Sobre el autor

Nací en Gijón, emigré a Madrid en 1994 para estudiar la carrera de periodismo y ya me quedé aquí. Tras penar como becario de un sitio a otro, llegué a Cinco Días en el año 2000; primero en la sección de Economía y desde el año 2004 en Mercados.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

11 abril, 2011 | 12:47

Hace un tiempo, comentamos en este blog que la evolución del precio del petróleo tenía inquietantes similitudes con el año 2008. Los temores se van cumpliendo: el precio de la gasolina bate récords y, de hecho, el precio del barril está ya vamos con adelanto respecto a los niveles que registraba en aquel estraordinario año. Entonces, los 125 dólares a los que ahora cotiza el Brent se alcanzaron en mayo, con lo que las posibilidades de que llegemos a las cercanías de los 150 dólares son cada vez mayores. Por cierto, el Brent nunca llegó a los 150 dólares, al menos el precio del futuro a un mes, que es el que se usa de referencia; el Brent se quedó en 147,5 dólares. Hay notables diferencias respecto a entonces, porque ahora la economía mundial no está en fase de crisis, sino de aceleración (salvo en España, eso ya lo sabemos). A mí, lo que esto me lleva a pensar es que este año bien podemos ver perfectamente un nuevo récord histórico del petróleo. Al mismo tiempo, las posibilidades de que el crudo se desplome como hizo en 2008, cuando llegó a 36,6 dólares después de haber acariciado los míticos 150 dólares, son mucho menores que entonces. La lectura evidente es que las presiones inflacionarias son muy claras y el resultado pueden ser alzas de tipos casi inevitables.

Dos activos de inversión que están cotizando estas expectativas inflacionarias son el oro y la plata. El oro ha duplicado su precio desde los mínimos de noviembre y a casi 1.470 dólares por onza, ronda los máximos históricos. El caso de la plata es más impresionante todavía, porque ha subido su precio un 360% en dos años y medio y sus 41 dólares por onza suponen el precio más alto desde 1980. El mercado de materias primas está muy tenso.

Por último, no quería despedirme sin hacer antes una pequeña aclaración. Un lector me "acusó" la semana pasada de ser socialista porque se me ocurrió hablar bien de España al hilo de un informe de Morgan Stanley, que trazaba para España un futuro mejor del que hemos visto hasta ahora. "Se te notan los colores", me dijo el lector. Bueno, lo primero de todo es que al ser español y vivir en España, la verdad es que deseo que a España le vaya lo mejor posible y nunca me alegraré cuando haya malas noticias para España, gobierne quien gobierne. Por otra parte, si fuera zulú y viviera en África, por poner un ejemplo, tampoco estaría deseando la destrucción económica de un país como España, ni celebraría las malas noticias que afectan a este país. Por último, jamás se me ocurría hablar bien de España sólo porque eso le podría venir bien al Gobierno de ZP; nunca he recibido "órdenes" o "indicaciones" del PSOE y añadiría que dudo mucho que haya alguien dentro del PSOE que sepa siquiera de mi insignificante existencia. Disfruten,

fmartinez@cincodias.es

 

04 abril, 2011 | 09:53

El impacto del accidente nuclear de Fukushima se va apagando en los medios, particularmente en los españoles. No es de extrañar, la avalancha de acontecimientos es de envergadura: el colapso de Portugal, el sainete trágico protagonizado por las cajas de ahorros y, desde el sábado, la saga/fuga de ZP, sin olvidar a Libia. Pero las consecuencias de la catástrofe de la central de Fukushima van a ser de efecto extraordinario duradero. En su vertiente humana ha marcado a una generación entera de japoneses y aún no sabemos cuándo se escribirá el capítulo final de esta inquietante historia, toda vez que ya se ha filtrado agua altamente radiactiva al océano y la propia Tepco ha reconocido que llevará meses controlar los vertidos. En la faceta inversora, también se pueden empezar a extraer algunas consecuencias. Un análisis elaborado por la gestora de fondos Dexia Asset Management, destaca cómo tras el accidente de Chernobil, "tuvieron que transcurrir 20 años antes de que la industria de la energía nuclear pudieran iniciar un ciclo de construcción". Dexia AM apunta al gas natural y el carbón como los beneficiarios a corto plazo, pero les ve un recorrido corto, por los riesgos geopolíticos que entraña el primero y alto contenido en carbono del segundo. Amit Lodha, un gestor de Fidelity con el que me reuní la semana pasada, prevé un fuerte descalabro en la cotización del uranio, por el parón en Europa, aunque pone el límite en 45 dólares por contrato financiero. Los futuros del uranio han caído un 15,7% desde el colapso provocado por el tsunami y el viernes cerraron a 59 dólares por libra en el mercado Nymex de materias primas. Kazajistán es el mayor productor mundial de uranio y ya ha advertido que limitará su oferta para luchar contra el desplome del precio. El futuro pasa, obviamente, por una mayor eficiencia energética y fuentes de abastecimiento más limpias.

Sigue leyendo

17 marzo, 2011 | 13:26

Ha sido necesaria una crisis de la envergadura de Fukushima para poner de manifiesto los riesgos que entraña la energía nuclear. Creo que, después de Japón, ha quedado claro que el futuro de la humanidad no puede pasar por la energía nuclear, a menos que ésta se transforme en algo completamente distinto a lo que es hoy y termine siendo relativamente inocua. Las centrales nucleares y los cementerios de residuos son extraordinariamente seguros. Es casi imposible que ocurra un accidente. Pero el matiz está en el adverbio. En el mundo, no existe nada seguro al 100% y la energía nuclear no podía ser menos. En la gestión de residuos radioactivos, el peligro es ya, para la medida del hombre, eterno. Sí, sí, eterno. Por eso, la política energética debe estar conducida no hacia una mayor dependencia de la energía nuclear, sino a deshacerse de ella. De la misma forma, también es necesario desprenderse de la dependencia del petróleo, porque no sólo es contaminante, sino que además la mayor parte de él está en manos de países potencialmente inestables. La solución pasa por dos vías que tienen que ir de la mano: impulsar el desarrollo de energías alternativas y reducir el consumo energético, mejorando la eficiencia. En un entorno en el que la mitad del mundo aún está padeciendo las consecuencias de un brutal deterioro económico, el precio del petróleo y de otras materias primas está alcanzando niveles estratosféricos, poco sostenibles y que amenazan con hacer descarrilar la economía otra vez. Es evidente que se impone una racionalización del consumo energético. Si hemos llegado a esta situación en mitad de una tormenta económica, ¿qué ocurrirá entonces cuando la economía mundial remonte de verdad? ¿Un petróleo a 300 dólares? ¿Inversión masiva en centrales nucleares? Es necesario replantear a escala global el modelo energético y económico para poder tener un futuro viable. Eso lo sabemos bien en España, una economía tan sólida que es incapaz de soportar un nivel de tipos de interés por encima del 1%. A corto plazo, la energía nuclear es imprescindible y difícilmente sustituible, pero a largo plazo no debería ganar preponderancia, sino tender a desaparecer. El martes pasado, un tertuliano argumentaba en la radio que no había beneficio alguno que compensara los riesgos que entrañan las centrales nucleares y otro le contestó: "Veremos". Claro, es fácil decir "veremos" a 11.000 kilómetros de distancia del problema. Sin dejarse llevar por el pánico, ni acudir corriendo a atesorar reservas de yodo y máscaras antigas, lo ideal es empezar a diseñar un futuro que no sea nuclear. ¿Se logrará? Pues seguramente no. Para que la comunidad internacional espabile, sería preciso que un país entero fuese borrado de un plumazo de la faz de la Tierra. Esperemos que eso no ocurra.

08 marzo, 2011 | 11:34

El director de renta variable de Bolsa General, David Galán, uno de los expertos más solventes de España en análisis técnico, ha hecho un resumen excelente de la situación del petróleo y de la economía española. Merece la pena echarle un vistazo: Análisis de la situación

02 marzo, 2011 | 08:05

Todas las firmas de inversión están analizando con detalle los acontecimientos que están teniendo lugar en el mundo árabe y sus potenciales consecuencias económicas para el mundo. Barclays Capital ha elaborado una lista de los países que pueden seguir a Libia en el polvorín social que es el mundo árabe y sus países vecinos. Esta es la lista de países a los que hay que prestar atención: Argelia, Irak, Omán y Nigeria. Si hubiera levantamientos populares que provocaran una interrupción del suministro en todos esos países, tendríamos que reconocer que el mundo entraría en una situación límite. Por eso, una vez más, urge (como ya urgía hace cinco o seis años) desarrollar un plan estratégico que no sólo asegure el abastecimiento energético, sino que reduzca la dependencia de España del petróleo. Aprovecho para insistir en que reducir la velocidad máxima a 110 km/h no responde a la idea de que lo yo consideraría como algo serio...

La revuelta en Libia ya tiene sus consecuencias. Gadafi fue durante la última década el dictador mimado por Occidente; parecía una estrella de rock invitada a todos los grandes saraos del mundo desarrollado. Ahora, todos los que antes le estrechaban la mano, reniegan de él. Un asunto importante es que Gadafi logró comprometer a las empresas occidentales para que financiaran los planes de expansión con los que aspiraba a duplicar su producción hasta llegar a los tres millones de barriles diarios en 2013. La mayor parte de los proyectos pasan por el desarrollo de la región de Sirte, en el centro-este del país, ahora en manos de los rebeldes. Los propios insurgentes han acusado a Gadafi de no distribuir la riqueza procedente de la comercialización del crudo y han anunciado su intención de cambiar los contratos. Todo esto, además de poner en una insostenible cuenta atrás al régimen del sátrapa de Trípoli, compromete y mucho el futuro petrolífero de Libia. El país está ahora fuera de juego. Sólo con la financiación extranjera podrán salir adelante los planes de Libia. BP y Shell eran parte fundamental de un plan de inversiones de 10.000 millones de dólares para desarrollar 24 campos de explotación que generarían una capacidad de 775.000 barriles diarios en 2013.

En Argelia, el gobierno de Bouteflika está dando pasos rápidos para intentar revertir la presión popular. Bouteflika (otro "viejo amigo" de Occidente) ha suspendido el estado de excepción, en vigor durante 19 años. No es la primera vez que Argelia vive inmersa en la violencia. La anulación de la victoria electoral del Frente Islámico de Salvación desencadenó una larga guerra civil de 10 años que se saldó con más de 100.000 muertos. Ha habido varios ataques a instalaciones petrolíferas, pero estas suelen estar lejos de núcleos urbanos, en territorio desértico, lo que ha permitido que la producción se mantuviera relativamente incluso durante el conflicto con un ritmo de 1,3-1,4 millones de barriles diarios. De nuevo, el capital extranjero entra en juego. Un proyecto estratégico iniciado en 2008 y que concluirá en 2012 prevé extracciones por un valor total de 45.500 millones de dólares, donde participan BP, Total, Eni, Sinopec, Gazprom, Anadarko...

Irak es otro país que está viviendo un crecimiento alarmante de la violencia. La semana pasada hubo un ataque contra las mayores instalaciones de refinería del país, Baiji, con una capacidad de refino de 310.000 barriles diarios, ahora seriamente dañada y con previsión de no regresar al pleno funcionamiento al menos durante los próximos tres meses. Hace poco, otro atentado afectó la refinería de Duara, con una capacidad de procesamiento equivalente a 100.000 barriles diariosEste año, con la previsible salida de las tropas de EE UU, supone un verdadero desafío para el país. La autoridad chiita del país, el clérigo Ali al Sistani, ya ha amenazado con las consecuencias "que tendría la falta de celeridad en dar solución a los problemas del pueblo, que ha sido muy paciente". Irak ha conseguido estabilizar su producción en unos 2,3 millones de barriles diarios. Eso es gracias al concurso de numerosas petroleras extranjeras que están operando en el país y cuyo futuro podría verse comprometido si la situación se complica.

Omán. El sultán Bin Said ha anunciado rápidamente un plan para crear 50.000 empleos públicos. ¿Será suficiente para calmar el descontento popular? Está por ver. Las dificultades del terreno requiere desarrollar sofisticadas técnicas de exploración y producción para sus 0,8 millones de barriles diarios y  para los que el país ha requerido el concurso de empresas como Repsol, Shell, Total o Partex.

Nigeria. Produce aproximadamente 2,1 millones de barriles diarios y es un país que ha quedado relegado de los titulares, pero que no se puede olvidar. El país vivirá unas elecciones trascendentales el próximo 9 de abril y conviene recordar que no ha habido proceso electoral que no haya venido acompañado de numerosos atentados y sabotajes a las instalaciones petrolíferas.

En conclusión, la volatilidad seguirá presente en el mercado del petróleo y´seguirá teniendo muchas consecuencias.

fmartinez@cincodias.es

 

01 marzo, 2011 | 08:00

El precio del petróleo ha subido prácticamente un 20% en dos meses y ahora se ha situado en un peligroso entorno superior a los 110 dólares por barril. La situación tiene una semejanza inquietante con la primera mitad de 2008, cuando la economía estaba tocada y las materias primas alcanzaron niveles estratosféricos y aceleraron el descarrilamiento del planeta. Morgan Stanley ha analizado la situación y ha llegado a algunas conclusiones: a) el precio del petróleo seguirá estando caro "aunque disminuya la presión geopolítica". La razón es un desequilibrio estructural entre el suministro y la demanda de crudo. b) El nivel actual de precios "no es suficiente para hacer desacarrilar la economía". c) "El fuerte flujo de inversiones hacia los mercados desarrollados actuará de soporte para las Bolsas.

Sigue leyendo

28 febrero, 2011 | 08:05

Una fuerte convulsión sacude el mundo árabe y occidente tiembla ante las posibles consecuencias. España es extraordinariamente dependiente del extranjero para su abastecimiento energético. Y ya empezamos a ver las primeras consecuencias, algunas de ellas, en mi opinión, muy pintorescas, como la reducción del límite de velocidad máxima. La parte positiva es que puede contribuir a reducir los desequilibrios presupuestarios gracias al incremento de la recaudación en las multas de tráfico... disculpen la broma. Entrando en materia, he considerado oportuno evaluar cuáles son los principales puntos de tránsito del petróleo, zonas determinantes cuyo bloqueo podría acarrear consecuencias catastróficas para la economía mundial, así como quién es quién en el mapa geoestratégico del petróleo.

Sigue leyendo

24 febrero, 2011 | 17:55

La firma Nomura anticipaba ayer miércoles que el precio del petróleo podría alcanzar los 220 dólares por barril si la crisis de Libia se extiende al golfo Pérsico, un escenario que a día de hoy no es el más probable. Lo cierto es que si esto ocurre, las consecuencias serían catastróficas e impredecibles. Se sabría como empezaría (a casi 120 dólares), pero no cómo acabaría... aunque seguro que muy mal. De momento, el mercado puede sortear sin problemas el asunto de Libia. Así lo afirma Goldman Sachs, que ha publicado hoy un informe en que valora en 500.000 barriles diarios (equivale a un tercio del consumo de España) el impacto del seismo libio. "Incluso aunque desapareciera toda la producción de Libia (entre 1,5 y 1,58 millones de barriles) nuestra convicción es el que el nivel global de inventarios puede absorber fácilmente esa situación durante 100 días y la capacidad excendente de la OPEP podría reponer todo el petróleo perdido", asegura el banco. Pero Goldman Sachs advierte que el mercado "no puede asumir otra interrupción adicional del suministro de crudo, toda vez que los problemas en Libia potencialmente reducirán a la mitad la capacidad excedente".

Sigue leyendo

23 febrero, 2011 | 20:44

La crisis de Libia está impactando en las petroleras europeas, muchas de ellas con intereses notables en la región. A continuación, repasamos cómo han quedado las principales compañías del sector.

Repsol se ha depreciado un 4,37% después de tres jornadas seguidas a la baja. Los niveles técnicos de RSI (Relative Strengh Index) sitúan al valor en 54,4 puntos, un nivel cómodo que indica pulso comprador, pero que está lejos de niveles de sobreventa o sobrecompra. La acción sube un 12,7% en lo que va de año. Interdín aconseja comprar, con un precio objetivo de 29,5 euros, cerró este miércoles en 23,5 euros. África del Norte representa un 7,6% en la valoración de los activos de la compañía que hace Morgan Stanley.

BP. La petrolera británica es de las que mejor está aguantando el chaparrón, con una caída de sólo el 0,9%. La firma de inversión Oddo recomienda comprar, con un precio objetivo de 530 peniques (la acción terminó en 488,5 peniques). En lo que va de año, BP sube un 4,93%. El índice RSI está en 54,78 puntos, niveles similares a los de Repsol. El peso de África del Norte es su valoración es del 3,9%.

Total. El castigo de la petrolera francesa asciende al 1,4%. La ganancia acumulada en lo que va de año es del 8,45%. Alphavalue recomienda añadir, con un precio objetivo de 52,3 euros (la sesión de este miércoles terminó en 43 euros). El índice RSI también está en niveles parecidos a los de las otras, 51,5 puntos. El peso de los activos del Norte de África está en el 3% según Morgan Stanley.

ENI. La petrolera italiana es una de las más perjudicadas por la situación. De acuerdo con las estimaciones de Morgan Stanley, extrae el 32% de su producción de África del Norte; el peso en la valoración de la compañía es del 17%. La acción se ha depreciado un 7% en sólo tres días, aunque mantiene una revaloración del 4,53% en lo que va de año, al calor de la reciente escalada del petróleo. En el índice RSI, ENI tiene 35,15 puntos, muy cerca de entrar en niveles de sobreventa y potencialmente darse la vuelta, siempre que la situación se estabiliza en la zona, claro. Mediobanca aconseja comprar, con un precio objetivo de 24,4 euros, el miércoles cerró en 17,08 euros.

 fmartinez@cincodias.es

 

22 febrero, 2011 | 09:20

Buenos días, he aprovechado la crisis de los países árabes para examinar la dependencia de España en materia energética que, como sabemos, es muy elevada. El Norte de África y el golfo Pérsico son dos regiones clave en materia de petróleo y gas.

De acuerdo con los datos facilitados por Enagás, España depende prácticamente al 100% del extranjero en materia de gas. Por países, el principal suministrador en 2010 fue Argelia, que representa el 30% de las importaciones españolas de gas; el segundo, fue Nigeria (21%), seguido de Qatar (15%) y Egipto (8%). Otros países importantes son Noruega (5%) y Francia (4%). Libia y Yemen, dos países en el alero, suministraron cada un 1% de las importaciones totales de gas. Enagás explica que una de las ventajas de España es su red de regasificadoras, la mayor de Europa, con seis plantas. Estas instalaciones sirven par regasificar el gas natural que es importado en forma líquida en cargueros. Esta red de plantas sirve para firmar contratos con distintos proveedores cuando uno de ellos falla, algo que podría darse si la crisis en el mundo árabe se agrava. Enagás está construyendo una séptima planta en Gijón, que se espera que entre en funcionamiento a finales de 2012.

En materia de hidrocarburos, España también es extraordinariamente dependiente del exterior e importa más productos de los que exporta, aunque según los datos de la patronal AOP, las fuentes de abastecimiento son altamente diversificadas. Como aportes individuales destaca Rusia, fuente del 16% de las importaciones de las refinerías españolas, seguida de Irán (12%), México y Arabia Saudí, ambos representando el 11%; Nigeria y Libia(10%); Venezuela (5%) e Irak (4%).

Estos evidencian la necesidad de seguir con sumo interés los acontecimientos que están teniendo lugar en el mundo árabe.

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]