Sobre el autor

Julián Díez lleva veinte años compaginando su labor como periodista con trabajos relacionados con sus aficiones, como la literatura y el cine de género, los videojuegos o la música. Además de en ‘Cinco Días’, escribe regularmente en ‘El País’ y ‘XLSemanal’

febrero 2010

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« El iPod, ¿la primera máquina de bolsillo verdaderamente multitarea? | Inicio | El consejo de futuristas profesionales »

04 junio , 2009 | 00 : 10

Una parábola con Andrzej Sapkowski:
la educación por detrás de la tecnología

Permítanme comenzar con un tópico que conviene recordar periódicamente: las tecnologías son neutras. Pueden ser dañinas cuando las emplean personas sin la formación adecuada o sin escrúpulos.


Recuerdo esta obviedad en cada ocasión en que debo entrar, por algún motivo, en un foro. De los comentarios que pueden leerse, un porcentaje variable, pero en ocasiones dominante, es basura. Internet abrió la puerta para que todo el mundo pueda expresarse, algo maravilloso en esencia. Pero una cantidad significativa de personas o bien no saben hacerlo por falta de educación, o bien optan por utilizar esa nueva posibilidad para comportarse de una forma repulsiva.

Esta parte cabe colocarla dentro de lo que se podría esperar. Lo que, sin embargo, tiende a crisparme los nervios es la creación de jerarquías a partir de la persistencia. Si usted escribe en un foro de manera suavemente borde –lo suficiente para hacerse respetar, graduando su intensidad, para no ser calificado como “troll” de entrada- y lo hace con frecuencia, se terminará por convertir en un “viejo del lugar”. El hecho de que haya personas con mayores conocimientos de un tema, pero que simplemente carezcan de tiempo para poner un mensaje respondiendo a cada parida que surja, no será tomado en consideración por la mayor parte de los visitantes del foro.

Acabo de asistir a un descarnado ejemplo de cómo todo esto puede convertirse en algo realmente desafortunado en relación con unos amigos. La historia es algo larga. Hace unos quince años, un buen amigo mío, José María Faraldo, se fue a vivir a Polonia. Terminó por trabajar en la Universidad de Frankfurt der Oder, estableció allí su vida. En una ocasión en que me visitó, creo que hacia el 99, hablamos de un autor de fantasía, Andrzej Sapkowski, que estaba teniendo grandes ventas allí con una serie, me aseguraba, de enorme calidad literaria.

Contactamos con varias editoriales para ofrecerles el proyecto, pero nadie lo veía: resultaba arriesgado, no había material traducido, o directamente les parecía extraño. Finalmente, otro amigo que pensaba por entonces abrir una editorial, Luis Prado, decidió jugársela publicando el primer libro de las obras de Sapkowski tras leer únicamente el primer capítulo. Faraldo, además de mantener su carrera académica, se comprometió a traducir los siete volúmenes de la serie de Geralt de Rivia. En una decisión que ha resultado celebradísima por los lectores y la crítica especializada, decidió traducir los modismos y arcaísmos del original polaco con términos de su Talavera natal, dándole a la versión española un singular sabor propio. Si usted tiene una mínima curiosidad por la literatura fantástica y no los conoce, le recomiendo que busque el primer volumen,  El último deseo. Es un libro bellamente editado, magníficamente traducido y escrito.

Dentro de las cifras modestas en las que se mueve el mercado de este género en España, los libros de Sapkowski han tenido unas ventas crecientes. Es decir, tiran menos que una novedad en bolsillo de una editorial grande, pero para una empresa artesanal y unipersonal, son un buen negocio, y en un sector reducido, tienen mucha visibilidad. Incluso existe una adaptación a videojuego, The Witcher, con excelentes ventas.

Los libros se fueron publicando al ritmo que las otras actividades profesionales de Faraldo le permitían traducir. El editor podría haber optado por darle la obra a otro traductor para acelerar el ritmo, pero optó por apostar por el buen rendimiento artístico que mi viejo amigo estaba ofreciendo.

El último volumen de la saga, sin embargo, espera desde hace tres años. Es el más largo, me dice Faraldo que el más complejo. Tuvo complicaciones laborales. Entretanto, para mantenerse en activo, optó por traducir un par de libros aparentemente más sencillos. Considerando el ritmo al que la saga se está publicando en otros países –muchísimo más lento-, todo esto debería resultar comprensible. Pero…

La situación reventó en foros de internet. Y aquí vuelvo al tema al que me refería al principio. Interminables hilos de respuestas de virulencia creciente inventaban conspiraciones, y diez respuestas más tarde, daban las elucubraciones previas por hechos consolidados. Individuos con seudónimos truculentos, ociosos conspiranoicos amparados en el anonimato, se preguntaban cuánto tardaría un traductor profesional en acabar un libro de 500 páginas, y llegaban a la conclusión de que sin duda el libro ya estaría traducido y el editor lo guardaba con oscuros propósitos comerciales.

El hecho evidente de que el editor estuviera perdiendo dinero al no publicar el libro no les parecía suficiente. Tampoco se molestaron en informarse si el traductor era, o no, profesional. La opción de hacer alto tan sencillo como ponerse en contacto con la editorial y pedir una entrevista con alguien para conocer los hechos no fue ni considerada. Era mejor dejar crecer la bola de nieve. Era preferible para los más vocingleros y maleducados  ir creando un reino de Taifas en el que gozar de protagonismo. Y, ya que parece evidente que estas personas son incapaces de hacer nada por sí mismos, mamar de la teta de la fama de su autor preferido para tener su ridículo minuto de gloria cada vez que encendieran el ordenador.

Ante la convocatoria de una especie de manifestación para el sábado de la semana que viene, cuando Sapkowski –que, por cierto, está encantado con el editor y el traductor españoles, que con todo son los más rápidos y los que mejor le pagan por su obra- firme ejemplares de su obra en la Feria del Libro de Madrid, el traductor optó por hacer pública una carta para explicar todo lo sucedido. En detalle, y pidiendo disculpas por el retraso.

En los foros más normales, en los que se había producido un cierto debate pero con voces a favor y en contra, la carta dio el tema por cerrado. Pero ay, amigos… En los verdaderamente duros, ¡se ha considerado una provocación! He llegado a leer que el tono educado y bien escrito del mensaje demuestra las aviesas intenciones de su autor. Que seguramente el editor ha pagado al traductor una buena cifra por cargar con las culpas. Que se va a conseguir  un original polaco, pasarlo por el traductor de Google al inglés, y luego otra vez al español. Y, por supuesto, que habrá la manifestación en la Feria del Libro; con suerte, creen, podrán salir en los medios. Esto es especialmente singular, y demuestra la obtusez con el que estas ideas se difunden en la red bajo determinadas circunstancias: creen que dañarán a la editorial. ¿Cabe imaginar, en cambio, mejor promoción que aparecer en televisión por una manifestación de lectores en demanda de un libro?

Lo que viene a confirmar que la cuestión para la gente que ha llegado a ese extremo no es disfrutar de la obra de un autor, darlo a conocer o compartir experiencias al respecto. Es convertirse en protagonistas. Es ser ellos las estrellas, por cutre que sea el medio de conseguirlo.

El problema es que, como ocurre en tantas otras actividades en la actualidad, todo esto deja huella. Obliga a profesionales a distraer parte de su tiempo para seguir el ritmo de gente ociosa. Les difama, sin que la posibilidad de contestar –para muestra, lo arriba comentado- dé pie a otra cosa más que nuevas difamaciones. Les malhumora.

Sí, la culpa es de las personas, no de la tecnología. Pero, en demasiadas ocasiones, creo que todos lamentamos que la educación no siga el mismo ritmo que las posibilidades tecnológicas. Posiblemente sea uno de los grandes retos del futuro, pero nadie parece por ahora dispuesto a afrontarlo.

Y, por supuesto, la comunicación horizontal que proporciona internet es el 90% enriquecedora y estupenda. A cambio toca pagar un precio: al acercarnos a todos, también nos acerca con esta gente.

Comentarios

Se supone que el enorme potencial de la democracia en general, y por ende, en la red, es que al que vota o al menos tiene derecho para ejercer ese voto y al votado, que podría ser cualquiera, no se le presupone conocimiento mínimo previo ni postrero alguno.

Salvo que inventemos o tipo de democracia esa es su esencia, manipulaciones electoralistas (listas cerradas, ley de proporcionalidad o no...), por consiguiente, independientemente de que sería deseable elevar el nivel de educación y conocimiento de cualquier ser humano con la mera finalidad de elevar su grado de libertad y capacidad de supervivencia frente al medio, no debemos exigir a las herramientas internet lo que no exigimos en la vida real.

Establecer un clasicismo intelectual para que un profesional no pierda el tiempo es como exigirle a Google que nos lea la mente, o es como exigir a la tele que los contenidos tengan un nivel intelectual distinto del que demanda el pueblo o mercado.

Siento Julián discrepar de tu punto de vista si bien defiendo cada día la mejora del nivel educativo y de conocimiento del ser humano, pero nunca imponerlo como criterio discriminatorio.

Muchas gracias los condescendientes, agradables, poco subjetivos, y sobretodo "respetuosos" adjetivos que nos ha dedicado a los lectores de Sapkowski. Me molesto en contestarle, entre otras cosas, por que me gustaria que me explicara, como se supone que conseguimos esos 15 minutos de fama que usted dice, pero ocultos en el anonimato que nos otorgan nuestros seudonimos truculentos.

Tambien me gustaria hacer notar, aunque me temo que no llegara al grueso de sus lectores, pues yo no tengo el mismo poder de difusión para mis opiniones que usted, que nuestro foro, en un principio, gozaba de la participación tanto del editor como del traductor. Sabiamos perfectamente que la editorial no era una de las grandes, y sabiamos perfectamente, que el traductor no se dedicaba en esclusiva a traducir. La mayoria de vocingleros y maleducados del foro al que usted alude, no criticamos el trabajo de faraldo, al contrario, nos encanta. Lo que si criticamos, es la falta de información. Si, esa que usted dice que no nos hemos molestado en intentar conseguir. Nos hemos hartado de mandar correos a la editorial y de intentar contactar con ellos por los medios que teniamos a nuestro alcance, para que siempre nos contestaran con un mensaje automatico generado por ordenador.

Donde si le dare la razón, es en que nuestra "especie de manifestación" era para llamar la atención. ¿¡Pero como se nos pudo ocurrir!? ¡Que panda de sinverguenzas! ¡Una manifestación para llamar la atención! ¿Donde se ha visto tamaño desproposito? Pues mire usted, que el principal objetivo de la manifestación era obtener respuestas.Si, esas que no queriamos conseguir.


Despues de tres años sin noticias, falsas fechas de publicación y automensajes. Aparece la carta de Faraldo. En ella alude, a un "bloqueo de traductor", supongo que los problemas laborales a los que usted se refiere. Resulta que su "bloqueo" le impide realizar su labor "creadora" y traducir el libro con el que se ha comprometido. Sin embargo, fijese que cosa más extraña, no le impide traducir otros libros del mismo autor. ¿Cree usted que faraldo no sabia que tenia mucha gente esperando su trabajo? ¿Cree usted que faraldo podria haber escrito una carta similar hace tres años? De haberlo hecho, nosotros los "ociosos" no nos hubieramos malhumorado, no nos habriamos dedicado a elucubrar ni a conspirar, por que habriamos tenido la información que ansiabamos. No nos hubiera gustado tener que esperar los tres años que llevamos esperando, pero habríamos comprendido que no quedaba otro remedio si queriamos disfrutar de la obra con la misma calidad que las entregas anteriores. Y esas, son las ideas que difundimos.

Salir en los medios, si me permiten la expresión, nos la refanfinfla. Lo que queremos es recordar al editor y al traductor, a los que tanto debemos, como usted y ellos mismos han hecho notar, que ellos tambien nos deben bastante a nosotros, al fin y al cabo, somos los que les dan de comer. Que no se nos puede dejar en el olvido y darnos las sobras. Para el autor, solo tenemos respeto y lo unico que queremos conseguir de el es que nos firme los libros, como muestra del aprecio que sentimos por el.

De las iniciativas que se han propuesto, como traducir el libro a base de google, dire que algunos no saben captar una broma. Obviamente el resultado dejaria mucho, muchisimo que desear, y al menos a mi me parece una forma increible de destrozar ese libro que ansío y que según usted solo quiero para ser la estrella de un foro.

En fin, como mi educación no sigue el ritmo de la tecnologia, me vuelvo a mi oscuro rincon en mi asqueroso foro. Del que no me estrañaria que usted pensara que nunca debi haber salido. Me surge el dilema de si firmar mi comentario con mi truculento seudonimo o no hacerlo. Si lo hago, será obviamente solo por mi afan de protagonismo, y si no lo hago, será por que me da miedo salir del anonimato. Pues nada, al que le interese mi identidad, que me busque en mi foro, que alli estara esto citado y firmado. Y tomamos un termino medio.

La base de todo el problema es que si bien es cierto que todo el mundo tiene derecho a opinar, no todas las opiniones tienen el mismo valor. Mucha gente pretende que su opinión sea igual de válida que otra más cualificada, y no lo es. Yo puedo opinar sobre arquitectura pero Norman Foster tiene una opinión más válida y cualificada que la mia. Esto que es tan obvio, para muchos no lo es por problemas de egos inflados, o vidas frustradas y anodinas, que encuentran en la notoriedad en la red la única forma de realización personal.

Me tendrán que perdonar, pero no estoy deacuerdo con lo que ha dicho aquí el señor Díez. Yo no comparto la opinión de que se busca ganar protagonismo en los foros de Internet por protestar y "revelarse" o como quieran llamarlo, por algo que a la gente le parece injusto. Los foros sirven, en muchísimas ocasiones, de sitios de encuentro para personas que no tendrían posibilidad alguna de hablar y exponer sus opiniones de otro modo. Es más, creo que con su frase de "Si usted escribe en un foro de manera suavemente borde –lo suficiente para hacerse respetar, graduando su intensidad, para no ser calificado como “troll” de entrada- y lo hace con frecuencia, se terminará por convertir en un “viejo del lugar” " está menospreciando e insultando a muchas personas que indudablemente no se comportan de esta manera, y de hecho, como yo misma he podido comprobar, son muchas veces más agradables y respetuosas que otras personas que no "gozan" del anonimato, sino que son personas públicas o a las que sí se conoce "en persona", sin "seudónimos truculentos".

Y, en cuanto al tema del que está usted hablando, yo creo firmemente que no se ha menospreciado ni infravalorada en ningún momento el trabajo del editor, del traductor o del mismo escritor. Esas personas a las que usted se refiere, simplemente han protestado contra una situación que creían injusta. Creo que todavía no se tiene prohibido en este país la libertad de expresión, ni la protestas o la manifestaciones públicas.

El problema radica en que durante tres años, quizá más, no se ha recibido ni una sola noticia o aclaración por parte de nadie de la editorial o del traductor acerca del retraso en la publicación del libro. No hubo nada más que unos correos electrónicos automáticos que no daban casi información. ¿Qué habría pensado usted, si se hubiera encontrado en esa situación? ¿Si durante más de tres años no recibiera respuesta alguna por parte de una editorial a la que ha comprado unos libros y que supuestamente estaba traduciendo el último de esa saga? ¿Y si, además de no dar respuesta alguna del por qué de la tardanza, usted descubre con asombro que ese mismo traductor ha estado trabajando en otros libros que sí ha traducido, en vez de seguir con el que tenía pendiente?

No hablemos mal y critiquemos de forma tan dura y tajantemente --como si fuéramos dueños absolutos de la verdad y los demás tuvieran que reconocerlo forzosamente-- a unas personas (entre las que me incluyo), que sólo han expuesto su opinión de lo que pensaban acerca de una editorial que ha demostrado no tener consideración hacia sus compradores en esta ocasión.

Y señor Díez, yo también leí esos mismos comentarios que cita usted, y en ningún momento dudé de que se tuviera la más mínima intención de destrozar un libro como "La dama del Lago", del genial Sapkowski, pasándolo por un traductor automático que ciertamente no habría hecho más que destruir una obra tan magnífica como es sin duda ésa. Pero, sin embargo, dudo que alguien verdaderamente no habría contemplado la posiblidad de una llevar a cabo una traducción "amateur" en firme, de la mejor manera posible, si el libro finalmente hubiera quedado sin traducir ni publicar en español. No tenemos por qué soportar que unas editoriales nos dejen a medio con una historia que estaban comprometidas a sacar al mercado simplemente porque no hayan sabido o querido traducirla.

Y sin más, me despido, lamentándome que se tenga tan baja opinión de todos aquellos que formamos parte de los foros de discusión de todo tipo que hay por red, simplemente porque nos "escudamos" bajo unos seudónimos que ocultan nuestra verdadera identidad. Si algún día nos encontramos usted y yo cara a cara, no tenga la menor duda de que no tendré reparo alguno en decirle todo esto en persona.

Saludos.

Por educación (que nos viene ‘al pelo’) y como voy a comentarle por primera vez, Sr Díez, lo más adecuado es una breve presentación: soy lector de Sapkowski, soy lector no participante del foro al que alude en su entrada y, obviamente, es la primera vez que leo su blog.

No soy muy amante de los foros ya que, como en otros ámbitos o medios (el bloguero, por ejemplo), son susceptibles de caer en comportamientos viciados. Ésa es mi apreciación.

Desconozco detalles, aparte de su gran amistad con el Sr. Faraldo, que le hacen conocedor del citado foro y de toda esa supuesta concatenación de despropósitos por parte de anónimos que participan bajo seudónimos truculentos (deje que le advierta de cierta mueca irónica en mi gesto al leerle tamaño atrevimiento con esa expresión- como mínimo, curioso viniendo del autor de un blog cuyo título viene acompañado de “videojuegos, gadgets, cómics, cine y literatura de género”) Ahora bien, se equivoca Sr. Díez, y lo hace en lo fundamental: la parábola no es buena, la analogía es incierta.

Para no convertir este comentario en un ‘peñazo’, si no lo es ya, estructuro algunos detalles:

- Si lee el foro como debiera leerlo alguien que va a dedicar determinados adjetivos como los que usted ha utilizado, se daría cuenta de que el tono general ha sido distendido, irónico, la mayoría de las veces con un sentido lúdico de esa intención conspirativa en la que usted incide. Cierto es que ha habido un enfado generalizado, a todas luces compresible exceptuando algunas exageraciones.

- “La opción de hacer alto tan sencillo como ponerse en contacto con la editorial y pedir una entrevista con alguien para conocer los hechos no fue ni considerada”. Como imagino que usted sí está formado, en contraposición a todos esos indeseables a los que aquí denuncia, contemplo que ha caído usted en la más absoluta desinformación. Miente. O no dice la verdad. Precisamente el hilo, el enfado de los ‘foreros’ va acompañado, a veces precedido, de la no respuesta de los responsables en editar el libro.

- Por supuesto que ha habido comentarios fuera de tono. Encontrar algún ejemplo sería sencillo, pero sería quedarse con la excepción. Y difícil de controlar en un lugar abierto y participativo.

- En el foro, además de adorar los libros de Sapkowski, se ha hablado excelencias de la calidad de las traducciones del Sr. Faraldo.

- Por supuesto tengo mi propia opinión de su expresión "en los foros más normales", de ese 'bloqueo selectivo' del traductor y su carta abierta, de las fechas, de la edición de los otros dos libros, de los comentarios del editor, y de lo que directa e indirectamente conlleva. No es muy positiva, pero mi decisión es personal, y sin más conspiración que la del que decide si comprar o no.
Humíldemente, como seguidor, animo a que el Sr. Faraldo siga tomándose el tiempo necesario porque estoy seguro de que, llegue antes o después, la traducción será magnífica. También animo a que la gente se comporte de manera educada: la educación va por detrás de la tecnología, lo mismo que ha ido por detrás de los cantos de río arrojadizos (etc etc)

Por último, sintiendo no haber sido capaz de ser menos extenso en el comentario, me permito el atrevimiento de hacer un copy&paste de otra analogía, por inteligente, truculenta y venenosa, de un participante del foro con el que no he cruzado ni media letra:

"A mí esto me recuerda a la situación con la que voy a hacer un paralelismo: la de los esclavos en la América Sudista. Allí había una inmensa mayoría de esclavos que trabajaban en los campos y que no tenían relación con el amo más que para ser castigados cuando era necesario o ,en algún caso, para recibir algún pequeño "gesto" por su parte. Luego había también unos pocos, una minoría, que vivían un poco mejor. Trabajan en la casa del amo y recibían ,con suerte, las sobras de su mesa cuando éste terminaba. Los negritos de la casa los llamaban."

Que vivan los foros normales. Un saludo.

Estimado señor Díez.

Ojalá lea con más atención todos los libros con los que dice disfrutar que ese foro contra el que arremete. Pero si el foro lo ha leído por encima no le veo en condiciones de criticarlo.
En nigún momento nadie habló allí de conseguir repercusión mediática como algo a buscar, sino más bien a evitar. Los foreros, esos seres obtusos y sedientos de fama, se plantearon si aparecer en cuantioso número a expresar a un autor que admiran el descontento con la editorial que publica su obra no sería darle publicidad gratuita a dicha editorial, hablándose en tono jocoso en todo momento de "frikis con pancartas" en los telediarios
Por favor, lea las cosas con más detenimiento antes de opinar, porque ese punto es una de las bases de su argumentación, y se cae por sí solo. Si quiere críticas informadas, predique con el ejemplo.

Probando, probando..., 1, 2, 3...

Estimado Sr. Díez:
Tras leer su artículo, carta, opinión o como ud. quiera llamarlo, no sabía si reirme, enfadarme, llorar, crear un hilo en el foro alentando alguna conspiración o responderle "de manera suavemente borde". Al final, he decidido escribirle de la
misma forma que escribo en el foro, para que aquel que lo lea pueda juzgar, por sí mismo sin influencia alguna, cuál es el grado de virulencia de mis comentarios, la falta de educación existente y por qué no, mi falta de formación y escrúpulos.

Como ya habrá podido deducir, soy otro de esos foreros maleducados que está disfrutando, en este preciso momento, de esos minutos de fama, por lo que le agradezco enormemente que me haya ofrecido esta posibilidad.

Y ahora, expresado mi estado de ánimo ante su carta y por si no le ha quedado claro por las respuestas recibidas, le aclararé que la intención, en dicho foro, era simplemente obtener algo de información, ya que según se publicaba en el último volúmen traducido, hace más de tres años, estaba en preparación. Después de este tiempo, resulta que se acaba de empezar a traducir y mientras tanto, a todos los intentos de comunicación con la editorial, que no han sido pocos, se les respondía con un mensaje automático sin información.

Ahora que ya ha sido ud. informado por las dos partes involucradas en el asunto, puede volver a escribir de nuevo sabiendo esta vez de lo que habla. Y por favor, lea con mas atención los comentarios del hilo porque no los ha podido sacar más del contexto de lo que ya lo ha hecho.

Para terminar debo aclararle, que yo soy uno de los que en dicho foro defendía la carta del Sr. Faraldo y podrá comprobarlo si realmente le interesa ya que he usado el mismo pseudónimo, aunque quizá sólo buscaba un poquito de publicidad a costa de la polémica, seguramente no haya recibido tantas respuestas a una opinión muchas veces, en fin , por algún lado tenía que salir mi lado especulador...

Sin más, le saludo atentamente.

A mí lo único que me preocupa de este texto del sr. Díez es que pueda hacer que quienes lean esto sin estar al tanto confundan a los lectores de literatura fantástica, que somos gente bastante apacible y como dice hemos dado en general por buena la carta del sr. Faraldo, con la panda de fanáticos con faltas de ortografía que vienen opinando. No somos así, señores -la gran mayoría-.

Mientras, en el foro en cuestión, ahora se están dedicando a darle cera al autor de este texto. Y para demostrar que no son fanáticos, en las últimas horas se leen ahí cosas como

"Sr. Faraldo. Yo soy uno de esos maleducados que dice tu amigo, de los que insultan y amenazan, pero quiero que sepas que solo lo hago porque necesito desfogarme por la frustración que me produce tener mi videojuego “The witcher” todavía con el plástico transparente cubriéndolo.
Nunca te haría daño, eres demasiado valioso para mí"

"Si alguien ha sido maleducado (descortés), podría haber dicho sólo algo como: "Son unos maleducados, que mandan a la gente al carajo". Pues tan rebién, al menos para mí, porque lo he sido, y seguiré mandando a donde me parezca oportuno a quien me tome por imbécil. Pero eso no es injuriar, cosa que él si hace"

En fin, lo dicho, sólo que somos muchos los que nos gusta Sapkowski y somos personas normales, que nadie pierda eso de vista. Esta gente nos daña, y si sacarlos a la luz sirve para que no molesten, pues bienvenido sea, aunque me temo que no tienen otra cosa que seguir con lo suyo.

A ver, a ver, que yo me aclare.

Una editorial publica de forma regular seis volúmenes de una saga que tiene cierto éxito. Cuando falta el último y están todos los lectores pendientes del final, al traductor le da un bloqueo creativo y el libro se retrasa durante más de tres años.

Eso si, entre tanto y con los aficionados al escritor pendientes de que la editorial saque el ansiado final, se publican otros dos libros del mismo autor y traducidos por la misma persona; vamos, que era un bloqueo selectivo.

Y hasta aquí los hechos de forma clara y concisa, no opiniones ni valoraciones.Y yo me pregunto….

¿A usted le sorprende que los lectores duden que no hay detrás alguna estrategia comercial?

¿ Tambien le parece increíble que quien ha pagado por seis volúmenes de una saga no se enfade un poquitín cuando en lugar de sacar el último libro se dedican a aprovechar el tirón para sacar otras obras del mismo autor?

Es loable que escriba una columna para defender a un amigo; pero al hacerlo de forma tendenciosa, tergiversando los hechos y descalificando a unos lectores por expresar un enfado más que justificado, creo que no sólo insulta a los que leen su columna, sino también al amigo que trata de defender.

Un saludo.

Hola.

Ante todo, me presento como uno de los participantes de los foros a los que alude el texto. Un texto que, por lo que veo, sólo explica una versión del cuento.

Me considero bastante "culpable" de dar a conocer la situación que se describe arriba. Pero no lo he hecho, como se me acusa, mediante malas palabras y una educación que brille por su ausencia. Nada más lejos de la realidad. Cuando decidí hablar sobre el tema por internet, lo hice con respeto y de buenas maneras.

Pero sí es cierto que ciertas informaciones (más bien falta de informaciones y otras cosas) hicieron arder los foros.

Si. Ha leído bien. FALTA DE INFORMACIÓN. Permítame citar una parte de su texto:

"La opción de hacer algo tan sencillo como ponerse en contacto con la editorial y pedir una entrevista con alguien para conocer los hechos no fue ni considerada."

MENTIRA. Lo primero que hice fué buscar información por internet, sin escribir nada. Sólo buscando en tiendas online o en la própia página de la editorial ALGO, una fecha de publicación, lo que fuera. Al no encontrar nada durante meses, procedí a LLAMAR POR TELEFONO al Sr. Prado. Y no una, sino muchas veces, siempre recibi la misma respuesta: que no podían decir nada. QUE NO PODÍAN DECIR NADA.

Creo que es el deber de una empresa (sea editorial o cualquier otro tipo de negocio) el mantener informados a los que les dan de comer. A sus clientes. No hacerlo supuso un insulto y una falta de respeto lamentable.

Lo único que hice fué comentar lo que me habían dicho por telefono. O sea, que no querían decir nada. ¿Cómo no iba a enfadarse la gente? Lo único que pedían era conocer el estado de la traducción. Sólo eso. No querían el libro. Sólo con saber que pasaba, ellos quedarían tranquilos y esperarían, pues la traducción de Faraldo bien valía la espera.

La respuesta llegó tarde (hace escasamente una semana o dos) y aunque a algunos nos ha satisfecho, entiendo que haya gente que se la haya tomado mal, dado el tono de reproche de la misma.

Menos mal que me guardé la dirección de correo electrónico del traductor.

Ante esta información, espero que tenga usted la buena educación de retractarse de muchas cosas que ha dicho aquí, ya que parece que no ha leído los mensajes de los foros que comenta.

Atentamente y en espera de una respuesta

El nada anónimo Saúl Tortosa

Esta situación a la que han llegado los lectores es más que previsible por parte de la editorial, de la cual no dudo que ha sufrido diversos contratiempos en la traducción del 7º y último libro de la saga de Geralt de Rivia.

Después de 6 libros editados en un tiempo (muy) razonable se han producido 3 situaciones clave:

1º No se edita el 7º libro en la fecha inicialmente prevista, pero sin embargo se publica un libro de historias del mismo autor, sobre la misma obra, y por el mismo traductor. Es un libro que tarde o temprano demandarían los mismos lectores, pero deja entrever (como es lógico) que aun no se ha comenzado a trabajar en "La dama del lago", por lo que se deduce que aun queda un largo perodo de tiempo desde que empieza la traducción hasta que se edita (eso en el caso de que se pusieran manos a la obra)

2º Mientras tanto, comienza una reedición de los mismos libros con otro formato. No es mala idea, pero se deduce por parte de los lectores que el 7º libro no saldrá editado hasta que sean publicado los 6 anteriores con el nuevo formato. Es una estrategia comprensible, puesto que el videojuego a generado mucho interés en esta saga.

3º Una vez editados los 6 libros en el nuevo formato, se espera con impaciencia el anuncio definitivo del último libro, pues se deduce que entre la publicación de "Camino sin retorno" y la fecha actual, ha habido tiempo suficiente para traducirlo, pero.... la editorial, en su lugar anuncia nuevamente otro libro distinto, del mismo autor, y traducido por la misma persona. Pero además resulta que es el primero de una serie de 3 libros. Por lo que otra vez, es posible deducir que la intención de la editorial es publicar los 2 dos libros restantes, y alargar la espera de "La dama del lago" demasiados años más.

Llegados a este punto es normal que los lectores ya no pidan, sino exijan una explicación. El malestar de los lectores no es culpa de un foro, ni de formación inadecuada, ni de falta de escrúpulos. Es la consecuencia lógica de un público desatendido que ha pedido explicaciones constantemente y no las ha tenido hasta que se ha hecho notar.

Yo personalmente agradezco las explicaciones que han dado tanto el editor como el traductor, pero también me parece de lo más normal el malestar de la gente, puesto que se ha dejado que la bola de nieve alcance demasiado tamaño para dar explicaciones, cuando se hubiera solucionado simplemente con algún comunicado en el momento que la bola apenas comenzó a rodar...

Esta situación tan incómoda solo se solucionará cuando los lectores tengan "La dama del lago" en sus manos.

Puede que el autor del este texto no esté tan ocioso como nosotros, pero podría dignarse a contestar a los comentarios que ha recibido. Eso suponiendo que los halla leido, que quizas sea suponer demasiado. Esto es precisamente lo que criticamos los lectores sobre Bibliopolis, Alamut, Prado y Faraldo. Que pasan de nosotros. Una parte importante del trabajo de los que se autodenominan "profesionales" es dar una adecuada atención a sus clientes. Y tanto biblipolis como editorial, como usted como "periodista" deben la debida atención a sus clientes, sus lectores.

Bueno, en los últimos días he tenido la ocasión de leer como se me calificaba en distintos lugares como "arrastrado", "periodistilla", "snob", "pretencioso" y no sé cuántas cosas más...

Así que no, me temo que entre mis obligaciones como "profesional" no se cuenta la de dar ningún tipo de contestación a gente que no ha hecho sino confirmar la tesis principal de este texto: que, desafortunadamente, entre numerosas personas falta educación para establecer diálogos con los cauces que ha abierto internet.

Cuando se publica un articulo poniendo a parir a todo un colectivo de personas, basandose en una realidad tergiversada, es normal que te paguen con la misma moneda. No se como no se le cae la cara de verguenza al quejarse por que le llamen arrastrado, snob, pretencioso o periodistilla cuando usted nos ha llamado maleducados, incultos, conspiradores, vocingleros, truculentos (con todo su significado), y no se cuantas cosas más.

A algunos nos faltara educación para poder dialogar, pero no dude que usted tambien entra en el grupo.

Buenas Sr. Díez.

No se si en algún sitio le han llamado snob. Yo escribí esa palabra en el foro de Sedice. Supongo que con todas las críticas no has podido leer correctamente, o snob sale de algún otro sitio.

Te aclaro de todas forma que yo escribí:

"Esa carta si que me parece repulsiva. Pedante, snob y rellena de mentiras."

No le he llamado snob, me he referido a la carta. No te conozco lo suficiente para llamarte snob, pedante y en especial no creo que estés compuesto por mentiras.

La carta me parece bastante pedante y elitista, por los motivos que te ha explicado el primer "comentarista" que se ha explicado mucho mejor que yo.

Y eso que unas cuantas cosas de las que dices me parecen ciertas.

Pero alguna otra resulta que son mentira. Y es algo que me sorprende, porque siendo un periodista y entrando a opinar lo que se dice en un foro o bien no lo has leído o estás mintiendo en lo referente, por ejemplo, de que la gente de dicho foro no ha buscado información en la editorial durante todos estos años. Con lo que a mi me parece agravante de que tanto el editor como el traductor eran miembros de dicho foro, hasta que desaparecieron justo cuando empezaron los retrasos.


También hay cosas que no te entiendo, como la idea de que como en Portugal (por ejemplo) publican muy mal aquí debemos ser comprensivos.

O que el traductor tenga problemas laborales (que parece no son de traducción sino de su trabajo "principal") y aún así es capaz de traducir dos libros del mismo autor, pese a los problemas laborales.

Problemas laborales que según el traductor son problemas creativos, lo cual a mi me encaja con más sentido que tus comentados problemas laborales.

Dices: "Entretanto, para mantenerse en activo, optó por traducir un par de libros aparentemente más sencillos." ¿Por qué te callas que dichos libros son del mismo autor y que anecdóticamente uno de ellos contiene uno o dos relatos de Geralt?

También comentas: "Que se va a conseguir un original polaco, pasarlo por el traductor de Google al inglés, y luego otra vez al español". Pues hablando de comprensión del texto por falta de educación, yo no dudo que has comprendido perfectamente lo que dicho forero escribió. Dicho forero estaba claramente de cachondeo, si hasta dijo que necesitaba ADN de Rana para conseguir que el traductor de google le tradujese una página.

Yo creo que te has sobrepasado un montón con la gente de dicho foro, tanto o más como alguno de ellos lo han hecho. O puede que yo haya hecho lo mismo, aunque yo no pertenezco a dicho foro. Mi mayor delito que yo recuerde es decir que Prado ha mentido durante 3 años sobre La Dama, algo que es muy fácil de demostrar. Eso sí, lo ha hecho para proteger a tu amigo, que es un excelente traductor y se merece todos los parabienes sobre el tema.

De hecho, para resarcir a tu amigo Faraldo sería un bonito detalle que en La Dama del Lago salga su nombre en la portada, como sucede con los traductores en otras editoriales.Y estaría bien que fuera algo habitual-

Bueno, para acabar, no creo que el asunto sea para tanto, ni los motivos de los retrasos, ni los mensajes de dicho foro, ni esta carta, que reconozco me sentó mal.

Entiendo que no quiera responder a los que le insultan en otros lugares, pero ¿le da eso licencia para subirse a un pedestal (si es que alguna vez se bajó de él) y meter en el mismo saco a todos los que aquí le han escrito educadamente? ¿Para despreciar a los que se han molestado en dejar su opinión en su blog?
Con su actitud altiva y despectiva se retrata usted perfectamente, dando la razón a todos los que, con mayor o menor educación (pero nunca con menos de la que usted demuestra) le han criticado. No creo que sea necesario (des-)calificar su persona ni sus actitudes nunca más, usted mismo, en pocas lineas, ya lo ha hecho, mejor de lo que podría cualquier insulto proferido por otros.

P.D. ¿Conoce usted Palos de la Frontera?

Muy gracioso el autor de este "blog", se lía a generalizar en un tono paternalista y (en mi opinión, si acepta expresiones populares) dándoselas de listo, insinuando que los que protestan aún después de la carta de Faraldo son unos maleducados, y luego no quiere contestar a los comentarios porque "en distintos lugares" se le descalificaba. Claro que está en su derecho de no contestar, pero clamar contra la falta de educación y quejarse de que ésta dificulta la comunicación en internet y luego escribir sólo para volver a quejarse no parece muy coherente, sobre todo porque hay gente que ha escrito incluso con el mismo "estilo" que él.

Yo "me creo" la carta abierta ésa, no voy a intentar hacer ningún boicot a nadie, alabo tanto la traducción como la edición y me gusta que existan editoriales que publiquen libros así. Entiendo que el retraso se haya producido y que pueda ser difícil para alguien reconocer que tiene un "bloqueo" para hacer su trabajo. Pero también entiendo que haya gente enfadada, sobre todo porque no se ha dado apenas información durante 3 años y la que ha llegado ha servido para confundir más que para otra cosa. ¿Que hay gente que escribe estupideces en los foros? Claro. Y en los "blogs" y en la prensa escrita y en las puertas de los lavabos de los bares. Y algunos lo harán por ignorancia, otros por maldad, otros por hacer la gracia y otros porque es su trabajo...pero dar a entender que todos son incultos y que precisamente ellos son los que protestan tras la carta abierta del traductor es una falacia.

Pero bueno, espero que con esto que escribo en mi tiempo de ocio no tenga que hacerle perder el tiempo a un grandísimo profesional, ¿eh? Da qué pensar cuando alguien critica algo y predica con el ejemplo contrario.

Sr Díez,

No todos los que han escrito aqui son maleducados ni todos son incapaces de establecer una conversacion. Ni todos participan en los foros de los que habla (yo no participo en foros, y le digo mas, no se ni de que foros se esta hablando aun), ni todos le han insultado.

El blog es suyo, modere los comentarios y si alguno le parece un insulto borrelo. Quedese con los educados y converse.

Si no le interesa conversar, ese es otro tema, endemico de muchos blogs, que unicamente adoctrinan y aceptan comentarios en la misma linea editorial que el autor (y desconozco si es su caso, porque es la primera vez que lo leo).

Si realmente quiere conversar, he aqui mi opinion: este articulo me parece tremendamente partidista al estar amparado en la relacion de amistad con los implicados que reciben las quejas de sus clientes, entre los que me incluyo.

A esta empresa le he pagado un dinero y he tenido que ver como se han tomado una serie de decisiones editoriales que me impiden conocer el final de una obra artistica. A partir de ahi me da igual quien sea el editor y quien el traductor, cuales sean sus otras obligaciones profesionales y sus problemas personales, que yo tambien los tengo a veces y no se los lloro a mis jefes o clientes.

Si el problema viene del traductor, se busca otro.

Si, tal y como hemos podido ver, el traductor sigue trabajando para la misma editorial con otros libros, queda claro que el problema es una decision editorial, y cualquier otro comunicado por parte de la empresa es muy dificil que parezca sincero si no admite algo claro: es una decision comercial pura y dura.

En esta feria del libro he pasado por el stand de bibliopolis y, justo delante de mi, un lector le estaba cantando las 40 al editor. Este, lejos de disculparse con su cliente, solo fue capaz de dar como respuesta (cito textual):

- Pero puedes llevarte este del mismo autor, que tambien es muy bueno.

No me interesa Narrenturm. Si Sapkowski escribiera una novela rosa tampoco me interesaria. No me gusta que me intenten meter en el carro de compras innecesarias. No me gusta que no me respeten como cliente y no me gusta que me mientan.

Mi opinion es educada y esta fundamentada en los hechos reales e innegables que han ocurrido en los ultimos años. Si le molesta que opine distinto y crea que se nos esta tomando el pelo, el problema no estara en que yo no quiera conversar, sino en que usted no querra conversar (conmigo o con otros).

La amistad no exime de reconocer los errores que comenten los amigos, creo.

He tenido que googlear un poco para encontrar de que foros se estaba hablando, cual era el hilo en el que se discutia y demas, y he visto que finalmente la conversacion se llevo alli.

En cuanto al tema Sapkowski y demas, entiendo el tono de fondo de este post pero considero que mucha gente tiene muchas razones para sentirse ofendida, y considero que hay errores de interpretacion claros... a mi todo me siguen pareciendo decisiones editoriales cuya motivacion no comparto y, por tanto, no voy a seguir apoyando los productos de la editorial hasta que solucionen el problema que han planteado.

Y, por otra parte, creo que voy a ser el unico en responder al tema original que se planteaba que, al fin y al cabo, no es mas que el no saber reaccionar ante la comunicacion 2.0.

Hoy dia cualquiera puede informarse y cualquiera puede opinar, y todas las personas que opinan pueden comunicarse con una facilidad que no se ha conocido anteriormente.

Eso plantea problemas muy muy serios a las empresas que no son capaces de adaptarse a ese ritmo de comunicacion. Te he leido cosas como que una empresa no tiene por que informar de sus actividades: falso. Una empresa anclada en el pasado no tiene por que hacerlo, pero hoy dia va siendo cada vez mas necesario. Leer un foro donde tus clientes opinan es tiempo profesional, no personal.

Si eres una empresa que vende productos, mantener una buena relacion con el cliente que compra tus productos deberia ser la primera obligacion, no una opcion a tener en cuenta. Precisamente porque, ante una mala decision, un unico cliente insatisfecho puede desatar una reaccion viral que afecte seriamente a tus actividades.

Y en el ejemplo que has planteado quiza nos hemos encontrado con una empresa que no ha sabido actuar en esa linea cuando han aparecido los primeros clientes insatisfechos.

1.0 vs 2.0, no hay mas.

este periodista tiene relacion con los editores o el traductor? realmente no entiendo esto de atentar contra tus propios clientes, yo en mi empresa no lo pensaria jamas
es estupido, a narreturm lo va a comprar mucha menos gente por el miedo a la continuidad de la publicacion
asi fue como se mato al mercado de comics de argentina, cortando la serialidad
faraldo, de la hoya (o como se llame el editor, que ni me acuerdo) les falta un curso urgente de la dinamica editorial del fandom
nosotros vivimos de los "freaks" esos de los que se asustan, y que pululan "truculentos" foros
no hay que morder la mano que nos da de comer giles

He de decir que me hallo impresionado por su escrito. Una vez he perdido mis buenos minutos en leerlo, analizarlo y asimilarlo, he tratado de simplificarlo para que de alguna manera mentes menos sofisticadas puedan entenderlo.

En síntesis, lo que usted trata de decir es que habría que seleccionar a la gente apta para gozar del inmenso privilegio y fuente de conocimiento que es Internet. Y estoy completamente de acuerdo. Su hipótesis es de un valor incalculable para destruir la paupérrima sociedad en la que coexistimos y refundarla desde una nueva perspectiva.

El siguiente paso, en mi humilde opinión, será seleccionar a aquellos que sean aptos para la procreación según su genética. Usted quedará fuera de la lista, momento en el cual arremeterá contra sí mismo por su pensamiento inicial.

Muchas gracias por su tiempo.

Muy retrasada he leido todo lo que Julian escribe por el revuelo surgido del retraso de la "Dama del lago", y aunque estoy de acuerdo en que se han dicho muchos disparates, se ha de tener en cuenta que los lectores vivimos en un "sin vivir", y los impacientes, que somos muchos, desesperamos de llegar a ver algún día la obra.

la aclaracion es oportuna,y hasta cierto punto,comprendo la complejidad de la traduccion de un lenguaje tan florido y diverso como el de sapkowski.
Aun asi tengo que confesar que he empezado a aprender polaco para leer el libro.
Es dificil de cojones,pero al ritmo que va ,creo que tengo tiempo de sobra.
Pani Jerioza ,vamos alla.

Concuerdo con Arnaldo. Hay autores que no los puede traducir una agencia de interpretación cualquiera, si no alguien que realmente conozca sus ideas porque detrás de cada palabra que utilizan hay todo un razonamiento que solo se interpreta adecuadamente si se conoce al autor.

Recuerdo que cuando trabajé para Nexus Traducción como intérprete simultáneo http://www.nexustraducciones.com/interprete-simultaneo-consecutivo/ y nos tocaba ir a una feria o congreso donde teníamos que traducir a un economista, un matemático, un filósofo... el nivel de estudio que hacíamos de la o las personas en cuestión era total porque, claro, si no, era absolutamente imposible seguir el hilo y hacer una traducción que no fuese de palabra por palabra.

Concuerdo con Arnaldo. Hay autores que no los puede traducir una agencia de interpretación cualquiera, si no alguien que realmente conozca sus ideas porque detrás de cada palabra que utilizan hay todo un razonamiento que solo se interpreta adecuadamente si se conoce al autor.

Recuerdo que cuando trabajé para Nexus Traducción como intérprete simultáneo (http://www.nexustraducciones.com/interprete-simultaneo-consecutivo/) y nos tocaba ir a una feria o congreso donde teníamos que traducir a un economista, un matemático, un filósofo... el nivel de estudio que hacíamos de la o las personas en cuestión era total porque, claro, si no, era absolutamente imposible seguir el hilo y hacer una traducción que no fuese de palabra por palabra.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341c760153ef01156fc672c1970c

Listed below are links to weblogs that reference Una parábola con Andrzej Sapkowski:
la educación por detrás de la tecnología
:

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]