome del conocimiento de todos los que en el participan.. Espero que este sea el inicio de mi propia revolución...saludos y sigan adelante!

ahora hasta la clase política se apunta a la moda de los emprendedores, ya iba siendo hora que los emprendedores tuvieran el reconocimiento que se merecen.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]