Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« enero 2011 | Inicio | marzo 2011 »

28 febrero, 2011 | 10:43

En un contexto en el que el “riesgo geopolítico” continúa perfilando el comportamiento de las variables financieras, en forma de repuntes en el precio del barril de Brent (próximo a los 115 USD) y en la demanda de determinados activos refugio (yen, franco suizo), no conviene olvidar la presencia de otros frentes de riesgo, como el “soberano”, que en cualquier momento pueden volver a centrar el foco de atención de los mercados financieros.

En el caso de la deuda irlandesa, encontramos dos factores de presión: (i) la incertidumbre asociada a las elecciones generales de mañana y, sobre todo, (ii) la posibilidad, que cada vez va cobrando más fuerza, de que los bonistas senior de entidades financieras tengan que asumir pérdidas en un eventual proceso de reestructuración, como casi con toda seguridad va a pasar con los bonistas subordinados.

El otro punto de atención desde el frente soberano se sitúa en Portugal, donde la referencia de deuda a 10 años llegaba a superar durante la sesión niveles del 7,50% en términos de TIR. En un contexto caracterizado por las pobres perspectivas de crecimiento de la economía (el PIB podría contraerse por encima del 1% en 2011) y por la ausencia de reformas de calado para garantizar la solvencia de la deuda pública en el medio plazo, son las novedades acerca de la configuración de los mecanismos de resolución de crisis del euro, y particularmente la postura de Alemania en torno al alcance del futuro ESM, los factores que pueden incidir en mayor medida en la dirección de los movimientos en la curva de deuda portuguesa y de otros periféricos.

En este sentido, la postura del Bundestag alemán parece estar definiéndose en torno a:

  1. No incluir como competencias del ESM la compra de bonos y la concesión preventiva de líneas de liquidez a países que atraviesen dificultades financieras.
  2. La introducción de una tasa en el “ámbito UME” para reducir el déficit público de algunos gobiernos.

Que la articulación de futuras ayudas se realice exclusivamente a través del ESM (negativa a las ayudas ad hoc como en el caso de Grecia).

Matías Lamas

 

25 febrero, 2011 | 09:05

El año ha comenzado con turbulencias en los mercados emergentes y con divergencias entre los distintos países. Además del impacto de las tensiones políticas en Egipto, el principal factor explicativo del peor comportamiento relativo de los mercados financieros emergentes respecto a los mercados desarrollados está siendo el repunte de la inflación, motivado por el alza de las materias primas, y de las expectativas de que los bancos centrales tensionen los tipos de interés de forma agresiva. En este sentido, el temor reside en que los bancos centrales enfríen la recuperación económica mediante un tensionamiento excesivo de los tipos de interés.

Recientemente los bancos centrales de China, India, Brasil, Chile, Polonia y Hungría han subido los tipos de interés, mientras que también ha habido novedades desde el frente de los controles a la entrada de capitales (Brasil y Chile). Ahora bien, llegados a este punto se abre el debate sobre si el reciente repunte de las materias primas se debe una mayor demanda o a efectos de una mayor especulación en los mercados internacionales debido al exceso de liquidez, ya que este último caso podría llevar aparejado un movimiento a la baja en los precios de las materias primas una vez se retire la liquidez. En este caso, el Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que, a pesar de que el repunte del precio de los productos agrícolas se debe a problemas de oferta derivados de factores climáticos, la presión al alza sobre los precios de las materias primas continuará durante 2011 debido a la robusta demanda y a la lenta respuesta desde el lado de la oferta.

El índice Afi de renta variable emergente, el cual se construye mediante una media ponderada por capitalización bursátil de los principales índices de Brasil, China, India, Rusia, Corea, México, Polonia, Turquía, Sudáfrica, Tailandia, Indonesia y Malasia, cede un 2,0% en el año, con la bolsa india liderando las correcciones (-11,7% YTD), seguido de otros índices asiáticos como el de Indonesia (-7,7% YTF) y Tailandia (-6,4% YTD), precisamente los mercados que más se habían revalorizado en 2009. En el lado positivo destaca Rusia, con una revalorización anual próxima al 8%, donde el alza en el precio del petróleo está donde soporte a su mercado bursátil.

Si bien a corto plazo la inestabilidad de los mercados emergentes puede continuar, la corrección de las bolsas, el repunte de spreads y la depreciación de las divisas con mejores fundamentos podrían generar oportunidades de entrada, debido a que el movimiento no viene justificado por fundamentales. Y es que no hay que olvidar que las expectativas de crecimiento para las economías emergentes son sólidas, lo que implica capacidad para dar impulso a los beneficios empresariales y a la entrada de capitales, al tiempo que la posición en términos estructurales es, en la mayoría de los casos, robusta,  por la ausencia de desequilibrios internos y por la presencia de sistemas financieros (mayoritariamente) saneados.

 

Matías Lamas

24 febrero, 2011 | 12:53

Sin señales de estabilización en los conflictos abiertos en Oriente Medio, el precio del crudo continúa siendo la variable financiera más sensible al deterioro de la prima por riesgo geopolítico en las últimas sesiones.

En la de hoy, ha registrado una nueva subida (superior al 3%) hasta la cota de los 110 USD/barril, lo que está contribuyendo a mantener la presión sobre las curvas monetarias de los principales bloques económicos (reforzadas en el discurso de algunos miembros de bancos centrales) y a generar ciertas dudas sobre algunos indicadores de ciclo en “tiempo real”. En este sentido, la descorrelación que está empezando a surgir entre el precio de algunas materias primas industriales y el barril de petróleo apuntan a un fondo de mercado que empieza a valorar la posibilidad de un freno en la recuperación económica ante el actual shock en la cotización del crudo. La caída desde máximos del cobre, un termómetro tradicional de ciclo económico, sitúa los riesgos en esta dirección.

Más allá del debate sobre el inicio de subidas de tipos de interés, centramos el análisis en (i) el ritmo de subidas en el próximo ciclo de política monetaria y (ii) el nivel de llegada para los tipos de referencia.

Nos decantamos por una normalización muy gradual del entorno de liquidez. Los frentes de riesgo abiertos han mejorado notablemente en el último semestre, tanto en el ámbito financiero como en el económico. Nuestros monitores de estrés recogen este escenario de recuperación, que debería facilitar (i) una retirada gradual de las medidas extraordinarias de liquidez (no ha habido un incremento en los niveles de apelación a las subastas ordinarias de liquidez del BCE) y (ii) un ajuste en los tipos de intervención hacia niveles más neutrales.

El nivel de llegada probablemente será más bajo que en episodios anteriores de entrada en fases de expansión. Y es que al margen del impacto que el contexto actual de materias primas tenga sobre los núcleos más volátiles de precios, las fuerzas que limitan la potencial generación de “efectos de segunda ronda” sobre las tasas subyacentes siguen estando presentes en forma de (i) niveles de UCP reducidos, (ii) mercado laboral débil, (iii) caída de precios inmobiliarios y (iii) procesos de ajuste interno en determinados países del Área euro para recuperar competitividad. Además, el patrón de salida de la recesión seguido por las principales economías desarrolladas (baja participación de la demanda interna en las sendas de recuperación) rebaja, en nuestra opinión, el nivel de llegada para los tipos de intervención del BCE, BoE y Reserva Federal.

Daniel Suárez Montes

23 febrero, 2011 | 09:50

Con los datos de cierre de 2010 en la mano proporcionados por el Banco de España ya podemos comparar los flujos de inversión y trasvase entre depósitos y fondos. Para el pasado ejercicio la correlación se torna casi perfecta: el sector financiero se beneficia de entradas contrataciones netas de unos 22.000 millones de EUR, por el contrario, el sector de fondos de inversión español sufre reembolsos netos de una cantidad muy aproximada. Si analizamos los flujos trimestrales desde el comienzo de la recuperación de los mercados (mar-09) tenemos para casi todos los trimestres una relación inversa muy interesante y donde la relación de signos, y no tanto las magnitudes, tiene importancia para el análisis.

230211 
En plena guerra por la captación de depósitos entre entidades financieras las categorías mas conservadoras de fondos de inversión (monetarios, renta fija a corto y largo plazo) pasan de representar un 50% sector hace apenas año y medio, a un 34% a cierre de enero de este año: 16 puntos menos de cuota. El “subasteo” de depósitos bancarios sigue haciendo mella en el sector de fondos ya que los reembolsos netos del sector se fugan a favor del producto sustitutivo más cercano: el fondo de inversor más conservador.

230211_2 

Observando las rentabilidades pasadas en el cuadro adjunto se muestran las rentabilidades ofrecidas, en media, por parte de las categorías de activos más conservadoras junto con otras referencias comparables y a batir. Atendiendo a estos números se puede caracterizar como baja la rentabilidad ofrecida por estas categorías a sus partícipes sin llegar a mantener el poder adquisitivo ni alcanzar el tipo de referencia europeo desde el estallido de la crisis financiera.

230211_3 

Sebastián Larraza Sola

22 febrero, 2011 | 09:25

Les propongo que hagan una pequeña encuesta entre sus amigos economistas. ¿En qué Estado de la Unión nació el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke? Apuesto a que muy pocos saben que el prestigioso académico es originario de Augusta, Georgia. Esta constatación puede ayudar a poner en perspectiva el debate sobre la sustitución de Jean Claude Trichet al frente del BCE, una vez que el principal candidato, el alemán Axel Weber, ha anunciado que se retira de la carrera. El que las posibilidades de los candidatos se evalúen en función de si procede de un país grande o pequeño, del Norte o mediterráneo, es muy revelador de los problemas que aquejan a la eurozona.

La nacionalidad no debería importar, y es preocupante que la renuncia de un solo hombre desencadene una crisis de este calibre. Pero lo cierto es que los equilibrios nacionales en el BCE han sido siempre una fuente de dolores de cabeza para el Consejo Europeo. Recuérdese el compromiso salomónico que acompañó al nombramiento del holandés Wim Duisenberg como primer presidente de la entidad o las luchas entre países grandes y pequeños por el reparto de los puestos en la Comisión Ejecutiva.

¿Realmente tiene el presidente del BCE un papel tan decisivo en la formulación de la política monetaria? Sobre el papel, el Consejo del BCE es una institución con un funcionamiento colegiado, donde las decisiones se toman en general por consenso. Los equilibrios regionales ya se tienen en cuenta en su composición, donde participan los gobernadores de los bancos centrales. El papel del presidente es, qué duda cabe, muy importante para construir ese consenso, así como para ejercer el necesario liderazgo dentro de la institución y, sobre todo, en la política de comunicación del BCE. A diferencia de la Reserva Federal, cuya comunicación descansa en la redacción calculada de sus comunicados (que ha dado lugar a toda una profesión de hermeneutas, los Fedwatchers), en el BCE tienen mucha más importancia las ruedas de prensa mensuales, en las que Trichet ha sido un maestro, sobre todo en el arte de no decir lo que no debe decirse.

El próximo presidente del BCE deberá afrontar decisiones muy difíciles en los próximos tiempos -lo que quizá ha sido un factor en la renuncia de Weber- y, sobre todo, deberá transmitirlas adecuadamente: el fin de la política de adjudicación plena de liquidez; las más que probables subidas de tipos de interés; la implementación del paquete de reforma financiera internacional, así como de la nueva arquitectura de la supervisión financiera en Europa; la resolución de las crisis bancarias pendientes; la reforma del Tratado; el diseño de los paquetes de rescate, y la reacción ante posibles reestructuraciones de deuda en algunos países de la eurozona. Hace falta una persona con experiencia, diplomática, flexible, que se identifique plenamente con los objetivos de la institución (sobre todo, con su independencia) y que sea un excelente comunicador.

Alemania no debería obsesionarse con la idea de un presidente alemán. La filosofía alemana impregna la institución, en sus estatutos, en sus políticas e incluso en su plantilla, especialmente en los puestos clave que preparan las decisiones de política monetaria. Lo cierto es que, con la renuncia de Weber y la designación de Jens Weidmann como presidente del Bundesbank, da la impresión de que Alemania renuncia a presentar un candidato. Si se descarta un alemán, la carrera se presenta sumamente abierta.

Mario Draghi es ciertamente el candidato más cualificado. Su experiencia en Goldman Sachs debería jugar a su favor, no en su contra, porque ahora más que nunca se necesitan banqueros centrales que conozcan desde dentro la toma de decisiones de los mercados financieros. Si finalmente se le descarta por ser sureño sería una mala noticia para Europa.

Los dos gobernadores de países pequeños que aparecen en las quinielas -Liikanen y Mersch- son personas cualificadas, pero no especialmente buenos comunicadores. Klaus Regling, el alemán que parece que sigue en la carrera, carece de experiencia como banquero central (y esto debería ser un requisito imprescindible en un momento tan complicado como el actual). ¿Y un candidato francés? Christine Lagarde sería una candidata excelente, de la que lo mejor que se puede decir es que, en su caso, no es necesario apelar a consideraciones de género, pero tampoco tiene experiencia en banca central. Christian Noyer, el gobernador del Banco de Francia, es uno de los arquitectos de la institución, de la que fue vicepresidente de 1998 a 2002.

Si los líderes europeos son capaces de llegar a un consenso en torno al mejor candidato -y no a uno de los cambalaches habituales en Bruselas, como ocurrió en el nombramiento del presidente del Consejo Europeo y la Alta Representante para Asuntos Exteriores, hace poco más de un año-, la eurozona habrá dado un paso importante para reforzar su credibilidad.

 

Santiago Fernández de Lis

17 febrero, 2011 | 10:37

La economía española logra crecer en el último trimestre de 2010, tras un tercer trimestre de estancamiento, pero lo hace con un perfil de demanda interna todavía altamente recesivo, con visos de intensificarse, y un sector exterior, que de nuevo, se erige como el principal soporte del PIB desde el inicio de la crisis.

El INE ha confirmado hoy la información aportada por las cifras preliminares: con un avance del 0,2% trimestral en el 4T10, que eleva el incremento interanual al 0,6%, la economía española cierra 2010 con una corrección del 0,1%, un balance mejor del anticipado por el consenso de mercado hace seis meses y que, sin embargo, esconde una lectura por componentes representativa de lo que nos puede deparar 2011.

Es más que significativo el hecho de que el volumen de producción agregada haya recuperado niveles de mediados de 2009, en parte gracias a la recuperación del 1S10, con la demanda nacional todavía sin tocar suelo en su senda de ajuste (su drenaje al crecimiento ha alcanzado en 2010 los 1,2 puntos porcentuales). La divergencia la explica el fuerte crecimiento de las exportaciones en el ejercicio: con un aumento del 10,3% anual, es la única partida que retoma niveles de pre-crisis.

Estos ritmos de avance encuentran justificación en: (i) el perfil de especialización competitiva (dentro de bienes, productos basados en diferenciación por localización, marca o perfil tecnológico; dentro de servicios, protagonismo del turismo), (ii) el buen comportamiento de los principales socios comerciales en la recta final del año (Alemania y Francia) y (iii) el soporte de las economías emergentes, con cuota reducida pero crecimientos elevados.

Blog
Centrando el análisis en los registros del 4T10, son varios los aspectos a destacar, aunque en todos los casos en consonancia con lo anticipado por los indicadores de coyuntura y en línea con las tendencias descritas en nuestro escenario de previsión:

  • Crecimiento reducido del consumo de los hogares (+0,3% trimestral), tras la fuerte corrección del 3T10, y con un peor comportamiento relativo del componente de bienes duraderos. La estabilización en mínimos de las ventas al por menor, la mejora incipiente de las matriculaciones de autos y la ausencia de consolidación del avance de la confianza de los consumidores avalan esta dinámica. El principal riesgo para 2011: la aceleración del ajuste de la renta disponible (sin ganancias relevantes de empleo, se impone la corrección en salarios).
  • Recuperación de la inversión en bienes de equipo (+1,2% trimestral), que se desmarca del resto de partidas de la formación de capital, y confirma los efectos inducidos de los sectores con mayor exposición a la demanda externa sobre la inversión empresarial.

Acentuación de la contracción en los componentes vinculados a la participación del sector público en la economía: -0,7% T el consumo público; -3,5% T la “otra construcción”.

Blog_2
Y, ¿2011? Debería ser el año en el que se inicie la recuperación de la demanda doméstica. Dos riesgos: recaída del consumo privado y mayor contracción de la obra pública. Una oportunidad: mejor evolución de la ya anticipada de las exportaciones, que dé continuidad al patrón de crecimiento reciente.

 

 Mª Sara Baliña Vieites

 

16 febrero, 2011 | 09:00

Si bien es cierto que la industria de Hedge Funds en formato Ucits está en boga, como lo demuestra el hecho de que los activos bajo gestión de estos fondos crecieron un 52% a lo largo de 2010, pasando de 60 a 92 mil millones de euros a finales de año según datos proporcionados por Alix Capital, la mayoría de fondos han captado poco volumen hasta la fecha y muy pocos han visto crecer sus activos por encima de la barrera de los 100 millones de euros. En este sentido, aproximadamente la mitad de los Hedge Funds Ucits tienen activos por debajo de los 50 millones de euros, siendo los 20 fondos más grandes los que están captando la mayor parte de los inflows dirigidos hacia el sector hasta el punto de gestionar el 40% de los activos de la industria.

A nivel de performance, la distancia existente entre estos fondos y los Hedge Funds es actualmente abismal. Así, el índice de Hedge Funds Ucits avanzó en 2010 un 1,86%, casi un 9% por debajo del índice de Hedge Funds  de HFRI, que finalizó 2010 con una revalorización del 10,32%. En lo que respecta a los Fondos de Fondos Hedge en formato Ucits, las noticias son peor si cabe, al terminar 2010 con una pérdida del 0,33% frente a una revalorización del índice de Fondos de Fondos Hedge de HFRI del 5,60%.

Algunos de los Hedge Funds en formato Ucits con más éxito a nivel reputacional y de distribución se encuentran presentes en las plataformas creadas por los bancos de inversión para este tipo de productos, entre las que podemos citar a Deutsche Bank’s DB Platinum, que gestiona actualmente 60 fondos, Merrill Lynch Investment Solutions (MLIS), lanzada en 2007 y que incluye 10 fondos, así como la última en llegar, Morgan Stanley’s FundLogic, lanzada en 2010 y que cuenta actualmente con 6 fondos.

Por último, señalar que en cuestiones de liquidez la mayoría de Hedge Funds Ucits ofrecen liquidez diaria (85,4%), seguida de semanal (14%) y quincenal (0,5%). Por su parte, en los Fondos de Fondos Hedge Ucits se observa una mayor dispersión ya que el 53,1% del sector ofrece liquidez diaria, un 44,9% semanal y un 2% quincenal.

 Rentabilidades de las distintas estrategias de Hedge Funds Ucits

160211 

Alberto Vázquez Sariego

14 febrero, 2011 | 18:59

A lo largo de los últimos meses se ha producido un destacado encarecimiento de las materias primas. En algunas, como el petróleo y las más vinculadas al ciclo industrial, se puede definir como una intensificación de la tendencia alcista iniciada ya en marzo de 2009. Desde entonces, los síntomas de recuperación económica mundial (el primer trimestre de 2009 marcó en punto de inflexión en el PIB del G4) han servido para explicar la revalorización de ciertas commodities que, como el cobre o el paladio, han reeditado los máximos históricos. Pero es claro que en su encarecimiento no sólo ha influido la reactivación del ciclo industrial en países como EEUU o Alemania, sino que tiene más poder explicativo la fortaleza mostrada por las economías emergentes. Por lo tanto, tras el aumento del precio de los metales industriales se encuentra la sustancial revisión al alza de las precisiones de demanda, especialmente de los BRICT. En el caso del petróleo, contamos con información más precisa, como la que nos aporta la Agencia Internacional de la Energía, que esperaba un avance de la demanda global en 2010 de 1,4 millones de barriles al día (mbd) pero que finalmente fue de 2,7 mbd, de los que China ha supuesto un tercio. Este aumento de la demanda superior al estimado inicialmente no ha encontrado respuesta desde la oferta o, al menos, no con la misma intensidad. El aumento de la producción diaria de los países no-OPEP ha sido de sólo 1,1 mbd, lo que es, siguiendo la teoría económica[1], una muestra del carácter sorpresivo en el alza de la demanda. Son otros los elementos “no esperados” que podrían justificar el encarecimiento en las materias primas vinculadas con la alimentación que, hasta el pasado verano, prácticamente, salvo excepciones, no había mostrado apenas alzas en sus precios. Sin que aquí sean aplicables argumentos de mayor demanda por una expansión del PIB, son más defendibles aspectos vinculados con la oferta, como las malas cosechas asociadas a una meteorología adversa o a desastres naturales, o las restricciones impuestas por algunos países a la exportación de grano. Pero estas distorsiones han afectado sólo a productos concretos (trigo y maíz, especialmente), mientras que el encarecimiento de las soft commodities ha sido generalizado. Es decir, podemos encontrar argumentos “fundamentales” que expliquen el encarecimiento de las materias primas, pero no es menos cierto que la intensidad en el movimiento de los precios está condicionada por otros factores, entre ellos, los flujos financieros. La abundante liquidez a escala global, y las expectativas de que pueda aumentar tras el anuncio por parte de la Fed el pasado agosto de implantar el Quantitative Easing 2, en un contexto de dudas por parte de algunos inversores sobre la existencia de una burbuja de valoración en la renta fija y sobre el potencial de revalorización de los mercados bursátiles, ha favorecido el interés de los inversores internacionales por las materias primas. Las renovadas peticiones por parte de nuestros clientes de analizar estructuras vinculadas al precio de algunas materias primas, o de estudiar la conveniencia de incluir en sus carteras fondos de inversión que invierten en derivados o ETF que replican la evolución de los precios, o el lanzamiento de fondos de capital riesgo que buscan beneficiarse de la tendencia secular al alza de los precios, son una evidencia clara del papel protagonista del capital especulativo. Algo similar se observó entre 2007 y 2008, y muchas materias primas todavía están lejos de los máximos, lo que se convierte en una suerte de imán de poderosa atracción para los flujos de inversión.



[1] Alzas en los precios simultáneas con aumentos de la producción de la OPEP están asociados a aumentos inesperados de la demanda. Ver Anton Nakov y Galo Nuño (2009). “Oligopoly: A General Equilibrium Model of the Oil-Macroeconomic Nexus”. Documento de Trabajo nº 0932 del Banco de España.

 

David Cano Martínez

Según el INE y con los datos de diciembre publicados la pasada semana (31.453 compraventas de viviendas), en 2010 se vendieron 441.000 viviendas (+6,8% ia), de las que 219.000 fueron usadas y 223.000 nuevas. Aunque las primeras son las que más crecieron con respecto al año anterior (+12,4% ia, frente al +1,8% ia de las nuevas), las segundas son las que más se han vendido en el pasado ejercicio. Los motivos: (i) el todavía abultado volumen de viviendas nuevas sin vender (en el 3T10 estimamos que se encuentra en torno a las 705.000 viviendas) y la presión que ejerce sobre el ajuste de los precios las hace más atractivas que las viviendas usadas, así como (ii) el adelantamiento de compras previstas que provocó la elevación del IVA en jul10.

Precisamente por esto último, en los primeros meses del año se vendió más que en 2009. Como consecuencia del retraso administrativo en registrar las compraventas (fuente de la que se nutre esta estadística), el 3T10 todavía consideraba ventas realizadas antes de la entrada en vigor de esa medida fiscal. Un factor que puede estar también detrás del peor comportamiento relativo del 4T10, ya que la eliminación parcial de la deducción por adquisición de viviendas (enero 2011) podría haber impulsado compras antes del cierre del ejercicio. Habrá que esperar a conocer los datos del Ministerio de Fomento (7 de marzo), ya que, al basarse en escrituras notariales, es una estadística más contemporánea que la del INE.

En cualquier caso, la demanda de viviendas sigue sin mostrar síntomas de mejora consistentes debido a unas bases muy debilitadas: (i) tasa de paro en máximos históricos (20,3% en 4T10) y (ii) mantenimiento de condiciones de acceso al crédito muy restrictivas. En este último aspecto, la llave la tienen las entidades financieras, que además son tenedoras de una gran parte de las viviendas en stock (aproximadamente un 20%) y que, según datos recientemente publicados, habrían logrado vender más de 25.000 viviendas a lo largo de 2010 (6% del total).

Otro aspecto a tener en cuenta es que hay CCAA donde se percibe cierto resurgimiento de la demanda de viviendas. Cantabria y La Rioja fueron las regiones donde se vendieron más viviendas a lo largo de 2010 en términos relativos a su población: 1.653 y 1.509 compraventas por cada 100.000 habitantes (de entre 18-84 años), respectivamente.

 Compraventas de vivienda en España por trimestres (miles de viviendas)

140211 

María Romero Paniagua

09 febrero, 2011 | 11:53

Muchas han sido las noticias que han marcado la evolución de los mercados financieros durante el pasado año 2010. Desde las tensiones acumuladas por la deuda soberana de las economías periféricas del área euro, con bajadas de rating incluidas a los bonos del gobierno de España, Portugal y Grecia, hasta la segunda ronda del quantitative easing anunciada en noviembre por la Reserva Federal con el fin de estimular la actividad económica en Estados Unidos. Entre medias, recordaremos también las subidas de tipos que empezaron a acometer los bancos centrales de varios países emergentes, como fue el caso de China, cuando en octubre del pasado año su banco central subió el tipo a un año tanto para operaciones de depósito como de préstamos a sus bancos comerciales, una medida que refleja la creciente preocupación que están adquiriendo los problemas inflacionistas en aquellas economías.

Este flujo de noticias unido a la incertidumbre que se instauró en los mercados financieros acerca de la recuperación económica global, supuso un desafío repleto de oportunidades para los Hedge Funds, los cuales fueron capaces, un año más, de demostrar su habilidad y generar rendimientos positivos, al beneficiarse de los desequilibrios e ineficiencias de los mercados resultantes de la intervención de los bancos centrales.

Desde el punto de vista de los inversores, 2010 puede haber representado una vuelta al apetito por las estrategias de retorno absoluto, como lo demuestran los más de 22.000 millones de dólares que han entrado en la industria Hedge durante el pasado ejercicio, la cifra más alta de los últimos tres años.

Como se puede observar en la tabla inferior, con la única excepción de Short Bias y Equity Market Neutral, las restantes estrategias Hedge registraron rendimientos positivos en 2010. A destacar el performance de Global Macro (+13,5%), Event Driven (+12,6%) y Managed Futures (+12,2%).

 

Performance de las distintas estrategias de Hedge Funds en 2010

090211

Un aspecto relevante ha sido la mayor concentración de los rendimientos registrados por los Hedge Funds si los comparamos con los del año 2009. Este hecho constata el posicionamiento defensivo adoptado por los gestores a lo largo del año, intentando en todo momento cubrir el riesgo de pérdidas y consolidar así las ganancias del 2009. Fruto de esta gestión conservadora, los Hedge Funds han sido capaces de recuperar su máximo drawdown en septiembre, y estar actualmente casi un 6% por encima de los máximos previos a la crisis. En este sentido, el 57% de los fondos, o lo que es equivalente, el 80% de los activos de la industria han superado su high water mark.

Por otra parte, los inflows dirigidos hacia la industria Hedge en 4Q10 ascendieron a 8.500 millones de USD, mientras que el año 2010 cerró con unos inflows estimados de 22.600 millones de USD, la cifra más alta observada desde el inicio de la crisis. Las estrategias que más interés despertaron entre los inversores fueron Global Macro y Event Driven con unos inflows de 16.800 y 13.800 millones de USD respectivamente, mientras que el sector más penalizado fue el de Multiestrategia, el cual acumuló una salidas de 16.900 millones de USD. La fuerte demanda por los fondos Global Macro y Event Driven viene a reflejar la preferencia de los inversores por estrategias más tácticas, que han demostrado históricamente ser capaces de resistir mejor los entornos de mercado más volátiles. En términos relativos a sus activos gestionados, los sectores que registraron los mayores inflows fueron Fixed Income Arbitrage y Managed Futures (con inflows del 15,36% y del 10,75% respectivamente). Por el contrario, Convertible Arbitrage y Short Bias contabilizaron outflows del 13,00% y del 1,98% respectivamente. Actualmente los activos bajo gestión de la industria ascienden a 1.700 miles de millones de USD, cifra que podría aumentar hasta los 2.100 miles de millones de USD a finales de 2011 según estimaciones conservadoras.

 

Flujos dirigidos hacia la industria Hedge en 2010 (miles de millones de USD)

090211_2

Fuente: Credit Suisee Tremont

Con todo, el futuro de la industria Hedge de cara a este año 2011 se presenta prometedor, debido a la continua expansión de la oferta de Hedge Funds y FoHFs (de 2009 a 2010 fueron lanzados un total de 192 Hedge Funds y FoHFs, aumentado de esta manera su número de 9.045 hasta los 9.237 según datos de Hedge Fund Research) y al crecimiento que está experimentando la industria Ucits y el interés que está despertando en el cliente retail.

 

Alberto Vázquez Sariego


 

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]