Inteligencia competitiva

Blog realizado por la Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos de la Universidad Rey Juan Carlos. Su objetivo es difundir la Inteligencia Económica y Competitiva, una herramienta de gestión cuyo objetivo es mejorar la posición de la empresa en los mercados, su influencia y su capacidad de generar crecimiento.

05 abril, 2015 | 10:02

Extracto del artículo aparecido en la revista Telos, de Comunicación y Tecnología en el número extraordinario "La era digital: balance y tendencias" con motivo del 30 aniversario de la publicación de Fundación Telefónica.

¿Dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos? Google, la tabla de salvación siempre al alcance en esta sociedad digital, no nos ayuda mucho en este caso. Se acelera el pulso, se apodera de nosotros la incerteza y la incertidumbre se acrecienta ante la multiplicidad de respuestas que vamos encontrando a golpe de clic. Y si el buscador no nos ayuda, tal vez sea Twitter quien lo haga o LinkedIn y sus foros de debate para casi cualquier cosa, o Facebook o WhatsApp.... Seguro que en alguno de los grupos a los que pertenecemos se discute la respuesta; o eso es, al menos, lo que queremos creer.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han impuesto una velocidad de vértigo y el cambio permanente en la globalización. La sociedad líquida que nos descubrió Bauman (2006) es, a estas alturas del siglo XXI, vaporosa. Lo que ahora es, apenas será un recuerdo en el timeline pasados unos minutos. Se impone la velocidad, el volumen, la variabilidad.

Telos 100La ciudadanía ha incorporado las TIC a su vida cotidiana y ha modificado sus hábitos sociales; las empresas, las grandes corporaciones y las pymes son conscientes de la enorme ventaja que ofrecen en términos de eficiencia y competitividad y adecúan sus estructuras de producción, organización y distribución a la realidad digital.

Bruselas impone a los Estados miembros una agenda digital[1] con objetivos para el año 2020 que deberían devolver a Europa el liderazgo en el mundo, mejorar su competitividad y reforzar los valores sociales sobre los que se ha construido.

 

Somos transparentes, sin pensar en las consecuencias.

En todo momento, en todo lugar, disfrutamos de la capacidad de compartir, acceder a información, distribuirla, producirla. Jeff Jarvis afirma que “compartir en la eradigital mejora la forma en que trabajamos y vivimos” y pareciera que la población mundial hubiera asumido como un mantra el contenido de su libro Partes Públicas (Jarvis, 2012).

 

Partes-publicas_9788498750379“Son todos ustedes sensores andantes”, desveló Ira -Gus- Hunt, Chief Technology Officer (CTO) de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en GigaOM, uno de los encuentros más importantes del mundo, antes incluso de que se conocieran las prácticas de espionaje de la NSA. “¿Son ustedes conscientes de que alguien puede saber dónde se encuentran en todo momento gracias a que llevan un dispositivo móvil en el bolsillo, incluso si ese dispositivo móvil está apagado? Bueno, espero que todos ustedes lo sepan ¿Sí? Bueno, deberían saberlo...”, dijo refiriéndose a toda la información que es posible capturar por los teléfonos inteligentes.

(...)

 

Desequilibrios al descubierto.

Encontramos cada vez más ciudadanos con madurez suficiente en el uso de las TIC; habituados a compartir; a intercambiar los papeles de emisor y receptor; a trabajar con y desde cualquier lugar con equipos al otro lado del mundo de forma colaborativa; sin miedo a la producción y difusión de confidencias, experiencias, opiniones, conocimientos...; en texto, vídeo, foto e infografías; a comentar lo del otro, a complementar, participar...

Surge un nuevo ciudadano conectado, global, bioinspirado, consciente de que las TIC y las plataformas sociales permiten desarrollar una inteligencia colectiva capaz de modificar los hábitos y estructuras conocidos en la empresa, la política, las instituciones y mejorar la productividad y la competitividad en un entorno sostenible.

Un nuevo tipo (el knowmad, amante del conocimiento, que define John Moravec en su Knowmad Society[4], imbuido de la ética hacker[5], movido por la pasión, la creatividad, colaborativo, innovador, sin miedo al fracaso, creador de redes, acostumbrado a un entorno cambiante que exige la máxima flexibilidad, resiliencia.

Y aun así, perduran espacios de resistencia al cambio; ámbitos en los que la implantación de las TIC no significa un cambio cultural, una nueva forma de organización y de procesos; territorios que, a ojos de quienes se han incorporado ya a la sociedad digital y ‘redárquica', parecen impermeables a la digitalización y las TIC, mantienen la férrea organización jerárquica y niegan las ventajas del procomún. Entornos en los que, como señala José Cabrera[6], se impone el control, la delegación y la estandarización frente a la confianza, la colaboración y la diversidad.

Portada_redarquiaEntre unos -digitales, evangelizadores de la sociedad en red- y otros -analógicos en sus convicciones- se producen tensiones que no deberían llevar a la negación de las posibilidades que ofrecen uno u otro entorno, sino a la búsqueda de consensos y a la progresiva trasformación de las estructuras de poder. Solo así será posible evitar que se consolide una sociedad dual, semilla de desigualdades y pérdida de oportunidades.

La lucha de poderes en el marco de la transición a la sociedad digital, de la información y el conocimiento, afecta a las relaciones comerciales y laborales; la regulación de los mercados; la organización y el funcionamiento de las administraciones y su relación con los administrados; a los organigramas y el desempeño de los agentes que articulan la sociedad: partidos políticos, sindicatos, universidades, empresas... Impactados todos por las TIC, buscando aún cómo desenvolvernos en el contexto digital.

Adaptados e inadaptados.

Así como Umberto Eco se refirió a apocalípticos o integrados en la cultura de masas[7], en la sociedad digital nos encontramos adaptados e inadaptados, aunque las posiciones se intercambien constantemente, como corresponde a un mundo inestable en transición.

Cuando los dirigentes, ya sean políticos o de otras esferas, no son capaces de asimilar el cambio que están experimentando los ciudadanos con las TIC, se ven desplazados; cuando se resisten a implementar los nuevos valores, debilitan la democracia y el bienestar; y si niegan la transformación permanente que estamos conociendo, solo provocan tensiones y conflictos, desapego, enfrentamiento.

Esa transición digital precisa de nuevos liderazgos, capaces de asimilar los cambios que las TIC comportan y extraer todas sus ventajas, identificando riesgos y estableciendo nuevos parámetros que correspondan a un entorno social caracterizado por: la generosidad a la hora de facilitar datos, información y 2013-04-04-portada_democracia_hackerconocimiento; la transparencia en el momento de compartirlos, gestionarlos y ponerlos en valor, y, al mismo tiempo, reciprocidad en las relaciones que se establecen entre gobernantes y gobernados, administradores y administrados, proveedores y usuarios, clientes y consumidores, empleadores y empleados.

Los nuevos líderes en el mundo de la empresa y la política "deben cumplir el perfil de la nueva Sociedad de la Información, donde prima la colaboración, el trabajo en equipo, la transparencia, la creatividad, en una actitud de escucha permanente para aprovechar el talento existente en la sociedad", señala César Ramos en Democracia hacker. El poder de los ciudadanos [8].

 

Escrito por Juan M. Zafra

12 enero, 2015 | 09:37

Debemos comenzar el año con buenos propósitos, no ausente de análisis y algo de prospectiva. Y no sólo porque sea una tradición, sino porque el año 2015, pese a las apariencias y los empeños, va a ser complicado. Es tiempo para ello y así evitar sorpresas a corto plazo.

Los indicadores macroeconómicos señalan que la recuperación está en ciernes y los Reyes Magos nos han traído a comienzos de año el mejor dato de empleo desde el año 1998. El paro bajó en 253.627 personas en 2014, su mayor descenso anual desde hace 17 años.  Era el dato que le faltaba al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, para poder sostener su tesis del “despegue definitivo” de la economía.

Resulta, sin embargo, que una vez marcado este hito, aparecen en el cercano horizonte nubarrones de carácter político que no hacen sino alterar los escenarios. Estamos en un año cargado de procesos electorales, ciertos y probables, y las encuestas apuntan resultados nada tranquilizadores para la gobernabilidad.

Tendremos elecciones municipales y autonómicas en mayo; dentro de cuatro días en términos de organización interna de los partidos, campaña electoral y voto ciudadano. Significa que ayuntamientos de toda España –más de 8.000- y la mayoría de las Comunidades Autónomas van a paralizarse. No se tomarán decisiones políticas de calado; no se aprobarán grandes proyectos -aunque abundarán las inauguraciones y anuncios de grandes iniciativas- y la legislación vigente estará en entredicho hasta que se conozcan los resultados electorales.

Y no sólo hasta entonces, habida cuenta de la necesidad de pactos, acuerdos y negociaciones que habrán de abrirse.

El fin del bipartidismo se atisba ya cierto en encuestas y sondeos, pero es la irrupción de nuevas fuerzas políticas en el (posible) panorama de gobierno lo que más inquieta. Y no es tanto por sus enunciados, cambiantes y aún poco definidos en aspectos claves, sino por la corta experiencia gestora de sus dirigentes, lo desconocidos que resultan para los inversores y, sobre todo, por lo que su ascenso va a representar a la hora de conformar gobiernos, ya sean municipales o autonómicos o estatal.

Con PP y PSOE a la baja, va a ser muy difícil  que puedan justificar acuerdos de Gobierno ante sus votantes y el conjunto de los ciudadanos, tanto o más como que pacten con el tercer partido en liza: Podemos, el grupo que ha puesto patas arriba la política en España, rebajando enormemente las expectativas de otros que o bien jugaban históricamente el papel de bisagra o aspiraban a hacerlo en estos tiempos: IU, UPyD, Ciudadanos….

Encuesta el pais

A los inversores nacionales y extranjeros les asusta la ausencia de estabilidad, la incertidumbre y, sobre todo, la ingobernabilidad. La búsqueda de pactos entre formaciones políticas que hoy se empeñan en defender posiciones irreconciliables abre un escenario nada halagüeño para el arranque de proyectos inversores multinacionales que se estaban cocinando ya.

Y no sólo a inversores internacionales inquieta el futuro político. Y es más que posible que sea el escenario político el que lleva a la mayoría de los ciudadanos españoles a mostrarse tan escépticos respecto a la evolución de la economía, más allá de que el Gobierno muestre sólo algunos capítulos de la realidad o sea insensible a la creciente desigualdad y los problemas cotidianos de la ciudadanía.

Sirva como ejemplo que para el 76% de los españoles el paro sigue siendo el principal problema al que se enfrenta el país, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS); el 40% cree que la situación económica es mala y el 42,3%, que es muy mala; el 47,5% percibe que es igual que un año antes y el 39,2%, que es peor; el 45,3% piensa que dentro de un año será igual y el 25%, que será peor.

No parece necesario acudir a expertos en cuestiones electorales y comportamientos sociológicos para ver la correlación entre lo que dicen los sondeos sobre el hundimiento de PP y PSOE y la realidad que dibuja la ciudadanía en las encuestas del CIS sobre la economía.

Ese es el ejercicio que están haciendo los analistas de la situación en España a la hora de plantearse iniciativas. La situación económica es buena, pero se asienta en bases poco sólidas puesto que es consecuencia de medidas drásticas y urgentes contra la crisis, impuestas desde instancias europeas -según reconoció el propio presidente del Gobierno al inicio de su legislatura- y cuestionadas por los ciudadanos en los sondeos.

La situación política es altamente inestable. Porque a los procesos electorales fijados en el calendario se añaden otros posibles en Catalunya y Andalucía. El primero, forzado por los independentistas y en el sur, como consecuencia de estrategias partidarias de calado regional y trasfondo nacional. Se añade finalmente la más que posible convocatoria de elecciones generales en noviembre.

En fin, un año agitado en lo político, en el que las disputas internas -no hay que olvidar como se las gastan los profesionales de la política cuando se trata de colocarse o colocar a sus candidatos en las listas, lo que hará seguramente que estallen muchos más escándalos ciertos o simulados de los ya conocidos- y frente a los adversarios pueden poner en riesgo la recuperación por la desconfianza que ya expresan los inversores y que es el centro de los análisis que demandan los grupos multinacionales a sus filiales en España, embajadas y bufetes de confianza.

En la recta final de 2014, la inversión extranjera se ha recuperado, pero ha ido a parar a la compra de participaciones en grupos españoles impulsada por su presencia en mercados internacionales, las condiciones de acceso financiación, la necesidad urgente de estas empresas de reducir deuda y los atractivos precios de los activos de los que han tenido que deshacerse para sobrevivir en muchos casos. Proyectos nuevos no resultan atractivos, son pocos los que se atreven a acudir en busca de asesoramiento a las administraciones no vaya a ser que el escenario cambie en unos meses y lo que ahora se bendice y complementa con toda serie de ventajas acabe en fiasco con el vuelco electoral. Para evitar la parálisis las naciones necesitan un marco estable, consensos, diálogos.

En "Por qué fracasan los países", los profesores Daron Acemogluy y James A. Robinson demuestran que "para invertir y prosperar, la gente necesita saber que si trabajan duro, se puede ganar dinero y, sobre todo, conservarlo. Ahí es donde entran en juego unas instituciones sanas y en las que poder confiar".

No parece que la política esté dando respuesta a las incertidumbres. Los partidos emergentes que amenazan el bipartidismo deberían clarificar sus posiciones y no generalizar sus descalificaciones sobre las instituciones democráticas. Quienes han ostentado el poder desde la transción deberían saber que el discurso del miedo, la fractura y la descalificación sin fundamento es un bumerán que se acabará volviendo contra todos.

Escrito por Juan M. Zafra

 

 

09 diciembre, 2014 | 19:17

El Capítulo español de la Asociación Internacional de Profesionales de Inteligencia y Estratégica y Competitiva (SCIP SPAIN Chapter) celebra el próximo día 18 de diciembre su cuarto encuentro en el año 2014. La organización, que no ha dejado de crecer desde que se creó el capítulo español a primeros de año, ha convocado para la ocasión a Randolph H. Pherson, uno de los más prestigiosos analistas de inteligencia, profesor del Máster en Analista de Inteligencia y colaborador habitual de la Cátedra Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos.

Pherson, como director ejecutivo de la firma Globalytica y presidente de Pherson Associates, entrena en técnicas analíticas avanzadas y de pensamiento crítico a analistas de la comunidad de inteligencia y del sector privado. Es coautor, junto a Richards J. Heuer, de Structured Analytic Techniques for Intelligence Analysis (“Técnicas analíticas estructuradas para el análisis de inteligencia”, según el título de la versión en español).

La obra está considerada una referencia imprescindible en análisis de inteligencia. En ella, Pherson y Richards J. Heuer, describen de forma exhaustiva hasta 50 técnicas de las que los analistas se pueden servir para incrementar la calidad de su producto para los decisores.

Como los mismos autores subrayan, la utilización de técnicas para la estructuración de un análisis siempre ahorra tiempo y facilita la colaboración, especialmente en la fase inicial de un proyecto. Su trabajo no puede quedar en el ámbito de los analistas de inteligencia y resulta una herramientas práctica para otros profesiones en el ámbito del derecho, la medicina, las finanzas y la gestión empresarial.

Captura de pantalla 2014-12-09 a las 19.13.35

Pherson es además un referente en el ejercicio del pensamiento crítico. Como suele reiterar en sus clases en el Máster en Analista de Inteligencia, el pensamiento crítico se construye sobre la observación, el reconocimiento, la construcción de argumentarios sólidos. Para ello es imprescindible “renunciar a los sesgos cognitivos”, emplear diversas fuentes y desafiar las hipótesis aprendidas y aprehendidas. Para Pherson el peor error de un analista es mantenerse en el principio de que “puesto que esto es lo que pienso, esto es en lo que creo”, la forma más segura de llegar a conclusiones falsas y cerrarse a nuevas oportunidades.

16 noviembre, 2014 | 23:23

El redescubrimiento de los servicios de inteligencia por parte de los ciudadanos tras la caída del Muro de Berlín, les mostró a unas agencias estatales centradas en combatir al terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva y el crimen organizado.

Sin embargo, poca atención se ha prestado a su papel proactivo, a su labor de información, planificación y organización estratégica de los proyectos que cualquier gobierno ha de liderar para que su economía y su papel en el mundo generen una mejora en el bienestar de los ciudadanos.

Precisamente a ese aspecto, la participación ciudadana, el bienestar social, el papel de la administraciones, las empresas y la ciudadanía... se va a dedicar el IV Congreso Internacional de Inteligencia, que se celebra en Cádiz los días 17 y 18 de noviembre.

Cartel_7

La cita, una de las más importantes en la agenda internacional, reúne a más de 200 expertos analistas de todo el mundo para tratar sobre la forma en que los servicios de inteligencia se han encardinado en la sociedad moderna, dotándose de los valores que se han consolidado en la sociedad del siglo XXI. Valores que están íntimamente relacionados a las tecnologías de la información y la comunicación, la globalización y el impacto que han tenido en el estado de bienestar del que veníamos disfrutando en las naciones más desarrolladas.

Dividido en diferentes bloques, el Congreso abordará su tema central desde tres de los actores principales que colaboran con los servicios de inteligencia en la consecución de que sus países sean, no solo más seguros, sino más prósperos y más fuertes en el mundo.

Administración, Empresa y Sociedad serán los bloques que articulan el Congreso, salpicado con lecciones magistrales dedicadas a “La Inteligencia y el bienestar de las sociedades”, a cargo de Fulton Armstrong, ex asesor para Latinoamérica del Senado de los Estados Unidos; una mesa redonda dedicada a “La Seguridad en la Sociedad de la Información”, con la participación de Antonio Rodríguez de las Heras, director del Instituto Universitario de Cultura y Tecnología de la Universidad Carlos III y el comandante Jesús de Dios Regueiro, del Mando Conjunto de Ciberdefensa del Estado Mayor de la Defensa de España; y la clausura a cargo de Ilkka Salmi, director del Centro de Situación de la Unión Europea (INTCEN).

Las comunicaciones enviadas por expertos internacionales se pueden leer ya en la web del Congreso. Destacan, entre otras, las tituladas “Política y Servicios de Inteligencia”, “Postnormal Intelligence” y “La guerra en internet: una guerra sin armas”. Esta útlima, según los autores, “trata sobre la relación entre política y servicios de inteligencia. En función de la experiencia de cuatro oficiales de inteligencia, como punto de partida, se ofrecen una serie de lecciones aprendidas y de observaciones que pretenden ser de utilidad para una buena relación entre las agencias de inteligencia y el poder Ejecutivo”.

10 noviembre, 2014 | 20:41

La Asociación Internacional de Profesionales de Inteligencia Estratégica y Competitiva (SCIP, en sus siglas en inglés) ha celebrado la semana pasada su conferencia anual en Europa. Ha sido en Amsterdam, durante los días 3 a 5 de noviembre y ha congregado a los mayores expertos internacionales. El lema de la reunión ha sido “INSPIRE”, que responde a “Intelligence That Solves, Predicts, Innovates, Reinvents, Enables” (“Inteligencia que Resuelve, Predice, Innova, Reinventa y Hace posible”).

No podríamos encontrar mejor definición de lo que la Inteligencia Estratégica y Competitiva significa para las empresas: 1) la posibilidad de Resolver situaciones cada vez más complejas en la economía global; 2) Predecir, para una mejor planificación de las actuaciones en un entorno más y más competitivo; 3) Innovar, para distinguirse de la competencia abierta; 4) Reinventar, para adecuarse a las nuevas exigencias de la sociedad de la información y el conocimiento; y 5) Hacer posible, lo que muchas veces parece inalcanzable y simplemente requiere de nuevas fórmulas para convertirse en un objetivo factible.

Durante las sesiones la cuestión de la “inteligencia integrada” ha sido otro de los asuntos más frecuentemente tratados. Desde la propia SCIP se viene promoviendo la desaparición de las diferentes “categorías” o “modalidades” de inteligencia que se habían consolidando: inteligencia económica, inteligencia competitiva, inteligencia de mercado, inteligencia tecnológica, inteligencia de redes sociales….

Captura de pantalla 2014-11-10 a la(s) 20.37.54

La directora general de SCIP, Nan Bulger, subrayó la existencia de una sola inteligencia en una reciente entrevista con el diario El País: ““Vamos hacia una inteligencia integradora. Existe tanta información disponible que se trata de integrar todas las inteligencias. O sea, qué puedo obtener de las estadísticas, cómo podría combinarlas con la situación de la economía de un país, qué sé sobre el mercado, cuál es la percepción de mis clientes. Ya no se trata sólo de analizar los competidores”, dijo.

Durante la conversación con el periodista Miguel Ángel García Vega, Bulger subrayó que la necesidad de abordar desde una perspectiva integradora el análisis de inteligencia. “No puede ser de otro modo”, afirmó, “en un contexto de complejidad e inestabilidad extrema”. Un entorno competitivo en el que los análisis no pueden realizarse de forma parcelada y es necesario estudiar al mismo tiempo la evolución de los mercados, los agentes que intervienen en ellos (desde competidores a reguladores), las herramientas disponibles para mejorar los procesos y la gestión de las compañías y los factores sociopolíticos que inciden en la actividad empresarial.

Bulger estará de nuevo esté próximo miércoles, 12 en España y abordará precisamente el asunto de la “Inteligencia Integrada”. Será en la Universidad Rey Juan Carlos, campus de Vicálvaro, en un encuentro organizado por el Capítulo español de SCIP y la Cátedra Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos.

La conferencia lleva por título “Inteligencia Integrada en la industria de la salud” y ofrece una oportunidad única de escuchar sus teorías sobre las últimas tendencias en inteligencia combinadas con el análisis de la situación y evolución de uno de los sectores claves en Europa y, particularmente, en España: la salud.

Nanette [Nan] Bulger es no sólo la directora general de SCIP, con más de 35 años de experiencia profesional en Inteligencia Competitiva y de Mercado, sino que está considerada una de las mejores especialistas en el sector de la salud. Con la que está cayendo en España entorno a la política sanitaria, la industria de la salud y el futuro de la atención pública, su análisis es para no perdérselo.

Os esperamos.

J.M.Z

 

 

 

31 octubre, 2014 | 00:22

“Es muy importante que los analistas de hoy en día tengan una mezcla de habilidades”, afirma Chris Jagger, profesor del Máster en Analista de Inteligencia.

Chris es una autoridad en “pensamiento dinámico”, que permite desarrollar habilidades de forma creativa y crítica a la vez. El creador de la compañía 2creatEffects lo resume diciendo que sus sesiones en el Máster permitirán a los futuros analistas de inteligencia “desarrollar ciertos hábitos mentales  pensar honestamente sobre sí mismos, sobre sus equipos y sobre sus organizaciones”.

ÍndiceJagger fue policía, trabajó para el Servicio de Inteligencia Nacional de Crimen, una agencia estatal en el Reino Unido responsable de la lucha contra el crimen organizado, estuvo al servicio de Naciones Unidas como oficial mediador entre la policía y el cuerpo militar en distintas zonas del mundo y de ahí pasó a la OTAN como consejero sobre crimen organizado. 2creatEffects, la compañía que fundó, está especializada en formación para el desarrollo del pensamiento crítico.

“El reto más grande en la comunidad de inteligencia en el momento actual es tratar con la incertidumbre; con incertidumbre hay mucho riesgo”, asegura Jagger, convencido de que el trabajo en equipo es determinante para conseguir detectar los aspectos claves en un problema, vencer la incertidumbre y desafiar el status quo, las convenciones.

“El trabajo en equipo en la comunidad de inteligencia es absolutamente esencial y desarrollar equipos efectivos es una forma de arte y ciencia”, afirma. “Muchos de los fracasos en la inteligencia han ocurrido en el pasado por debilidad analítica. Y por la falta de capacidad de pensar críticamente o pensar creativamente”, de ahí la importancia que Jagger confiere al ejercicio de la habilidad para pensar de forma no convencional.

Ejercitar la crítica constante

Sus clases son fundamentalmente prácticas y sólo en un 10% del tiempo de cada sesión se dedica a la teoría, fundamentalmente a la psicología y temas cognitivos, a cómo el cerebro responde antes situaciones críticas. Nos cuenta, y así lo hemos constatado en clase, que otro 20% lo dedica al conocimiento y experimentación con herramientas y técnicas analíticas. Por fin, el 70%, corresponde a ejercicios de simulación experienciales, “donde tenemos a los participantes respondiendo a situaciones críticas y les entrenamos a que tengan ciertos hábitos mentales, herramientas y técnicas”: ¿Estamos respondiendo correctamente?, ¿Estamos centrados en los temas adecuados?, ¿Estamos pensando correctamente sobre el problema?...

“¿Qué quiero decir por el pensamiento dinámico?, explica Chris Jagger en su página de Facebook:  “El pensador dinámico es una persona que invierte continuamente en la adopción y adaptación de hábitos mentales que les permitan pensar y responder a los desafíos de manera crítica y creativa. (…) Busca de forma constante la verdad, dispuesto a cambiar sus puntos de vista, y sus forma de actuar. (…) Si somos capaces de aprender a pensar de este modo, vamos a estar mejor preparados para adaptarnos y prosperar en el siempre cambiante mundo, cada vez más impredecible e incierto en el que vivimos”.

Escrito por Juan M. Zafra

 

 

26 octubre, 2014 | 23:16

Los próximos días 17 y 18 de noviembre se celebrará en Cádiz el IV Congreso Internacional de Inteligencia. El encuentro, con el lema “Los Servicios de Inteligencia y el bienestar de los ciudadanos: Administración, empresa y sociedad”, tendrá lugar en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz y en él se darán cita numerosos expertos internacionales en Inteligencia.

El programa definitivo ya está disponible en la web del Congreso: http://www.congresointernacionaldeinteligencia.com/

El lunes 17 de noviembre comenzará con una sesión dedicada a los jóvenes investigadores en el ámbito de la inteligencia. Esta primera cita está coordinada por Rubén Arcos, Javier Jordán, Luis Betincourt y Joan Antonio Mellón. El objetivo de la sesión es que los más jóvenes puedan comentar sus trabajos con los expertos más veteranos.

Al término de esta primera sesión está prevista la inauguración oficial a cargo del rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo Gómez Mazo y el profesor Antonio Díaz Fernández, presidente del Comité Organizador. También está prevista una primera conferencia magistral del ex asesor senior para Latinoamérica del Senado de los Estados Unidos, Fulton Armstrong, bajo el título “la Inteligencia y el bienestar de las sociedades”.

A continuación se celebrará el primer panel con la participación de Arturo Ribagorda, director del Instituto Juan Velázquez de Velasco; el embajador de España Carlos Carderera; el comandante del Estado Mayor de la Defensa Jesús de Dios Regueiro y un representante del CNI. En esta primera mesa redonda se abordará el papel de la Administración, como impulsora de una cultura de inteligencia.

Captura de pantalla 2014-10-26 a la(s) 23.14.56

Al día siguiente, se celebrará el segundo panel, que estará dedicado a la empresa. Participarán Carmen Medina, special leader en Inteligencia e Información de Deloitte; Miguel Irribarren, director del área de Información, Inteligencia e Investigación dentro del Mercado de Seguridad, de INDRA; el catedrático José Ruiz Navarro, director de la Cátedra de Emprendedores de la Universidad de Cádiz (UCA). Asimismo, José María Cubillo, director del sistema MESIAS presentará esta innovación en Inteligencia Marca España.

En el panel dedicado a sociedad previsto que se analice el papel de los medios de comunicación, las redes sociales y la labor de control y colaboración que los ciudadanos pueden tener con los servicios de Inteligencia. Participarán Luis Bitencourt, decano de Asuntos Académicos de la National Defense University de Washington; la catedrática de la Universidad de Valencia Francisca Abad; Joan Navarro, vicepresidente de Llorente & Cuenca y el director y fundador de la revista Alternativas Económicas, Andreu Missé.

El punto y final a estas dos jornadas lo pondrá con su conferencia de clausura, Ilkka Salmi, director del Centro de Situación de la Unión Europea (INTCEN).

06 octubre, 2014 | 18:53

Después de nueve años impulsando el proyecto de cultura de inteligencia a través de múltiples actividades académicas, entre las que destacan: el Congreso Internacional de Inteligencia, cuya IV edición tendrá lugar en Cádiz los días 17 y 18 de noviembre de 2014, un programa de posgrado especializado en formar analistas de inteligencia, y la publicación del número 15 de Inteligencia y Seguridad, nuestra perspectiva sobre los estudios de inteligencia en España ha cambiado sustancialmente.

Al amparo del sostenido impulso del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) al estudio, docencia, investigación y difusión de resultados que ha propiciado los trabajos mencionados, se han multiplicado las iniciativas en este ámbito. La recepción por parte del mundo académico y empresarial está siendo enormemente positiva y nos está “situando en el mapa” dentro de la comunidad internacional de estudios de inteligencia y acercándonos a países donde estos asuntos se tratan con seriedad de manera habitual.

Cabe destacar y nos produce especial satisfacción comprobar cómo alumnos que han cursado y concluido nuestro Máster en Analista de Inteligencia, en sus primeras ediciones, están llevando a cabo por su cuenta iniciativas formativas a la manera de cursos y seminarios, ofertando consultoría de inteligencia a través de sus propias aventuras empresariales, o tratando de crear con más o menos éxito unidades de inteligencia en sus empresas. De igual forma, no podemos obviar que aprovechando todo este momentum que ha favorecido el proyecto de cultura de inteligencia, también han surgido otras iniciativas que dejan bastante que desear académica y profesionalmente pretendiendo que la educación y formación en inteligencia sea una suerte de conjunto de anécdotas fruto de experiencias pasadas en los ámbitos de la seguridad o la inteligencia.

1887-293x-n15_med

El proyecto de cultura de inteligencia siempre ha querido desmarcarse de este tipo de iniciativas pseudoacadémicas que desinforman, oscurecen y deforman la realidad de la inteligencia y de los servicios de inteligencia. Hoy en día, la sociedad consume mucha información, porque es barata, ubicua y fácilmente accesible y, como ocurre desde la antigüedad, su posesión confiere poder. Sin embargo, pocas personas llegan a realizar, ni siquiera, una evaluación meramente intuitiva de las fuentes y de la calidad de la información que consumen, dejándose llevar por primeras impresiones o por el juicio de otros, o simplemente porque mucha gente también accede a esas fuentes.

Desde la responsabilidad que hemos adquirido en el desarrollo de este proyecto estamos trabajando desde el mundo académico para que la inteligencia se desarrolle como disciplina académica y no sea simplemente un anécdotario o un producto mercantilizado. Como cualquier ámbito de aprendizaje, el de la inteligencia también tiene que venir caracterizado por su contenido, su metodología y su lenguaje. Tenemos que alejarnos por tanto de lo mucho que vende hablar de inteligencia y de lo poco que en verdad se profundiza. El buen aprendizaje experiencial tampoco es fruto de la exposición a las anécdotas que otros cuentan, sino fruto de la reflexión a partir de la propia experiencia.

Por otro lado, es preciso subrayar que cuando hablamos de análisis en inteligencia, no se trata de que añadamos nuevos fragmentos de información antigua o actual a un análisis previo. Tampoco se trata sólo de evaluar las fuentes o el contenido de la información. El análisis en inteligencia debe poder ayudarnos a comprender y para ello es preciso dotarnos de marcos conceptuales y técnicas estructuradas que tomen en consideración nuestras limitaciones cognitivas en el procesamiento e interpretación de la información. De igual forma, para poder utilizar dichos marcos y técnicas analíticas con eficacia es necesario conocer y tener experiencia sobre el objeto de conocimiento. Es decir, expertise en cuanto al objeto del análisis.

1887-293x-n15_medComo venimos recordando en Inteligencia y Seguridad, las tres grandes líneas del proyecto de cultura de inteligencia son docencia, investigación y difusión/divulgación. Queremos impulsar el buen hacer en la investigación y estudio de la inteligencia desde la interdisciplinariedad, de la que mucho se habla y poco se practica. También queremos contribuir a la superación de viejos dogmas y prácticas, aportando nuevo pensamiento: el que se genera aquí y el que se encuentra en vanguardia en otros lugares.

El número 15 de Inteligencia y Seguridad aborda una reflexión temas que consideramos importantes en el campo económico y empresarial. Una que hace referencia a “Climatología e inteligencia económica: el gas natural y los eventos extremos”; la otra, que versa sobre la importancia de la “Influencia e inteligencia estratégica”. 

Además consideramos prioritario continuar reflexionando sobre el papel de las nuevas tecnologías y cómo se puede caminar “Hacia la organización inteligente: impacto de las tecnologías de la información sobre la inteligencia de las organizaciones”. Uno de los temas escasamente tratados es el que afecta al personal de los servicios de inteligencia como empleados públicos. Por ello, publicamos en este número “Recursos humanos y servicios de inteligencia: diez aspectos clave del nuevo estatuto del personal del CNI de 2013”. Por último, aportamos luz sobre uno de los temas siempre candentes y actuales como es la relación entre derechos fundamentales y servicios de inteligencia. En esta ocasión versa sobre “Intromisión en la intimidad y CNI. Crítica al modelo español de control judicial previo”.

Escrito por Fernando Velasco, Director de la Cátedra Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos, y Arturo Ribagorda, Director del Instituto Universitario Juan Velazquez de Velasco de Investigación en Inteligencia para la Seguridad y la Defensa. (publicado en la revista Inteligencia y Seguridad)

 

20 agosto, 2014 | 14:45

Los próximos 17 y 18 de noviembre, la Universidad de Cádiz acogerá el IV Congreso Internacional de Inteligencia bajo el tema general “Los servicios de inteligencia y el bienestar de los ciudadanos: Administración, Empresa y Sociedad”.

En la organización del Congreso participa la Cátedra Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos de la URJC, el Instituto de Investigación en Inteligencia para la Seguridad y la Defensa de la Universidad Carlos III, el Centre de Recerca en Governança del Risc (Universitat Autònoma de Barcelona) y la Universitat de Barcelona.

En la web www.congresointernacionaldeinteligencia.com encontrarás  el programa de ponencias y otras actividades programadas así como las indicaciones para remitir comunicaciones al mismo. Las comunicaciones serán remitidas antes del 15 de octubre a congresodeinteligencia@gmail.com.

Hay tres paneles de expertos previstos para tratar sobre:

  • Administración. Con la participación de Arturo Ribagorda, catedrático de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial; Manuel Arenilla, director del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP); y un representante del Centro Criptológico Nacional.
  • Sociedad. En la que intervendrán como moderador Ángel Valencia, catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Málaga; Luis Bitencourt, decano de Asuntos Académicos de la National Defense University; la periodista Sol Gallego-Díaz; y Joan Navarro, consultor de la firma Llorente y Cuenca.

Además está prevista una mesa redonda sobre “La Seguridad en la Sociedad de la Información” que será moderada por Fernando Velasco, director de la Cátedra Servicios de Inteligencia, y en la que expondrán sus reflexiones Antonio Rodríguez de las Heras, director del Instituto Universitario de Cultura y Tecnología de la Universidad Carlos III, y un representante del Mando Conjunto de Ciberdefensa del Estado Mayor de la Defensa de España.

Las jornadas, a las que está previsto que acuda la alcaldesa de Cádiz Teófila Martínez, se cerrarán con la intervención de Ilkka Salmi, director del Centro de Situación de la Unión Europea (INTCEN).

Durante el Congreso, se celebrará un seminario para jóvenes investigadores con el objetivo de fomentar el estudio y la investigación en materia de inteligencia. Se trata de quelos más jóvenes investigadores puedan comentar sus trabajos con reconocidos expertos en inteligencia y seguridad. Los interesados deberán remitir antes del 1 de octubre al coordinador del seminario, el profesor Joan Antón Mellón (jantonmellon@ub.edu)

Entre las conclusiones del II Congreso Internacional de Inteligencia, celebrado en Getafe (Madrid) en 2010, se señalaba que "la realización periódica de este tipo de encuentros es necesaria y positiva para la consolidación del carácter científico y el avance de la disciplina Estudios de Inteligencia en España y en el mundo".

Así pues, sencillamente, esperamos verte en Cádiz el próximo noviembre.

13 agosto, 2014 | 12:15

“Contamos ya con las herramientas necesarias para construir las nuevas organizaciones que hemos soñado. Las plataformas tecnológicas -la web 2.0- se encuentra plenamente disponible y operativa. A través de ella podemos construir organizaciones transparentes y participativas, en las que la información fluya libremente en todas las direcciones. Utlizando las nuevas herramientas de colaboración, podemos construir un conocimiento compartido, podemos crear nuevos modelos de creación de valor mucho más justos y sostemibles. La transparencia, la agilidad, la participación y la comunicación abierta conforman un entorno propicio para el talento y la creatividad. Y, por qué no, también para la diversión”.

Quien escribe las líneas de arriba es José Cabrera, reconocido emprendedor e innovador en el todo el mundo, autor del libro “Redarquía. Las nuevas estructuras organizativas en la Era de la Colaboración”.

Cabrera, que ha ocupado puestos de la máxima responsabilidad en multinacionales de la tecnología, es una referencia obligada para comprender los cambios que se están produciendo como consecuencia de la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en nuestras vidas; en el ámbito personal y en el profesional; en las relaciones de gobierno y en la organización de las empresas y las instituciones.

El concepto de “redarquía”, que el ha acuñado, explica algunos de los fenómenos sociales, económicos y políticos más importantes de la historia reciente en España y en otros países. Desde la capacidad de un grupo terrorista para sorprender al mundo con el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York el 11-S, a otros acontecimientos pacíficos que han permitido cambios muy relevantes en la organización de gobiernos o movimientos ciudadanos como el 15-M.

¿Qué está ocurriendo?, ¿qué es lo que subyace detrás de estos movimientos?

Thumbg-147151449Redarquía es el término para designar una nueva realidad, un fenómeno de cambio basado en las relaciones en red, que está imponiéndose de forma imparablemente. Gracias a las nuevos medios de comunicación social (Facebook, Twitter y la blogosfera, de forma destacada) los movimientos colectivos consiguen salir adelante; tienen a su alcance una extraordinaria vía de organización para una sociedad que, al perder la confianza en los sistemas jerárquicos, se ve en la necesidad de intervenir directamente en la toma de decisiones.

Cabrera afirma que el mundo digital facilita y recompensa, por primera vez en la historia de la humanidad, un modelo colaborativo en las estructuras sociales.

No es posible ya abordar la complejidad y la incertidumbre de nuestra época utilizando las estructuras jerárquicas heredadas del pasado. Cuanto más nos aferramos a las jerarquías de poder tradicionales, más nos alejamos de las enormes posibilidades que nos brindan la Sociedad Red para crear valor económico y social de forma sostenible. La respuesta ha de ser colectiva. No basta ahora con renovar los liderazgos y con retocar las estructuras de poder: hay que transformarlas radicalmente. Y de todo eso es de lo que habla José Cabrera.

La realidad nos muestra cada día que la jerarquía tiene un coste muy elevado en términos de valores, transparencia, iniciativa, creatividad y compromiso. Las estructuras jerárquicas están fracasando en sus intentos para ajustarse a una nueva  realidad mas global, compleja e incierta. Las férreas estructuras organizativas en la empresa y en la política chocan con la cada día más evidente realidad que los ciudadanos viven, disfrutan y comparten en sus ámbito personal -interconectado, abierto, transparente-. Las organizaciones tienen que reestructurarse para evitar tensiones, ineficiencias, desencanto y desapego.

Necesariamente tenemos que repensar cómo queremos que sean nuestras organizaciones en el futuro. Todo apunta a que las estructuras jerárquicas y altamente burocratizadas no podrán adaptarse.

Partiendo de sus conocimientos en el mundo empresarial y de su experiencia en la puesta en práctica de estas estrategias de colaboración, Cabrera realiza una comparación lúcida y precisa de los antiguos métodos organizativos y los innovadores planteamientos que derivan del mundo digital en el que vivimos. "Redarquía. Más allá de la jerarquía" es un manifiesto de rebelión en contra de las políticas ortodoxas y anticuadas.

Escrito por Juan M. Zafra

Imagen de Fernando Velasco

Fernando Velasco: Director de la Cátedra de Servicios de Inteligencia en la Universidad Rey Juan Carlos.

Imagen de Juan M. Zafra

Juan M. Zafra: Coordinador. Profesor de la Universidad Carlos III.

Imagen de Juan M. Zafra

Rubén Arcos: Doctor por la Universidad Rey Juan Carlos. Coordinador del Máster en Analista de Inteligencia.

abril 2015

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]