Sobre el autor

Nací en Gijón, emigré a Madrid en 1994 para estudiar la carrera de periodismo y ya me quedé aquí. Tras penar como becario de un sitio a otro, llegué a Cinco Días en el año 2000; primero en la sección de Economía y desde el año 2004 en Mercados.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

26 diciembre, 2011 | 11:37

El oro, un sempiterno ganador, se aproxima a su undécimo año consecutivo en rentabilidad positiva. Es una tendencia que no ha sido capturada en absoluto por las empresas mineras dedicadas a la extracción de oro. La gestora BlackRock propone precisamente fijarse en las empresas de ese sector. "En los últimos años, el margen de las empresas del sector oro ha aumentado un 219% y el lingote se ha revalorizado un 114%, mientras que los valores sel sector solo han subido un 50%", explica la gestora en una nota. Los datos para hacer esa comparativa, que consiste en la evolución entre 2008 y 2011, ha utilizado datos de Scotia Capital y Datastream. "Las acciones de empresas relacionadas con el oro se han comportado peor que el lingote este año, pero los fundamentales sugieren algo diferente. La Bolsa en su conjunto ha estado deprimida en todo 2011, pero las empresas mineras están anunciando beneficios y un flujo de caja saludables, lo que, a su vez puede traducirse en un aumento del dividendo. Las acciones de empresas del sector oro están baratas frente al precio del lingote y se aprecia un grupo concreto de oportunidades de compra. En 2008 se detectó un descuento similar y los inversores que identificaron esta oportunidad recibieron entonces una recompensa considerable al año siguiente", explica Evy Hambro, gestor del fondo BlackRock Global Fund y cogestor de BGF Worl Mining Fund.

El oro cotizaba el viernes, último día hábil, a 1.604,2 dólares por onza. El oro cerró todos los años de la primera década del siglo al alza y ha continuado así en el primero de la segunda. La revalorización acumulada en todos estos años es del 490% y en este ejercicio también supera el 14%, según los datos de Bloomberg. ¿Seguirá así el oro en 2012? Es una incógnita, pero Hambro aporta argumentos para pensar en un nuevo gran ejercicio: "Estamos observando una mayor demanda de los bancos centrales, que en los últimos años han revertido la tendencia de venta de lingotes. En lo que llevamos de año han comprando 349 toneledas [los datos son hasta septiembre], cifra que supone un incremento del 350% con respecto a 2010 y que ha superado las expectativas. Un aspecto interesante es que la demanda ha estado impulsada por los mercados emergentes, en concreto Rusia, México, Tailandia y Corea del Sur, que están comprando oro físico como moneda alternativa y para diversificar frente al dólar estadounidense". El experto de BlackRock destaca también la creciente demanda de China, que registró en los nueve primeros meses de 2011 un incremento del 90% hasta 138 toneladas. Hambro resalta que ya se ha extraído de las entrañas de la Tierra la mayor parte del oro fácil de sacar y que el queda es escaso (y costoso), mientras que la demanda sigue robusta (algo similar ocurre con el petróleo).

He echado un vistazo a ver qué había por ahí en empresas mineras y la verdad es que la mayoría se han dado el batacazo en 2011. Los datos que dispongo proceden de Bloomber que, podrán estar equivocados o no, son de los que me tengo que fiar. Según estos datos, la mayoría de las mineras europeas no reparten dividendo y además han sufrido un castigo considerable. Pese a todo, algunas hay a las que les ha ido bien este año. Es el caso de Nordic Mines (38,85%); Pan African Resources (18,4%), Avnel Gold Mining (16,2%), Avocet Mining (9%) y Lydian International (4%). En el resto, abundan las pérdidas, como sucede con Patagonia Gold (-27,6%), Cluff Gold (-35,8%) y Allied Gold Mining (-46,9%).

Twitter: @FernandoM_Badas

26 agosto, 2011 | 12:01

Los acontecimientos de esta semana han demostrado que el oro también es una inversión de riesgo, como no podía ser de otra manera. Entre el precio más alto (el récord histórico de 1.913,5 dólares en el contado del pasado martes) y el más bajo (los 1.704,25 dólares del jueves) ha mediado una oscilación del 10,94%. En el oro, aunque lleve 11 años consecutivos al alza, también hay que saber el momento de invertir (y el de deshacer la posición). Desde esos mínimos de ayer, el metal ha repuntado otro 5%. A comienzos de semana, el oro llegó a estar en boca de todo el mundo y hasta los espacios de información general dedicaron bastante tiempo al asunto. Cuando un activo de inversión es señalado por todo el mundo como la gran panacea universal, suele ser el preludio de una corrección en toda regla y eso fue precisamente lo que ocurrió. Muchos de los que entraron en máximos, se quedarían con un palmo de narices. Pero si han aguantado, puede que su tesón se vea recompensado.

"La escalada fue demasiado rápida durante un periodo muy corto, lo que no era sostenible", explica Philip Klapwijk, responsable global de análisis de metales de Thomson Reuters GFMS y uno de los mayores expertos del mundo en la materia. Pero Klapwijk destaca algunos elementos que pueden reforzar la trayectoria del metal: "Es interesante que pese al bajón que ha sufrido en los últimos días, el oro se ha mantenido todavía a niveles muy altos", destaca. Para este experto, los elementos que pueden soportar la cotización del oro son los siguientes: "Falta de confianza en las principales divisas; alta probabilidad de que se mantengan políticas monetarias inflacionistas, sobre todo en EE UU, y la crisis de deuda soberana en Europa, que ha entrado en una nueva fase muy preocupante". Klapwijk está "seguro" de que el oro superará la barrera de los 2.000 dólares "antes de fin de año". Este experto ha sido premiado en varias ocasiones por la Asociación de Metales Preciosos de Londres por ser el analista que más se ha aproximado al precio medio del oro durante el ejercicio, así que sabe perfectamente de lo que habla. "El oro representa un valor seguro para un número creciente de inversores", asegura Klapwijk.

Además, no es el único que tiene este punto de vista. "Los 2.000 dólares son fácilmente alcanzables", asegura Luis Puertas, responsable de Mercados para Iberia y América Latina de ETF Securities. "Existen preocupaciones crecientes en torno a la capacidad de los líderes europeos para averiguar las causas y solventar los problemas que está provocando el existente endeudamiento soberano. Al mismo tiempo, la tasa de crecimiento en torno a los países relevantes en Europa (Alemania y Francia) está disminuyendo considerablemente", advierte Puertas. Mientras el escenario económico siga siendo de extrema incertidumbre y de debilidad, el oro mantendrá toda su validez como activo refugio. Ahora bien, una inversión que acumula una revalorización del 550% desde el año 2000 es lógico que esté sometida a presiones y fuertes correcciones cuando alcance determinados niveles. El oro funciona, pero, como toda inversión, no se puede entrar en él a lo loco. Hay que vigilar la apuesta en todo momento y estar atento a las fluctuaciones.

ARC_Cesta de huevso de oro-Thinkstock 

23 mayo, 2011 | 10:45

World Gold Council acaba de publicar su informe trimestral sobre el oro y destaca unas sólidas perspectivas para el conjunto del año. De acuerdo con el informe, la demanda de oro creció un 11% en el primer trimestre del año, fundamentalmente y continuará por una senda fuerte en los próximos meses. Los pilares que apoyarán esta dinámica, son "la continuada incertidumbre sobre la economía de EE UU y el dólar; las persistentes preocupaciones la deuda soberana Europea; las presiones inflacionarias globales; las tensiones en Oriente Próximo y el Norte de África". A estos factores hay que sumarles las compras por parte de los bancos centrales, particularmente en el Este de Asia y la impresionante presión compradora de China, cuya demanda de oro podría duplicarse durante los próximos 10 años. El oro ha perdido un 3,3% desde el máximo histórico de 1.512 dólares por onza que alcanzó el pasado 29 de abril. La subida en el año se limita al 6,44%. El oro lleva 11 años subiendo, no es fácil mantener ese ritmo. Sin embargo, los datos apuntan a que 2011 será otro año alcista para el metal precioso.

fmartinez@cincodias.es

 twitter: FernandoM_Badas

23 noviembre, 2010 | 09:15

De entre los metales que cotizan en el mercado de futuros, es la plata el que da mayores señales de estar cerca de niveles de sobrecompra, con un nivel de RSI (Relative Strengh Index) de 63,4 puntos, cuando el consenso establece que por encima de 70 puntos el activo está sobrecomprado y tiene riesgo de sufrir una corrección. He comparado la evolución reciente de los metales y he encontrado algunos datos muy interesantes.

En primer lugar, la última racha alcista de todos ellos se aproxima mucho a la del euro, lo que vendría a respaldar la tesis de que el debilitamiento del dólar impulsa la apreciación de las materias primas. En segundo término, el pulso alcista acabó el 9 de noviembre, festividad de la Almudena en Madrid y víspera de la cumbre del G-20 en Seúl para más señas, en el caso del oro, la plata, el platino y el aluminio. Los dos metales preciosos, aunque aún están por debajo de máximos, han retomado la senda alcista con fuerza. No se puede decir lo mismo de los otro dos, que acumulan un retroceso del 7% en el alumino y del 8% en el platino. El cobre tardó dos días más en caer, aunque luego lo hizo a conciencia, con ajuste del 6,2%. Es llamativa la racha de la plata. El oro copa todos los titulares, pero lo cierto la plata se ha revalorizado casi un 60% en cinco meses, presentándose como una inversión de un éxito imbatible. Ahora titubea con una caída del 4% desde máximo, pero también lo hace el oro, que cede un 3%. Por cierto, este ajuste vuelve a coincidir con el fin de la racha alcista del euro.

El níquel y el Zinc pararon su carrera en octubre y muestran, de hecho, una evolución bastante negativa. Desde máximos, el Níquel ha retrocedido un 12% y el Zinc, un 18%. Ahora bien, estos dos metales son también los dos que cotizan más barato por niveles de RSI (38 y 35 respectivamente), lo que indica bien podrían empezar a girar... o no. Hay que tener en cuenta que ambos acumulan revalorizaciones superiores al 20% desde junio. Conclusión, los metales preciosos son los más caros, pero mantienen el pulso. Esto indica que su carácter de valor refugio les permitirá soportar las subidas sin demasiados ajustes siempre y cuando permanezca la incertidumbre. Y esta parece que va a seguir. Los mercados financieros no reaccionaron ayer con mucho entusiasmo tras el anuncio del plan de rescate para Irlanda. Habrá que seguir la evolución de los acontecimientos.

02 noviembre, 2010 | 16:34

El oro sigue brillando como activo de inversión, a pesar de que va camino de su décimo ejercicio consecutivo de precios al alza y la revalorización acumulada este año asciende al 23%. La onza se vende a 1.350 dólares y alcanzó un récord histórico hace dos semanas, al llegar a cotizar por encima de 1.380 dólares. En cualquier caso, el hecho es que la contumacia de la debilidad económica mundial está beneficiando y mucho a la cotización del oro. Y, de acuerdo con el último informe de World Gold Council, podría seguir haciéndolo.

Sigue leyendo

25 junio, 2010 | 10:29

El oro tiene un enorme potencial de revalorización, especialmente en los tiempos de incertidumbre que corren. Pero también llegan malas noticias al sector. La última de ellas es la flexibilización del yuan, anunciada el sábado 19 por el Banco del Pueblo de China (la autoridad monetaria). Los cambios anunciados por el banco central implican un regreso al régimen de cambio que imperaba antes de que el genial invento de las hipotecas y los bonos 'subprime' hundiera al mundo en su peor crisis económica desde la Gran Depresión de los años 30. Fue empezar la crisis y las autoridades chinas, que además de sentido político tienen un gran carácter práctico, optaron rápidamente por congelar por la vía de los hechos el tipo de cambio del yuan a un rango de 6,82-6,83 unidades por dólar. La nueva flexibilización, que ya se está traduciendo en un yuan más caro, es negativa para la cotización del oro que además lleva una carrera meteórica, con una revalorización superior al 30% en 12 meses.

El potencial del oro radica en su caracter de inversión refugio (safe haven) ante presiones económicas internacionales. La flexibilización del yuan, que ahora vuelve a oscilar dentro de una horquilla diaria del 0,5% respecto a su tipo de cambio central sobre una cesta de monedas, alivia de forma muy significativa las presiones crecientes entre EE UU y China. Malo para el oro. Por otra parte, la decisión, tras 23 meses con el yuan estático indica que Pekín sí que ve la luz al final del túnel y esta es bastante grande además, porque se espera para este año una envidiable tasa de crecimiento del PIB del 10%. También malo para el oro.

China pugna con India por ser el mayor consumidor de oro del mundo. De acuerdo con los datos del World Gold Council, el consumo para joyería de China alcanzó en el primer trimestre de este año 112,7 toneladas, lo que supone un 23% del total mundial y un incremento del 11% respecto al año pasado. China es también el mayor productor del mundo, por lo que es capaz de satisfacer buena parte de su demanda internamente. El incremento del valor del yuan tiene una derivada doméstica, que es la mayor capacidad de los consumidores locales para adquirir oro, que internacionalmente cotiza en dólares; esto podría presionar al alza al oro, pero desde firmas como HSBC se considera que este cambio no tendrá un peso significativo en la cotización.

El oro se encuentra en el entorno de los 1.245 dólares por onza, mientras que el yuan ha alcanzado su máximo en cinco años (es decir, desde que comenzó a flexibilizarse el tipo de cambio tras una década fijado al dólar) al cotizar a 6,789 yuanes por dólar. En el mercado de futuros lo que se espera es una apreciación máxima del 2% anual durante los próximos cinco años. Pero en el mundo financiero todo puede cambiar de la noche a la mañana. Existe la posibilidad de que el yuan no se revalúe, sino que se deprecie contra el dólar. Esto ocurriría si el euro vuelve a asomarse a la caída libre de hace unas semanas. La moneda china cotiza contra una cesta de divisas y algo que no gusta nada de nada en Pekín son los vaivenes en la cotización, si el euro se hunde, el peso del dólar aumentará.

En el largo plazo, las malas noticias para el oro podrían transformarse en buenas. Eso es porque el metal precioso también actúa como refugio ante la inflación y un yuan más caro redundará en el mundo en una mayor presión inflacionaria. Pero, vistos los objetivos de las autoridades chinas, está por ver que esa presión inflacionaria se materialice rápidamente. Un dato, en los últimos cinco años, el yuan se ha encarecido casi un 20% frente al dólar ¿Han visto ustedes el menor rasgo de inflación? No, claro, la crisis lo ha liquidado todo. Habrá que estar atentos.

04 junio, 2010 | 10:50

Dentro de una semana comienza en Sudáfrica el famoso Mundial de fútbol que ya tiene revolucionado a todo el personal. Durante un mes, 32 selecciones se pelearan por alzarse con el título final. Por primera vez en eones, España parte como sólida favorita, tras vencer en la Eurocopa de Austria-Suiza 2008. Es cierto que los partidos contra Arabia Saudí y Corea del Sur no han transmitido buenas vibraciones, pero una victoria arrolladora tampoco sería indicio de nada. Así pues, el derrotismo, además de ser completamente inútil, es prematuro. Y ustedes se preguntarán ¿Y todo esto que tiene que ver con las materias primas? Lo han adivinado, nada. Sin embargo, lo que sí que tiene que ver con las commodities es Sudáfrica.

Este tipo de acontecimientos sirven para dar visibilidad al país que los organiza, así que hablemos un poco de la economía más potente del África subshariana. La actividad del país no ha podido evitar verse afectada por la crisis económica mundial, el PIB cayó el año pasado un 1,8% y el déficit fiscal alcanza ya el 7,3%, según los datos recopilados por africaneconomicoutlook.org, una organización patrocinada por el Banco Africano de Desarrollo, la OCDE y la ONU. La previsión es que el PIB se recupere este año para crecer a tasas del 2,4% y el desequilibrio fiscal se reduzca al 6,4% del PIB. Pero el sector que se ha visto más afectado por la crisis mundial y su impacto en la demanda de recursos básicos es el de la minería.

La actividad minera representa el 10% de la economía y se centra en la extracción de oro, diamantes, platino y carbón. El oro y el platino representan la mitad de la producción y llevan en contracción desde el año 2006. Esta situación se ha visto agravada por problemas de seguridad, infraestructura y corrupción. La crisis minera ha repercutido en el desempleo, que oficialmente llega al 20% de la población activa y, extraoficialmente, al 40%. 

Pero el gran problema del país es, sin duda, es el terrible azote del SIDA, que mata a diario a 1.000 personas. El drama del SIDA, que se está cebando con los más jóvenes, ha rebajado la esperanza de vida del país de 62 años en 1990 a 50 años en la actualidad. El Gobierno ha anunciado un plan de 840 millones de dólares durante tres años para combatir la enfermedad y su propagación. Es de desear que ese dinero cumpla su fin, en lugar de quedarse a medio camino en manos de algún funcionario de turno. Ojalá que el Mundial de Fútbol, además de ser una oportunidad para disfrutar del deporte, sirva también para dar a conocer mejor las bondades y oportunidades de Sudáfrica y repercuta en unas mejores y mayores expectativas de futuro.

REU_2010-05-30T192804Z_01_PW20_RTRMDNP_3_SOCCER-WORLD

31 mayo, 2010 | 16:19

No es oro todo lo que reluce en el mundo de los activos refugio (perdón por el juego de palabras). La cotización de la plata también se está beneficiando de la incertidumbre reinante en los mercados financieros de todo el mundo. El precio de los futuros del metal, que se negocia en el Chicago Mercantil Exchange, ha subido un 45% desde los mínimos que marcó en julio del año pasado.

Eso sí, la cotización es algo irregular, con fuertes dientes de sierra. La figura que forma es lo que en el análisis técnico bursátil se denomina mínimos crecientes. Esto significa que cuando el precio cae, cada vez termina antes y empieza a subir de nuevo desde un nivel superior. Lo que esto indica es que la plata se mantiene en una tendencia alcista, pese a sus sobresaltos.

De acuerdo con los datos de la consultora británica GFMS, el descubrimiento de la plata como activo de inversión financiera es extremadamente reciente. Su verdadero empuje comenzó en 2004, cuando la inversión financiera sumó 37,4 millones de onzas. GFMS señala que este volumen alcanzó 136,9 millones de onzas en 2009. La demanda para fabricación (principalmente joyería) aún concentra el 82% del consumo, pero hace cinco años era el 95,7%.

Como la situación económica está muy, muy lejos de normalizarse, es de prever que las aguas revueltas propicien nuevas ganancias para los pescadores en el río revuelto de la plata. Buena suerte.

BLOO_675989

20 mayo, 2010 | 21:34

La nueva fase de la crisis económica mundial es la llamada crisis de deuda. Consiste en que ese ente que son los mercados ha descubierto de repente que todos los Gobiernos de las economías avanzadas están terriblemente endeudados, lo estarán aún más y quizá algunos de ellos no puedan atender sus obligaciones. Particularmente se mira a cinco naciones: España, Portugal, Italia, Irlanda y Grecia. Un grupo que algún listo de la City ha tenido la desgraciada ocurrencia de bautizar con al acrónimo hostil y ofensivo de PIIGS. Ni que decir tiene que casi todo es un juego de pura especulación. Pero, con todo, la situación es realmente grave y como tal genera oportunidades de inversión.

Desde HSBC se expone que el riesgo soberano, que es como se denominan los temores que planean sobre la deuda pública,  impulsará la cotización del oro, el valor refugio por excelencia en las materias primas, y de la plata, que en las últimas semanas también se ha beneficiado de la tensión. La recuperación de la demanda por joyería y la demanda industrial también actuarán de catalizadores de los precios de los dos metales preciosos. Si bien, habrá que tener todos los sentidos puestos en el oro, pues se está moderando la demanda por parte de los fondos cotizados (ETF), que representan un porcentaje muy elevado de la presión compradora sobre el oro. Pero hay más metales ganadores.

La recuperación de la venta de automóviles ha repercutido favorablemente en la cotización del platino y el paladio, empleados en la fabricación de coches. La mayor parte de este impulso no se la debemos al Plan E, claro, sino a la tan temida y admirada China, donde el consumo de casi todo crece a ritmos estratósfericos.

Para terminar, ahí van los precios medios que pronostica HSBC para este año, en dólares por onza: Oro, 1.225 dólares; Plata, 17,5 dólares; Platino, 1.725 dólares y Paladio, 525 dólares. Hagan sus apuestas ¡Suerte!

 

15 mayo, 2010 | 16:49

No aquí, claro, sino en Abu Dhabi, donde tienen mucho dinero y muchas ganas de probar cosas nuevas. El cajero actualiza cada 10 segundos el precio del metal, que está en plena ebullición en los mercados financieros. Uno mete dinero (pronto podrá hacerse con tarjetas de crédito) y puede obtener monedas de oro diseñadas a medida o bien, que es lo interesante, pequeñas piezas de 10 gramos de una calidad garantizada de 24 quilates; es decir, oro puro.

Sigue leyendo

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]