Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

07 diciembre, 2007 | 10:44

Con las últimas ofertas de los bancos y cajas de ahorro relativas a los depósitos a corto plazo, con tipos de interés de hasta el 7% para imposiciones a tres meses, nos estamos aproximando a una situación en la que los depósitos son más rentables que los créditos, lo que no deja de ser un mundo al revés. Otras circunstancias están ayudando a configurar este final del año 2007 como muy complicado para el inversor. La bolsa, que ha cumplido hasta ahora las expectativas de recorrido que se tenían a principios de año, alrededor de un 10% de revalorización para el Ibex, lo ha hecho, sin embargo, en medio de una volatilidad muy notable que todavía podría dar al traste con el cierre o realzarlo si el acelerón habitual de fin de año se produce también en éste.

Sigue leyendo

04 octubre, 2007 | 16:46

Este era el saludable consejo que Francisco de Quevedo daba en su Epístola del Caballero de la Tenaza para cuando corrieran tiempos de sonsaca. Pero “la mosca” está muy cotizada ahora, por lo que tenerla en casa puede ser un mal negocio. Claro, conviene discernir a quien se la damos en custodia. Los bancos buscan en los hogares la liquidez que no encuentran en sus mercados habituales de suministro, por lo que empiezan a remunerar a tipos muy interesantes a los depositantes bajo determinados plazos. Esta alternativa es perfecta dada la consigna que se ha instalado entre los inversores: “esperar y ver”.

Las bolsas, por otra parte, no dejan de sorprender. Entre lo relativamente baratos que están algunos valores y los nuevos aires de la política monetaria de tipos más reducidos en el futuro discernible, algunos se animarían a comprar muy selectivamente. Cuidado, pues nadie sabe a ciencia cierta qué puede pasar con esos valores más baratos. Wall Street está en máximos y el DOW acumula en este año una revalorización del 12%, inferior no obstante a la del NASDAQ. Y no digamos el DAX de Francfort, que cotiza un 20% por encima de su valor a principios de 2007. Pasado el momento de los super-depósitos, quizás dentro de unos meses, y constatado que los efectos reales de la presente crisis crediticia son limitados, las bolsas se pondrán algo más interesantes.

Pero claro, antes tenemos que constatar que la actual crisis crediticia no deja una cicatriz profunda en la actividad real, el empleo, etc. Si los próximos meses no nos traen esta buena noticia, que está lejos aún de perfilarse en el horizonte, las cosas se podrán más serias para todos pues los tipos de interés disminuirán para estimular la actividad real, y los super-depósitos bajarán de octanos, y la bolsa no acabará de tener fundamentos sólidos (es decir, perspectivas de beneficios empresariales) para alegrarse de que la renta fija sea menos rentable. Es cuestión de unos pocos meses (largo me lo fiáis) el que sepamos los nombres y apellidos de las entidades pilladas en medio de la crisis crediticia, lo que aclarará mucho el panorama y validará las opciones de los inversores. Cuanto antes se sepa mejor, mientras tanto, como decía el clásico, guardar la mosca y gastar la prosa.

Jose A. Herce

17 mayo, 2007 | 09:01

El Banco Central Europeo (BCE) ha dejado estable su tipo, en el 3,75%, en su reunión monetaria del pasado jueves, pero ya ha “telegrafiado” que subirá al 4% en junio, con lo cual habrá acumulado una subida de 2% desde diciembre de 2005: es decir, en un año y medio habrá duplicado el precio del dinero, materia prima básica en las transacciones financieras. Un movimiento de tal calibre no puede ser inocuo para las finanzas del que en los últimos años ha sido el sector financieramente más activo de la economía española, como es el de las familias.

Un primer efecto derivado de dicho encarecimiento del dinero ha sido la clara ralentización que se ha observado en el ritmo de endeudamiento de las familias. Aunque este sigue creciendo, lo hace a ritmos muchos más reducidos (en torno al 17% actualmente) que como lo hacía al inicio del pasado año (por encima del 24%). Sin duda ha pesado en ello el incremento experimentado en el coste de la financiación, especialmente en el caso de las hipotecas a tipo variable, que es con diferencia la principal modalidad de endeudamiento familiar.

Pero donde se ha producido un vuelco más notable es en la partida del ahorro familiar, y sobre todo en la materialización del mismo. Los fondos de inversión han perdido claramente protagonismo en dicha materialización, pues prácticamente no han recibido entradas de nuevo ahorro. Por el contrario, los depósitos bancarios, y especialmente las imposiciones a plazo, han sido los grandes beneficiados del nuevo escenario de tipos, así como de la reforma fiscal, que ha equiparado fiscalmente a ambos instrumentos de ahorro.

En dicho escenario, los depósitos a plazo, con crecimientos superiores al 20%, han capturado casi la mitad del ahorro bruto de las familias, que para 2006 ha representado algo más del 11% de la renta bruta disponible (RBD). Otra cuestión diferente sería si hablamos de ahorro neto, el que resta después de destinar la parte correspondiente al servicio de la deuda, y que habría sido negativo en el conjunto del año 2006, haciendo bueno el dicho de que la compra de vivienda mediante hipoteca constituye una forma de autoimponerse un ahorro mensual.

Angel Berges

11 mayo, 2007 | 09:25

Pues sí, eso me decía mi tía, que mientras que en su entidad de toda la vida no le daban nada por sus ahorros, en otro sitio le ofrecían un 10%. Claro, lo que ella no había entendido era que ese chollo sólo duraba un mes, y que por lo tanto, sus 3.000 euros ahorrados le reportarían un beneficio de 20 euros. En el mejor de los casos, porque en otros para beneficiarse de estas ofertas hay que contratar al tiempo productos con remuneraciones infinitamente más bajas y que te dejan atrapado durante mucho más tiempo.

Es indudable lo atractivo que resulta cobrar un 10%, pero parece que no es posible “hacernos ricos” en tan sólo un mes, y todo esto sin tener en cuenta los trámites que tenemos que realizar.

Otros más sofisticados que mi tía han creído descubrir la gallina de los huevos de oro, y mueven sus ahorros cada mes para aprovechar los diferentes depósitos de ”alta remuneración” según van saliendo al mercado, pero la experiencia demuestra que hay que realizar un gran esfuerzo y perder mucho tiempo investigando, para terminar consiguiendo una rentabilidad sólo ligeramente superior a la que ofrece el resto del mercado, por lo que me cuestiono si vale la pena cambiar de entidad siguiendo las agresivas campañas de televisión, radio o prensa escrita o podemos encontrar productos similares en nuestra entidad tradicional. Y todo a pesar de que los incondicionales de la banca por Internet no se cansan de decirnos que el cambio de entidad apenas se encuentra a un “click” de ratón.

Me da la impresión que la mejor estrategia es utilizar las “agresivas” ofertas de la competencia para obligar a que nuestra entidad de siempre eleve la remuneración de nuestros ahorros bajo la amenaza de marcharnos para siempre. Que hoy ninguna entidad se encuentra dispuesta a perder un cliente.

Miguel Ángel Cabello

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]