Liberalismo social

Alexandre Muns Rubiol

Fomentar ideas para superar la crisis mediante un liberalismo ético, social y sostenible que genere riqueza en España mediante el desarrollo de los sectores de la nueva economía, la eliminación de trabas a los emprendedores y la aplicación de reformas estructurales. Y que con nuestros socios europeos nos permita combinar austeridad con crecimiento y mantener unos estándares laborales y medioambientales altos que eviten el dumping social y la degradación de nuestro planeta.

19 febrero, 2017 | 15:53

Si se produce

un Brexit duro y las entidades financieras establecidas pierden sus denominados passporting rights (derecho a ofrecer sus servicios en los otros 27 estados miembros), miles de trabajos de la City se trsladaran a otros centros financieros. HSBC ya ha trasladado a 1000 empleados de Londres a Paris. UBS y otros bancos meditan hacer lo mismo. Paris,  Frankfurt, Dublin y Luxemburgo estan invirtiendo en lobbying para captar a los que deslocalicen de la City. Frankfurt y Paris tienen la ventaja de ya ser plazas financieras importantes. Francia esta ofreciendo un impuesto sobre la renta mas reducido durante para rentas altas que regresen o se instalen en el pais galo. El impuesto de sociedades va a disminuir del 33 al 28 en 2020. Dublin y Amsterdam son ciudades donde se puede trabajar sabiendo solo ingles, pero no tienen la cantidad necesaria de oficinas y colegios internacionales para acomodar a muchos exptatriados, ademas de limitar los bonus de los banqueros. Paris es la clara favorita para conseguir atraer a los bancos globales, bancos de inversion, fondos de inversion, fondos de capital riesgo, y aseguradoras que abandonen la City. Algunos ya tienen planes de contingencia avanzados. Aunque pueden esperar aun para ver como se desarrollan las negociaciones del brexit, tampoco pueden demorar su decision hasta el desenlace del brexit porque necesitan obtener licencias de los reguladores, encontrar oficinas y trasladar o reclutar a empleados. Continua abierta la posibilidad de fusiones de bolsas europeas. Madrid tambien puede aspirar a acoger a los damnificados por el brexit. UBS lo esta contemplando. E incluso Barcelona, si sus autoridades ofrecieran un entorno mas acogedor a los empresarios, podria beneficiarse. 

18 febrero, 2017 | 00:08

Los republicnos en el 

Senado tienen 52 senadores, por 48 los Democratas. Trump ya ha tenido que retirar su candidato a ministro de Trabajo porque seis senadores Republicanos hubieran votado en contra. Su ministra de Educacion fue confirmada solamente con el voto de desempate del vicepresidente. Algunos republicanos apoyan la demanda de los Democratas de nombrar a un fiscal independiente que investigue los contactos de Trump y sus asesores con el gobierno de Rusia. Los senadores republicanos McCain, Lindsey Graham, Marco Rubio y Bob Corker, todos presidentes de comites claves del Senado, son muy criticos con Trump, cuya presidencia cumple un mes el lunes. La senadora republicana Susan Collins, muy moderada, tampoco es fan de Trump. 

12 febrero, 2017 | 23:48

Theresa May y los partidarios del brexit se han salido por ahora con la suya. El Parlamento británico ha otorgado al gobierno la potestad de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que pondrá en marcha las negociaciones de salida del Reino Unido de la UE. Ya sólo falta el refrendo de la Cámara de los Lores, que es puro trámite.

Pero May no ha mencionado y oculta a los parlamentarios de los Comunes y a la población británica que la Comisión Europea, encargada de negociar el brexit, exigirá que Londres cumpla con compromisos financieros legalmente vinculantes. Concretamente, Bruselas insistirá en que Londres pague su contribución a la perspectivas financieras, que ya fueron aprobadas por los 28 estados miembros (y también el gobierno británico) y son el equivalente del presupuesto de la UE hasta 2020. El Reino Unido es un contribuyente neto al presupuesto, y su contribución al presupuesto hasta 2020 es de 29.200 millones  de euros. Es lo que en la UE se conoce como "el resto a liquidar". Otra partida son las inversiones en los fondos de cohesión después de 2019 a las que también se comprometió legalmente el Reino Unido. Se trata de financiación para proyectos en miembros de la UE con una menor renta per cápita -- por ejemplo autopistas en Rumanía. Esta partida asciende a 17400 millones de euros. Además el Reino Unido tiene el compromiso de financiar su parte de las pensiones de los funcionarios comunitarios (que trabajan para la UE, no para los gobiernos), que es aproximadamente  de 15.000 millones. En total, la factura brítánica puede superar los 60.000 millones de euros.

La Comisión Europea negociará duramente porque no quiere que se siente un precedente de salir de la UE sin pagar lo debido. Además, si el Reino Unido no cumpliera con sus compromisos, el resto de contribuyentes netos de la UE tendrían que pagar más. Londres pretenderá que se empiece a negociar un acuerdo que regule las relaciones comerciales entre el Reino Unido y la UE después del brexit en paralelo a la factura del divorcio. Pero técnicamente el acuerdo comercial es algo a dirimir después de la salida del Reino Unido. Hay intereses que presionarán para evitar un brexit duro en el que Londres no pague nada. Pero May tendrá que empezar a contar a los británicos que el brexit no les saldrá gratis.

     

11 febrero, 2017 | 17:14

La expectativa de que Donald Trump consiga que el Congreso (de mayoría republicana) apruebe reducciones de impuestos y financie su ambicioso programa de infraestructuras ha propiciado, entre otros factores, la revalorización del dólar. Menores ingresos y mayor gasto/inversión aumentarán la deuda de EEUU. Si además tenemos en cuenta que EEUU sigue creciendo alrededor del 2% y ha conseguido el pleno empleo (tasa de paro por debajo de 5%), la Reserva Federal se espera que aumente los tipos de interés por lo menos dos veces en 2017. Una mayor deuda significa que los tipos de interés deberán subir para captar la necesaria financiación que cubra la diferencia entre los menguantes ingresos y el creciente gasto. Un mercado laboral sin casi desempleo también ejercerá presión al alza sobre los salarios, lo cual comportará aumento de costes y del precio del producto final. Eso significa mayor inflación.

En el otro lado del Atlántico, Alemania acaba de registrar un superávit por cuenta corriente récord de 300.000 millones de dólares, muy superior al de cualquier país, incluso China. Yo fui partidario de una política de ajustes, austeridad y reformas estructurales para atajar y superar la crisis del euro en 2008-2012, lo cual no fue una postura popular. Los ajustes, austeridad y algunas reformas estructurales consiguieron su objetivo.

Ahora debemos plantearnos la conveniencia de continuar con una política monetaria tan expansiva, que contrasta con el corsé del pacto de estabilidad y crecimiento y los límites que fija sobre los déficits y la deuda. 

Mantener los tipos de interés cerca de 0 en la eurozona favorece la exportaciones. Pero penaliza el ahorro y fomenta el consumo no productivo. Por otra parte, los países del norte de Europa tienen margen para aumentar sus salarios, y también aumentar sus inversiones productivas. Los criterios de convergencia para adoptar el euro y el posterior pacto de estabilidad y crecimiento fijan el objetivo del 3% como una guía. Evidentemente hay que tener las finanzas públicas saneadas. Pero el objetivo del 3% no debe ser una obsesión. Ni tan siquiera el tratado de Maastricht lo establecía así.

Grecia ya ha sufrido suficiente austeridad. Nunca se recuperará si no se hacen concesiones y se perdona parte de la deuda acumulada. Alemania celebra elecciones generales el 24 de septiembre. Por mucha obsesión que tengan algunas instituciones alemanas (Bundesbank, los halcones) con el fanstasma de la inflación, deben apostar por un incremento de sus inversiones y salarios más altos. Al fin y al cabo, es algo que los votantes alemanes deberían apreciar y premiar. Mario Dragui debe reducir sus comprar de deuda soberana en los mercados secundarios, permitiendo que los tipos de interés aumenten gradualmente. Europa necesita ahora mayor inversión pública, salarios más elevados y tipos de interés ligeramente superiores.     

 

 

05 febrero, 2017 | 13:55

La población mundial asciende a 7.500 millones de personas. Según la consultoría Gartner, el número de aparatos conectados al Internet de las cosas alcanzó la cota de 6.400 millones. Se trata de todo tipo de productos cuyo denominador común es tener capacidad de conectarse a Internet: móviles, ordenadores, tablets, relojes inteligentes, coches, aviones, etc. Se proyecta que en 2020 el número de aparatos conectados al Internet de las cosas llegará a 20.800 millones. Para hacerse una idea del crecimiento del Internet de las cosas (IoT en sus siglas en inglés), consideremos que en 2016 se preveía que cada día se añadieran 5,5 millones de cosas a IoT cada día. La mencionada consultoría estimó que en 2016 el IoT generó servicios por valor de 235.000 millones de dólares (incremento de 22% sobre 2015). Los sectores que más crecen son los relacionados al diseño instalación y operación de sistemas de IoT proporcionados por proveedores externos a empresas, servicios de conectividad y servicios para el consumidor.

Los partidarios del IoT nos presentan la perspectiva de coches inteligentes que se auto-conducen, hogares dónde se puede programar la temperatura de la calefacción o AC remotamente, neveras que realizan pedidos al supermercado en función de sus existencias, etc..Lógicamente estos bienes y servicios estarán al alcance primero de las personas con mayor capacidad adquisitiva. Con el tiempo pueden extenderse sus beneficios al conjunto de la población. Pero tanto los gobiernos, la sociedad como las empresas deben tener en cuenta que el avance vertiginoso de la tecnología también está destruyendo millones de empleos. ¿Qúe soluciones proponen para hacer frente a un problema que está generando movimientos anti-sistema populistas y contrarios al libre comercio y la economía de mercado? Financiar programas de formación contínua, más inversión en educación, investigación y desarrollo, deducciones fiscales para emprendedores y medidas parecidas son necesarias pero no parecen suficientes. Los que se sienten como perdedores (o inseguros) ante una globalización que genera grandes desigualdades y cuyo progreso tecnológico fulgurante amenaza con destruir los empleos que ahora ocupan o prevén para sus hijos exigen -- con razón -- más debate sobre el futuro de la tecnología. No conozco ningún estudio amplio que haya cuantificado el número de empleos que se crean y pierden debido al avance tecnológico. Por cada persona relativamente joven con alto nivel de educación que puede comprar y beneficiarse de la tecnología del IoT, existe otra u otras que viven en poblaciones menores, zonas rurales, y no cuentan con la formación para adaptarse a dichas transformaciones.  

 

02 febrero, 2017 | 11:07

Los bancos son necesarios, pero no se están cubriendo de gloria en los últimos años. Después de conceder créditos como el "Cayenne" y fomentar la burbuja inmobiliaria y de consumo, en el actual entorno de tipos de interés mínimos muchos son incapaces de ofrecer al que intenta ahorrar un servicio de calidad. España tenía más sucursales bancarias que cualquier país del mundo. La consolidación del sector financiero (teníamos más de 40 cajas de ahorro antes de la crisis) y la obligada reducción de costes debido a los balances lastrados de deudas están provocando situaciones surrealistas. Muchos bancos y cajas reducen su personal en las oficinas a la mínima expresión, lo que produce esperas interminables y colas de clientes. Sí saben promover nuevamente el crédito al consumo innecesario vendiendo todo tipo de productos (coches, televisores, bicicletas, etc..) a interés 0 y a plazos. Los que se lo puedan permitir que compren dichos productos. Pero hay que frenar el crédito al consumo innecesario. De lo contrario, la siguiente crisis está servida. Pero además hay bancos y cajas que cobran comisiones extraordinariamente altas por gestionar fondos de inversión. Cantidades de hasta 500 euros por semestre. Han cambiado el nombre a los fondos de inversión, y ahora les llaman carteras gestionadas. Cómo es imposible leerse toda la letra pequeña cuando se contrata un producto, la necesaria buena fe de los gestores debería obligarles a explicar dichas comisiones astronómicas. De forma similar, de ahora en adelante las personas que contraten una hipoteca tendrán que firmar que han leído toda la letra pequeña. El problema es que si tuviéramos que leernos la letra pequeña de cada producto que compramos, poco más podríamos hacer durante la jornada. Por ello hay que concienciar a los consumidores a que reivindiquen sus derechos. Y sino está la competencia. 

24 enero, 2017 | 15:56

El Tribunal Constitucional británico ha confirmado la sentencia de la Alta Corte británica según la cual el Parlamento británico tiene que aprobar la activación de la cláusula 50 del Tratado de Lisboa. El Reino Unido saldrá de la UE, pero el proceso será largo, tardando incluso siete años o una década -- cómo ya anticipó el ex primer ministro conservador David Cameron. La Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores tienen que dar su beneplácito a la activación de la cláusula 50. May afirma que conseguirá activarla a finales de marzo (antes hablaba de marzo). Pero casi todos los grupos políticos representados en la Cámara de los Comunes quieren influir en la negociación del brexit, exigen información y una hoja de ruta al gobierno y no le darán un cheque en blanco a May. El partido Laborista bajo Corbyn no es muy eurófilo, pero tampoco quiere facilitarle la tarea a la primera ministra conservadora. Corbyn ha anunciado que no permitirá que May convierta al Reino Unido en un paraíso fiscal. El Partido Nacional Escocés también reclama información y conocer la estrategia negociadora de May y sus ministros del brexit -- David Davis, Liam Fox y Boris Johnson. El Partido Liberaldemócrata también anuncia que obstaculizará el proceso. Incluso algunos diputados conservadores exigen a Downing Street más información sobre la estrategia de negociación. Los mencionados grupos políticos presentarán enmiendas a la ley que el gobierno británico prepare para la aprobación de los Comunes y Lores. Por consiguiente, la aprobación del artículo 50 por parte del parlamento británico no será tan rápida como pretende May. Hay que tener además en cuenta que Francia celebra elecciones presidenciales en abril y mayo, y legislativas en junio. Los Países Bajos acuden a las urnas en marzo. La UE y sus instituciones no quieren que el brexit siente un precedente para una salida fácil de un estado miembro. Aunque May logre activar el artículo 50 a finales de marzo, París, Bruselas y Berlín no le pondrán las cosas fáciles.  

30 diciembre, 2016 | 17:59

Hace años que los expertos piden una racionalización del calendario de festivos español. Tenemos festivos a nivel estatal, autonómino y local. Nuestros competidores europeos básicamente tienen sólo estatales y regionales. Como los festivos caen en días de la semana distintos según el año (EEUU y Reino Unido tienen un sistema mejor sólo con estatales que siempre caen el mismo día de la semana), años como 2016 asistimos al disgusto de los empleados porque tanto Navidad como Nochevieja y Año Nuevo caen en fin de semana. Obliga a los menos afortunados con peores empleos a desplazarse en el último momento a la población donde vive su familia, creando problemas de tráfico y más accidentes y víctimas.

Pero en otras ocasiones, los festivos caen durante la semana, de manera que se construyen los empleados (especialmente de nivel medio o alto) puentes y verdaderos acueductos, como sucedió con la primera semana de diciembre. Este sistema perjudica a todo el mundo: empleados, consumidores, inversores, sistema tráfico. Para cuando un calendario de festivos moderno?

 

 

 

 

21 diciembre, 2016 | 03:41

Renzi perdió el referéndum constitucional y varios bancos italianos necesitan recapitalizaciones. Se celebrarán elecciones legislativas en Holanda en marzo, en Francia presidenciales en abril-mayo y legislativas en junio. En ambos países la extrema derecha aumentará su representación parlamentaria. No es imposible que Marine Le Pen sea la próxima presidenta de Francia. Es imprevisible cuando el Reino Unido empezará las negociaciones del brexit -- e imposible pronosticar su duración y resultado. La victoria de Trump y los atentados terroristas tampoco son buenas noticias. A pesar de todo ello, cada vez pagamos menos por vender nuestra deuda. El bono español a diez años cotiza a 1,33%, lo cual significa que los inversores extranjeros sólo reciben esa rentabilidad al comprar dicha deuda pública. Pagamos por consiguiente menos que EEUU (2,56%), Canadá (1,80%), Italia (1,83%), Australia (2,84%), Singapur (2,48%), Corea del Sur (2,12%). Cuando superamos a Italia hace pocos meses se atribuyó a las deudas que lastran los bancos transalpinos. Ahora hemos superado al Reino Unido. Los críticos dirán que se debe al brexit, pero el referéndum se celebró en junio y el PIB británico sigue creciendo por encima del 2%. Simple y llanamente, España es la economía desarrollada importante con mayor crecimiento del PIB, sigue registrando récords de exportación e ingresos por turismo y atrayendo inversión productiva. Es fundamental que paguemos menos por colocar nuestra deuda porque nos permite destinar lo que ahorramos a incrementos de la financiación de la sanidad, educación, I+D+i, inversiones en transportes y servicios sociales.

 
 
 
 

El trágico y abominable atentado en Berlín alentará a las voces radicales de extrema derecha que han surgido y prosperado en toda Europa. La gran mayoría de los inmigrantes trabaja duramente (y a menudo en empleos no deseados por los nacionales), paga sus impuestos, no comete ningún delito ni amenaza la seguridad del país. Desgraciadamente, que un pequeño porcentaje sí cometa actos criminales o terroristas (o abuse de las prestaciones del estado del bienestar) es casi imposible de evitar. También los nacionales cometen abusos y crímenes. España es el único estado miembro importante de la UE (junto con algunos pequeños como Irlanda o Portugal) que puede estar orgulloso del hecho de no tener ningún partido xenófobo que abogue por la restricción drástica de la inmigración o su expulsión. Nuestra tolerancia hacia la inmigración es admirable, teniendo en cuenta la aún elevada tasa de desempleo. En parte es fruto del recuerdo histórico y experiencia propia de los españoles que emigraron a Francia y el norte de Europa en los años cincuenta y sesenta, e incluso de los jóvenes españoles expatriados a raíz de la crisis internacional que empezó en 2007. Debemos por supuesto protegernos ante nuestros enemigos y debatir como sociedad los límites de la entrada de inmigrantes no comunitarios. E incluso criticar su falta de integración si es necesario. Y exigir que respeten nuestros valores y cumplan no solamente con las leyes sino también con algunas de nuestras tradiciones. Pero nunca caer en la tentación de ceder a las voces de la demagogia, populismo y xenofobia que ofrecen soluciones injustas, imposibles, ineficaces y contraproducentes. La inmigración bien canalizada es un activo para muchos países en una economía globalizada. 

Imagen de  Alexandre Muns Rubiol

Alexandre Muns Rubiol: Profesor de la de EAE Business School. Colaborador de Cinco Días, La Vanguardia, La Razón y RNE. Ex encargado de redacción de discursos y asesor (Speechwriter) para el Presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) y para el presidente del Banco Mundial. Ex Director de Estudios de la Cámara de Comercio Americana en España. Autor de tres libros en castellano: "De la perestroika a la CEI", "USA, Quo Vadis?", "Conversaciones con Marx: Diálogos en torno a un liberalismo ético") y tres en inglés: "The End of the Cold War: German Reunification", "Ethical Capitalism: What it can do for you") y "Of bureaucrats, politicians and statesmen: How to Right-Size the American Dream". Autor de más de 300 artículos en prensa.

febrero 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]