Categorías

abril 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Evolución de los mercados financieros desde la victoria de Trump | Inicio | Posicionamiento en carteras ante la reflación »

12 diciembre , 2016 | 11 : 28

Gestión de la volatilidad de las carteras

A la espera de los datos definitivos del último trimestre, los indicadores adelantados apuntan a una nueva aceleración del crecimiento del PIB mundial que, aunque leve, es suficiente para que el ejercicio se salde con un avance del 3,0%. Es una tasa inferior a la esperada hace doce meses (3,3%-3,5%), pero superior a la que auguraban en febrero los economistas más pesimistas.

Blog

También los mercados financieros, si atendemos al intenso repunte de la aversión al riesgo de las primeras seis semanas del año que se tradujo en el peor arranque de la historia de los índices bursátiles. Además, la cotización del barril de petróleo en la zona de los 25 dólares aumentó la probabilidad de insolvencia de alguna de las petroleras más importantes del mundo, al tiempo que se generalizaba el temor sobre un potencial impago de ciertas entidades financieras europeas. Por si fuera poco, persistía la duda sobre la capacidad de las autoridades chinas de evitar una intensa desaceleración de aquella economía. Claros riesgos que, en caso de materializarse, se configurarían como “sistémicos”, a lo que el mercado reaccionó con caídas de las cotizaciones de la renta variable y de los activos de renta fija con peor calidad crediticia, volviéndose a producir así la simetría especular entre cotizaciones e indicadores de volatilidad.

Blog2

Muchos de estos llegaron a doblarse lo que derivó en un aumento de los parámetros de riesgo de las carteras (como el Value at Risk ­VaR) que obligó a los gestores a reducirlos de forma mecánica y disciplinada. Los mínimos históricos de rentabilidad en los bonos soberanos de alta calidad crediticia habían llevado a muchos de ellos a aumentar, semanas atrás, su exposición a diversos vértices de riesgo. Es decir, el aumento de la volatilidad se produjo en un momento de mayor exposición al riesgo por parte de los gestores. Combinación explosiva que obligó a una drástica reducción de la misma, intensificando los movimientos a la baja de las cotizaciones.

Blog3

Tal vez por esa minoración del riesgo de las carteras (y por un unos indicadores económicos mejores de lo esperado) es por lo que el mercado ha podido absorber muy bien los obstáculos que han ido surgiendo desde junio: BREXIT, elecciones en EEUU y el NO en Italia. Seamos sinceros: nadie esperaba un arranque de año tan negativo de los mercados y nadie habría anticipado la intensa recuperación de las cotizaciones si a mediados de junio hubiera sabido el resultado de las tres citas electorales. 2016 va a poder calificarse como muy complejo (posiblemente la reacción del mercado ha sido la contraria a la esperada) y haber gestionado mal el riesgo (¡haciéndolo en línea con los fundamentales!) ha generado importantes pérdidas. Como colofón, el repunte de las curvas de tipos de interés: rápido, intenso y sin “previo aviso”. Si en 2017 se cumple la previsión de crecimiento, el movimiento procíclico en los mercados debería continuar, con un mejor comportamiento de la renta variable y un aumento de pendiente de las curvas.

Blog4

David Cano.  Afi, Inversiones Financieras Globales, EAFI

Comentarios

pisitófilos creditófagos

LOS PRECIOS INMOBILIARIOS REBURBUJEAN: NORMALIZACIÓN, DULCE SUEÑO.-

2016 ha sido un año de mierda, perdónesenos la expresión. En España, la propaganda ha instalado en el inconsciente colectivo la idea falsa de que «la economía va como un tiro», aunque lo que está pasando es que está oficializándose el ESTRANGULAMIENTO FINANCIERO TOTAL FINAL, al reunirse el Estado con familias y empresas en las cimas heladas del hiperenedeudamiento. En Reino Unido ha triunfado un referendum destructivo de la UE, para hacer daño al euro, lo único que tenemos. Y, después, en EEUU ha conseguido el poder político el MULTIMILLONARIADO POPULARCAPITALISTA, la clase social regresiva y parasitaria —«no da trabajo ni a su secretaria»— que resentida se había echado al monte hace una década cuando pinchó por primera vez la burbuja inmobiliaria ochentera.

EEUU no va a conseguir reinflacionarse, pero lo va a intentar hasta 2018 y, en el intento, ESPAÑA VA A SUFRIR EL REPINCHAZO DE LA REBURBUJA; lo que es una suerte: vamos a ser el primer país occidental en olvidarnos del «todos capitalistitas-sin-trabajar-ni-emprender» y en completar la Transición Estructural pospopularcapitalista, rindiéndonos al nuevo modelo, que llamamos Era Cero —estabilidad global del nivel de precios de los bienes y servicios, el dinero y las divisas—.

Las ansias inflacionistas se deben a dos dolores:
- al pinchazo de la burbuja inmobiliaria (pisitofilia); y
- a las deudas hipotecarias (creditofagia).
No obstante, ¿dónde está escrito que, con una reinflación general:
- dejan de bajar los precios de los inmuebles burbujeados; y
- suben las rentas con las que tú honras tus deudas hipotecarias?

La reinflación general se desagrega en tres grandes encarecimientos de precios:
- bienes y servicios (inflación propiamente dicha);
- dinero (tipos de interés); y
- divisas (tipos de cambio).

Cada encarecimiento, a su vez, se compone de multitud procesos, cada uno con sus tiempos, niveles y volúmenes. Casi todos están relacionados y esas relaciones son biunívocas.

Es muy importante diferenciar entre el corto y el largo plazo, sobre todo en materia cambiaria. Hay procesos que a corto plazo parecen inflacionarios, pero a largo plazo pueden ser deflacionarios.

Hay cuatro relaciones de causalidad muy difundidas —cacareadas—, pero que son solo verdad a medias, máxime en un mundo financieramente muy globalizado y con grandes áreas monetarias:
- la que vincula tipos de interés bajos con inflación «de activos»;
- la que dice que subimos y bajamos los tipos de interés a voluntad porque somos capaces de controlar la inflación;
- la que encadena subida de tipos de interés, atracción de «capitales» a corto plazo y apreciación cambiaria inmediata —bajada de tipos de cambio—; y
- la que conecta devaluación cambiaria con estímulo de las exportaciones, más actividad interna y más inflación.

No es nada fácil reinflacionar de verdad. Se corre el peligro de empeorar el desequilibrio de precios relativos creado por la burbuja.

Deflación es la caída general de precios, o lo que es lo mismo, que el mismo dinero da para más. En esta situación, lo consistente es que bajen los tipos de interés y se abaraten las divisas. La deflación es mala cuando tiene lugar mientras se encarece y revalúa la moneda, en medio de un una alza del nivel de tipos de interés.

Si sube la inflación y los tipos de interés, la moneda se ha de depreciar, aunque inmediatamente se aprecie.

NOSOTROS CUMPLIMOS DICIENDO QUE LA REINFLACIÓN QUE SE INTENTA EN EEUU, si fuera de fondo y triunfara, SERÍA A COSTA DE AÑADIR DEFLACIÓN AL ICEBERG DEFLACIONARIO DEL RESTO DEL SUPUESTO «IMPERIO». Añadimos que creemos que no lo van a conseguir, pero que, al intentarlo, países superendeudados occidentales, como España, se van a ver en apuros. A corto plazo:
- subirán muchos precios sin fundamento para ello, pero no tus rentas;
- los tipos de interés acabarán subiendo por contagio, dada la globalización financiera y las políticas de supuesto estímulo fiscal-construcción que se anuncian como «la» solución para sustituir a las de supuesto estímulo monetario actual, tontada que llaman «normalizar» —qué patéticos resultan los asfixiados hablando de estímulos con el nudo de la horca tan apretado—; y
- dirán que el euro se debilita, pero seguirá fuerte para una economía como la española, pero no para Alemania, ni para China.

¿Cuántos 31 de diciembre llevamos tomándonos las uvas rezando para que termine el año cuanto antes?

¡Con lo fácil que es encontrar el consuelo en Dios, en vez de en el idiota yanosestamosrecuperandismo!

No obstante, Feliz Navidad.

Gracias por leernos.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]