Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« septiembre 2009 | Inicio | noviembre 2009 »

30 octubre, 2009 | 14:14

El pasado jueves 29 conocimos el registro preliminar del 3T09 del PIB en EEUU, el cual sorprendió al consenso de mercado de manera favorable y catalizó la fuerte subida bursátil de la sesión. En tasa trimestral, el dato fue del +0,9% (anualizada del 3,6%) frente al 0,7% esperado por el consenso, que dibuja una descomposición más equilibrada a la de trimestres anteriores, liderada por una demanda interna muy “estimulada” por las ayudas públicas.

Tabla 1: Evolución del PIB en EEUU (tasa trimestral, %) y por componentes

 

PIB

 

 

En cuanto a los componentes, destacamos:

  • El fuerte crecimiento del consumo privado (0,8% T). Un comportamiento que contrasta con la fuerte destrucción de empleo acumulada desde enero de 2008 y que encuentra explicación en el efecto amortiguador de las transferencias del Gobierno sobre la renta bruta disponible y las ayudas destinadas a estimular la compra de autos (hasta 4.000 USD).
  • Avance de la inversión residencial
  • (5,4% T), tras acumular 14 trimestres consecutivos de contracción. La reactivación del sector ha venido derivado de la ayuda de 8.000 USD a primeros compradores de viviendas, reduciendo así el stock de las mantenidas sin vender y propiciar la reactivación de la iniciación.
  • En cuanto al sector exterior, es digno de mención el repunte de las importaciones, dada  la recuperación de la actividad industrial vinculada al ciclo de inventarios (contribuyen +0,2 pp al crecimiento trimestral del PIB), ha logrado compensar el crecimiento de las exportaciones derivando en una contribución negativa de la demanda externa al crecimiento trimestral del PIB.

Sin embargo mantenemos mucha cautela en cuanto a la deriva que éste pueda tomar en próximos trimestres, dado que conviene destacar el papel de las medidas de estímulo sobre su evolución. Con el incentivo para la compra de autos finalizado y con el límite para la ayuda destinada a la compra de primera vivienda fijado a finales de noviembre, es previsible que durante el cuarto trimestre volvamos a contar con un consumo débil (no se han producido mejores relevantes en sus fundamentales), a no ser que se instrumenten nuevos paquetes de apoyo.

David Fernández Fernández

 

26 octubre, 2009 | 08:30

La crisis financiera internacional, con origen en el mercado hipotecario estadounidense, comenzó en agosto de 2007 cuando los bancos en Estados Unidos comenzaron a anunciar de forma continuada pérdidas importantes asociadas a la posesión de títulos respaldados por hipotecas de alto riesgo. Ahora bien, el punto de máximo estrés tuvo lugar a mediados de septiembre, cuando Lehman Brothers, uno de los bancos de inversión más importantes de Estados Unidos, se declaró en quiebra, y otros bancos europeos comenzaron a tener serios problemas de solvencia. A partir de entonces, la desconfianza entre las entidades se intensificó provocando la reducción a niveles mínimos la operativa en el mercado interbancario y el cierre de los mercados de financiación que, provocó a su vez, el inicio de la restricción crediticia.

La reducción de los canales de financiación provocó el deterioro de las expectativas acerca del ciclo económico y el deterioro de la confianza empresarial, que trajo consigo una reducción de la producción, de la inversión y del empleo, iniciándose así el traslado de la crisis financiera a la crisis económica. Sin el apalancamiento que proporciona el crédito y con la caída del empleo, el consumo comenzó a perder tracción de forma global al tiempo que el comercio mundial se contrajo en una intensidad sin precedentes, llevando a las principales economías del mundo a iniciar una recesión de magnitud tan solo equiparable a la gran depresión.

 

Esquema de la crisis económica.

 Esquema_crisis_economica

Ante esta situación, los principales bancos centrales del mundo han situado los tipos de interés en niveles próximos al 0% y no han dejado de proporcionar liquidez al sistema financiero, con el fin de evitar que las entidades entren en problemas por la incapacidad de hacer frente a sus compromisos de pago y con el objetivo de que el crédito fluya a la economía, mientras que los gobiernos han desarrollado una serie de planes para estimular la creación de empleo y el consumo. El efecto de las medidas de apoyo ha sido muy positivo, contribuyendo a la significativa reducción de las tensiones en el sistema financiero y a la recuperación de la confianza empresarial. Además, la repentina recuperación del consumo ha provocado un ajuste inesperado de inventarios de las empresas, algo que se ha traducido en un rápido avance de la producción dando soporte a las primeras señales de recuperación del PIB en las principales economías del mundo.

Con las señales de recuperación, nos encontramos en un punto en el que las principales autoridades comienzan a plantearse si es el momento de comenzar a retirar los estímulos. Pero, ¿las señales son lo suficientemente sólidas como para pensar en estrategias de salida?. Creemos que no. La debilidad del mercado laboral sigue latente y las escasas señales que anticipan una reactivación desde este frente son una buena prueba de que todavía existe una enorme incertidumbre acerca de la recuperación del ciclo económico. Bajo este contexto pensamos que hasta que no se consoliden las bases del crecimiento será demasiado pronto para pensar en estrategias de salida.

 

Álvaro Lissón 

24 octubre, 2009 | 08:30

En niveles pre-Lehman. Septiembre de 2008 es una fecha clave a la hora de explicar el histórico rebote que están experimentando las principales bolsas mundiales en los últimos siete meses. La quiebra de Lehman Brothers transformó un mercado bajista “clásico” de un ciclo de recesión en un “pánico vendedor” que llevó a los mercados bursátiles a perder más de un 25% entre los meses de septiembre y octubre del año pasado. La intervención coordinada de gobiernos, bancos centrales y organismos reguladores, en sus respectivos ámbitos de actuación, han servido de soporte a los mercados de capitales. La recuperación posterior de las bolsas, con un rebote que supera el 50% desde los mínimos de marzo de 2009, ha llevado a los índices bursátiles a los niveles previos a la quiebra de Lehman Brothers. El Ibex 35 cotizaba en los 11.700 puntos la última semana de agosto de 2008; hoy está en los 11.700 puntos. En 2009, las revalorizaciones medias que presentan las principales bolsas europeas superan el 20%. Una buena rentabilidad absoluta que conviene poner en perspectiva: la volatilidad que ha sufrido el inversor en renta variable para alcanzar ese retorno ha sido muy elevada (volatilidad anualizada del 22%).

En niveles pre-Lehman, también. Los diferenciales de crédito, al igual que las cotizaciones bursátiles, también han alcanzado niveles previos a la quiebra del banco de inversión. Una relajación de diferenciales que han elevado al 10% las ganancias en las inversiones en renta fija privada (investment grade). Una rentabilidad inferior a la que presentan los mercados bursátiles en términos absolutos, pero debemos recordar que las inversiones financieras se miden en términos de rentabilidad por cada unidad de riesgo asumido. Y en este sentido, 2009 ha sido sin duda alguno el año de la renta fija privada. Para lograr un 10% de rentabilidad, el inversor de renta fija privada ha experimentado una volatilidad del 2,5% (anualizada).

 

Diferencial de investment grade (ex financieros)

1_Diferencial
 

¿Ya hora?. A medida que los activos de riesgo ajustan valoraciones las oportunidades se van haciendo más selectivas. La histórica infravaloración que presentaban los mercados de crédito en el cuarto trimestre de 2008 se ha corregido, y el rebote de los mercados bursátiles ha llevado a los múltiplos de valoración a niveles muy exigentes en términos de expectativas de beneficios. Con todo, la rentabilidad que esperamos de los mercados de renta fija privada en los próximos 12 meses se sitúa en el rango +3,2% / +5,2% (tabla de apoyo). Una rentabilidad que se alcanzaría con unos diferenciales cayendo hasta niveles de 110 / 90 puntos básicos (hoy en 136) y unos tipos de interés en el 2,5% / 2,75% (hoy en tipo de interés a 5 años en el 2,4%). El entorno de volatilidad podría experimentar tensiones puntuales a medida que se vayan retirando las diferentes medidas de apoyo que han surgido a lo largo de la crisis financiera, pero sin llegar a los niveles del “pánico vendedor” del cuarto trimestre de 2008. En renta variable no esperamos rentabilidades positivas a nivel agregado, pero comienzan a surgir oportunidades en el análisis comparativo de la rentabilidad por dividendo frente a la rentabilidad por cupón a favor de las acciones. Energéticas y Telecomunicaciones en el punto de mira.    

Simulación de rentabilidades objetivo DIC.2010 en renta fija privada (investment grade)

 

Simulacion


Daniel Suárez Montes

23 octubre, 2009 | 15:13

La economía china ha registrado en el 3T09 un crecimiento del 8,9% interanual, que confirma su recuperación después de la fuerte caída registrada en el primer cuarto del año. El crecimiento, de nuevo, viene de la mano de la inversión pública, apoyada por el buen comportamiento de la inversión residencial y de un menor drenaje del sector exterior. Buen comportamiento que no esconde señales de dependencia del sector residencial, en la medida en la que es la única categoría de formación de capital que está siendo capaz de aportar crecimiento al margen del empuje público.

El empuje de la demanda interna de China, reflejado en la evolución de sus importaciones, se ha filtrado, como hemos comentado en ocasiones anteriores, al resto de economías de la región de manera muy significativa: la recuperación de la actividad industrial en economías como Corea del Sur, Singapur o Taiwán ha encontrado un apoyo clave en el buen comportamiento de sus exportaciones.

Gráfico 1: Indicador de comercio mundial: exportaciones NIAE*

1

* NIAE: NIAE: Newly Industrialized Asian Economies.

Fuente: Elaboración propia a partir de datos Bloomberg.

 

Gráfico 2: Indicador de comercio mundial: exportaciones NIAE

2


Fuente: Elaboración propia a partir de datos Bloomberg.

Gráfico 3: Sector exterior de China (variación interanual)

 

 

3

Fuente: Elaboración propia a partir de datos Bloomberg.

 

El temor a una posible retirada inmediata de los estímulos fiscales y monetarios queda compensado por la evolución de la inflación, que se mantiene en niveles negativos todavía. Durante 2010, no obstante, no descartamos asistir, no sólo en China, sino en otras economías de la región como Corea del Sur o la India, a tensionamientos de las condiciones monetarias en aras de preservar la estabilidad de precios.

Como idea de inversión, y a la luz de la importancia que están cobrando los planes de desarrollo de infraestructuras en economías emergentes en general, y en China en concreto, da recorrido a la inversión en esta tipología de sectores, para lo cual se puede recurrir a distintos fondos de inversión. Entre ellos, la característica común es su apuesta por sectores defensivos y expuestos a infraestructuras, como materiales, telecos o industria. Además, una vez más, recomendamos la idoneidad de invertir en el área emergente a través de fondos indexados (ETFs), dado que pocos gestores consiguen despegarse de ellos en términos de rentabilidad que justifiquen el sobrecoste en términos de TER (total expense ratio) y la liquidez inmediata de estos productos para realizar movimientos tácticos de inversión en China (o cualquier otro país del área).

 

Tabla 1: Rentabilidad de los fondos seleccionados a distintos horizontes temporales

4
 

Fuente: Base de datos de Fondos y Planes, Afinet Global EAFI.

David Fernández Fernández

20 octubre, 2009 | 10:20

Los bonos indexados a la inflación son activos de renta fija cuyos flujos nominales (pago de cupones y devolución del principal) están ajustados a la inflación, medida a través de algún índice de precios. De este modo, mientras que en los bonos convencionales los pagos nominales se conocen ex ante y los pagos reales (el poder adquisitivo de los primeros) dependen de la inflación, en el caso de los bonos indexados ocurre lo contrario. Por lo tanto, se trata de un activo que ofrece al inversor una rentabilidad real y mantiene su poder adquisitivo a lo largo del tiempo.

 

En términos generales, la rentabilidad prometida por los bonos convencionales es superior a la fijada por los indexados, dado que los inversores exigen a los primeros una prima de riesgo adicional por la inflación esperada que afecte al pago nominal de aquéllos. Además del riesgo impositivo, la rentabilidad nominal de los bonos tradicionales también deberá compensar a los inversores de otros riesgos: la incertidumbre ante los movimientos futuros de tipos de interés y la propia acerca de la inflación futura. Es en este segundo aspecto donde diverge la rentabilidad exigida a ambos tipos de bonos, por lo que, en media, el coste para los gobiernos (o rentabilidad para los inversores) de emitir bonos indexados es inferior al que implica la emisión de bonos convencionales.

 

En la práctica, a partir de la información que se desprende de los bonos indexados, se puede calcular la inflación implícita que éstos descuentan (conocidos como breakeven de inflación). Es decir, las actuales expectativas implícitas se obtienen a partir de la diferencia de la TIR del bono convencional y la propia del bono indexado. Por ejemplo, la diferencia entre el bono a 10 años UME y el bono indexado a 10 años es del 2,05% el 16 de octubre de 2009, fecha en la que la TIR real ha sido del 1,16% mientras que la TIR nominal ha sido de aproximadamente el 3,30%. Esto supone que se está descontando una inflación media durante los próximos 10 años del 2,05%. La lectura en materia de inversión con estos datos es la siguiente: si sus expectativas de inflación son superiores a las descontadas por el mercado es preferible la inversión en bonos indiciados a la inflación; en el caso contrario, si las previsiones de inflación del inversor son inferiores a las del mercado la mejor elección será la de los bonos tradicionales.

 

Gráfico 1: Evolución de la TIR real 10y y de los breakeven de inflación del área UME

TIR
 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos Bloomberg.

 

Como se observa en el anterior gráfico, la inflación descontada por los bonos indexados ha aumentado enormemente desde el mes de diciembre del pasado año, tras el descalabro sufrido por los registros en la última parte del mismo. Ahora bien, la problemática que podríamos enfrentar a la luz de que las tasas de inflación se “disparen” dado el elevado endeudamiento de los Estados hace que estos bonos ligados a la inflación aumenten su atractivo.

 

En el nicho de fondos de renta fija existe una interesante gama de fondos de inversión que exponen carteras compuestas exclusivamente en este tipo de títulos de renta fija. Sin embargo, el inconveniente de éstos es la elevada duración de la cartera que, en media, es de 8 / 9 años, que, ante la perspectiva de elevaciones en las curvas de tipos de interés, provocaría un fuerte drenaje en el performance de éstos por efecto duración (riesgo de tipos de interés). Como muestra de ello, observar la elevada volatilidad que expone el track en 2009 de dos fondos que invierten de manera global en bonos ligados a la inflación.

 

Gráfico 2: Evolución YTD de fondos globales de bonos ligados a la inflación

 YTD

Fuente: Afinet, AFI, bb.dd. de fondos de inversión.

 

 

Por lo tanto, ha de invertirse en fondos de inversión que expongan una duración menor o que puedan reducir la propia de los títulos tomando coberturas con derivados.

 

 

David Fernández Fernández

19 octubre, 2009 | 07:30

Nueva mejora en el entorno económico internacional que, unida a las señales de estabilización del sistema financiero, permiten no sólo mantener un escenario de crecimiento para el PIB mundial en 2010, sino elevar las previsiones. Así, el FMI contempla ya un avance del 1,5% para EEUU, del 0,3% para la UME y del 1,7% para Japón (Afi: 0,9%, 0,5% y 1,4%, respectivamente).

 

Crecimiento del PIB y previsiones Afi en distintas fechas

A_crecimientoPib

Es verdad que son tasas todavía inferiores al potencial, pero confirman que habríamos dejado atrás uno de los períodos recesivos de menor duración (no ha llegado a los 12 meses) y, al mismo tiempo, más intensos (en media de las economías desarrolladas, un -3,5%). En esta crisis se habrían acentuado algunas de las tendencias vigentes en los últimos años, y ya comentadas en esta sección: el papel protagonista de ciertos países emergentes, que no sólo han continuado creciendo sino que han sido los primeros en reactivarse. Además de China e India, Brasil se ha unido a este grupo de economías admiradas y que centran la atención por parte de distintos agentes.

Crecimiento del PIB y previsiones consenso de mercado

 

B_crecimientoPib

 

Entre ellos, los inversores financieros, que han comenzado a comprar valores del Bovespa, así como bonos emitidos por Brasil (o compañías brasileñas). Pero también detectamos interés en las empresas españolas que, conscientes de que la mejora de perspectivas no es tan clara para nuestro PIB, buscan nuevos mercados para poder incrementar su facturación. Porque España ha dejado atrás lo peor de la crisis económica, pero la recuperación no va a ser lo suficientemente rápida como para que el PIB pueda crecer en 2010. Contemplamos una caída del 0,6% (frente al -3,6% de este año), con un nuevo repunte de la tasa de paro (20,9%) y con persistencia del déficit público (10%). Es cierto que este escenario podría mejorarse al hilo de la recuperación del resto del mundo, pero encontramos un factor de riesgo: una temprana subida de tipos de interés por parte del BCE (en nuestras previsiones no lo contemplamos, lo cual no impide que en la segunda mitad de 2010 el Euribor 12 meses pueda escalar hacia la zona del 2,0%). De hecho, este riesgo es común a todas las economías. En las últimas semanas, como reacción a los favorables indicadores económicos y la subida de los mercados bursátiles (con la testimonial superación del Dow Jones de los 10.000 puntos) se ha abierto el debate sobre el momento en el que los bancos centrales comenzarán a endurecer su política monetaria en las dos vertientes en las que la han relajado: tipos de interés y liquidez. ¿Por cuál empezarán?, ¿primero retirarán liquidez y luego subirán los tipos?, ¿y cuándo lo harán?. De forma contraria a lo habitual (a los bancos centrales se les suele considerar unos “aguafiestas”) en esta ocasión nos han tranquilizado, señalando que todavía existen riesgos para el crecimiento económico, que no ven riesgo de inflación, que no tienen prisa en retirar la liquidez, que no les parece que los mercados financieros hayan entrado en ningún tipo de euforia y, en definitiva, que no están pensando en subir los tipos de interés ni parece probable que lo vayan a hacer a corto plazo. Luz verde, por tanto, para que los mercados sigan subiendo y la recuperación económica mundial siga su curso.

Evolución del tipo de intervención de del BCE y del Euribor 3 meses y 12 meses

C_evoltipoIntervencion

 

David Cano Martínez 

15 octubre, 2009 | 07:30

En pasados comentarios hice referencia a la Circular 1/2009 de la CNMV que expone las nuevas categorías legales de fondos de inversión y que redefine la vocación inversora de los fondos monetarios. Además de la mayor restricción para éstos (con la intención de que en nuevas potenciales situaciones de estrés y fuerte aversión al riesgo en los mercados, puedan actuar eficazmente como “activos refugio”), se impone una simplificación de categorías para proporcionar al inversor una clasificación lo más clara y concisa posible. Por ejemplo, en el caso de la renta fija, se ha eliminado la distinción entre el corto y el largo plazo en función de si la duración de la cartera es inferior o superior a los 2 años, pero también se han limitado las clasificaciones en renta variable. Aunque se crean algunas nuevas categorías (“gestión pasiva”) y se amplían en el caso de los garantizados (se incorpora “garantía parcial”), podemos decir que, en general, se tiende a la simplificación.

Esta estrategia puede ser interesante desde el punto de vista de la del inversor particular, pero no es menos cierto que también obliga a conocer en mayor detalle la composición de la cartera. Volviendo al caso de la renta fija, es muy distinto el comportamiento de un fondo con duración 2 a uno con duración 15, pero, según la clasificación de la CNMV, al estar en la misma, no podríamos saberlo. Por eso, la labor de loa asesores financieros cobra mayor protagonismo, ya que ahora, más que nunca, tendremos que saber la composición de las carteras de los fondos. En consecuencia, osotros, en Afinet, no sólo mantenemos nuestras categorías de fondos, sino que las hemos ampliado, creando 3 nuevas:

RV Emergentes MENA: Invierte, al menos, el 75% de la cartera en activos de renta variable. El porcentaje de acciones de emisores de países emergentes es, al menos, el 75% de la cartera de renta variable y se centra, mayoritariamente, en emisores de Oriente Medio y África. Trata de reflejar la importancia relativa de estos mercados bursátiles. Además de distinguir, dentro de los emergentes, entre Latinoamérica, Europa del Este y Asia, entendemos que es necesario separar Oriente Medio y África.

 

Evolución de las categorías Afinet de fondos de inversión de renta variable emergente

1_ev_cat_afinet

Materias primas: Fondos cuya evolución replica el comportamiento del precio de las materias primas. Invierten, habitualmente, en derivados financieros vinculados a índices como el RICI, el CRB, Dow Jones Agriculture, etc. Responde al lanzamiento de estos fondos y al interés entre los inversores.

Evolución de las categorías Afinet de fondos de inversión monetarios y de materias primas

2_ev_cat_afinet

 

Garantía parcial: Fondos cuyo rendimiento está vinculado a la evolución de uno o varios activos financieros y que garantizan la recuperación de un porcentaje del principal por debajo del 100% de la inversión inicial. En este caso, nos adaptamos a la nueva categoría de la CNMV.

Evolución de las categorías Afinet de fondos de inversión garantizados

3_ev_cat_afinet

 

 

David Cano Martinez

12 octubre, 2009 | 07:30

Cuando todavía nos dura la decepción de no haber sido elegidos para organizar las Olimpiadas de 2016, Brasil concentra toda la atención. En pleno debate sobre la capacidad de relevo de las economías emergentes a las desarrolladas como motores del PIB mundial (parece que lo están consiguiendo, aunque no todas), se va generalizando cierto consenso en considerar a Brasil como el gran protagonista para los próximos 5 años (además de las ya tan comentadas India y, sobre todo, China). Pero no sólo por el impulso que puede tener sobre su economía la celebración del Mundial y de los Juegos Olímpicos, sino porque la capacidad de resistencia de su PIB en la actual crisis económica es envidiable (este año apenas caerá un 0,1% tras crecer un 5,2% en 2008 y esperarse un 4,2% en 2010).

¡¡Qué lejos quedan las dudas cuando el entonces candidato Lula amenazaba con desarrollar una política populista!!. Su mandato se ha caracterizado por todo lo contrario. Lula fue consciente desde el principio de que para repartir la riqueza, primero hay que crearla y, para ello, no hay nada como estabilizar macroeconómicamente un país, con disciplina fiscal y monetaria y dejar la puerta abierta a la inversión extranjera directa. Ese fue el objetivo de las autoridades en los primeros años del mandato de Lula (el Banco de Brasil llegó a subir tipos hasta el 25%) y, ahora, en su finalización, está recogiendo los frutos. Como muestras, las 3 principales agencias de calificación crediticia otorgan el grado de inversión a Brasil, el real cotiza cerca de los mismos niveles que hace un año contra el USD, el riesgo país se aproxima a mínimos y el banco central acumula divisas en tal magnitud (300.000 USD) ¡¡¡que le permite prestar 10.000 millones de USD al FMI, y no al revés!!!. Está claro que el país sudamericano se merece aumentar el poder de voto en organismos internacionales.

 

Cotización del real brasileño contra dólar y euro

COTIZ_REAL_BRASI

 

Pero es que, además, Brasil tiene otras fortalezas: una posición geográfica envidiable, una población joven y elevada (180 millones de habitantes) y abundantes recursos naturales, entre ellos, el petróleo, como demuestra que concentre los principales yacimientos de reciente descubrimiento, pero sin que esto invalide su clara apuesta por las energías renovables, como los biocombustibles, segmento en el que es líder mundial.

En definitiva, Brasil es, en mi opinión, una de las apuestas más claras de cara al futuro (confío en que el cambio de gobierno próximo no suponga un giro hacia políticas equivocadas) y se debe tener en cuenta a la hora de realizar inversiones financieras. Se puede apostar directamente o a través de aquellas compañías españolas posicionadas allí que, por cierto, son ya muchas.

 

Prima de riesgo país en Brasil (puntos básicos)

 

PRIMA_RIESGO

 

 

David Cano Martínez

09 octubre, 2009 | 11:29

El pasado martes 6 de octubre nos topamos con la decisión de la primera autoridad monetaria perteneciente a la OCDE de incrementar los tipos de interés desde que nos adentramos en la actual crisis. Fue el Banco Central de Australia quien decidió aumentar el tipo de intervención en 25 puntos básicos hasta el 3,25%. Las mismas autoridades ya fueron “noticia” por su agresiva política monetaria acomodaticia al recortar el tipo de intervención 425 puntos básicos desde septiembre de 2008 hasta abril del presente curso. Las principales razones esgrimidas por el gobernador del citado banco central, Glenn Stevens, han sido que estiman una recuperación económica más acelerada y que los registros de inflación permanecerán dentro del rango objetivo del 2 / 3%, a la luz de la mejora de indicadores como las ventas minoristas, el precio de la vivienda, y el mercado laboral, además de positivos registros en los indicadores de confianza de consumidores y empresarios.

En este sentido, apuntan que la tasa de paro no ha aumentado tanto como se esperaba. Según el consenso de mercado, ésta se situaría en el 6% en septiembre desde el 5,8% del mes previo, lo que constituye un registro muy por debajo del 9,6% en agosto del área UME (la mayor en 10 años) o el 9,7% de EEUU (la más alta desde 1983). También se indica que el empuje gubernamental ha sido una excelente proxy del consumo doméstico, al contrario de lo ocurrido en otras regiones. Por último, expresan su optimismo ante el crecimiento del crédito a hogares en sintonía con el resurgir del precio de la vivienda en los últimos seis meses.

Sin embargo, las críticas ante este, según parte del consenso, apresurado incremento de las tipos de intervención no se han hecho esperar, dado que la precocidad de la medida pueda implicar un shock al consumo de los hogares y a la disponibilidad de crédito destinado a la compra de vivienda.

A parte de su impacto inmediato en la cotización del dólar australiano y en las curvas de tipos, el efecto sobre la decisión de política monetaria del resto de países desarrollados ha sido nulo, que abogan por la laxitud en términos de política monetaria. Es decir, no prevemos un riesgo de tipos al alza a corto plazo en Europa o EEUU, si bien el mercado sigue descontando subidas de entre 25 y 50 pbs para la segunda mitad de 2010, lo cual debe ser tenido en cuenta para la decisión de distribución “futura” de activos.

 

 

David Fernández Fernández

06 octubre, 2009 | 07:30

Sin querer entrar en el debate sobre la necesidad o no de subir los impuestos y/o de reducir el gasto público (y en caso de hacerlo, en qué partidas y por qué importes), la labor de los asesores financieros es conocer las implicaciones de los cambios normativos de previsible aprobación para tratar de maximizar la rentabilidad financiero/fiscal de nuestros clientes. En este sentido, el aumento del tipo impositivo de los rendimientos del capital mobiliario tiene una clara implicación: puede interesar vender (para luego comprar) con la intención de reconocer plusvalías que no excedan los 6.000 EUR y de esta forma tributar al 19% en lugar del 21% (según esperamos, la medida no tendría carácter retroactivo, por lo que no habría que hacer este “lavado de cupón” en el ejercicio actual).

 

Además de esta recomendación, es más claro todavía aprovechar el diferimiento en el pago de impuestos que permiten algunos tipos de instituciones de inversión colectiva, como son los fondos de inversión. A la espera de saber si se va a modificar su tributación (confío en que no se cometa ese error, ni para los fondos, ni para las tan demagógicamente tratadas SICAV) con la situación actual recobran interés los fondos de inversión (gracias a la posibilidad de hacer traspasos) en detrimento de los depósitos (éstos, además, en el nuevo contexto de tipos de interés y de liquidez ya habían perdido atractivo financiero) y de la tenencia directa de acciones y títulos de renta fija. En estos tres casos, el cobro de intereses, de dividendos y de cupones estará grabado al 19% o al 21%, frente al 18% anterior, lo que supone una clara desventaja frente a los fondos de inversión por los que no se tributará hasta cuando se venda. La flexibilidad que aportan los traspasos permiten que una cartera de fondos sea el vehículo más eficiente (sin menoscabo de tener presente la recomendación anterior, es decir, el hecho de que en ocasiones sea interesante deshacer parcialmente la inversión para tributar al 19% en lugar del 21%).

 

Por lo tanto, el cambio en la tributación es un impulso para los fondos de inversión, que deben dejar atrás definitivamente la crisis sufrida en los dos últimos años y que ha supuesto una merma del 40% del patrimonio bajo gestión.

 

 

David Cano Martínez

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]