Sobre el autor

Si los mercados funcionasen como se suponen que funcionan, muchos nos tendríamos que dedicar a otra cosa. Desde 1998, una sucesión de burbujas, crisis, burbujas y crisis ha alimentado mi escepticismo natural. Lealtad, 1 es mi visión, personal y muchas veces equivocada, de la actualidad de los mercados y la economía.

Categorías

septiembre 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Pagar por prestar dinero, como en la Gran Depresión | Inicio | Un euro, 257 pesetas »

05 diciembre , 2011 | 10 : 22

Otra cumbre decisiva, otro partido del siglo

Esta vez es la última oportunidad para salvar el euro. Pero, antes que ésta, ha habido otras últimas oportunidades, otras cumbres y series de reuniones en las que Europa se jugaba su futuro. Encuentros en los que unas palabras mal elegidas, un exceso de vehemencia  o una falta de empatía pueden dar al traste con un proyecto de medio siglo y conducir a Europa a probable un crac financiero y a una preocupante incertidumbre geopolítica...

Las cumbres europeas están adoptando un aire de "partido del siglo"; cada vez que juegan Real Madrid y F.C. Barcelona parece el último partido de la historia del fútbol; parece que el partido definirá el futuro futbolístico, pero el año pasado jugaron hasta cinco veces, y este fin de semana, después de la cumbre que nos dirá si volvemos a la peseta, lo harán de nuevo otra vez. Y siempre es el partido del siglo.

¿Es distinto esta vez? Es decir, ¿es realmente la úlitma oportunidad para Europa? Puede ser. Pero la experiencia apunta a otro sitio. Cuando el mundo parece a punto de partirse en dos, Europa llega a un acuerdo. A los 15 días, Europa empieza a derribar este mismo acuerdo. No solo Alemania, aunque desde luego es quien más se esfuerza. Después de la cumbre de julio (la única que dio una mínima sensación de coherencia), la diletancia de Silvio Berlusconi a la hora de aplicar lo que había pactado dio la razón a los políticos del Norte que consideraban que, en cuanto se afloje el torniquete sobre el Sur, éste volvería a gastar.

Pero es este punto de vista moralista, de buenos y malos, cuya profundidad de análisis no excede la de una fábula infantil, el que está tumbando a Europa. No la deuda.  Lo explica muy bien Guillermo de la Dehesa en El País este fin de semana. El euro está mal diseñado, pero se puso en marcha con voluntad política. Pero cuando la crisis ha aflorado los errores de diseño, y entonces la voluntad política desapareció. 

En cualquier caso, lo más probable es que Merkel y Sarkozy opten por un pacto de mínimos que calme los ánimos y les dibuje como salvadores. Pero lo difícil vendrá después. Cuando toque poner en negro sobre blanco los acuerdos políticos. Cuando haya que definir los mecanismos de rescate, o cuando el BCE tenga que actuar. Ahí está el riesgo. No esta semana (o no solo esta semana), sino después. En esta entrevista en La Vanguardia, Peter Borfinger, miembro del consejo de sabios alemán, aporta dos claves: En el Gobierno alemán nadie sabe nada de economía o mercados (Schaueble es abogado), y por eso muchas de las medidas propuestas para paliar la crisis la han agravado.

Por este motivo me temo que, una vez salvada la bola de partido de esta semana, el afán redentor de Alemania vuelva a ser su prioridad y la decepción acabe por reavivar el fuego de la crisis. Ambrose Evans Pritchard explica en el Telegraph que las condiciones de una eventual integración de políticas económicas serán, de nuevo, un choque de trenes entre dos visiones de la economía excluyentes. Lo difícil vendrá después de la cumbre.

Música contra la crisis. Joy Division: Love will Tear us Apart, 1980

 



Sígueme en Twitter: @Nuno_rodrigo5 o pinchando aquí si no tienes cuenta 

Comentarios

enricalacalle

Pues sí. Si dejan actuar al BCE se pone el parche que evita el crack. Pero entonces llega el gran problema de la austeridad alemana aplicada a países con deuda elevada. España e Italia no pueden pagar si no se relaja la política monetaria y fiscal en el Sur y se expande en grandes cantidades en el Norte.

Sin política monetaría y fiscal expansiva en Europa, si España aplica programas de austeridad en 2012 y 2013 entra en una depresión de caballo. Por tanto, no podrá pagar las deudas. La cuestión es quién se dará cuenta antes, los inversores escapando de la banca europea o Alemania permitiendo una ronda de fuerte deuda estatal financiada directamente por el BCE.

Si lo que dices o lo que dice Pritchard es cierto, será la primera opción, y esteramos de nuevo en el hoyo, tal como dice Roubini, en un par de meses, medio año o un año. Se aceptan apuestas

Alex Escrivà Romero

Son parches que ganan tiempo de forma inmediata pero no solucionan nada porque es imposible de solucionar. La deuda es demasiado alta.
ourdestiny-network.com

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341c760153ef0162fd5f9890970d

Listed below are links to weblogs that reference Otra cumbre decisiva, otro partido del siglo :

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]