Categorías

abril 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Gestión de la volatilidad de las carteras | Inicio | Rentabilidades pasadas, riesgos futuros »

05 enero , 2017 | 08 : 48

Posicionamiento en carteras ante la reflación

Los primeros indicadores económicos conocidos en 2017, correspondientes al pasado diciembre (PMIs globales, ISM manufacturero en EEUU e IPC en la UME), siguen apuntando a que la actividad económica se acelerará en próximos meses, al tiempo que las presiones en precios seguirán aumentando (si bien por ahora en su mayor parte debido en exclusiva al componente de energía).

Blog

Esta aceleración del crecimiento está siendo superior en las economías avanzadas, sobre todo en EEUU, algo menos en Europa (UME y UK) y de menor intensidad en las economías emergentes en general. Los buenos datos de PMI en China y Rusia, se contraponen con la dinámica cada vez más negativa en Turquía y México. Brasil, por su parte, rompe con una racha de varios meses de mejora.

El saldo positivo de la publicación de estos datos permite intensificar la percepción de reflación de cara a 2017 entre los principales agentes económicos. Y los mercados financieros están evolucionando en esa dirección: subidas de las bolsas lideradas por los sectores cíclicos (especialmente banca) y con los defensivos y más endeudados como lastres (Teleco y Utilities).

Blog2

Para 2017 esperamos un aumento del ritmo de avance del PIB mundial (hasta el 3,4%) basado en una aceleración en EEUU (volvería a crecer por encima del 2,0%) y una mayor contribución de las economías emergentes. En éstas será clave el abandono de la contracción por parte de Brasil y Rusia y la capacidad de India de aumentar su PIB a tasas superiores al 7,0%, mientras que China continuará con su paulatina pérdida de dinamismo (avanzaría al 6,2%, frente al 6,5% de este año). Ningún país relevante estará en recesión en 2017. En definitiva, el entorno de crecimiento económico es relativamente favorable, por más que los riesgos sigan estando sesgados a la baja.

Blog3

Pero además del crecimiento, habrá que estar atento, esta vez sí, a la inflación. Si en 2014 y 2015 una de las sorpresas fue un crecimiento de los precios al consumo muy por debajo de lo anticipado, provocado por los renovados mínimos del precio del petróleo, en 2016, y especialmente en la segunda mitad, hemos asistido a un punto de inflexión en sendas variables. De esta forma, las tasas generales han abandonado los mínimos y se acercan a las cotas de los componentes subyacentes (mucho más estables), niveles que podrían superar en los próximos meses.

Blog4

En definitiva, en 2017 esperamos que conforme el crecimiento del PIB regrese a una zona más “normal” (3,4%), también lo haga la inflación (en este caso, a cotas del 2,0%), justificado en una recuperación (o al menos estabilización) del precio del petróleo (zona de 50 – 60 USD). Sólo un mayor encarecimiento de las materias primas podría provocar un superior repunte de la inflación.

Un escenario que nos lleva a comenzar el ejercicio con un mayor nivel de riesgo en las carteras (aunque no tan elevado como hace un año), con una sobreponderación de la renta variable frente a la renta fija. En el primer caso, Europa sigue siendo la principal posición, sumada EEUU, mercado para el que estamos neutrales (ya no infraponderados). Las posiciones en Eurostoxx las acompañamos con venta de CALL vencimiento SEP17 con un strike en la zona de 3.500.

En renta fija, la infraponderación se debe a que no tenemos todavía deuda pública, a la espera de que el Bund alemán a 10 años supere el 0,50% y sus homólogos españoles e italiano el 1,75% y 2,0% (sólo encontramos valor en el portugués, que ya cotiza casi en el 4,0%). Sí vemos valor en el T-Note a 10 años en la zona actual del 2,50%.

Blog5

En renta fija privada grado de inversión en EUR permanecemos a la espera de que se alcance el 1,50%, manteniendo un posicionamiento global, justificado por los mayores tipos de las emisiones en USD. La renta fija se completa con high yield, activo que hemos reducido algo el peso, manteniendo emergente en moneda local.

Blog6

Apostamos por una apreciación del USD, aunque ya limitada frente al EUR (hasta la paridad) y una recuperación de la GBP, que debería acercarse hacia la zona de 0,80 GBP/EUR. Completa la cartera un posicionamiento en materias primas.

Blog7

David Cano Martínez, @david_cano_m

Comentarios

pisitófilos creditófagos

(Trump es muy mala noticia para la reinflación-UE, al menos mientras intente la reinflación-EEUU. El consenso es que habrá ficción de reinflación hasta 2018. Dentro de un año nos lamentaremos así: «A pesar del encarecimiento de inmuebles y petróleo, del «deficit-spending», del proteccionismo comercial —financiero, nada de nada—, la inflación no acaba de despegar, al menos, como para justificar un cambio de rumbo en la política monetaria». TODO CAMBIO QUE HAGAMOS AHORA EN NUESTRAS CARTERAS PARA PREVENIR LA REINFLACIÓN ES UNA IDOTEZ... salvo para los chicos de la industria del DOP —Dinero de Otras Personas—, que viven de exprimirnos comisiones. Muchos de quienes piquen en el «inmotocatejismo» van a suicidarse en cuanto, en 2018, venga por fin el REPINCHAZO de esta REBURBUJA, que no es de avaricia, como la vivida desde 1986 hasta 2006, sino de miedo del sistema financiero a la Era Cero, nuevo modelo de estabilidad que supera al popularcapitalista ochentero.)

RENTAS PRIMARIAS CANÓNICAS: PRODUCTIVAS Y APRODUCTIVAS.-

Lo canónico es que solo hay dos FACTORES DE PRODUCCIÓN: Trabajo y Capital, entendiendo por Capital todo lo que no es Trabajo.

Iniciativa Empresarial y Tierra (Recursos Naturales) no se consideran factores de producción autónomos, salvo por cuatro chalados neomercantilistas o neofisiócratas, que además proponen concepciones extravagantes del Capital, incompatibles con su prosaica realidad contable (Activo menos Pasivo).

Está muy extendido —cfr. Teoría Económica, Contabilidad Nacional, Contabilidad Financiera, Derecho Mercantil, Derecho Laboral, Derecho Fiscal, etcétera—:
- que las rentas (minúscula y plural) que instrumentan la transformación de la Producción (PIB) en Renta (mayúscula y singular), tengan la naturaleza que tengan, solo podemos clasificarlas contablemente o como del Trabajo, o como del Capital, o como mixtas del Trabajo y del Capital; y
- que el Trabajo tiene su «Remuneración», pero al Capital solo le corresponde el «Excedente», es decir , que las rentas del Capital tienen carácter residual respecto de las del Trabajo —las rentas del Trabajo serían más «primarias» que las otras primarias, las del Capital—.

Nosotros lo que decimos es que esta dicotomía Trabajo/Capital en el Enfoque de la Renta, que está prácticamente intacta desde el siglo XIX, es demasiado simple después de la eclosión popularcapitalista. No sirve para explicar la actual crisis ni ayuda a superarla, sino todo lo contrario.

Proponemos una modernización del Enfoque de la Renta: hay que netear las dos rentas primarias canónicas, aislando las rentas anidadas en ellas que no son, directamente, ni consecuencia ni causa de Producción. Que no tengan relación directa con la Producción es por lo que las hemos venido llamando improductivas, aunque mejor debiéramos llamarlas «aproductivas».

Nótese que empleamos el concepto de productividad en doble sentido causal. Lo hacemos aposta. Para ilustrarlo, nada mejor que la maravillosa frase escuchada a un agente inmobiliario de Miami (memorización obligatoria):
- «Antes, nuestros clientes eran personas que tenían dinero porque 'hacían-cosas'. Hoy son ricos que 'no-dan-Trabajo-ni-a-su-secretaria'».

Hoy por hoy, nos interesan solo cuatro grandes clases de rentas aproductivas anidadas en las dos primarias canónicas, que configuran lo que llamamos Sistema Tributario Privado, que se exacciona con ayuda del Estado:
- inmobiliarias,
- pensiones,
- financiero-fijas, y
- sueldazos.

No decimos que haya que abolir estas cuatro clases de rentas, sino que hay que administrar su tamaño porque la distribución de la Renta es un sistema de vasos comunicantes, y lo que va de más a destinos aproductivos, deja de ir a los productivos —Trabajo & Empresa—. Reduciendo al absurdo diríamos que, si toda la Renta se entregara a caseros, pensionistas, plazofijistas y superasalariados, en segunda ronda nadie trabajaría ni emprendería, con lo que dejaría de haber Producción.

En nuestros debates, han salido un montón de posibilidades para la calificación de nuestras rentas aproductivas, que se caracterizan económicamente por extraerse antes de que salarios y beneficios empresariales sean aprovechables para trabajadores y empresarios, respectivamente:
- supraprimarias
- preprimarias
- sustractivas (vs. aditivas)
- paraprimarias
- prioritarias
- heteroprimarias
- pseudoprimarias
- alfa
- preladas
- parasitarias
- preferentes
- antepuestas (vs. de suyo)
- sotoprimarias
- infraprimarias
- anteprimarias
- «BOEmamadas»
- criptoprimarias
- extraprimarias
- pasivas
- vampíricas

Podrían añadirse:
- extractivas
- coactivo-privadas
- absentistas
- necesarias (vs. suficientes)
- retroprimarias
- metaprimarias
- no estrictas

¿Y si renunciamos a tener una etiqueta adicional a la básica de rentas «aproductivas»? No tenemos ninguna necesidad de añadir 'prima facie' un adjetivo calificativo. Ya nos hincharemos a calificar en el desarrollo de la idea.

Repetimos que la esencia de lo que proponemos es mejorar el Enfoque de la Renta poniendo la lupa en las rentas primarias canónicas —del Trabajo o del «Capital»— para detectar y aislar cuatro tipos de rentas anidadas en ellas que no tienen relación directa con la Producción. Con otras palabras, aparte de consideraciones morales, solo proponemos subclasificar las rentas primarias en:
- rentas primarias productivas —salariales y empresariales—; y
-rentas primarias aproductivas —Pisito, Paguita, Cartillita y Sueldazo—.
En paralelo, proponemos los conceptos de
- Trabajo-Empresa; y,
- Capital-Empresa.

La exposición académica de nuestro Enfoque de la Renta debiera, pues, comenzar así:
- «La economía es Producción (Oferta), Renta y Gasto (Demanda). Como solo hay dos factores de Producción, solo hay dos grandes grupos de rentas primarias: del Trabajo y del Capital. Pero mirando detenidamente se observa que, anidadas en ellas, hay rentas que no están relacionadas directamente con la Producción. En particular, hay cuatro subgrupos de rentas primarias 'aproductivas', cuya hipertrofia desde los 1980, ha dado lugar al surgimiento de una nueva clase social, los millonarios popularcapitalistas, y a la distorsión de las ecuaciones de intereses de trabajadores y empresarios. Bla, bla, bla».

Gracias por leernos.


Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]