Sobre el autor

Jaime Castelló es profesor del Departamento de Dirección de Marketing de ESADE Business School y Director Asociado del Executive MBA de ESADE en Madrid.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« julio 2010 | Inicio | septiembre 2010 »

24 agosto, 2010 | 07:00

Disclaimer: antes de leer el resto de este post debéis saber (los que no lo sepáis ya) que no soy un gran fan del Fútbol (o Soccer, en lenguaje internacional). A pesar de haber crecido en la España del Naranjito, que me pilló ya de pre-adolescente, nunca sintonicé con el "deporte rey" de este país. Tal vez porque era eso, el deporte rey, lo único que se veía/oía/leía en los medios de comunicación, y yo siempre he sido algo alternativo. Y sobre todo porque en el fútbol (especialmente el español y el italiano) he visto algunos de los comportamientos que peor soporto: la simulación y el engaño sistemático para conseguir ventajas en el juego (las "piscinas" de los delanteros, los jugadores que se retuercen de dolor ante faltas inexistentes, el intentar engañar a los árbitros, aún negando la evidencia), la opinática (todo fan se siente autorizado para emitir su juicio sobre cómo debe jugar un equipo o sobre si tal o cual jugador es un "manta") y la falta de seriedad de algunos "profesionales" (bastará deciros que soy valenciano, y un nombre: Romario). A mí siempre me han ido más los deportes de resistencia y sacrificio personal ("endurance" en inglés), me han parecido más nobles y gratificantes, y por eso admiro a triatletas, nadadores, maratonianos y ciclistas (con salvedades en este último deporte). He tenido la suerte de poder participar en competiciones con la élite de alguno de estos deportes, y ver, de primera mano que además de ser atletas formidables son personas sencillas y cercanas. En el apartado de deportes de equipo, y siendo siempre alternativo, guardo estupendos recuerdos de mis equipos de baloncesto (la solución para los "altos" en la España de finales de los 70) y de Fútbol Americano (fui "outside linebacker" en el primer equipo de Valencia, durante cinco años, y luego entrené algo al equipo de la defensa).

Y después de todo esto, entenderéis que el Domingo pasado, convaleciente de un golpe de calor sufrido al coronar (por última vez este verano) el Garbí (el puertecillo de montaña local en casa de mis padres), me animara a leer la estupenda entrevista a Mourinho que en EL PAIS le ha hecho Juan Cruz. Y que me sorprendiera encontrar en sus líneas a un tipo muy cabal, inteligente y que en ella desgrana algunas claves de lo que es liderar con un nuevo paradigma, que es lo que nos está pasando a las empresas en este nuevo mundo 2.0. Y algo sabrá, ya que ha ganado varios títulos de liga en los campeonatos más competitivos del mundo (la Premier League y el Calcio) y tres Champions League con tres equipos distintos, de tres ligas distintas

- Transparencia "Cometeré errores en mis decisiones, en los análisis, pero guardaré el máximo de honestidad con mis jugadores". Transparencia + Honestidad = Confianza = Entrega e implicación en el equipo.

- Conciencia de la evolución de los colaboradores "Cuarenta años atrás, un entrenador con dos dedos de inteligencia y dos dedos de cultura tenía un dominio intelectual y cultural sobre sus futbolistas. Los jugadores no tenían ni la capacidad de entender en qué trabajaban, cómo trabajaban, sus necesidades... (Hoy) el jugador es mucho más culto, más inteligente, es más exigente. Por eso creo que hoy un entrenador tiene que estar mucho más preparado que años atrás... ha de ocuparse de la gestión de los egos, de las emociones..." Sustituya "futbolista" por colaborador y "entrenador" por directivo, y aquí está toda una declaración de como liderar equipos de alto rendimiento.

- Motivación "Los jugadores importantes quieren hacer historia, su propia historia". ¿Por qué trabajamos?¿Y por qué trabajamos más? Ya no es "enséñame la pasta" (Cuba Gooding Jr. en "Jerry Maguire") es la trascendencia, el legado, el hacer algo que perdure.

- La importancia de la cultura y del entorno en las organizaciones, y en las estrategias que pueden usar para ganar. Su análisis del Barça de Guardiola es tremendamente lúcido, y su visión es muy interesante "(sobre la eliminatoria de Champions League de hace unos años) este Chelsea es campeón de Inglaterra, y si jugara la Liga española no la ganaría. Y el Barça es campeón de España, pero no ganaría la Premier. Y la construcción de los equipos debe realizarse de acuerdo con la cultura y con las cualidades que tienes para ganar".

No sé si ya es demasiado tarde para aficionarme al fútbol, y si hay alguien capaz de hacerlo, me parece que es este señor portugués tan inteligente y tan lúcido. Y además somos casi vecinos, el Bernabéu el estadio que más cerca me queda de casa y de la oficina. Bromas aparte, este año creo que podemos ver grandes cosas en la liga, e interpretarlas en clave de management. Ahora mismo bajo a comprarme el Marca.

Mourinho_entrenador_Real_Madrid.jpg

18 agosto, 2010 | 07:18

Y no, no es que se haya muerto de verdad (aunque algunas ideas del debate sobre la net-neutrality dan bastante miedo) si no que así lo ha declarado Chris Anderson en su último artículo en Wired (aparecerá en Septiembre, pero lo podéis leer ya aquí) que abandera todo un número sobre la "muerte de Internet". El concepto es muy interesante, y en la web de Wired podéis encontrar también un estupendo debate entre el antes citado Anderson y otro de mis "gurus" favoritos, Tim O'Reilly (el de las Web 2.0 conferences) al respecto.

Pero ¿es de la muerte de Internet de lo que realmente están hablando? Después de leer los artículos, me parece que no es para tanto, que no es tanto una muerte como un cambio de modelo. Este cambio se observa en el gráfico que abre el artículo de Anderson, y que muestra como el tráfico en la red ya no está dominado por los buscadores (lo que ellos llaman "la Web") si no que se están imponiendo los sitios y las aplicaciones "cerrados" (lo que ellos llaman "Internet").

ff_webrip_chart2.jpg

Las claves de este nuevo modelo serían:

- Sencillez y facilidad de uso: como dice Anderson "el mercado ha hablado" y poco a poco (o por lo menos tan despacio como pueden ir las cosas en Internet) nos hemos dejado querer por soluciones más elaboradas y con una mejor experiencia para los usuarios. En vez de tener que ir a buscar en una página en blanco (modelo Google) nos metemos directamente en un entorno cerrado (modelo de las "Apps" de Apple o de Facebook) más fácil de usar y con todas las opciones programadas. Una comparativa de estos dos modelos la podéis encontrar aquí.

- Efecto de Red: Anderson cita la ley de Metcalfe, en el sentido que cuantos más usuarios tienen las apps o los entornos "cerrados" (otra vez Facebook) más valor aportan, y más nos "encerramos en ellos". ¿Por qué buscar en Google cuando puedes hacerlo en Twitter o con tus amigos en Facebook? ¿Por qué liarse con búsquedas cuando podemos tener recomendaciones?.

- Modelo Freemium: la Web era "gratis total" (modelo Google), y por el modelo Internet se paga... poco o nada al principio, pero más a medida que se quieren disfrutar de más servicios, o que estos son más personalizados (esto es cierto en el mundo de las Apps, y está por ver todavía en Facebook, Twitter y demás "entornos cerrados").

El punto dramático en este debate lo ponen Anderson (y Michael Wolff, un nuevo fichaje en Wired) cuando se asustan ante el poder que están consiguiendo los dominadores de este nuevo modelo de "entornos cerrados" ("un anillo para gobernarlos a todos, un anillo para encontrarlos, un anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas") y vaticinan en fin de una Web (el modelo anterior) libre y accesible a todos (Jobs = Sauron). Y el punto de cordura lo pone O'Reilly cuando dice que lo importante no es que Internet sea completamente libre y no haya ningún entorno cerrado (una utopía a lo Richard Stallman), si no que sigan habiendo espacios de libertad en lo que puedan generarse innovaciones que den pie a futuros cambios de modelo.

A mi el debate me parece muy interesante, porque por un lado "certifica" (como solo Wired lo puede hacer) el final de un modelo basado en PC + Navegador de Internet, y la emergencia (y dominio) de otro modelo basado en Dispositivos Móviles + Aplicaciones. Hoy en día ya no basta con tener una página web, una empresa que quiera aprovechar todas las posibilidades de conexión con sus clientes / proveedores / trabajadores ... tiene que estar en los "entornos cerrados" con más poetencia de red (los Twitter, Facebook, LinkedIn) e incluso generar el suyo propio (su "app"). Y también porque, como dice Anderson, es la "mayoría de edad" de Internet como negocio. Haciendo un símil con la industria del automóvil, el modelo Google + PC era algo así como el Ford T, el mismo para todos, accesible, sí, pero que sólo hacía lo básico. El nuevo modelo es como el nacimiento de nuevas marcas y nuevos modelos que satisfacen necesidades distintas y más sofisticadas, de una mejor manera que el modelo básico. La gran cuestión es si este desarrollo acabará como el del automóvil, con grandes conglomerados industriales incapaces de innovar y que al final acaban viviendo de subsidios, o si, esta vez, seremos capaces de evitarlo.

Nada como un buen debate para salir de la pereza de las vacaciones.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]