Liberalismo social

Alexandre Muns Rubiol

Fomentar ideas para superar la crisis mediante un liberalismo ético, social y sostenible que genere riqueza en España mediante el desarrollo de los sectores de la nueva economía, la eliminación de trabas a los emprendedores y la aplicación de reformas estructurales. Y que con nuestros socios europeos nos permita combinar austeridad con crecimiento y mantener unos estándares laborales y medioambientales altos que eviten el dumping social y la degradación de nuestro planeta.

Imagen de  Alexandre Muns Rubiol

Alexandre Muns Rubiol: Profesor de la de EAE Business School. Colaborador de Cinco Días, La Vanguardia, La Razón y RNE. Ex encargado de redacción de discursos y asesor (Speechwriter) para el Presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) y para el presidente del Banco Mundial. Ex Director de Estudios de la Cámara de Comercio Americana en España. Autor de tres libros en castellano: "De la perestroika a la CEI", "USA, Quo Vadis?", "Conversaciones con Marx: Diálogos en torno a un liberalismo ético") y tres en inglés: "The End of the Cold War: German Reunification", "Ethical Capitalism: What it can do for you") y "Of bureaucrats, politicians and statesmen: How to Right-Size the American Dream". Autor de más de 300 artículos en prensa.

abril 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Casi un millón de empleos en EEUU dependen de las exportaciones a China | Inicio

03 abril , 2018 | 00 : 54

La volatilidad y bajada de las Bolsas continuará -- por proteccionismo, tipos interés y burbuja de las tecnológicas

El hecho de que la administración Trump amenace con aranceles (hasta ahora todo son anuncios, no se han aplicado) sobre el acero y hierro, después sobre 50.000 millones de dólares de importaciones chinas del sector aeronáutico y maquinaria y denuncie con razón ante la OMC las prácticas de transferencia forzada de tecnología a China y falta de respeto de propiedad intelectual por parte del coloso comunista es uno de los motivos que está provocando que las bolsas hayan perdido desde enero todas sus ganancias. Y que en algunos casos ya se esté alcanzando descensos que dejan los índices en los niveles de mediados del año pasado.

Evidentemente Trump debería utilizar exclusivamente la OMC y su sistema de resolución de disputas para denunciar prácticas que sí son ilegales, o por lo menos intentar colaborar con los países occidentales para frenar la evidente y declarada intención del gobierno chino de dominar sectores económicos estratégicos, por ejemplo el desarrollo de la nueva generación de banda ancha 5G.

Además de los anuncios de Trump, la renta variable tenía que bajar. Casi diez años de tipos de interés próximos a 0 fomentó la subida de las bolsas. La renta fija casi no rendía en los países desarrollados. Los ratios de precio-beneficios estaban por las nubes, especialmente en EEUU, y muchas empresas se han endeudado hasta niveles preocupantes.

Además de estos factores, hemos entrado en un nuevo paradigma respecto a las tecnológicas. De repente todo el mundo descubre que se dejan utilizar por parte de dictaduras y hackers, que no protegen la información de sus usuarios, que no saben responder a las críticas, que no son transparentes, que hay que regularlas. Esto ya era evidente. 

El problema es que los seres humanos también tienen que hacer autocrítica. Si tanta gente quiere el nuevo smartphone de turno porque hace fotos bajo el agua, o la inmediatez del Uber, o poder ver tantos contenidos por TV a velocidades rápidas, el streaming, pisos inteligentes, llenar su móvil de apps, el resultado es un NASDAQ con muchas empresas sobrevaloradas.

La tecnología debe utilizarse para ayudar a las personas, no para adquirir más. Mucho hablar de coches que se auto-conducen. Ya tenemos a dos muertos por las pruebas de Tesla y Uber. Por qué no utilizan la tecnología para aliviar los atascos? A un servidor le gusta conducir el coche, no que me lleve. Lo mismo con las FAANG. Tanto hablar de inteligencia artificial, el Internet de las Cosas, etc. y es imposible hacer una traducción de calidad escrita con Google translate! 

Por si me critican, no soy un ludita. Doy clases como profesor universitario por Internet, pago en el supermercado después de insertar los códigos de los productos y sin intervención de humanos, aprovecho las apps últiles, GPS. Incluso sé lo que es Spotify, Snapchat y las ofertas públicas de acciones en el sector tecnológico en EEUU y en China que se preparaban para 2018 y que ya pueden olvidar.

Pero también recuerdo las burbujas y consecuencias de las .com, cuando el NASDAQ alcanzó 5000 puntos. Y también he leído Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley. Y precisamente porque he vivido gran parte de mi vida y sigo viviendo en EEUU critico el insaciable apetito por consumir en todas partes. 

 

 

 

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]