Categorías

noviembre 2016

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

Normalización monetaria

Siempre he defendido el recurso a la política monetaria, tanto la convencional como la no convencional, para tratar de resolver la crisis económica y, sobre todo, mitigar los efectos negativos derivados de la menor solvencia de las entidades crediticias. Eran necesarias medidas extraordinarias en situaciones extraordinarias. Pero este ya no es el caso de EEUU, una economía que ya en 2011 recuperó la caída del PIB sufrida en la Gran Recesión y que crece al 2,0%, con una inflación del 1,5%, en pleno empleo (tasa de paro del 4,9%), con una avance de los salarios del 2,5%, una renta variable cotizando en PER 18x, un precio de la vivienda acercándose a máximos históricos y cuyo banco central atesora en su balance deuda pública por un importe equivalente al 25% del PIB.

Grf_1_25082016

Sé que el diagnóstico positivo sobre la posición cíclica de EEUU es debatible (muchos colegas afirman que no es favorable) pero donde creo que debe haber consenso es en considerar que existe una desproporción entre las condiciones económicas y las monetarias (excesivamente laxas). Porque el tipo de intervención del 0,0% se impuso a finales de 2008 (es decir, apenas unas semanas después de la quiebra de Lehman).

Grf-22-25082016

 

Y, sí, es verdad que la fortaleza del USD equivale a un endurecimiento de las mismas, pero que ni mucho menos compensa unos tipos de interés que en términos reales están en negativo. Se debe recordar que tipos nominales en zona de mínimos (0,5% el tipo de intervención y 1,5% el T-Note a 10 años) coexisten con una inflación en niveles de entre el 1,0% (la general) y el 2,0% (la subyacente).

Hace un año, el temor a una intensa desaceleración económica en China activó el debate sobre la idoneidad del inicio de las subidas de tipos de interés por parte de la Fed. Finalmente, en diciembre, el banco central de EEUU los elevó, aunque con un retardo temporal de varios meses respecto a lo que consideramos era el plan inicial del FOMC. Tras esa primera subida, y ya a lo largo de 2016, también el contexto internacional (dudas sobre la salud de la banca europea y, especialmente, el Brexit) ha condicionado las decisiones de la Reserva Federal, provocando la inacción a pesar de las nuevas muestras de dinamismo interno.

Pero con un contexto externo “más tranquilo” y nuevas señales de dinamismo de la demanda interna, es tiempo de que la Fed retome el camino de la normalización monetaria. Como nos han recordado recientemente varios miembros del FOMC, se han cumplido los objetivos y es oportuno ir elevando los tipos. Como es sabido, la política monetaria tarda en impactar sobre la economía y es recomendable ir subiendo los tipos poco a poco. No defiendo una política monetaria restrictiva (ni mucho menos), sino ir poniendo fin a una excesivamente laxa que puede generar no sólo riesgos para la estabilidad de los precios al consumo (IPC) sino de ciertos activos, especialmente inmobiliarios y acciones.

David Cano Martínez, Asesor principal de Españoleto Gestión Global.  @david_cano_m

19 junio, 2009 | 13:58

Hace tres años viajé a la India. Aunque en 21 días solo puede visitar una mínima parte del país, estar en sitios clave permite extraer una conclusión: el fin de la pobreza es posible. A esta visión optimista se puede llegar observando la pujante clase media de Nueva Delhi o el equipamiento y desarrollo tecnológico de Bangalore. Pero donde se perciben en su total dimensión las posibilidades de cambio es allí donde el punto de partida es especialmente desventajoso y adverso.

A apenas unos kilómetros del Silicon Valley asiático se encuentra Anantapur, una de las regiones más pobres del mundo, caracterizada por la ausencia de recursos tan básicos como el agua. Una visita al Rural Development Trust (RDT) permite comprobar que es factible erradicar la pobreza extrema, gracias a los recursos económicos pero, sobre todo, al buen criterio de su fundador Vicente Ferrer (1920-2009).

Su historia, cargada de contrastes, no puede dejar indiferente a nadie. Luchando como joven anarquista en la batalla del Ebro de la Guerra Civil española, sintió la llamada de Dios, se convirtió en jesuita y eligió ser misionero en la India, donde llegó en 1952. Terminó por abandonar la orden en 1970, consciente de que podía ejercer el sacerdocio no tanto oficiando y confesando sino entregándose a los demás y construyendo un mundo mejor. «Yo siento ejercer mejor mi apostolado excavando pozos o levantando escuelas, para sacar a los pobres del hambre y la ignorancia, algo que está en mi vocación personal».

Tuve la enorme fortuna de charlar un rato con él y me sorprendió su religiosidad, pero también que ésta la limitaba a su vida interior. Sostenía que, para acabar con la pobreza, la única estrategia es la acción, una prueba más de su actitud decidida que bien podría aplicarse a la actual crisis económica: «No hay que buscar recursos para mitigar el mal, sino para solucionarlo». Con esta visión, ha hecho posible que más de dos millones de habitantes de Anantapur hayan abandonado la pobreza.

Sigue leyendo

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]