Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« noviembre 2010 | Inicio | enero 2011 »

29 diciembre, 2010 | 09:00

La semana pasada conocíamos el performance definitivo en noviembre de las distintas estrategias de Hedge Funds de acuerdo a los datos proporcionados por Credit Suisse / Tremont. Tras un mes de octubre favorable para los activos de riesgo, en noviembre hemos asistido a una cesión del índice de Hedge Funds de apenas 18 pb, lo cual representa el primer mes de performance negativo desde junio y el tercero en lo que llevamos de 2010. En un entorno de mercado caracterizado por una elevada volatilidad, muchos gestores optaron por orientar sus estrategias hacia la preservación del capital, reduciendo exposiciones, realizando coberturas y disminuyendo sus niveles de apalancamiento. Las renovada tensión de la crisis de la deuda soberana de Irlanda, Portugal y España, así como el riesgo potencial de un posible enfrentamiento armado entre Corea del Norte y su vecina del Sur, explicaron en parte el aumento de la aversión al riesgo de los inversores y la oleada de ventas registradas en los principales mercados bursátiles a nivel global (MSCI World: -2,35%, EuroStoxx 50: -6,82%, S&P 500: -0,23%, IBEX 35: -14,29%). En este sentido, a pesar de la petición de ayuda financiera por parte de Irlanda, la presentación del correspondiente plan de ajuste fiscal y la articulación del programa de ayuda por importe de 85.000 millones de euros, la reacción del mercado en noviembre fue negativa, con tensionamientos significativos de las curvas de la periferia, repuntes de los diferenciales respecto a Alemania hasta máximos históricos y depreciación del euro frente al dólar en más de un 6%.

Con una ganancia del 0,74%, Fixed Income Arbitrage tuvo el mejor comportamiento en noviembre, a la vez que se configura como la estrategia estrella de este 2010, al acumular en lo que va de año una revalorización del 11,82%. El arbitraje de titulizaciones hipotecarias y los repuntes de las curvas soberanas tanto de los países periféricos del área euro como en Estados Unidos han sido centro de atención de los gestores, los cuales se han visto favorecidos por su posicionamiento largo en volatilidad y sus estrategias de cobertura.

Long Short Equity resultó ser el segundo sector más rentable del mes favorecido nuevamente por la cesión experimentada por las correlaciones entre los activos bursátiles, generando con ello una mayor dispersión del performance de las compañías. En este sentido, el posicionamiento largo de los gestores Long Short en los sectores de Consumo discrecional, Industrial y Materias Primas, así como los cortos en Tecnología y Financiero, hicieron posible que la estrategia se revalorizara en noviembre un 0,46%.

Por su  parte, Event Driven tuvo un mes ligeramente positivo (0,15%), favorecido por su posicionamiento corto en crédito y las coberturas llevadas a cabo sobre la deuda soberana europea.

Por último, los gestores Global Macro con exposición a energía y a metales preciosos, así como aquellos que implementaron estrategias de apuntamiento de pendientes sobre las curvas de tipos de países desarrollados tuvieron un performance positivo. No obstante, el sector cedió en media un 0,52% durante el pasado mes de noviembre hasta dejar su rentabilidad en lo que va de año en el 10,52%, la segunda estrategia más destacada tras Fixed Income Arbitrage.

 

Rentabilidades en noviembre de las distintas estrategias de Hedge Funds

291210

 

Alberto Vázquez Sariego


 

22 diciembre, 2010 | 09:39

El mes de noviembre de este año ha sido el que más ha sufrido la renovada guerra por la captación de recursos por parte de las entidades financieras junto con varios factores de mercado negativos: fuerte caída del Ibex, incremento de la prima de riesgo española y ensanchamiento de spreads corporativos y financieros. El primer factor influye negativamente sobre las suscripciones netas del mes, como podemos observar en la tabla siguiente, cuantificando las salidas entorno a los 3.000 millones de EUR. Los factores de mercado han provocado una caída del patrimonio de otros 2.500 millones de EUR: sin duda una suma de factores que apuntilla, otro mes mas, a una tocada industria de fondos de inversión.

Si analizamos las principales categorías perjudicadas se mantiene la tendencia del año contra los sustitutivos naturales de los depósitos bancarios: la renta fija a corto plazo y los garantizados a vencimiento (principalmente debido al efecto decepción de los previamente comercializados), ya acumulan más de 21.500 millones de EUR reembolsados en el año 2010 de los cuales 2.050 se han “fugado” durante el último mes.

 

221012

Si analizamos el Top 10 de gestoras de inversión colectiva podemos ver como ninguna de ellas se ha librado en esta ocasión de la tendencia del sector. Sorprende la cesión de La Caixa tras un brillante año en captación, desmarcándose claramente de sus competidores, y nuevamente BBVA sufre más que el resto de sus comparables acumulando caídas cercanas al 30% del patrimonio en 2010 y que ya duplican el comportamiento medio del sector.

221012_2

Desde la patronal INVERCO se han pedido muchas medidas de apoyo para reactivar e incentivar la mermada industria y fomentar la inversión en estos vehículos para el pargo plazo y el ahorro de los agentes. Esperemos no se desoigan ni caigan en saco roto confiando en que se rompa la tendencia y “caída libre” reciente. Costó una década dinamizar y poner el sector en una digna posición respecto a nuestros socios europeos, veremos cuanto nos cuesta recuperar lo perdido en esta ocasión.

 

Sebastián Larraza Sola

 

21 diciembre, 2010 | 09:00

Eran muchas las expectativas que se habían depositado en la cumbre del Consejo Europeo de finales de la pasada semana. Descartada la creación de una posible agencia europea para la emisión de eurobonos, la ampliación del importe del EFSF o su reorientación hacia fines distintos al rescate fueron ganando peso. Pero finalmente, los acuerdos alcanzados responden al esquema de actuación que se venía barajando como más probable, y que no contempla cambios sobre lo ya conocido.

La aprobación del establecimiento del mecanismo de rescate permanente por parte de los Estados miembros del Área euro se hará bajo estrictas condicionalidades y su activación se producirá sólo si es indispensable para salvaguardar la estabilidad del euro en su conjunto. La decisión quedará completada a más tardar en el primer trimestre de 2011, y será en junio de 2013 cuando entre en vigor dicho mecanismo, una vez finalizado el temporal vigente. Su operativa responde a la anunciada hace casi un mes por el Eurogrupo: decisiones “case-by-case” sin que la participación del sector privado sea un requisito ineludible para hacer uso del mecanismo.

Al margen de este punto, y del anuncio por parte del BCE de ampliar su capital hasta casi duplicarlo (la coincidencia en el tiempo con su predisposición a incrementar las compras de deuda pública ha sido interpretado atendiendo a la necesidad de buscar un colchón con el que cubrir el potencial deterioro en el valor de este activo), el Consejo Europeo ha lanzado un mensaje de cohesión en las decisiones tomadas, reiterando el compromiso de todos con la estabilidad del euro.

¿Suficiente? Sin minusvalorar la importancia de este tipo de acuerdos, lo cierto es que en el ánimo de los inversores siguen pesando varios focos de incertidumbre que no han encontrado respuesta esta semana, y que a buen seguro van a continuar generando volatilidad en la periferia:

¿Es adecuado el tamaño del paquete de rescate actual si economías de mayor importancia sistémica atraviesan por dificultades de financiación?

¿El tipo de interés al que se ha concedido apoyo a Grecia e Irlanda garantiza la sostenibilidad de su deuda pública? o ¿sería más conveniente establecer un tipo que, sin estar subsidiado, permita reducir el esfuerzo fiscal que ponga en duda la capacidad de crecimiento a medio plazo?

¿Cuál es el escenario que se plantea para después de 2013? La subordinación de facto que los mecanismos de rescate y resolución de crisis futuras (EFSF/FMI/ESM) introduce un riesgo de menor recuperación en caso de default –quita, restructuración- para los actuales inversores en deuda soberana.

En la medida en la que no se aclaren suficientemente estos puntos, lo más probable es que los tipos de interés periféricos sigan recogiendo la incertidumbre del escenario post-2013, en forma de ampliación de diferenciales (en CDS y contado), superiores a los de otras economías que, aunque tengan peor “rating de agencia”, no corren el riesgo de sufrir un bail-out.

Mª Sara Baliña Vieites

 

15 diciembre, 2010 | 13:19

Desde que a finales de agosto el presidente de la Fed (Ben Bernanke) anticipara en un discurso que recomiendo encarecidamente leer[1], la intención de implantar el denominado Quantitative Easing 2.0. (QE), es decir, la compra por parte del banco central de bonos emitidos por el Tesoro estadounidense, los precios de estos activos han caído. En consecuencia, se ha producido el fenómeno contrario al esperado, por cuanto la fuerza compradora de la Reserva Federal debería haber sido un motivo más que suficiente para que el resto de inversores optasen por adquirir deuda pública. Pero parece que esa es la estrategia seguida justo hasta entonces, dado que en las últimas sesiones hemos asistido a un importante repunte de los niveles de rentabilidad. Es cierto que, para ser más estrictos, los mínimos de TIR en el T-Note a 10 años se alcanzaron el 10 de octubre (2,36%), pero apenas unos pocos pb por debajo de los registros del 27 de agosto (2,46%), cuando se produjo la famosa comparecencia en Jackson Hole.

Los indicadores publicados en EEUU, que constatan una mejoría de su economía (aunque no en todos los componentes, ya que la construcción sigue en mínimos), junto con nuevos anuncios de estímulo fiscal (prorrogando alguno de los vigentes hasta ahora) han podido ser los argumentos fundamentales que han contrarrestado la aplicación del QE de la Fed. Pero la agresividad del movimiento al alza en los niveles de rentabilidad ha sorprendido a todos los inversores, con pérdidas en apenas un mes y medio que oscilan entre el 2% y el 7% (téngase en cuenta que, en un bono a 10 años, un repunte de 100 pb de la TIR como el que prácticamente se ha producido, implica una pérdida de casi el 7%, al ser, en media, 7 años su duración). En definitiva, ha vuelto a ponerse de manifiesto que la “renta fija no es fija”, y que, en ocasiones, sufre una importante volatilidad. Como también suele ser habitual, el repunte de los niveles de rentabilidad ha impactado sobre otras curvas soberanas, como es el caso de la alemana, donde el Bund a 10 años ha superado la barrera del 3,0% (frente al 2,0% que se llegó a observar a principios de septiembre). Si bien en este país también hemos asistido a una mejora de los indicadores económicos (el PIB crece casi al 4,0% en tasa interanual, aupado por todos los componentes) es obvio que el repunte se debe en mayor medida al “contagio” de EEUU que a la situación de la economía alemana o del propio Área euro, donde en las última sesiones se han vuelto a recrudecer la “crisis de deuda de los países periféricos”, lo que podría haber justificado cierto “refugio hacia la calidad” en los bonos alemanes.

Sea uno u otro caso, el incremento de rentabilidad de la deuda emitida por países core de la UME aumenta ligeramente su atractivo de inversión, al abandonar niveles históricamente bajos. Así como el activo más seguro (replicar el EONIA) sigue siendo poco rentable (y la ampliación temporal de la “barra libre de liquidez” por parte del BCE al menos hasta abril seguirá lastrando al tipo interbancario a un día hasta la zona del 0,5%), invertir en bonos públicos AAA de la zona media de la curva es ahora un poco más atractivo. No puedo terminar este comentario sin hacer alusión al comportamiento de las referencias de renta fija del Tesoro español. Las Letras a 12 meses ofrecen una rentabilidad del 3,52%, mientras que el Bono a 2, 5 y 10 años del 3,55%, 4,83% y 5,51%, respectivamente, lo que sin duda es una clara oportunidad de inversión de cara a los próximos meses.

David Cano Martínez


[1] http://www.federalreserve.gov/newsevents/speech/bernanke20100827a.htm

 

Los Hedge Funds en formato Ucits siguen acaparando la atención de los inversores. Esta es la conclusión que se extrae a raíz del estudio llevado a cabo por la consultora Strategic Insight, según la cual, los fondos Ucits alternativos recibieron en los nueve primeros meses del año unos flujos netos de 25 mil millones de euros, o lo que es equivalente, un 15% del total de inflows netos dirigidos hacia la industria de fondos Ucits tuvieron como destino el segmento Hedge.

Recordemos que a través de los fondos Ucits los gestores de Hedge Funds pueden dirigir su producto no sólo al cliente retail, sino también acceder a mercados donde el acceso de los inversores a lo Hedge Funds está más limitado, como es el caso de los mercados austriaco, francés o alemán entre otros.

Aunque un porcentaje cada vez mayor de fondos Ucits alternativos está gestionado por Hedge Funds, conviene subrayar el hecho de que un número considerable de estos fondos está siendo gestionado por compañías especializadas en gestión tradicional orientadas hacia el cliente retail, que tratan de esta manera diversificar su oferta de productos y dar respuesta a las mejores condiciones de liquidez, transparencia, regulación y supervisión reclamadas por los inversores. En este sentido, Luxemburgo se ha configurado como el domicilio favorito para registrar estos productos, al contabilizar el 49% de los flujos y activos alternativos Ucits, así como el 45% en lo que al número de fondos se refiere.

El espectacular crecimiento del número de fondos Ucits alternativos y de sus activos bajo gestión en estos dos últimos años, no hace sino corroborar la cada vez mayor popularidad que están alcanzando estos productos de inversión desde el estallido de la crisis subprime. Según datos de Hedge Fund Research, el número de Hedge Funds Ucits se ha triplicado desde los 200 de febrero de este año hasta los 600 contabilizados a cierre de septiembre, mientras que los activos bajo gestión se habrían duplicado de 35 a 70 mil millones de dólares.

Si bien es cierto que las estrategias alternativas en formato Ucits bien gestionadas presentan un perfil de rentabilidad-riesgo y un beneficio de diversificación con los activos tradicionales incuestionables, conviene remarcar también que presentan riesgos estructurales, y es que no todas las estrategias Hedge son igualmente replicables. Por poner un sencillo ejemplo, una estrategia Event Driven resulta mucho más compleja de replicar en la práctica que un Hedge Fund Long Short Equity por las características de liquidez de sus activos subyacentes. Por lo tanto, este hecho que apuntamos es uno de los riesgos que conviene calibrar bien antes de invertir en un fondo Ucits de una gestora de prestigio, dado que las diferencias en términos de rentabilidad y riesgo respecto al Hedge Fund subyacente podrían llegar a ser notables.

Alberto Vázquez Sariego

09 diciembre, 2010 | 09:42

La petición de ayuda financiera por parte de Irlanda (con la presentación del correspondiente plan de ajuste fiscal) y un contexto de dudas e incertidumbre acerca de los mecanismos de actuación dentro del Área euro en futuros acontecimientos  similares han provocado el mal comportamiento observado en las bolsas durante el mes de noviembre. A nivel regional el IBEX 35 ha destacado sobre el resto al ceder en un 14,3% en el mes.

En clave sectorial, vuelve a ponerse de manifiesto el monitor disperso y poco definido en términos de comportamientos relativos. En este sentido, cabe destacar la profundización en el underperformance del sector bancario, al que se le une este mes con intensidad el sector Teleco y Seguros.

De cara a afrontar el mes de diciembre, mantenemos nuestra estrategia en la selección de valores con un ROE superior a la media del mercado, con un margen EBITDA superior, un nivel de apalancamiento inferior. Nuestro posicionamiento pasa por (i) cubrir riesgo direccional (beta) y (ii) comprar el principal apoyo de la renta variable a largo plazo (dividendos). Cambios propuestos en la cartera para noviembre:

Incluimos Indra en detrimento de ACS y rebajamos la exposición en Inditex a favor de Santander.

La diversificación por producto de Indra (consultoría estratégica y tecnológica, proyectos de integración de sistemas, outsourcing, sistemas de gestión de tráfico aéreo, de ticket de los metros, de recuento de voto, etc.) y el origen diverso de sus ingresos permiten entender la resistencia de su BPA durante la crisis (no ha caído en ningún año, aunque en 2010 apenas crecerá un 1%, si se cumple la reactivación en el 4T10).

Ahora bien, a pesar de los esfuerzos, en los últimos meses está mostrando cierta incapacidad para reducir el peso de España en su facturación (todavía es de un 62%), lo que implica un “riesgo país” por doble vertiente: (1) minoración del negocio con las Administraciones Públicas y (2) ser “objetivo de los especuladores internacionales”.

No obstante, consideramos que la actual corrección es una oportunidad de compra, dado que implica cotizar con un PER < 11x y una rentabilidad por dividendo cercana al 5%, en claro contraste con lo observado en años anteriores, en los que el PER era 20x y la rentabilidad de apenas el 2%.

En nuestra opinión un valor como Indra  pude cotizar con un PER 12x/13x, lo que unido al crecimiento del BPA del orden del 2% implican un precio objetivo de entre 14,6 y 15,9 EUR a 12 meses, lo que equivale a un potencial del 15% (es decir, en línea con el consenso de mercado y con los precios observados hace un año).

La ausencia de endeudamiento (apenas un 0,5 deuda / EBITDA) es otro de los aspectos positivos del valor, así como un núcleo duro de accionistas que controlan un 40% y que parece estable, al menos tras la venta de Unión Fenosa a CF Alba de un 10%.

Luis Hernanz Sánchez

 

08 diciembre, 2010 | 09:00

La petición de ayuda financiera por parte de Irlanda, y la presentación del correspondiente plan de ajuste fiscal durante las últimas semanas, apenas ha facilitado una relajación de las curvas de tipos de interés ni en Irlanda ni en el resto de economías de la periferia del Área euro. El importe del plan ascenderá a 85.000 millones de euros, y cuyos detalles más importantes son los siguientes:

Reestructuración y reorganización del sistema bancario, al que se destinan 35.000 millones de euros. Acción: inyección inmediata de capital al sistema de 10.000 millones y creación de un fondo contingente por 25.000 millones.

Política fiscal y reformas estructurales, por 50.000 millones de euros. Acción: implementación del plan de ajuste anunciado por Irlanda (15.000 millones a 2014). Objetivo de déficit del 3% del PIB para 2015 (se pospone un año).

Del monto total del programa, un 26% del mismo (17.500 millones de euros) lo aportará el propio Tesoro irlandés a través de las reservas del fondo de pensiones y otras líneas de liquidez. Los 67.500 millones restantes procederán de ayuda externa: 22.500 millones vía FMI y 45.000 millones vía Europa, incluidos préstamos bilaterales de Reino Unido, Suecia y Dinamarca.

A pesar de la articulación del programa de ayuda, la reacción del mercado ha sido negativa, con tensionamientos muy significativos de las curvas de la periferia y repuntes de diferenciales respecto a Alemania hasta máximos históricos. Y es que más allá de la confirmación de las necesidades de financiación de Irlanda, el mercado ha desplazado la atención hacia los cambios estructurales que se están gestando. En este punto queremos destacar algunos detalles que también se han publicado respecto al ESM y que, en nuestra opinión, han pesado más sobre la evolución de variables financieras en estos días, como es el hecho de que ya se haga referencia abiertamente a los términos “reestructuración” e “insostenibilidad”. No en vano, a partir de mediados de 2013, y siempre estudiando caso por caso, se abre la posibilidad a la participación del sector privado (PSI) en procesos de reestructuración siempre y cuando el país se encuentre en riesgo de insolvencia.

La publicación de los PIB del 3T10 confirma las divergencias de crecimiento en el seno del Área euro. Con un avance del 0,4% T, el PIB del Área euro acumula cinco trimestres de registros positivos sumando un 2,4% desde el suelo del ciclo, aunque todavía lejos del nivel pre-crisis (el PIB llegó a caer desde el techo un 5,4%). En el análisis detallado por países, se confirma las divergencias de crecimiento entre los mismos. Mientras Alemania (0,7% T) y, en menor medida, Francia (0,4% T), consolidan su posición como motores de la zona, otros como España (0,0% T), Italia (0,2% T) y Holanda (-0,1% T), se mantienen  débiles.

Aunque la importancia del sector exterior sigue siendo notable en la recuperación de la economía alemana, no hay que menospreciar el hecho de que el consumo privado acumule tres trimestres consecutivos de expansión (0,4% T 3T10) y haya recuperado todo el terreno perdido con la crisis económica (ver gráfico de consumo privado en base 100). Además, la recuperación de la confianza del consumidor y de los empresarios del sector minorista, unido al buen momento del mercado laboral (tasa de paro en mínimos y avance de salarios), son factores que permiten mantener cierto optimismo de cara a la evolución del consumo en adelante. Sin duda, una situación que de producirse podría ejercer de cierto alivio para los países del Área euro con mayor vínculo comercial con Alemania, entro ellos España

Por su parte, en EEUU el balance de datos del mes ha vuelto a ser negativo, destacando una vez más la débil situación del mercado inmobiliario. El desplome de la venta de viviendas nuevas y la corrección también de la venta de viviendas de segunda mano, son factores que unido al repunte del stock de viviendas, seguirán presionando el precio a la baja con implicaciones en términos de morosidad y embargos. La falta de empuje de la economía, ha llevado a la Reserva Federal a recortar sus previsiones de crecimiento para los próximos años.

A nivel regional el IBEX 35 ha destacado sobre el resto al ceder en un 14,29% en el mes, situándose en torno a los 9.250 puntos, un nivel que consideramos razonable mientras la deuda española se mantenga por encima de los 200 pb de diferencial frente Alemania en todos los plazos.  En el lado positivo cabe destacar el caso del DAX, que ha cerrado el mes con una revalorización del 1,3%. En este caso, la diferente posición cíclica de la economía alemana (IFO en máximos), junto con el poco peso del sector financiero en la composición del índice, está facilitando la descorrelación de la renta variable alemana (+12% en el año).

  81210

 

El mes que finaliza se ha caracterizado por el buen comportamiento de las inversiones denominadas en USD, dada la vulnerabilidad que ha mostrado el Euro a raíz de la reapertura de la crisis de deuda periférica. Además de la RV emergente y materias primas, como viene siendo habitual en estos últimos meses, la RV Japonesa se desmarca en positivo y la RV Europea es la que se queda en terreno negativo. El peor comportamiento del mes los ha liderado la RV España sufriendo los envites del mercado de deuda y el fuerte incremento de la prima de riesgo cotizada para nuestro país.

81210_2

Haciendo balance de lo que llevamos de año 2010, la renta fija y la renta variable emergente lideran el ranking de ganancias por categorías de fondos. Por su parte, la tendencia apreciadora del USD en el mes trae como consecuencia que las inversiones denominadas en dólares recuperen mucho terreno en el año y se coloquen cerca de la cabeza. Al buen comportamiento de las bolsas emergentes, secundado por la fortaleza de sus economías, les siguen otros activos de riesgo que se benefician de la mejoría de la prima de riesgo descontada por el mercado y disminución de la aversión en crédito, como son los bonos convertibles y la renta fija de alto riesgo –high yield-. En terreno negativo destacan la RV española, los fondos inmobiliarios y fondos mixtos de renta variable europea.

  81210_3

 

Sebastián Larraza Sola

La petición de ayuda financiera por parte de Irlanda, y la presentación del correspondiente plan de ajuste fiscal durante las últimas semanas, apenas ha facilitado una relajación de las curvas de tipos de interés ni en Irlanda ni en el resto de economías de la periferia del Área euro. El importe del plan ascenderá a 85.000 millones de euros, y cuyos detalles más importantes son los siguientes:

Reestructuración y reorganización del sistema bancario, al que se destinan 35.000 millones de euros. Acción: inyección inmediata de capital al sistema de 10.000 millones y creación de un fondo contingente por 25.000 millones.

Política fiscal y reformas estructurales, por 50.000 millones de euros. Acción: implementación del plan de ajuste anunciado por Irlanda (15.000 millones a 2014). Objetivo de déficit del 3% del PIB para 2015 (se pospone un año).

Del monto total del programa, un 26% del mismo (17.500 millones de euros) lo aportará el propio Tesoro irlandés a través de las reservas del fondo de pensiones y otras líneas de liquidez. Los 67.500 millones restantes procederán de ayuda externa: 22.500 millones vía FMI y 45.000 millones vía Europa, incluidos préstamos bilaterales de Reino Unido, Suecia y Dinamarca.

A pesar de la articulación del programa de ayuda, la reacción del mercado ha sido negativa, con tensionamientos muy significativos de las curvas de la periferia y repuntes de diferenciales respecto a Alemania hasta máximos históricos. Y es que más allá de la confirmación de las necesidades de financiación de Irlanda, el mercado ha desplazado la atención hacia los cambios estructurales que se están gestando. En este punto queremos destacar algunos detalles que también se han publicado respecto al ESM y que, en nuestra opinión, han pesado más sobre la evolución de variables financieras en estos días, como es el hecho de que ya se haga referencia abiertamente a los términos “reestructuración” e “insostenibilidad”. No en vano, a partir de mediados de 2013, y siempre estudiando caso por caso, se abre la posibilidad a la participación del sector privado (PSI) en procesos de reestructuración siempre y cuando el país se encuentre en riesgo de insolvencia.

La publicación de los PIB del 3T10 confirma las divergencias de crecimiento en el seno del Área euro. Con un avance del 0,4% T, el PIB del Área euro acumula cinco trimestres de registros positivos sumando un 2,4% desde el suelo del ciclo, aunque todavía lejos del nivel pre-crisis (el PIB llegó a caer desde el techo un 5,4%). En el análisis detallado por países, se confirma las divergencias de crecimiento entre los mismos. Mientras Alemania (0,7% T) y, en menor medida, Francia (0,4% T), consolidan su posición como motores de la zona, otros como España (0,0% T), Italia (0,2% T) y Holanda (-0,1% T), se mantienen  débiles.

Aunque la importancia del sector exterior sigue siendo notable en la recuperación de la economía alemana, no hay que menospreciar el hecho de que el consumo privado acumule tres trimestres consecutivos de expansión (0,4% T 3T10) y haya recuperado todo el terreno perdido con la crisis económica (ver gráfico de consumo privado en base 100). Además, la recuperación de la confianza del consumidor y de los empresarios del sector minorista, unido al buen momento del mercado laboral (tasa de paro en mínimos y avance de salarios), son factores que permiten mantener cierto optimismo de cara a la evolución del consumo en adelante. Sin duda, una situación que de producirse podría ejercer de cierto alivio para los países del Área euro con mayor vínculo comercial con Alemania, entro ellos España

Por su parte, en EEUU el balance de datos del mes ha vuelto a ser negativo, destacando una vez más la débil situación del mercado inmobiliario. El desplome de la venta de viviendas nuevas y la corrección también de la venta de viviendas de segunda mano, son factores que unido al repunte del stock de viviendas, seguirán presionando el precio a la baja con implicaciones en términos de morosidad y embargos. La falta de empuje de la economía, ha llevado a la Reserva Federal a recortar sus previsiones de crecimiento para los próximos años.

A nivel regional el IBEX 35 ha destacado sobre el resto al ceder en un 14,29% en el mes, situándose en torno a los 9.250 puntos, un nivel que consideramos razonable mientras la deuda española se mantenga por encima de los 200 pb de diferencial frente Alemania en todos los plazos.  En el lado positivo cabe destacar el caso del DAX, que ha cerrado el mes con una revalorización del 1,3%. En este caso, la diferente posición cíclica de la economía alemana (IFO en máximos), junto con el poco peso del sector financiero en la composición del índice, está facilitando la descorrelación de la renta variable alemana (+12% en el año).

  81210

 

El mes que finaliza se ha caracterizado por el buen comportamiento de las inversiones denominadas en USD, dada la vulnerabilidad que ha mostrado el Euro a raíz de la reapertura de la crisis de deuda periférica. Además de la RV emergente y materias primas, como viene siendo habitual en estos últimos meses, la RV Japonesa se desmarca en positivo y la RV Europea es la que se queda en terreno negativo. El peor comportamiento del mes los ha liderado la RV España sufriendo los envites del mercado de deuda y el fuerte incremento de la prima de riesgo cotizada para nuestro país.

81210_2

Haciendo balance de lo que llevamos de año 2010, la renta fija y la renta variable emergente lideran el ranking de ganancias por categorías de fondos. Por su parte, la tendencia apreciadora del USD en el mes trae como consecuencia que las inversiones denominadas en dólares recuperen mucho terreno en el año y se coloquen cerca de la cabeza. Al buen comportamiento de las bolsas emergentes, secundado por la fortaleza de sus economías, les siguen otros activos de riesgo que se benefician de la mejoría de la prima de riesgo descontada por el mercado y disminución de la aversión en crédito, como son los bonos convertibles y la renta fija de alto riesgo –high yield-. En terreno negativo destacan la RV española, los fondos inmobiliarios y fondos mixtos de renta variable europea.

  81210_3

 

Sebastián Larraza Sola

01 diciembre, 2010 | 14:15

En España, una vez completado el grueso del ajuste en PIB y empleo, son los focos de inestabilidad asociados a un contexto de renovadas tensiones en el mercado de deuda pública los que alertan de las dificultades a las que nos podemos enfrentar en 2011. Sin entrar en el debate sobre si tenemos que ser o no rescatados, lo que sí podemos decir es que el reciente repunte de los tipos de interés impactará negativamente sobre nuestro crecimiento económico y, por tanto, sobre lo que importa a los ciudadanos: la reducción de la tasa de paro. El “círculo vicioso” de contagio soberano al crecimiento es bien conocido: no sólo restringe la capacidad de financiación del Tesoro y eleva su factura de intereses, sino que además cierra los mercados mayoristas para el sector privado, que en el caso del sector bancario acentúa la restricción crediticia. Más ahorro y menos gasto supone una menor capacidad de crecimiento autónomo, lo cual a su vez retroalimenta la espiral de riesgo soberano ante la imposibilidad de reconducir la posición de las cuentas públicas. En función de cuáles sean los porcentajes de renovación de deuda y la capacidad de apelación a la liquidez del BCE, así será el rango objetivo de caída potencial de la inversión crediticia. Si a las restricciones de oferta se suma el bajo incentivo al endeudamiento que tienen hogares y empresas, el resultado es un escenario de crecimiento reducido (prevemos un 0,6% anual para 2011), sin ganancias relevantes de empleo (prevemos todavía caída de la ocupación del orden del 0,3% y estabilidad de la tasa de paro en niveles del 20%), pero que propiciará, vía ajuste de inversión, moderaciones adicionales de las necesidades de financiación exterior (hasta cotas del 3,3% del PIB).

Mª Sara Baliña Vieites

 

Los activos de las Instituciones de Inversión Colectiva armonizadas europeas se situaron, a 30 de septiembre de 2010, en 5,78 billones de euros, lo que supone un aumento del 3% con respecto a la cifra del segundo trimestre y un incremento del 8,7% con respecto a cierre del 2009, equivalente a 463.000 millones de euros más, según datos de Efama.

Durante el tercer trimestre todas las categorías registraron incrementos patrimoniales (renta variable, de 80.000 millones de euros; renta fija, de 47.000 millones y fondos mixtos, de 35.000 millones), salvo la de activos monetarios que sufrieron reembolsos de 16.000 millones (un tercio de los 51.000 del trimestre anterior).

Para el tercer trimestre de 2010 las suscripciones netas sumando todas las categorías ascendieron a 46.214 millones de euros, alcanzando los 65.815 en el conjunto de 2010. Renta fija fue la de mayor éxito, con captaciones de 37.141 millones de euros, los fondos mixtos atrajeron 12.781 millones, y la renta variable 4.457 millones. 

Por activos UCITS, Luxemburgo continúa en el primer puesto del ranking, con una cuota del 30,9%, seguido de Francia (un 21,2%). España ocupa el octavo lugar del ranking europeo por volumen de activos en IIC armonizadas perdiendo un 20,9% de los activos gestionados y un 1,2% de cuota en Europa en los últimos dos años.

11210

11210_2

 

Debido a esta perdida de activos INVERCO (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y de Fondos de Pensiones) está intentado tomar cartas en el asunto y revitalizar uno de los sectores mas castigados por la crisis. Recientemente ha enviado un documento técnico recogiendo medidas para reformar, mejorar la competitividad, exportar e incentivar fiscalmente la inversión colectiva, fondos de inversión y de pensiones incluidos. Lo ha remitido a todas las instancias con prescripción y capacidad de tomar decisiones y ejecutar cambios a este nivel, Ministra de Economía incluida. Esperemos que la demanda del sector no quede desoída y el seguimiento de las medidas que se tomen por incentivar y recuperar el ahorro a largo plazo mediante la inversión colectiva será cada vez mas exhaustivo por los diferentes agentes del mercado e instituciones monetarias y financieras.

 

Sebastián Larraza Sola

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]