Sobre el autor

Nací en Gijón, emigré a Madrid en 1994 para estudiar la carrera de periodismo y ya me quedé aquí. Tras penar como becario de un sitio a otro, llegué a Cinco Días en el año 2000; primero en la sección de Economía y desde el año 2004 en Mercados.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« enero 2012 | Inicio | marzo 2012 »

14 febrero, 2012 | 10:02

Estaba equivocado. Yo creía que las empresas cerraban porque no tenían ventas y nadie les daba un crédito y resulta que era porque no podían descolgarse del convenio colectivo, ni despedir barato. Tranquiliza saber que todo eso ya está en solución... Pero aquí vamos a hablar de lo que ocurre con otro asunto que también está soliviantando a muchos: las participaciones preferentes. Lo primero que se puede decir de las preferentes es que su nombre ya supone toda una declaración de intenciones... y de las malas. Ironías de la vida, la preferencia de las preferentes no es que sea secundaria, es que es terciaria. La única preeminencia del malicioso juego de palabras del producto es que están por delante de los accionistas ordinarios (que no son acreedores) a la hora de cobrar en caso de quiebra de la entidad, un escenario en el que normalmente los inversores no desean verse envueltos.

El gancho habitual de las preferentes es que suelen ofrecer un dividendo muy elevado, para lo que es habitual en un producto de renta fija. Pero en ocasiones, ni siquiera eso. La característica definitoria de las preferentes es su carácter perpetuo. No vencen nunca, luego el emisor no está obligado a amortizarlas jamás. Generalmente, las emisiones incluyen algo lejanamente parecido a un compromiso de recompra (que nunca es obligatorio), pasado un plazo de cinco, 10 años incluso más.

El modus operandi en la colocación de preferentes suele ser el reclamo de una fuerte rentabilidad del cupón en los primeros meses o años; a la que sucede un rendimiento regular vinculado de forma casi universal al euríbor (sobre todo al de tres meses) y (no siempre) un incremento de la rentabilidad si, transcurrido un plazo de tiempo, el emisor no ha recomprado las preferentes. Estos cupones no solo sonpor norma general variables, sino que además su pago está condicionado a que la entidad tenga beneficios "suficientes" y no son acumulables. Es decir, si la entidad tiene pérdidas y suspende el pago del dividendo, este cupón no se recupera nunca... Hasta ahora. El real decreto de saneamiento bancario, publicado en el BOE el pasado 2 de febrero, habilita a las entidades a solicitar "diferir" el pago del cupón durante un máximo de 12 meses si entran en pérdidas, como consecuencia de los planes de saneamiento. En resumen, el célebre gancho de las preferentes, se puede convertir en nada con demasiada facilidad.

Es importantísimo recordar que las preferentes no son un depósito y, por lo tanto, no están cubiertas por el fondo de garantía de depósitos. Cotizan en un mercado secundario, pero su escaso volumen y nulas perspectivas de cobro del dividendo hacen que su liquidez sea residual y los precios de cotización sean muy malos en numerosas ocasiones, con descuentos que llegan a superar el 50%. Sin liquidez, sin dividendo y de carácter eterno: pueden ser una auténtica trampa para el pequeño inversor.

Todo esto figura perfectamente explicado y detallado en los trípticos de comercialización (que deben ser firmados por el suscriptor) y en los folletos. Las preferentes son totalmente legales, faltaría más. Pero se trata de un producto complejo y quien las compre, tiene que entender en dónde se está metiendo. La queja de muchos inversores es que les colocaron las preferentes tal que así: "Mira Paco, para que tú lo entiendas, esto es como un depósito, pero con un interés preferente, por ser tú. Y dispondrás del dinero siempre que lo necesites. Venga, ¿cuánto te pongo?"  Personalmente, cada vez que la directora de mi oficina me dice que tiene un producto para mí, que a ella le "gusta mucho", me pongo en guardia. Si realmente la red comercial ha colocado el producto a los minoristas como si fuera un depósito, ¿lo pagarán caro? La experiencia dice que no, que lo pagarán muy barato. Pero no adelantemos acontecimientos. En cualquier caso, hay preferentes y preferentes. Vamos a hacer un repaso a algunas de las principales emisiones que estaban en circulación a comienzos de este mes (hablamos de preferentes de bancos y cajas, no de empresas no financieras).

LA CAIXA. Es la más polémica. Hay una queja generalizada de los pequeños inversores de que la red les ha presionado hasta lo indecible para aceptar el reciente canje de las preferentes por un mixto de deuda subordinada y acciones. La entidad niega la mayor y defiende el éxito de la operación ¿Cómo eran sus preferentes? En las emisiones más remotas, que tienen más de 10 años de antigüedad, la rentabilidad era muy residual: euríbor a tres meses más un 0,06%. La cosa pudo tener su interés durante la década pasada (el euríbor en cuestión llegó a estar en el 5,4% en 2008), pero ahora es obvio que ya no. En las últimas, particularmente en la de mayo de 2009, la cosa cambia: euríbor a tres meses más un plus de 350 puntos... Bien pensado, tampoco es gran cosa. Para entonces, el BCE ya había empezado a bajar los tipos y era evidente que no volverían a subir en mucho tiempo.

UNNIM. La emisión más remota en vigor data de 2001 y Caixa Terrasa se fue nada menos que a las Islas Caiman para emitar. La rentabilidad (euríbor a tres meses + 0,25%) podría ser interesante entonces, cuando el euríbor esta al 4,5%. Pero no es precisamente el caso ahora. Todas las demás son de un tenor semejante, salvo una de Caixa Manlleu de 2007 que ofrece 225 puntos sobre el euríbor a tres meses, que, visto lo visto, tampoco es ahora un rendimiento faboluso.

NOVAGALICIA. En este caso, vamos a centrarnos en las emisiones de 2009. Ahí Caixa Galicia y Caixanova pusieron toda la carne en el asador para que los inversores les hicieran caso: Remuneración fija al 7,5% (hasta el 18 de mayo próximo) en la emisión de marzo de 2009 de Caixa Galicia y euríbor más 650 puntos en la de septiembre; Euríbor a tres meses más 635 puntos en la de mayo de Caixanova.

CATALUNYA CAIXA. En este caso, las preferentes que aún figuran en AIAF son emisiones muy antiguas, cuando este producto no era algo generalizado. Los rendimientos son modestos, euríbor a 12 meses más 0,5 puntos en la más potente, de Caixa Manresa (2005).

CAM. Esta entidad terminará figurando en los manuales de economía como ejemplo de mala gestión. En su huída hacia delante, la CAM se descolgó en junio de 2009 con unas preferentes que ofrecían euríbor a tres meses más 590 puntos, con un rendimiento mínimo anual del 6,8%. El historial posterior ya lo sabemos. Ahora será decisión de Sabadell qué hacer con las preferentes.

GUIPUZCOANO. Otra entidad que ha caído bajo el paraguas de Sabadell. También en 2009, Guipuzcoano tiró la pelota para delante con un euríbor a tres meses más 635 puntos.

CAJA DUERO. La entidad del "Río de tu vida" se lanzó al ruedo en 2009 (el año de la ofensiva global) con una oferta de euríbor a tres meses más un plus del 6,5% al 8%.

CAJA ESPAÑA. Aquí agitaron la campanilla en 2009 con un euríbor a tres meses más 725 puntos (un 7,25% adicional para entendernos).

LIBERBANK. La última emisión que hizo Caja Cantabria contemplaba una remuneración de euríbor a tres meses más 675 puntos básicos. Como para pensárselo.

POPULAR. El banco tendrá que digerir la preferente de Pastos (euríbor tres meses más 460 puntos) y previsiblemente canjeará la última suya de 2009 (6,75% en los cinco primeros años).

BMN. En 2002, Sa Nostra y Caixa Penedés hicieron una excursión a las Islas Caimán (parece que éste es un destino fijo para la banca) para sacar adelante unas modestas preferentes: la de Penedés remunera el pasivo de las cajas; la de Sa Nostra, Euríbor más 0,25%. Cuando se trató de captar capital, Caja Granada se desmarcó en 2009 con un euríbor a tres meses más 6-8 puntos porcentuales y Penedés, una que remuneraba un mínimo del 7%.

BANCA CÍVICA. Es la única que ha sacado una preferente que computa como capital de máxima calidad y que, por lo tanto, seguirá viva, a expensas del futuro de la entidad, claro. Este producto remunera teóricamente un fijo del 8,65%. Las que sí desaparecerán son algunas como las del Monte (euríbor tres meses más 610 puntos básicos); Cajacanarias (euríbor a tres meses más 5,85%) o Cajanavarra (ofrecía un 8% hasta el 28 de octubre de 2014).

BANKIA. Entre los productos que se vendieron masivamente en la red quedan algunos de Caja Segovia (euríbor 12 meses + 4,25%); Laietana (euríbor tres meses más 8,55); Caja Canarias (euríbor tres meses más 7,15) y Caja Madrid (un fijo el 7% hasta el 7 de julio de 2014).

Más allá de todas estas, hay preferente que tienen primas que van de los 0,2 a los 2,25 puntos o un poco. Éstas, aunque no todas, suelen pertener a la época en que las preferentes no eran un producto de consumo generalizado, sino especializado, un reducto del que nunca deberían haber salido.

Twitter: @FernandoM_Badas

10 febrero, 2012 | 14:08

Facebook es la gran OPV del año. La célebre compañía fundada por Mark Zuckerberg  espera captar unos 5.000 millones de dólares en su primera aventura bursátil, que debería tener lugar en primavera. Se está escribiendo mucho sobre la valoración de Facebook, con especulaciones que van desde los 80.000 a los 100.000 millones de dólares. Saxobank también ha echado sus cuentas y su valoración, que ellos mismos reconocen como generosa en grado sumo y en un escenario muy benigno para Zuckerberg y sus chicos, es de 55.000 millones de dólares.

El punto de partida es aceptar un ratio de PER (número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) de 25 veces para 2014, que implica alcanzar unos ingresos brutos de 11.000 millones. Es un valor que está muy por encima del mercado. Apple y Microsoft cotizan a un PER ligeramente superior a 11 veces. Este ratio de valoración implica además establecer un PER de 60 veces para 2012. Puede parecer un disparate digno de los mejores tiempos de la burbuja punto.com, pero hay que tener en cuenta que Linkedin, la red de contactos profesionales que es el comparable más próximo a Facebook, cotiza con un PER de 130 veces.

El gráfico de la trayectoria bursátil de Linkedin muestra una trayectoria muy interesante. Su precio se duplicó nada más debutar en Wall Street  y después de un ajuste de escalofrío, reemprendió el camino alcista hasta el apoteósis de los 110 dólares de julio del año pasado. A partir de ahí empezó una penosa trayectoria que hizo pensar en otro juguete roto del mercado. Pero el valor resistió. Hoy cotiza a 82,2 dólares. Linkedin está lejos de aquellos injustificados 110 dólares, pero se ha revalorizado más de un 80% respecto al debut de mayo del año pasado.

Regresando a Facebook, los cálculos de Saxobank pasan por una ralentización en el crecimiento de usuarios, que está alcanzando sus límites naturales. De acuerdo con los datos de Saxo Bank, el número de usuarios de Facebook pasó de 360 millones en 2009, que es una auténtica pasada, a 845 millones en 2012. Un apogeo cuyo ritmo de crecimiento es difícilmente sostenible. La previsión es que se llegue a 1.150 millones de usuarios, que es una cifra mareante, para el año 2014. Ahora, lo que se trata de optimizar los ingresos por usuarios.

La estimación de Saxo Bank es que los ingresos brutos por usuario pasen de los 5,1 dólares actuales a 10 dólares en 2014. La verdad, no está mal. El ingreso neto mantiene un ritmo incluso ligeramente superior, pasando de 0,9 a dos dólares por usario. Saxo Bank alerta de que el gasto en marketing de Facebook pasó en 2011 de 184 millones a 427 millones, más del doble. Esta dinámica sí que es preocupante, pues indica que a la red social por excelencia le está costando mucho más captar nuevos usuarios. La estimación del banco es escalofriante. El coste de adquisición de nuevos usuarios pasará de 1,6 dólares en 2011 a 6,5 en 2014; un aumento del 300%. Una dinámica semejante implica una caída de márgenes brutal.

Twitter: @FernandoM_Badas  

03 febrero, 2012 | 09:39

La firma de inversión Keefe, Bruyette & Woods ya ha echado cuentas de lo que necesita la gran banca tras el anuncio del plan de saneamiento de Luis de Guindos. Estas son las grandes cifras:

Santander: 3.000 millones; BBVA: 2.600 millones; Bankia: 4.300 millones; Banco Popular: 3.300 millones.

ING Research, que considera que el plan Guindos va "en la dirección adecuada". Ha echado las cuentas para las dos principales entidades y son algo más elevadas. ING cifra el gap de BBVA en 3.600 millones y el de Santander en 4.200 millones. Su última recomendación sobre BBVA es de compra y la de Santander, mantener.

Exane BNP Paribas también valora positivamente la medida, si bien considera que su resultado final es todavía "incierto", pues dependerá "del tamaño final de las provisiones requeridas [son dinámicas y pueden variar] y de cómo responden los implicados". La entidad ha tirado de calculadora y cifra en unos 27.000 millones el capital extra (antes de impuestos) que necesitan los bancos que cubren. Este es el detalle: Santander (4.535 millones); BBVA (3.901 millones); Caixabank (3.620 millones); Bankia (6.145 millones); Popular (3.551 millones); Sabadell (2.096 millones); Banesto (1.297 millones); Bankinter (200 millones) y Pastor (1.206 millones). Exane sigue considerando que la banca más doméstica (o sea, todos menos Santander y BBVA) lo seguirá haciendo peor que los bancos internacionales, que "serán los ganadores", independientemente de lo que suceda finalmente.

Citi también ha hecho su valoración y considera que Popular es el más afectado de los tres que cubre. Los otros dos Santander y BBVA, con unas provisiones adicionales de 3.600 millones, que Citi considera que es el beneficio antes de provisiones de los años 2012 y 2013.

Twitter: @FernandoM_Badas

 

01 febrero, 2012 | 08:55

Parece mentira, pero ya se ha consumido el primer mes del año IV de la crisis. Y lo cierto es que para el Ibex ha sido un enero sin pena ni gloria (quizá con más pena que otra cosa), con una exigua pérdida del 0,67%. Ahora, eso sí, entre medias se ha ganado mucho dinero y quien no haya podido resistir las eventuales presiones de mercado, también habrá perdido bastante. Las Bolsas están sin rumbo. Los analistas coinciden en que la visibilidad de lo que puede suceder este año es sustancialmente menor ahora que hace cuatro semanas. Dijimos aquí que este podría ser un gran año bursátil, pues es lo que suele ocurrir cuando el escenario se pinta de negro oscuro. Aún mantenemos la apuesta, pero surgen incertidumbres.

Desde luego, las valoraciones de las compañías cotizadas siguen siendo históricamente atractivas. Muchas casas de inversión aconsejan aprovechar los momentos de caída para entrar en el mercado. En este sentido, las ventanas de oportunidad que se van a abrir en el mercado prometen ser infinitas. Y ahí está el problema: las valoraciones son excelentes, pero corren serio riesgo de ser todavía más excelentes... incluso superlativamente más excelentes.

El dinero está fuera del mercado, no hay más que ver los volúmenes de negociación que registra la Bolsa española, que llevan mucho tiempo bajo mínimos. Es un mercado ideal para traders, idóneo para ganar mucho dinero y también para quedarse atrapado ad eternum en una mala apuesta o aceptar pérdidas colosales. Por eso, ahora más que nunca hay que hacer caso al mantra de Rajoy y no gastarse lo que uno no tiene. Estamos hablando de inversiones en Bolsa, claro. Si en la vida en general nadie se gastara el dinero que no tiene.. ¿de qué iban a vivir nuestros amigos los bancos?

Las Bolsas no parecen estar tomándose demasiado mal, ni demasiado bien, casi nada de lo que sucede o no sucede. Se dice que va a haber acuerdo en Grecia. Llega el día señalado y no pasa nada, pues aquí paz y después gloria. Standard & Poor's baja los ratings, pues vale. Tumbamos la renta fija soberana de Portugal, pues estupendo. Ninguna ganancia bursátil es sostenida, porque enseguida se realizan beneficios, dado que hay demasiados frentes abiertos por cubrir. Las caídas tampoco son demasiado fuertes, porque rápidamente entran los traders a la caza de oportunidades.

Los mercados bursátiles son, por naturaleza, imperfectos, llenos de ineficiencias. Si no, nadie podría hacer dinero. Pero ahora se ha instalado un ambiente de incertidumbre total. De momento, la austera receta de aceite de ricino con denominación de origen Merkozy, calidad garantizada solo ha demostrado tener una eficacia letal si lo que se busca es tumbar Gobiernos. Ahora, que a través de la senda del dolor se llegue a la estabilidad y a un crecimiento sano aún está por ver. Y mientras no se vislumbre un desenlace viable, en las Bolsas seguiremos instalados en la tierra de nadie. En tiempos así, de poco sirven los ratios de PER, rentabilidad por dividendo, valor en libros... Lo que mejor funciona en estas circunstancias es el análisis técnico.

Twitter: @FernandoM_Badas

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]