Sobre el autor

Jaime Castelló es profesor del Departamento de Dirección de Marketing de ESADE Business School y Director Asociado del Executive MBA de ESADE en Madrid.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« agosto 2010 | Inicio | octubre 2010 »

11 septiembre, 2010 | 13:18

Antes de empezar, y para los que no lo sabéis, trabajo en ESADE, una escuela de negocios, que forma parte de una Universidad (la Ramón Llull, en Barcelona), así que estoy totalmente inmerso en el "paradigma clásico" de la educación superior. Además estoy haciendo un doctorado en una universidad británica, con lo que todavía estoy más metido en el, a veces polvoriento, mundo del conocimiento académico. Y esto hace que a veces necesite sacar la cabeza y respirar aire fresco, y darme cuenta de lo que se está cociendo por ahí.

Porque desde luego, el mundo de la educación está cambiando. La educación no es más que conocimiento, y como se transmite. Y el conocimiento no es más que información, con lo que la "industria" de la educación está potencialmente en la misma situación que todas las otras industrias que trabajan con información, como la de la música, el cine, los libros, el software... Las nuevas tecnologías de la información (bueno, nuevas desde hace diez años) han permitido que la información se almacene y se transmita de una forma radicalmente distinta. Lo único que hace falta es que los actores en esta industria se decidan a destruir el sistema, "des-intermediándolo" para revolucionar la manera en la que hoy en día generamos y distribuimos conocimiento. Para poner un ejemplo, recordemos lo que les pasó a las agencias de viaje, cuando los "productores" del servicio (especialmente las líneas aéreas) decidieron saltárselas, y vender directamente (y por Internet) a los usuarios finales. En la educación superior, y por acercarme algo al ejemplo, las universidades no somos más (ni menos) que "agregadores" del conocimiento que "fabrican" los académicos. En el fondo somos intermediarios, que cumplimos varias funciones, muy importantes eso sí: desde la revisión y certificación del conocimiento, pasando por la conversión del mismo en unidades comprensibles, y acabando en ser un lugar de encuentro y de networking entre los usuarios. Pero ¿Podrían las tecnologías de la información hacer emerger nuevos modelos? El hecho es que sí, y aquí van algunos ejemplos:

- TED. Según un reciente artículo de FastCompany, "el nuevo Harvard". Se trata de conferencias de 18 minutos (ni uno más, ni uno menos) sobre temas innovadores. Tienen un formato físico, obscenamente caro (más de 6.000$ por asistir) pero son totalmente gratis como vídeos online en ted.com. Reúnen a la "crème de la crème" del conocimiento mundial (científicos, economistas, filósofos, escritores, y pensadores en su definición más amplia) y se están expandiendo por todo el mundo en las series TEDx... con TEDxSol, en Madrid, el próximo cuatro de Octubre (y allí estaré yo).

- iTunesU. En el entorno cerrado de iTunes, cientos de lecciones sobre infinidad de temas, de cientos de universidades e instituciones educativas. Los formatos van desde el simple podcast con una lección "leída" hasta cursos enteros con vídeos y gráficos. Y también totalmente gratis... si trabajar en el entorno cerrado de Apple no es ya pagar un precio, de alguna manera. En ESADE todavía no estamos allí, pero si tenemos un podcast en el Apple Store (y un servidor tiene colgados allí un par de vídeos sobre Marketing y Ventas, por si os interesan).

- Khan Academy. Uno de los pioneros en la educación online totalmente gratis. Lo sorprendente es que no parte de un coloso de la tecnología, como Apple, o de pensadores multimillonarios, como TED, si no que es el fruto del trabajo de Salman Khan, un experto en tecnología que empezó ayudando a sus sobrinos con las matemáticas, en su tiempo libre, y que ha construido un currículum formativo impresionante, con más de 1600 vídeos sobre todo tipo de temas.

- Peer2Peer University. Lleva el concepto de la educación libre al mundo de las redes sociales. Todavía hay pocos cursos (algunos en español) pero la idea va tomando fuerza (y fondos) poco a poco.

Podéis encontrar más recursos en un estupendo artículo de FastCompany sobre el tema, en el número de Septiembre del año pasado, y seguro que hay muchos más fuera de mi radar.

No creo que la educación superior vaya a revolucionarse como las industrias de la música o de los viajes, con la irrupción definitiva de las tecnologías de la información. Creo que las instituciones (los intermediarios) todavía proveemos de muchos servicios de altísimo valor añadido a los usuarios (desde la certificación del conocimiento a la construcción de currículae formativos) como para desaparecer de un plumazo. Pero si que debemos pensar en que las nuevas generaciones, que han nacido con un ordenador (o un tablet) bajo el brazo, van a demandarnos nuevas maneras de hacer nuestra trabajo, que van a implicar tecnología, pero también apertura e innovación en la entrega del conocimiento.

Desde luego, tiempos interesantes para ser un profesor.

feature-67-kids-apps-inline-5.jpg

05 septiembre, 2010 | 11:34

A veces la realidad supera la fantasía, o las elucubraciones de los que nos dedicamos a esto de intentar averiguar como funcionaremos las personas y las empresas en el futuro (me quedo con la definición de "dismal science"). Es por ello que en este espacio de apertura al mundo 2.0 me ha apetecido comentar con vosotr@s tres historias que me han parecido interesantes y divertidas:

Buscando (y encontrando trabajo) en el mundo 2.0. La primera historia es la de Alec Brownstein, un creativo de publicidad neoyorquino ("Mad Men" versión 2010) que quería entrar a trabajar en una de las grandes agencias de la ciudad. Y para ello, además de hacer lo habitual (enviar CVs, networking...) hizo algo más. Alec compró Google Ads (gasto total, 6 dólares US) con los nombres de los directores de las agencias (cinco), y en ellos puso el texto "Hey XXXX (aquí va el nombre del directivo). Googling yourself is a lot of fun, hiring me is fun too" (algo así como "buscarte a ti mismo en Google es divertido, contratarme también lo es") y su web "www.alexbrownstein.com". El resultado es que Alec consiguió cuatro de cinco entrevistas y ahora trabaja para Young & Rubican, donde ha ganado ya varios premios (disclaimer: el tipo también es conocido por hacer anuncios de mal gusto, del tipo niño abandonado por sus padres por haberse comido todos los cereales... y yo no le veo la gracia). Lo interesante de esta historia es como, para entrar en el mundo "tradicional" las grandes agencias de publicidad, Alec se ha servido de algo como Google, algo así como la gran amenaza al mundo de las agencias. Es como hacerse ciclista para entrar a trabajar en la Ford... si me permitís el símil. Y también muestra como hoy en día, pensando un poco y siendo creativos, estamos a pocos "clics" de cualquier empresa con la que queramos contactar.

La crowd-web revista. Se trata de "Long Shot" una revista construida "online" durante un periodo de 48 horas. En efecto, y para el número que está a la venta ahora, cientos de escritores, video-artistas, fotógrafos, dibujantes y editores trabajaron juntos (y online) durante 48 horas (de las 12 del mediodía del 27 de Agosto pasado a las 12 del mediodía del 29 de Agosto) para crear el número. El resultado es una revista fresca y diferente (algo críptica para los que no estamos muy metidos en el mundo del arte) que podéis pre-visualizar aquí. Continuando con el humor de la revista, "long shot" es algo así como "difícil de conseguir" y es el segundo nombre de la revista. El primero fue "48 HR" pero la CBS les obligó a abandonarlo, defendiendo su (prescindible) película "48 hrs." (aquí "Límite: 48 horas" con Nick Nolte y Eddie Murphy).

El fin de la Ley de Moore. Y no, no es que me haya puesto mesiánico como Chris Anderson (por cierto, estupendo número de Wired el de Septiembre, y si lo podéis leer / ver / escuchar en el iPad, mucho mejor), es que me ha gustado mucho un artículo con un título similar "The End of Moore's Law: A love story" en Techcrunch, de Bing Gordon, un tipo muy interesante. Resulta que Bing, que empezó a trabajar en Intel en los años 70 (y allí conoció al Sr. Moore de la dichosa ley) ha recorrido el mundo de Internet y especialmente de los juegos, desde sus inicios (en Electronic Arts desde su fundación el el 82, también en Amazon, y luego como asesor de firmas de capital riesgo). En el artículo, Bing Gordon explica que al principio un juego era mejor cuanta más potencia era capaz de desarrollar en la pantalla, y que para ello hacían falta ordenadores (y consolas) cada vez más potentes (la Ley de Moore), pero con los años se ha dado cuenta que sus mejores recuerdos jugando los tiene de cuando ha compartido las partidas con más gente (y habla de su familia y de sus amigos). La conclusión del artículo es que ya hemos superado la etapa "Ley de Moore" en los juegos, y que ahora, frente a la potencia, se impone la conexión.

Como decía Santiago Auserón, el futuro ya esta aquí.

radiofuturamusicamodern.jpg

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]