Sobre el autor

Jaime Castelló es profesor del Departamento de Dirección de Marketing de ESADE Business School y Director Asociado del Executive MBA de ESADE en Madrid.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2010 | Inicio | enero 2011 »

31 diciembre, 2010 | 10:47

Como breve descanso de los "papers" académicos para mi doctorado, estos días he estado leyendo (y ademas, en formato físico, o "de arboles muertos", como le llama un amigo) el estupendo libro de Ben Heinrich "Why We Run: A Natural History". En el, Ben, que une en su persona a un destacado biólogo y a un exitoso corredor de ultramaratones (distancias por encima de los 50 km.) reflexiona sobre las razones por las cuales los seres humanos estamos predispuestos, física y mentalmente, para correr. La conclusión a la que llega es que correr, y en particular correr durante largas distancias a un ritmo sostenido, es lo que permitió a los homínidos encontrar un nicho en el feroz ecosistema de las sabanas africanas de hace dos millones de años. No somos tan rápidos como un antílope, un león o una hiena, pero podemos agotarlos a todos, especialmente a pleno sol y en grupo. Esta manera de cazar habría configurado nuestro cuerpo (bípedos, con visión delantera, pelo en la cabeza, aparatos digestivos pequeños) y habría desarrollado nuestra mente (paciencia, estrategia, trabajo en equipo) y con el tiempo nos convirtió en el depredador mas feroz del planeta. A lo largo de millones de año, y por un lento y doloroso proceso de selección natural, nuestra especie se fue convirtiendo en lo que somos ahora.

Este pequeño baño de darwinismo corredor me ha hecho pensar en que la evolución de las empresas se parece mucho a la evolución de las especies (no en vano los paradigmas del darvinismo y del mercado se desarrollan en la misma época y el mismo contexto, Darwin y Ricardo se podrían haber cruzado en las calles de Londres en la primera mitad del S. XIX). Las empresas nacen del impulso creador y de la pasión de una emprendedora, pero su éxito y su permanencia están condicionados a el saber adaptarse al entorno, a saber encontrar su hueco dentro del ecosistema del mercado, al igual que nuestros antepasados homínidos se forjaron el suyo hace millones de años. Los tiempos sin embargo son distintos, en el sentido de que la evolución de las especies es un proceso de miles de años, mutación a mutación, que hace que los rasgos que mejor permiten competir se afiancen en el genoma de la especie, y en cambio las empresas deben y pueden adaptarse a los cambios mucho mas rápidos de los mercados. Lo que si se mantiene es que es en el entorno donde residen las pistas sobre como deben evolucionar empresas y especies para ser mas competitivas: los rasgos que permiten a la especie ser mas fuerte en su ecosistema permanecen, así como las estrategias que hacen a la empresa mas competitiva en su mercado.

La clave entonces para el éxito de las empresas estaría en "dejarse evolucionar", no solo abriendo al mercado (sometiendo a la dureza del ecosistema), si no ademas experimentando nuevas estrategias (algo así como provocar mutaciones) para ver cual es mas eficiente en determinadas circunstancias. Las empresas no tenemos (siempre) el acicate del hambre para evolucionar, y a veces cuando este llega, es demasiado tarde. Tal vez si pensáramos en las empresas como organismos abiertos al entorno, crearíamos organizaciones a la vez mas ágiles y mas resistentes a los cambios.

Si en la San Silvestre de hoy os encontráis con un individuo en taparrabos de piel y con una lanza... ya sabéis que libro ha leído.

Feliz año a tod@s.

berndheinrich.jpg

07 diciembre, 2010 | 10:59

 

Tengo los mejores ex-alumnos del mundo... de hecho son tan buenos que me sonroja pensar que algún día pretendí enseñarles algo. Menos mal que desde que empecé a enseñar en ESADE siempre tuve muy claro que en la clase (al menos en las de Executive Education) el que más sabe no es el profesor, y que mi rol en la clase es el de hacer reflexionar a los participantes y exponerlos a modelos que les hagan encontrar un sentido ("sense-making" como decimos los académicos) a su realidad y a las prácticas de sus empresas.

De todas maneras, me voy del tema (otro de los vicios académicos). Resulta que con mis brillantísimos ex-alumnos he mantenido un breve pero intenso debate por e-mail (Málaga - Madrid - Chicago) a raíz de la siguiente noticia: "In A Program Overhaul, Wharton Offers MBAs Free Life-Long Learning". En ella se comenta que Wharton ofrecerá formación "de por vida" como parte de su nuevo formato de MBA.

Mis reflexiones al respecto son:

1. - Creo que lo del artículo es más una reacción a los problemas estructurales del modelo MBA, que una apuesta decidida por la educación continua. En los EEUU (y en parte aquí también) nos hemos dado cuenta de que el MBA (fórmula que nace en los 60s) ya no es el modelo para formar directivos, y que el clásico énfasis en finanzas, estrategia y modelos cuantitativos no prepara a los directivos para afrontar los retos del futuro. Es por ello que se exploran nuevas ideas, pero con la limitación de que, si quieres que te acrediten el MBA (indispensable para estar en el mercado) tienes que tener los contenidos clásicos, que te ocupan la mayoría de las horas, y te tienes por ello que buscar la vida para ver dónde pones lo que piensas que deberían estar estudiando tus MBAs... y de ahí lo de las electivas, los programas cada siete años, etc. Yo creo que estamos ante el canto del cisne del modelo, y espero que los próximos cinco años vean el fin del modelo MBA como título único en management, y el nacimiento de algo nuevo (curso de liderazgo subiendo al Aneto o a la Pica d'Estats y en invierno, curso de estrategia regateando barcos en la bahía de Palma, o en Valencia, curso de creatividad construyendo una cabaña para vivir el ella)... lo que no quiere decir que el MBA pierda su valor en el mercado de titulaciones, pero sí que se abrirá el abanico a nuevas cosas, o a nuevas maneras de formar a directivos. Y no soy el único en pensar de esta manera, aquí tenéis un par de artículos que van en la misma dirección:

Making Values Part of the B-School Curriculum

Is an MBA a Plus or a Minus in the Startup World?

Building the next-generation business leader (este es un link a McKinsey Quarterly, tendréis que suscribiros para leerlo)

Reinventing the MBA: 4 Reasons to Mix Business With Design Thinking (si sólo os podéis leer uno, que sea este)

 

2. - Y en cuanto a la formación de por vida... creo que es como deberían funcionar las Business Schools (BS), pero no tanto como cursos que den los profes, si no al convertirse en lugar de encuentro y de debate de directivos. Para mi el valor en el management está en la conversación (dialéctica, si me permitís que me ponga fino) entre práctica y teoría, y la fuerza de una BS es reunir a ambos campos y generar conocimiento de esa manera. Por ello creo que lo que debería ofrecer una BS es, por un lado una formación "inicial" (en la forma que sea, hoy por hoy el MBA es un estándar, pero creo que también valen otros programas, siempre como paso previo o permiso que "cualifica" para entrar en la red) y luego y a la vez (desde el momento 0), un entorno de encuentro y debate, en el formato que sea... y aquí creo que las BS deberían empezar a pesar en sí mismas como comunidades en vez de como universidades... o volver al concepto griego del ágora, que era mucho más abierto y mucho más dialéctico. Y todo ello convenientemente reforzado con tecnología para sacar partido de la capacidad de convertir el debate y el pensamiento en global y "atemporal" (ejemplo: me conecto a las 3:55 para ver el vídeo de la mesa de redonda de ayer en Singapur, y lo comento, entrando en el debate, y llevándolo a mis contactos en mi red, que a su vez entrarán o no en él... todo ello perfectamente "buscable" y "tageado"). Y aquí tenéis unos cuantos links sobre el tema:

How Web-Savvy Edupunks Are Transforming American Higher Education (im-pres-cin-di-ble... lo envié a los "jefes" de ESADE para nuestro plan estratégico)

'You Can't Create a Leader in a Classroom.' (palabras de sabiduría del gran Mintzberg)

Tengo la suerte de trabajar en un "negocio" al que no seremos capaces de reconocer dentro de 10 años... me encanta.

(Post Scriptum: este es un post convergente con el del 11/09 pasado "El futuro del conocimiento", por si os apetece repasarlo)

 

 

features-85-education1.jpg

 

 

 

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]