Sobre el autor

Nací en Gijón, emigré a Madrid en 1994 para estudiar la carrera de periodismo y ya me quedé aquí. Tras penar como becario de un sitio a otro, llegué a Cinco Días en el año 2000; primero en la sección de Economía y desde el año 2004 en Mercados.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« diciembre 2011 | Inicio | febrero 2012 »

31 enero, 2012 | 11:11

Todo el rigor que faltó en su día en las más altas instituciones de la UE para decidir si Grecia merecía o no estar en el euro, se está intentando aplicar ahora manu militari. Y los griegos se resisten. El escenario base de todas las firmas de inversión es que Grecia seguirá dentró del área monetaria. Los acreedores privados, pese a todos los inconvenientes que están poniendo para negociar una quita, son los primeros interesados en que Grecia permanezca dentro de la Unión. Si Atenas saliera del euro, esa decisión vendría acompañada de una suspensión de pagos y de una devaluación masiva de la moneda, un eventual nuevo dracma. Eso sería la ruina total para esos acreedores (bancos, hedge funds, fondos de pensiones...) que, según los cálculos de Citi, poseen 225.000 millones de euros en deuda helena. Sería un mazazo también para el BCE, la UE y el FMI, que juntos han puesto al menos 126.000 millones en Grecia. ¿Un escenario imposible? De momento, es la opción menos probable, pero un consejero del BCE ya se ha descolgado declarando en público que no es seguro que Grecia siga en el euro. Se trata de Ewald Nowotny, representante de Austria, que, endeclaraciones a la emisora austríaca ORF Radio, ha expuesto lo siguiente: "Se asume que Grecia permanecerá en el euro, pero eso depende de que se apliquen una serie de medidas, en Grecia y en otros estados miembro. Espero que esas medidas se lleven a cabo. Pero en este momento, nadie puede estar seguro de que eso vaya a pasar". Pues veremos...

Twitter: @FernandoM_Badas

30 enero, 2012 | 09:40

Los analistas bursátiles de entidades bancarias han emitido esta mañana una serie de recomendaciones sobre sus pares de lo más interesante. Empecemos por las afectan a Santander y BBVA. Société Génerale recomienda olvidarse de la entidad presidida por Emilio Botín, el consejo es de vender, y elige a BBVA, si bien solo con recomendación de mantener y Santander lo hará mañana martes 31. Sobre BBVA, SG destaca su mix geográfico, su bajo apalancamiento, la calidad de los activos y la rentabilidad. Recomendemos que el banco de FG presenta resultados el jueves próximo. Respecto a Santander, SG cree que hay un exceso de capital tras las provisiones adicionales y que Santander deberá ajustarlo. Por otra parte, el banco galo apuesta porque Santander participe en el proceso de consolidación entrando en una alguna compra de "dimensiones considerables".

Siguiendo con SG, el banco francés ha recortado a neutral la recomendación sobre Bank of America. Lo cual nos lleva directamente a la banca americana. Goldman Sachs ha retirado de su Conviction List a JPMorgan y a Bank of America lo ha puesto en neutral. En cambio, Morgan Stanley ha subido un escalón y entra en la lista de los elegidos con consejo de compra. La valoración sobre Bank of America también ha sido rebajada por BNP, que considera que irá peor que el resto del sector... algo está pasando con ese banco. Por último, Citi ha elevado a comprar a Goldman Sachs.

Twitter: @FernandoM_Badas 

27 enero, 2012 | 13:59

La firma de inversión británica Schroders presenta un decálogo de consejos para acerctar con la complicada renta variable en este confuso años 2012, caracterizado por la escasa visibilidad de expectativas. Veamos qué es lo que proponen:

1. Volatilidad. Es un elemento que habrá que manejar durante todo el año. La crisis de deuda pública en Europa; la posibilidad de un aterrizaje forzoso en China y el resultado de los procesos electorales en varios países, por ejemplo en Francia y EE UU, serán factores generadores de volatilidad.

2. Cartera equilibrada. "Mantenga una cartera estructurada en torno a posiciones defensivas en consumo básico y salud, así como en valores cíclicos de calidad, especialmente de los sectores de energía y materiales. No salga totalmente de los valores cíclicos".

3. EE UU. Schroders aconseja mantener posiciones en renta variable americana. Mientras Europa, sigue inmersa en sus problemas, la economía americana sigue confirmando su gradual recuperación.

4. Incorporar emergentes. La gestora británica aconseja prepararse para ir incorporando renta variable emergente en la cartera. "Las políticas monetarias deberían relajarse a medida que la inflación baje", vaticina Schroders.

5. Estimaciones de beneficios. La firma de inversión sugiere comparar los precios actuales de las acciones con las valoraciones y márgenes de 2008.

6. Aprovechar valoraciones extremas. "La prima de riesgo de la Bolsa europea está en máximos históricos. Cuando el pesimismo reina en los mercados y estos descuentan las posibilidades más negativas, el riesgo se eleva".

7. Fundamentales. "Cuando el miedo gobierna los mercados, la desconexión entre precios y fundamentales puede ofrecer grandes oportunidades".

8. Divisas. Este es otro elemento que conviene vigilar este año. Schroders asegura que un euro débil "es una buena noticia" y esa es precisamente la previsión de todos los expertos, que apuestan por un euro a 1,2 dólares para 2012, lo que favorecería a las exportadoras.

9. Balances de los bancos centrales. La cuestión del incremento de los balances de los bancos centrales (el de la Fed se ha duplicado en tres años, con una gran presencia ahora de bonos respaldados por hipotecas) saldrá a relucir periódicamente a lo largo del año.

10. Ciclos cortos. Conviene estar para preparado para ciclos muy cortos en los mercados. "La situación en Europa estará marcada por la incertidumbre durante un tiempo y los mercados de valores se moverán al ritmo de las noticias macroecoómicas", explica Schroders.

Twitter: @FernandoM_Badas

26 enero, 2012 | 12:32

En un informe que circula por las mesas de intermediación, JPMorgan se muestra muy cauteloso sobre las perspectivas para la banca española. La entidad calcula que la "limpieza total" de los balances de los bancos españoles, incluyendo un incremento de los ratios de cobertura de los créditos dudosos, exigirá provisiones adicionales que superarán ampliamente los 40.000 millones de euros. En estas circunstancias, JPMorgan anticipa presiones constantes en los ingresos y el calidad crediticia, que lastrarán los resultados de la banca durante 2012 y 2013. JPMorgan cree BBVA y Santander van a intentar financiarse en los mercados, a la luz de la positiva reacción de los mercados a la última subasta de liquidez del BCE. JPMorgan ve "factible" que ambos bancos emitan deuda, "otra cosa es que haya compradores", advierte. JPMorgan cree que las fusiones a las que conducirán las exigencias de capital de la EBA conducirán a un mayor incremento de las necesidades de capital.

Santander es la principal opción de JPMorgan, con una recomendación de neutral y un precio objetivo de 6,6 euros. BBVA tiene una valoración de infraponderar, con un precio objetivo también de 6,6 euros, frente a los 7,5 anteriores). En Caixabank, el consejo es neutral, con un precio objetivo de 4 euros (el previo era de 3,7 euros). Estas son las tres entidades que JPMorgan considera que batirán al resto del sector bancario local. El precio objetivo para Bankia es de 3,5 euros (debutó en Bolsa a 3,75 euros); en Banca Cívica es de 2,5 euros (se estrenó a 2,7 euros); en Popular, la valoración objetiva es 3,1 euros; en Sabadell, 2,90 euros; en Bankinter, 2,80 euros y en Banco Pastor, 2,1 euros.

Twitter: @FernandoM_Badas

25 enero, 2012 | 09:14

El liderazgo mundial parece turnarse para que la tensión nunca se apague en los mercados. Si las rebajas de rating de Standard & Poor's ya no hacen mella en las Bolsas, llegan los recortes de expectativas de crecimiento por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), que deja caer, como si cualquier cosa, que hay que empezar a amasar dinero para lo que pueda venir de España e Italia. Cuando parece que se va a llegar a un acuerdo entre Grecia y sus acreedores privados, le damos la vuelta al sainete y prolongamos la agonía un poco más... Y ahora, nos hemos acordado del programa nuclear de Irán. Este es un asunto que lleva subiendo de grados desde hace bastante tiempo. Pero que ahora ha dado un salto cualitativo con la decisión de la UE de dejar de importar crudo iraní a partir del 1 de julio, lo cual nos ha metido en un problema. Según CORES, España cubre el 15% de sus necesidades de petróleo con el oro negro persa. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha asegurado que ya está todo pactado y arreglado con Arabia Saudí, un dato que evidencia la voracidad de los productores de petróleo y el aislamiento de Irán. Arabia Saudí es el único país del mundo en condiciones de reemplazar a Irán en un plazo de tiempo razonable, si bien su margen histórico de capacidad excendente ronda los dos millones de barriles diarios y hay que recordar que Irán, cuarto productor y tercer exportador mundial, bombea unos 3,5 millones de barriles diarios. El Gobierno de Teherán amenaza desde hace semanas con bloquear el estrecho de Hormuz, el lugar por donde transita el 20% del petróleo mundial y el 35% de todo el crudo se transporta en superpetroleros. Su punto más estrecho es de apenas 21 millas, entre las costas de Omán e Irán. Ya en su día contamos la relevancia de los puntos de transporte de crudo más importantes del planeta, que se pueden consultar aquí. La situación actual, con la exigencia de inspectores internacionales que examinen sin restricciones el programa nuclear iraní, empieza a parecerse peligrosamente a los prolegómenos de la última guerra de Irak. ¿Apretará el gatillo el premio Nobel de la Paz Barack Obama? ¿Lo hará Israel? ¿Lo hará el propio Irán? Son muchas las incertidumbres y derivadas incontrolables, aunque el mercado prefiere de pasar de momento de puntillas sobre el asunto y la cotización apenas se ha movido.

Irán es un país con unas ineficiencias energéticas extraordinarias. Su producción de petróleo se ha reducido cerca de un 30% desde que los ayatolás ocuparon el poder hace más de 30 años, mientras que el consumo de crudo prácticamente se ha duplicado. Irán posee más del 9% de las reservas mundiales de petróleo, nada en petróleo y, aún así, su sistema de refinado es tan pobre que es importador neto de derivados del crudo como la gasolina y el diésel. Otra muestra de sus ineficiencias es que el país persa alberga las segundas mayores reservas del mundo de gas natural sin sacarle demasiad partido al asunto, un tesoro que en un 54% se destina al consumo doméstico, con una cuota creciente.

El conflicto geopolítico con Irán pudo ser muy diferente. En los confusos días de finales de 1978 y comienzos de 1979, cuando el Sha de Persia, Reza Pahlevi, se resistía a abandonar el poder, pero ya no lo ejercía, hubo un debate del máximo nivel en la Administración Carter sobre si apoyar al ayatolá Jomeini o enfrentarse a él, confiando en que su revuelta fuera poco duradera. El propio Jomeini mantuvo conversaciones con la Casa Blanca y el Pentágono; sus hombres fueron los que garantizaron la evacuación sin demasiados traumas de los estadounidenses que quisieron hacerlo cuando el Sha abandonó el país, el 16 de enero de 1979 y el sentimiento antiamericano eclosionó. Al final, en Washington se impuso el criterio de los halcones y desde entonces hasta hoy. Igual que Sadam Husein soñaba con que Irak fuera la Gran Bretaña del golfo Pérsico, los americanos sueñan con un Irán estable y amigo en la región, algo que, de momento, está a años luz de ocurrir.

Twitter: @FernandoM_Badas

24 enero, 2012 | 14:12

El estancamiento de las negociaciones en Grecia está sentando muy mal en Bolsa, con una marea de números rojos extendiéndose con rapidez, pero en la renta fija las cosas no están yendo tan mal. La deuda italia es la más perjudicada, con una prima de riesgo de 426 puntos y una subida de casi 13 puntos. Italia resiste, pero el tipo de interés sigue estando en niveles preocupantemente elevados, superiores al 6,2%, que no son sostenibles a largo plazo. Es de esperar que algo decisivo ocurra en la cumbre europea del próximo lunes y en la subasta de liquidez a tres años que el BCE llevará a cabo a finales de febrero. Como se ve en este gráfico, la curva de tipos de Italia sigue siendo relativamente normal (no se ha invertido, ni nada parecido), pero muestra indicios preocupantes. En el mercado, la deuda italiana se está vendiendo con descuentos de casi el 14% en los vencimientos a nueve años; del 9% a 10 años y del 18% a 15. Son descuentos altos, pero aún no suponen una alerta roja. Habrá que ver cómo evoluciona el "enfermo".

Twitter: @FernandoM_Badas

 

23 enero, 2012 | 12:58

¡Vamos a morir todos! O no. Este año tiene todos los visos de ser un gran ejercicio bursátil. Por primera vez desde que empezó la crisis, nadie cree estar avistando brotes verdes en lontananza, ni hay luz al final del túnel. Todo el mundo descuenta que 2012 será un año horrible, para olvidar. Este escenario tan negativo ya está puesto en precio. Para que una empresa suba en Bolsa no es necesario que obtenga buenos resultados, ni siquiera es necesario que obtenga beneficios; basta con que las pérdidas sean menores de lo esperado. Lo mismo pasa con la economía, no es necesario que el PIB crezca, basta con que la contracción sea menor de lo que se estaba descontando. Lo que cuenta para el mercado es el cambio de expectativas. Por eso, las posibilidades de que al final el año sea bueno son bastante altas.

El Dow Jones ha abierto una brecha de más de 4.000 puntos respecto al Ibex. Como dato interesante. Desde el suelo de la crisis, en marzo de 2009, el Dow Jones ha subido más de un 90%, mientras que el Ibex solo ha mejorado un 25%. Ese gap tan enorme, que se visualiza en el siguiente gráfico, tendrá que cerrarse en algún momento. Hay quien dice que bien podría cerrarse a la baja, en lugar de al alza. Eso es discutible: los datos de empleo y de actividad mejoran mes a mes en la economía americana, así que ¿por qué iba a caer Wall Street? Incluso aunque esto sucediera, es improbable que Europa (enfangada como está en la crisis de deuda y atosigada por el impacto en el crecimiento de las medidas de austeridad) tome el testigo de Wall Street. Resumiendo: si Nueva York cae, Europa lo hará mucho más. Así que es improbable que el gap se cierre hacia abajo, tendría que ser hacia arriba.

A esto se añade el hecho de que muchos valores están cotizando por debajo de su valor en libros, como se puede ver en este gráfico. Muchos seguirán así, pero otros tienen grandes probabilidades de que se reconozca el valor y empiecen a subir.

Twitter: @FernandoM_Badas

20 enero, 2012 | 11:21

La deuda portuguesa ha entrado definitivamente en tiempo de descuento. La rentabilidad exigida a los bonos a 10 años es del 13,45% y el precio al que cotiza en el mercado refleja un descuento del 50%. Ningún otro país de la eurozona está tan mal, salvo, claro está, Grecia. Recientemente se ha acordado en Portugal meterle un rejón a los ciudadanos de a pie, empeorando mucho sus condiciones de vida laboral. Este sacrificio, que como todos los sacrificios de esta crisis se carga sobre las espaldas de la clase media, puede que sea insuficiente para detener la sangría y evitar una suspensión de pagos. Las condiciones de mercado hacen inviable pensar que Portugal pueda financiarse en el mercado. El Gobierno del socialista José Sócrates tiró la toalla en abril del año pasado para solicitar formalmente ayuda a la UE. Las condiciones de financiación no han mejorado nada desde entonces (y ya han pasado nueve meses), sino que han empeorado. De hecho, en abril de 2011, los bonos a 10 años se vendían en el secundario a un 70% de su valor nominal; ahora lo hacen al mencionado 50%. De acuerdo con los precios que se publican en Bloomberg, los mercados solo dan opciones a la deuda portuguesa a tres y seis meses, que, por cierto, paga unos escalofriantes intereses de más del 5%. A partir de ahí, a todo se le exige más de un 14% (o sea, totalmente inviable y pero que ese país tan sólido llamado Pakistán), lo que indica que la confianza del secundario sobre la posibilidad de Lisboa de honrrar sus compromisos es bastante endeble. En la deuda a tres años, ya se están descontando unas pérdidas del 55%. Los bonos a tres años pagan un interés cercano al 20%. En resumen, todo tiene muy mala pinta para nuestro vecino. En el siguiente gráfico se puede ver la peligrosa curva de tipos de la deuda soberana lusa: Deuda Portuguesa

Twitter: @FernandoM_Badas

19 enero, 2012 | 11:40

Mucha atención, porque más de uno se puede llevar un susto en cuanto se actualicen los bonos que se usan de referencia para hallar la prima de riesgo. En estos momentos, aunque varía a cada instante, el verdadero spread de España está en unos 360 puntos; es decir, es unos 30 puntos mayor que se reflejaba por la mañana en las pantallas de Bloomberg. La razón es que el bono alemán de referencia es ya el que vence en el año 2022, que está cotizando ligeramente por debajo del 1,8%, mientras que el español aún es el del año 2021, cuya rentabilidad está en el 5,177%. Esta mañana se ha subastado con gran éxito de demanda el nuevo bono español con vencimiento en 2022. El rendimiento medio final es del 5,4%. Es decir, ligeramente superior. Ya pasó la última vez que se renovaron los bonos y más de uno intentaba encontrar explicaciones al brusco aumento de la prima de riesgo. Si volviera a suceder esta vez, ya saben cuál es la explicación.

Twitter: @FernandoM_Badas

17 enero, 2012 | 13:04

Ya contamos ayer que los mercados hacía tiempo que le habían retirado la triple A al fondo de rescate europeo (EFSF o FEEF, como prefieran llamarlo) y que sus rentabilidades se alinean más con una doble A. Mientras en la Unión Europea se seguían debatiendo a velocidad paquidérmica "vías para que el EFSF mantenga la máxima calificación", la agencia S&P liquidaba la diatriba rebajando la calificación al fondo. La acción se hizo para coincidiera con la víspera de la colocación de letrás a seis meses, que ha tenido lugar hoy. La colocación ha sido un éxito: la demanda ha rebasado en tres veces la oferta, que era de 1.500 millones de euros y el tipo de interés, 0,2664%, muy lejos de las absurdas tasas negativas de Alemania (¿a quién le interesa invertir en letras alemanas perdiendo dinero??????), pero ligeramente por debajo del 0,3% francés. En definitiva, el EFSF se coloca en una cómoda doble A. Otra cosa distinta es que S&P mantuviera de forma extraña el suspense durante un día entero (o todo un fin de semana), cuando era evidente que nada habría cambiado el lunes en Europa respecto a la viabilidad del EFSF. ¿Por qué no rebajó el rating del fondo de rescate el mismo viernes? No se sabe, quizá, algo molestos con el trato que están recibiendo desde los Gobiernos europeos, los chicos de Standard & Poor's quisieron reírse un rato, dejando que se debatiera públicamente sobre qué hacer para retener la triple A. Ellos dicen que no actúan por capricho... Eso ya lo sabíamos.

Twitter: @FernandoM_Badas

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]