Sobre el autor

Si los mercados funcionasen como se suponen que funcionan, muchos nos tendríamos que dedicar a otra cosa. Desde 1998, una sucesión de burbujas, crisis, burbujas y crisis ha alimentado mi escepticismo natural. Lealtad, 1 es mi visión, personal y muchas veces equivocada, de la actualidad de los mercados y la economía.

Categorías

noviembre 2016

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« marzo 2014 | Inicio | mayo 2014 »

29 abril, 2014 | 11:54

Una EPA dickensiana

La EPA de hoy ha sido mala. Desastrosa si se compara con el discurso del oficialismo y, sencillamente, mala si consigue uno aislarse del ruido. Es coherente con una economía planchada. Yo, personalmente, esperaba algo de creación de empleo interanual, pero marzo se ha cerrado con 80.000 trabajadores menos que hace un año.

El problema, y discúlpenme si me repito, es que la salida del pozo es muy lenta, tanto que los efectos positivos no alcanzan a compensar el drama para los que han quedado fuera del mercado laboral.  Algunas cifras: hay casi tantos parados que encuentran empleo como parados que dejan de buscar trabajo: algo menos de 800.000. Los parados de larga duración son ya 2,24 millones de personas, que llevan por lo menos dos años sin trabajar.

Después de dos años en el paro, estas personas dejan de recibir la prestación y su encaje en el mercado laboral es poco menos que imposible. La EPA da cuenta también de que hay casi dos millones de hogares con todos sus miembros en paro y, el dato quizá más dramático, 400.000 familias (hogares con dos o más miembros) donde no se obtiene ni un euro de ingresos. Familias donde no entra dinero.

¿Hay lado positivo? Sí, alguno. La pérdida de empleo es la menor desde 2008 para un primer trimestre. Más del 95% de las personas que trabajaban en diciembre sigue trabajando; hace un año este porcentaje era de menos del 86%. Creo que esta menor probabilidad de perder el empleo que da el INE puede tener su reflejo en la calle y explica también la estabilización del consumo o la, aparentemente, mejor temporada de Semana Santa. España no es hoy peor sitio para vivir que hace un año. Si tienes un trabajo decente.

El drama llega para quien está fuera del mercado y tiene cada vez menos soporte público y menos encaje en el mercado laboral. La EPA de los últimos años era dramática en su vertiente económica. Después de tantos años de crisis, la EPA refleja un serio problema de exclusión social, pobreza y falta de oportunidades.

El triunfalismo del Gobierno resulta molesto cuando las cifras económicas no lo justifican. En términos sociales resulta, directamente, indignante. Sobre todo porque es un problema que, para la España oficial, no existe y, como tal, no debe ser acometido. Supongo que los dos millones de parados de larga duración que son, aparentemente, demasiado vagos para convertirse en emprendedores, las 400.000 personas que abandonan el mercado laboral están, en realidad, redecorando su vida, y los 400.000 hogares donde no entra dinero son un Expediente X, porque ya dijo el ministro Montoro que los informes sobre pobreza infantil no son ciertos. Supongo. 

28 abril, 2014 | 15:55

Una luz y algunas sombras en el PIB

¿Recuperación? No tan deprisa. La cifra de PIB de enero a marzo publicado por el Banco de España apunta al mayor crecimiento intertrimestral desde 2008 (el dato definitivo saldrá del INE). Es la primera vez desde 2011 que en términos interanuales la economía crece. 

Ahora bien, si el número grande es positivo, la letra pequeña lo es menos. En primer lugar, porque el crecimiento nominal de la economía es nulo; el PIB crece porque el deflactor, o ajuste mediante el que se elimina el efecto de los precios, es negativo, un 0,4% (tres décimas más que el IPC, que está en el -0,1%). En otras palabras, España los bienes y servicios producidos en España valen lo mismo que hace un año, pero como estimamos que los precios han bajado, concluimos que la producción ha crecido.  Aunque la evolución del PIB real sea la medida más fiable para ver cómo se comporta la economía, a la hora de pagar las deudas lo que cuenta es el PIB nominal, es decir, el dinero que genera la economía. Y, en estos términos, tenemos el salario congelado.

La composición del crecimiento también invita a guardar el champán. Si tomamos datos intertrimestrales, el consumo privado y la inversión han empeorado, pero la demanda interna ha mejorado. Y el crecimiento trimestral del PIB tampoco se apoya en el sector exterior, que reduce su contribución

  Nueva imagen (99)

 

Sigue leyendo

07 abril, 2014 | 12:37

Quid pro quo, Bundesbank

1.- El constreñido mandato del BCE está forzando a Mario Draghi a desplegar todo su arsenal dialéctico para defender la actual política del banco. Con el IPC armonizado en el 0,5%, punto y pico sobre el objetivo oficial del banco, el presidente esgrime que las proyecciones del banco apuntan a una inflación del 1,7% en el último trimestre de 2016, esto es, dentro de año y medio. Y como las perspectivas de inflación están “firmemente ancladas”, esto significa que no hay urgencia por tocar los tipos en el discurso oficial.

2.- Draghi apunta razones subjetivas para rodear un mandato excesivamente objetivo (que, por otra parte, el banco se ha saltado sistemáticamente durante la crisis de deuda, convirtiéndose de facto en legislador para cinco Estados). Es una argumentación formal; de hecho las perspectivas de inflación no están tan ancladas como dice, como refleja este gráfico de Barclays.

  Expecativas inflacion

3.- Es más que probable que su falta de actuación tenga que ver con la política interna del BCE. No creo que sea casual que el halcón oficial del banco, Jens Weidmann, dijese una semana antes de la reunión que estaba abierto a un programa de compras de deuda y que en la rueda de prensa Draghi hablase, por primera vez, de unanimidad en el banco a la hora de tomar medidas extraordinarias si es preciso.

Sigue leyendo

02 abril, 2014 | 16:01

Dato de paro: una mano fría y blanda

1.- Siete meses ya hacen tendencia. Desde agosto la afiliación sube en tasa desestacionalizada, mes tras mes. Quizá hasta finales del año pasado, y con el flojo dato de enero, podíamos decir que el mercado laboral se había estabilizado. Las cifras de febrero y marzo apuntan a una lenta recuperación.

2.- El dato del próximo abril confirmará la tendencia, al incluir la Semana Santa. A cierre de marzo la afiliación ha aumentado un 0,71% interanual, y en tres meses ha crecido en 95.000 personas en términos desestacionalizados. No obstante, la EPA partía de aumentos similares de la afiliación y terminó siendo un jarro de agua fría.

2.- Demasiado lenta. No es que sea insuficiente para absorber la descomunal bolsa de parados, es que de momento no da ni siquiera para compensar los parados que pierden su prestación. No son los mismos (los desempleados de larga duración suelen tener menos encaje en el mercado laboral que los recientes), pero en términos netos, por cada nuevo afiliado a la Seguridad Social en el último año, más de cuatro parados han dejado de recibir prestación.

3.- Ése es uno de los motivos por los que la supuesta recuperación no se nota en la calle: la crisis ha hecho mucho daño y durante mucho tiempo. La creación de empleo insuficiente para tirar del consumo o cambiar las expectativas. O, bajando al nivel de la calle, sí, algunas personas encuentran trabajo (concretamente, el 2% de los parados según EPA), pero es un efecto marginal sobre unas economías familiares muy deterioradas.

Sigue leyendo

Categorías

Los mercados, en CincoDías.com

Suscríbete a RSS

RSS Añadir este sitio a RSS

¿Qué es RSS?
Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.