Sobre el autor

Nací en Gijón, emigré a Madrid en 1994 para estudiar la carrera de periodismo y ya me quedé aquí. Tras penar como becario de un sitio a otro, llegué a Cinco Días en el año 2000; primero en la sección de Economía y desde el año 2004 en Mercados.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« noviembre 2011 | Inicio | enero 2012 »

28 diciembre, 2011 | 11:24

El euríbor baja y baja. En el mercado, el euríbor a 12 meses cotizaba esta mañana al 1,976%. Es un buen dato, pero que solo beneficiará a los hipotecados cuyas cuotas se revisen cada seis meses (o menos) y la última revisión les pillara en plena tormenta crediticia, en junio-julio, cuando el tipo de interés llegó a rebasar el 2,2%. El resto, lo que verán es cómo les sube la cuota, puesto que hace un año, el euríbor estaba en el 1,5%. Tras la hazaña de Jean-Claude Trichet, que se le ocurrió elevar el precio del dinero del 1% al 1,5% con el argumento de que los asalariados podían provocar tensiones inflacionarias al revisar al alza sus sueldos????, las aguas han vuelto a su cauce en Francfort am Main y los tipos han regresado al 1%. Sin embargo, el euríbor no está bajando a la misma velocidad. De hecho, el diferencial entre los tipos de interés oficiales y el euríbor a 12 meses es casi el doble ahora que cuando el precio del dinero estaba en el 1,5%, como se puede observar en este gráfico: El spread de 2011 

El euríbor, abreviatura de Euro Interbank Offered Rate, es el tipo de interés medio al que una selección de entidades bancarias de máxima solvencia, elaborada por la Federación Bancaria Europea (FBE), ofrece depósitos en euros a otros bancos. Que suba el euríbor significa que los bancos tienen que elevar más el tipo de interés para captar pasivo de otras entidades y eso ocurre porque los bancos no se fían unos de otros (temen que el banco donde dejan el dinero quiebre de un día para otro, je) y exigen más dinero antes de depositar sus caudales. Tal es la desconfianza que los depósitos que las entidades hacen en el Banco Central Europeo (BCE), la única institución de la que se fían, ha registrado un récord histórico al situarse en 452.000 millones de euros y eso que el BCE solo remunera al 0,25%, mientras que presta al 1%, que ya está bien. Bien, se supone que los bancos han hecho un esfuerzo enorme de saneamiento y de transparencia, etc, etc... sin embargo, el diferencial de 97,6 puntos básicos (casi un punto porcentual) supera el promedio de cualquier año de la actual crisis y solo ha sido rebasado en los momentos de pánico más agudo: en la pasada primavera, cuando Portugal se fue a pique, en la crisis de octubre-noviembre, que se desembocó en la caída de los Gobiernos de Italia y Grecia y después hay que remontarse ya a los peores momentos de 2008, cuando se barruntaba la crisis, pero se ignoraba su dimensión. Cuando todo parece que ya está puesto en marcha para ir hacia una solución de la crisis, me hago la ingenua pregunta de por qué los bancos siguen sin fiarse unos de otros... ¿tal vez se les ha olvidado contar alguna cosa?

En los siguientes gráficos pueden ver la evolución del Euríbor y los tipos oficiales durante los años de la crisis: Año 2008    Año 2009   Año 2010  Año 2011 

Twitter: @FernandoM_Badas

26 diciembre, 2011 | 11:37

El oro, un sempiterno ganador, se aproxima a su undécimo año consecutivo en rentabilidad positiva. Es una tendencia que no ha sido capturada en absoluto por las empresas mineras dedicadas a la extracción de oro. La gestora BlackRock propone precisamente fijarse en las empresas de ese sector. "En los últimos años, el margen de las empresas del sector oro ha aumentado un 219% y el lingote se ha revalorizado un 114%, mientras que los valores sel sector solo han subido un 50%", explica la gestora en una nota. Los datos para hacer esa comparativa, que consiste en la evolución entre 2008 y 2011, ha utilizado datos de Scotia Capital y Datastream. "Las acciones de empresas relacionadas con el oro se han comportado peor que el lingote este año, pero los fundamentales sugieren algo diferente. La Bolsa en su conjunto ha estado deprimida en todo 2011, pero las empresas mineras están anunciando beneficios y un flujo de caja saludables, lo que, a su vez puede traducirse en un aumento del dividendo. Las acciones de empresas del sector oro están baratas frente al precio del lingote y se aprecia un grupo concreto de oportunidades de compra. En 2008 se detectó un descuento similar y los inversores que identificaron esta oportunidad recibieron entonces una recompensa considerable al año siguiente", explica Evy Hambro, gestor del fondo BlackRock Global Fund y cogestor de BGF Worl Mining Fund.

El oro cotizaba el viernes, último día hábil, a 1.604,2 dólares por onza. El oro cerró todos los años de la primera década del siglo al alza y ha continuado así en el primero de la segunda. La revalorización acumulada en todos estos años es del 490% y en este ejercicio también supera el 14%, según los datos de Bloomberg. ¿Seguirá así el oro en 2012? Es una incógnita, pero Hambro aporta argumentos para pensar en un nuevo gran ejercicio: "Estamos observando una mayor demanda de los bancos centrales, que en los últimos años han revertido la tendencia de venta de lingotes. En lo que llevamos de año han comprando 349 toneledas [los datos son hasta septiembre], cifra que supone un incremento del 350% con respecto a 2010 y que ha superado las expectativas. Un aspecto interesante es que la demanda ha estado impulsada por los mercados emergentes, en concreto Rusia, México, Tailandia y Corea del Sur, que están comprando oro físico como moneda alternativa y para diversificar frente al dólar estadounidense". El experto de BlackRock destaca también la creciente demanda de China, que registró en los nueve primeros meses de 2011 un incremento del 90% hasta 138 toneladas. Hambro resalta que ya se ha extraído de las entrañas de la Tierra la mayor parte del oro fácil de sacar y que el queda es escaso (y costoso), mientras que la demanda sigue robusta (algo similar ocurre con el petróleo).

He echado un vistazo a ver qué había por ahí en empresas mineras y la verdad es que la mayoría se han dado el batacazo en 2011. Los datos que dispongo proceden de Bloomber que, podrán estar equivocados o no, son de los que me tengo que fiar. Según estos datos, la mayoría de las mineras europeas no reparten dividendo y además han sufrido un castigo considerable. Pese a todo, algunas hay a las que les ha ido bien este año. Es el caso de Nordic Mines (38,85%); Pan African Resources (18,4%), Avnel Gold Mining (16,2%), Avocet Mining (9%) y Lydian International (4%). En el resto, abundan las pérdidas, como sucede con Patagonia Gold (-27,6%), Cluff Gold (-35,8%) y Allied Gold Mining (-46,9%).

Twitter: @FernandoM_Badas

23 diciembre, 2011 | 13:00

La respuesta a la pregunta es Telefónica, con 112,5 euros por cada 1.000 de inversión (y eso después de haber recortado el dividendo). Se habla mucho de la rentabilidad por dividendo. Pero a mi modesto entender, se trata de un concepto ligeramente engañoso, ya que cuanto más caiga un valor, más rentabilidad por dividendo tendrá. Así que me he preguntado quién paga de verdad más dividendos. Lo que he hecho es utilizar el dividendo bruto por acción y multiplicarlo por el número de acciones cada 1.000 euros de inversión. El resultado se aproxima bastante al de la rentabilidad por dividendo, pero hay ciertas diferencias. La más llamativa es la de Iberdrola, que figura a la cola en términos de rentabilidad por dividendo con solo un 0,61%, pero que sin embargo es de los que más dinero podría aportar a los accionistas, con 70,1 euros. La razón es el bajo precio de las acciones de Iberdrola (unos 4,8 euros), lo que multiplica el número de acciones por cada 1.000 euros. Para los que tengan curiosidad, en el siguiente archivo pueden ver el resultado del rendimiento de los dividendos en términos absolutos y en porcentaje. El top five en términos absolutos es: Telefónica (112,5 euros); Santander (102,7 euros); ACS (88,7 euros); BME (82,5 euros) y Enagás (79,2 euros). Los dividendos del Ibex 35

¡Felices Fiestas!

Twitter: @FernandoM_Badas

21 diciembre, 2011 | 10:56

Ya es oficial: Luis del Rivero se tomará el turrón fuera del consejo de Repsol. La historia de Sacyr en Repsol es la de una mala inversión sin paliativos. Sacyr entró en la petrolera a 26,7 euros por acción y ahora ha tenido que deshacerse de la mitad de su paquete accionarial por  22,175 euros. Las minusvalías son de 550 millones, si bien podrían ser más elevadas incluso, ya que Sabadell cifra en 28 euros por acción el valor de los títulos en los libros de Sacyr. Es decir, unas pérdidas de 847 millones. El acuerdo, que sella el final de la aventura de Del Rivero en Repsol, permitirá a la constructora refinanciar un crédito de 2.446 millones y retrasar su vencimiento al 31 de enero de 2015 (euríbor más 3,5 puntos). Los analistas valoran positivamente la noticia. "A Sacyr le permite rebajar su deuda" y desbloquea la amenaza que pendía sobre su cabeza por parte de los acreedores, que pretendían ejecutar toda la participación en la petrolera (se queda ahora en el 10,01% y de tres, pasan a dos consejeros).

La recompra le ha costado a Repsol 2.572 millones de euros. La compañía se da dos meses para encontrar un comprador para ese paquete accionarial, lo que previsiblemente volverá a reducir la participación de Sacyr, hasta limitarla a un único consejero. Los chinos de Sinopec, parten con ventaja. "Entendemos que para Repsol la operación es positiva porque compra a un precio (21,06 euros) inferior a nuestro precio objetivo, que es un 24% superior y además disminuye el riesgo de stock overhang (venta desordenada de las acciones) que pesaba sobre el valor", explica el Banco Sabadell, cuyos precios objetivos son de 7,21 euros para Sacyr y de 26,1 euros para Repsol. De momento, los dos valores han reaccionado al alza en la Bolsa. Recordemos, el precio de consenso del mercado de Repsol es de 27,14 euros, con un PER estimado de 12,4 veces. El precio de consenso de Sacyr es de 6,69 euros, con un PER de 25,5 veces.

En los siguientes gráficos se puede ver la particular singladura de Sacyr y Repsol durante este año: Repsol y Sacyr

20 diciembre, 2011 | 13:09

Cada vez es más evidente que nadie tiene una idea clara de qué sucederá en 2012, de si nos estrellaremos o saldremos adelante (confiamos en que sea lo segundo, por supuesto). Mientras algunas firmas de inversión auguran rentabilidades de dos dígitos en Bolsa, Barclays Wealth ha publicado hoy un informe de perspectivas para 2012 en el que advierte que el año que viene será un ejercicio de poco fuste. "No esperamos que las rentabilidades generadas por los activos de riesgo a lo largo de 2012 abrumen por el lado negativo ni deslumbren por el lado positivo", explica Aaron Gurwitz, director de inversiones de Barclays Wealth. De hecho, la entidad ve "poco probable" que se den rentabilidades de dos dígitos.

Gurwitz confía el resultado del ejercicio a lo que ocurra con los consumidores estadounidenses, que representan el 14% de las compras mundiales, y los políticos europeos. "En cuanto a la zona euro, la combinación de una excesiva austeridad fiscal en los países del Sur y una maltrecha confianza del consumidor en un Norte agotado por la crisis podría convertir lo que no pasaba de ser una ligera desaceleración regional en algo mucho más serio", afirma el directivo de Barclays. Que tomen nota los políticos. La recomendación de inversión es incurrir en algo de riesgo, ya que "limitarse a invertir únicamente en activos libres de riesgo implica asumir una pérdida anual del poder adquisitivo superior al 2%". Para una cartera de perfil moderado, el consejo es dar un peso del 36% a la renta variable de países desarrollados y un 8% en Bolsa emergente. Barclays también propone buscar de forma exhaustiva oportunidades de inversión en renta fija, futuros de materias primas y bienes inmobiliarios.

Barclays Wealth se remite a Barclays Capital para cifrar en un rango de 500.000 a 800.000 millones de euros las necesidades de capital de la zona euro para asegurar "eficazmente" las necesidades conjuntas de financiación de España e Italia durante los próximos 18 a 24 meses, si bien consideran "extremadamente improbable" que alguno de estos países incurra en una suspensión de pagos. Eso sí, este equipo de expertos de Barclays recomienda seguir vigilando con atención los diferenciales de la deuda soberana. A estas incertidumbres europeas se suma la incógnita del año electoral en EE UU. Desde 1928, el 71% de los presidentes en ejercicio han sido reelegidos. Sin embargo, Barack Obama afronta la dificultad de que un 70% de los votantes considera que el país va "por mal camino". En fin, dando la vuelta al proverbio chino más manido durante esta crisis, 2012 será un año de oportunidades, pero también de peligros; eso es lo que implica una crisis. 

 

19 diciembre, 2011 | 09:45

La crisis actual está reventando todas las costuras de la economía convencial y son muchos los que se preguntan durante cuanto tiempo persistirá el "patrón dólar", toda vez que la economía americana acumula desde hace bastante tiempo unos niveles de deuda y unos desequilibrios económicos insostenibles. Se da por hecho que ha empezado el ocaso del liderazgo mundial de EE UU, que pronto será reemplazado por China, el nuevo señor planetario, cuyos usos y costumbres difieren mucho de aquellos a los que está acostumbrado el mundo desarrollado. El declive de EE UU promete, sin embargo, ser muy dilatado en el tiempo hasta que llegue a convertirse en un hecho. Hoy el dólar está presente en cerca de un 85% de las transacciones que se realizan en el mundo, según los datos del Banco de Basilea. China es además el mayor inversor individual del mundo en deuda pública americana, incluidos los bonos referenciados a hipotecas (¿cómo pudieron engañarles????). Es decir, EE UU le debe rendir pleitesía a China, pero al mismo tiempo Pekín es el último interesado en un descalabro del dólar, que arruinaría sus reservas en divisas. En conclusión: ¿seguirá siendo el dólar la moneda que rige el mundo? Los expertos creen que sí, que el dólar seguirá dominando durante mucho tiempo. En un interesantísimo informe elaborado por Deutsche Bank, los expertos del banco alemán han buceado hasta los confines de la historia para justificar su afirmación sobre la larga vida que le auguran al dólar. A continuación, resumo sus principales hallazgos:

La investigación comienza en la antigua Roma. Entonces la India logró un importantísimo superávit comercial con Roma. Plinio el Viejo (23-79 d.C) cifró en 50 millones de sestercios el volumen anual que cada año salía de las arcas romanas con destino a la remota india. El déficit comercial del Imperio derivó en una sangría constante de oro y plata, hasta el punto de que las autoridades decidieron reducir sustancialmente la cantidad de metal precioso empleada en las monedas que acuñaban. Esto redujo sustancialmente el valor real de la divisa, pero no impidió que siguiera siendo el patrón rector, como lo demuestran numerosos hallazgos de monedas romanas encontradas en la India.

El siguiente ejemplo es el de era de esplendor de España a partir de finales del siglo XV. "Entre 1500 y 1600, 17 millones de kilos de plata y 181.000 kilos de oro fluyeron hacia España, que los empleó en emprender guerras en los países bajos y otros lugares". Deutsche Bank destaca que la inflación se multiplicó por cuatro durante el siglo XVI en España. Posteriormente, la desastrosa gestión de España llevó al país a incurrir en impagos de deuda en al menos cuatro ocasiones, al tiempo que comenzaba su declive. A pesar de ello, las llamadas 'Piezas de a ocho', de plata, continuaron siendo el patrón mundial hasta la revolución americana. Deutsche Bank destaca que las 'Piezas de a ocho' tenían curso legal en Estados Unidos hasta el año 1857.

Entramos entonces en el siglo XIX, cuando Gran Bretaña lideró el cambio de la economía mundial hacia el patrón oro hacia los años setenta. El Banco de Inglaterra se comprometió a entregar una onza de oro por cada libra esterlina; EE UU se comprometió a que el cambio fuera de 4,86 dólares por onza. El sistema se vino abajo con la Primera Guerra Mundial y fue durante la Gran Depresión cuando el Banco de Inglaterra se vio obligado a elegir entre seguir suministrando liquidez a los bancos o hacer valer su compromiso de cambio por el oro, optó por esto último en 1931, lo que sirvió para que la libra continuara siendo la divisa mundial por excelencia hasta la Segunda Guerra Mundial. Deutsche Bank destaca que incluso en 1950, el 55% de las reservas mundiales en divisas estaban denominadas en libras. "Hacía más de 50 años que EE UU había reemplazado a Reino Unido como mayor potencia industrial del mundo". El yuan no solo es una moneda intervenida, por lo que tiene pocas posibilidades de convertirse en reserva de nadie, sino que además China no es aún la primera potencia del mundo y afrontará en breve sus propias burbujas financieras.

El siguiente gráfico ilustra el devenir del dólar contra el euro durante la presente crisis: DÓLARES POR EURO

16 diciembre, 2011 | 14:18

No es una idea mía, sino de la gestora BlackRock, que administra miles de millones en todo el mundo. "Los inversores deben estar preparados para aceptar más volatilidad a corto plazo, con vistas a poder aprovechar la oportunidad a largo plazo que supone invertir en valores de alta calidfad y a exponerse a la subida que esperamos se hagan evidentes en un periodo de uno a tes años", ha explicado en una nota el gestor del fondo BGF Global Allocation Fund de BlackRock Dennis Stattman. El mensaje es que las valoraciones de las empresas que cotizan en el mercado "son las más bajas de las últimas décadas". Si pinchan en este archivo podrán ver los impresionantes ratios de PER (relación entre precio y beneficios por acción) a los que cotizan los valores del Ibex 35, ese simpático índice que, con la incorporación de DÍA, pasará a ser el Ibex 36. Los niveles son históricamente bajos, aunque, tal y como están las cosas, pueden llegar a ser incluso más bajos. El equipo de BlackRock ve oportunidades particulares de inversión en Europa, "donde hay empresas de calidad cotizando a cinco y seis veces los beneficios". La oportunidad, con temple y sabiendo dónde invertir, es realmente única.

El principal problema de Europa, la crisis soberana, es la cuestión que gravita sobre el corto plazo y genera volatilidad. "Las autoridades de la Unión Europea reconocen que tienen que permanecer unidas para resolver la crisis. Esto es algo que lleva tiempo y sería un error confundir la falta de resolución a corto plazo con incompetencia por parte de los políticos europeos", advierte el equipo de la gestora.

En la Bolsa, todo es cuestión del momento en el que se invierta. Entre las numerosas pantallas que están funcionando en la oficina, una de ellas es la de Infobolsa dando los precios del Ibex en tiempo real. Esta mañana a primera hora, prácticamente todos los valores estaban en azul, salvo un par de líneas. Unos instantes después, todo se tiñó de rojo y ahora anda una mixtura sin demasiada dirección, prueba de la volatilidad constante del mercado. No hay en estos momentos ningún gran índice que acumule ganancias este año. De hecho, en la atribulada zona del euro, todos pierden más de un 10%. En el siguiente archivo de Bloomberg se puede ver la compleja singladura del Ibex durante este año tan difícil. Pero, repetimos, todo es cuestión del momento en el que se invierta. Un valor puede caer un 6% durante una sola sesión, como ya ha ocurrido muchas veces este año y lo más probable es que no haya un solo inversor que haya sufrido semejante pérdida; de hecho, lo más seguro es que muchos hayan obtenido grandes rentabilidades al vender sus acciones. De hecho, me consta que hay inversores que habiendo entrado en el Ibex 35 en la segunda mitad del año (-20,5%), están obteniendo rendimientos netamente superiores al 20%.

Desde luego, lo peor que puede hacer un inversor cuando todo está cayendo es ponerse a deshacer posiciones como un loco, incurriendo en fuertes pérdidas. A veces es inevitable. Eso ocurre sobre todo cuando el inversor comete el lamentable error de invertir un dinero que no tiene o que en realidad precisa de inmediato. Bueno, eso es algo que nunca se debería hacer. También cuando uno se equivoca e invierte en cosas raras (lo llaman productos sofisticados) o yerra con el valor (es decir, ha intentado especular y eso tiene un precio), o, peor aún, cuando se deja abducir por la permanente campaña de las entidades financieras que venden duros a seis pesetas, mientras tratan de convencer a los clientes de que en realidad se trata de duros a cuatro pesetas. En cualquier caso, la clave de toda inversión bursátil es invertir siempre un dinero que no necesita, eso librará a los ahorradores de mucho estrés innecesario y, por supuesto, no meter el dinero en nada que no se entienda.

14 diciembre, 2011 | 19:54

El precio del petróleo ha sufrido hoy un descenso importante, como se puede apreciar en el siguiente gráfico, si bien sigue claramente por encima de los 100 dólares por barril, un nivel con el que nos hemos acostumbrado a vivir. Hay dos factores que pesan sobre la caída del crudo: el desplome del euro y el nuevo acuerdo de la OPEP, que ha decidido elevar de 24,84 a 30 millones de barriles diarios su objetivo de producción. Es el primer cambio en tres años y se ha hecho con la informalidad que caracteriza al cartel, pues no hay objetivos específicos para ningún país. Y aunque los hubiera, poco importaría, pues los países miembros del grupo petrolero incumplen sistemáticamente sus cuotas de producción, según lo que más les convenga en cada momento. En resumen, la principal causa de la caída del crudo es el desplome del euro, que encarece el atesoramiento de barriles para los inversores que se mueven en la divisa comunitaria. Pero... esta tranquilidad del mercado petrolífero bien se puede ir al traste si Irán cumple sus amenazas de bloquear el estrecho de Hormuz, un punto estratégico para la distribución mundial de crudo, como ya relatamos en este post. Las presiones internacionales contra Irán a cuenta de su programa nuclear están encendiendo el ánimo en el régimen de los ayatolás. Con la que está cayendo en Europa, solo falta que venga el petróleo a complicar las cosas.

07 diciembre, 2011 | 12:10

Nos encaminos hacia una cumbre europea que debería ser histórica. Tras el principio de acuerdo del dúo Merkozy del pasado lunes, S&P emitió ipso facto una amenazante nota en la que ponía a toda la zona euro bajo revisión negativa y daba un 50% de probabilidades de bajar el rating a todo quisqui. Si sus amenazas se cumplieran, el fondo de estabilidad europea perderá la triple A, con lo que su coste de financiación aumentaría rápidamente... o no, porque ya se sabe que el estado de humor es todo en los mercados financieros y que sus reacciones pueden ser de lo más imprevisible. Pero ¿qué es lo que piensa S&P de cada uno de los países de la eurozona? ¿Nos quiere mal? Vamos a ver qué es lo que dice la controvertida agencia:

España. El rating de AA- se ve en peligro, en primer lugar, por el "impacto potencial en España de lo que creemos que es un agravamiento de los problemas políticos, financieros y monetarios de la eurozona". O sea, que la primera amenaza nos viene de fuera. Pero atención, porque luego llega una de las principales fragilidades de la economía española: "Estos asuntos que afectan a la eurozona restringen la disponibilidad de crédito para la economía española". S&P cifra en 94% del PIB  la posición financiera internacional neta de España. Además, la posición negativa de corto plazo equivale al 50% del PIB. Es decir, la dependencia de España de financiación extranjera a corto plazo equivale al 50% del PIB. El dato viene matizado porque parte de ello es financiación que los bancos españoles perciben de sus filiales en el extranjero. Pero aún así, los datos evidencian la enorme dependencia que España tiene del exterior, lo que se traduce en una gran vulnerabilidad. Aunque S&P  ve al Gobierno de Rajoy "comprometido con el cumplimiento de los objetivos presupuestarios de medio y largo plazo", la agencia augura que los conflictos y falta de coordinación dentro de la UE ponen en peligro la consecución de estos objetivos, la consolidación fiscal y la reducción del ratio de deuda sobre el PIB.

Alemania. La AAA germana corre riesgos por el mismo problema que España, que es el consabido "agravamiento de los problemas políticos, financieros y monetarios de la eurozona". En este caso, S&P apunta directamente a la política, cuya "falta de actividad" a la hora de contener el problema del crédito será responsable directa del riesgo de que Alemania "dé marcha atrás en los avances de consolidación fiscal y progreso institucional logrados en los últimos años".

Francia. La AAA en problemas. Más allá del problema general de la eurozona, la agencia advierte que las medidas presupuestarias del Gobierno Sarkozy "pueden ser insuficientes" para alcanzar el objetivo de déficit del 4,5% del PIB. Para 2012, S&P pronostica un crecimiento del 0,5% (la mitad de la previsión de Sarkozy) y un déficit del 4,8%. Además, la agencia ve en peligro los objetivos de crecimiento 2013-2016, lo que podría forzar a Francia a hacer ajustes adicionales. En el frente financiero, la deuda externa de los bancos frances asciende a nada menos que el 104% del PIB, el 60% es deuda de corto plazo. "Las necesidades de financiación de la banca francesa en 2012 serán considerables", advierte la agencia, que vigilará especialmente el impacto fiscal de una potencial ayuda del Gobierno francés a las entidades galas.

Italia. La 'povera Italia' como la llamaba el inefable Berlusconi, también ve en apuros se escueta calificación de A. Las particularidades italianas se circunscriben a "crecientes riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera". El incremento de los costes de financiación internacional para las entidades públicas y privadas es un de los principales elementos de preocupación para S&P, que ve además un riesgo sustancial de "un cierre súbito de las líneas de crédito internacional" para el sistema financiero italiano.

Portugal. La BBB- lusa, a un paso de bono basura, podría sumirse en el abismo del grado de especulación por las mismas razones políticas que el resto. El tema financiero es grave: "Vemos que hay un riesgo creciente de incremento de las exigencias de los bancos europeos a los bancos lusos, con la probabilidad alta de que la banca europea decida reducir su exposición a los bancos portugueses (...) y estos se vean abocados a acelerar su desapalancamiento", con las consecuencias que ello tendría para la concesión de créditos.

Irlanda. La BBB+ es sometida en cuestión por el temor de S&P de que "el sistema bancario irlandés sea incapaz de lograr las financial externa que precisa". La parte buena (relativamente) es que, con la que ha llovido sobre Irlanda, "la financiación interbancaria ya no es una fuente importante de financiación para los bancos irlandeses" y que los depósitos más volátiles ya abandaron el sistema. Se espera para 2012 unos ahorros fiscales equivalentes al 2,4% del PIB. S&P vigilará estrechamente que se cumplan.

Austria. Uno de los pocos AAA sólidos que quedan, pero ¿por cuánto tiempo? El problema viene de las aventuras exteriores, "particularmente del deterioro de la calidad de los activos que la banca posee en Europa Central y Oriental", lo que el incrementa el riesgo de que los bancos austríacos necesiten inyecciones de capital por parte del Gobierno.

Bélgica. El país sin Gobierno (ahora habrá seis partidos en la nueva coalición) también tiene problemas con su AA. La visión sobre este país se limita a las complicaciones que la crisis institucional de la eurozona puede provocar en la estrategia de consolidación fiscal del Gobierno, que "podría retrasar la estabilización y cambio de tendencia de la trayectoria de la deuda pública".

Finlandia. Mucho se ha escrito sobre la insolidaridad de este AAA, que también se ve salpicado por la crisis sistémica. La deuda neta externa de los bancos finlandeses equivale al 100% del PIB y el 70% es además de corto plazo, por lo que las situaciones de estrés crediticio pueden provocar problemas de consideración. Máxime cuando se da el hecho de que cerca del 50% de la industria financiera finlandesa es en realidad subsidiaria de entidades extranjeras, que están experimentando un rápido deterioro de la calidad de sus activos.

Holanda. La crisis ha pasado de puntillas sobre este AAA. ¿Seguirá siendo así? "Si bien Holanda se está financiando a intereses próximos a sus mínimos históricos, una crisis profunda y duradera complicaría el acceso a la financiación de bancos y empresas holandesas". No en vano, las obligaciones del sector privado holandés ascienden en 2011 al 195% del PIB, la mitad de ese volumen es de corto plazo. Una situación de estrés en Europa tendría graves repercusiones.

Luxemburgo. Las dificultades para su AAA se limitan a las complicaciones que puedan surgir de la crisis política que atenaza a la eurozona. 

Eslovenia. Su AA- está en cuestión por "los crecientes riesgos para las necesidades externas de financiación si persisten los actuales elevados costes crediticios para el sector público y privado".

Estonia. Otra AA-a la que las dificultades del núcleo duro del euro han contagiado, sobre todo en lo que respecta al "exitoso control fiscal logrado en los últimos años".

Eslovaquia. Los bancos eslovacos tienen el ratio de préstamos respecto a depósitos más bajo de toda la UE. Solo los problemas euroglobales pueden complicar la calificación de A+.

Malta. La A se ve complicada por el trance que podrían sufrir los poderosos bancos internacionales instalados en el pequeño país. Los activos de estos bancos extranjeros equivalen al 750% del PIB maltés.

01 diciembre, 2011 | 15:41

En los albores de esta soberana crisis, allá por el año 2008, se puso de moda en estas fechas tan entrañables desear un feliz 2010, porque lo que esperaba en 2009... Bueno, hoy sabemos que 2009 fue infinitamente mejor que 2010 y que hubiera salido más a cuenta felicitar el año nuevo como Dios manda. En 2012 entramos en el año uno de la era mariana, pero todas las previsiones de analistas invitan (a nivel macro) a salir corriendo y felicitar por anticipado el 2013. El último que se ha sumado a las previsiones agoreras es Standard & Poor's, la hermana mayor de las three sisters (S&P, Moody's y Fitch), cuyo prestigio sigue intacto a pesar de sus clamorosos errores de previsión y su participación activa en algunos de los desmanes que están en la matriz de la crisis mundial. Lo que S&P pronostica ahora para Europa es una recesión durante los seis primeros meses del año 2012, seguida "de una modesta recuperación en la segunda mitad del año". La previsión total es de un crecimiento real del PIB del 0,4% para la eurozona. Los alumnos aplicados son Alemania (0,6%) y Francia (0,5%). Las previsiones son peores para las problemáticas economías de Italia (0,1%) y España (0,3%). La tasa de paro prevista para nuestra economía es sustancialmente mejor que la esperada por la OCDE (23%), ya que S&P la sitúa en un 20,9% (je). Esa tasa seguirá duplicando el promedio de la eurozona, que precisamente se ve elevado por la aportación de países como España. Es decir, la distancia entre España y el resto de grandes socios de la Unión es enorme. ¿Es eso un indicio de rigidez del mercado laboral? Para mí es un indicio del bajo nivel de especialización de la economía española, de un modelo económico lamentable, de un sistema que incentiva a la gente a cobrar el paro antes que trabajar (o sea, un sistema cimentado en un nivel cultural infame) y del uso fraudulento de la contratación temporal por parte del empresariado (utilizando a los temporales para cubrir puestos estructurales, algo que es typical spanish). Pero atentos, porque lo que nos van a meter en la cabeza es que esto se soluciona bajando sueldos a discreción.

S&P  pronostica una desaceleración del comercio mundial en 2012 que impactará decisivamente en países como Francia e Italia, pero también en España, que en el último año ha logrado soportar su economía a golpe de exportaciones. Con todo, el discurso de S&P no es el más negativo. Merrill Lynch Wealth Management pronostica una contracción del 1% para España y anticipa dos años de crecimiento cero en lo que se refiere a la concesión de créditos. MLWM advierte de que la morosidad no ha tocado techo en España y destaca que los precios de la vivienda no han caído todo lo que deberían (el mercado inmobiliario de Madrid capital es un caso claro). El ejemplo es Irlanda, donde los precios inmobiliarios han caído un 38% desde el pico de la burbuja, mientras que aquí solo lo han hecho un 18%. Eso, unido a que el precio de la vivienda como renta como porcentaje de la renta bruta de los hogares ha dejado de caer y empieza a subir otra vez, permite barruntar un futuro muy negro para el ladrillo.

España, conviene repetirlo, no tiene un problema de deuda pública. Cuatro años después, seguimos estando muy por debajo del promedio de la UE y, desde luego, de cualquier gran economía avanzada (excluyendo emergentes). España tiene un problema de deuda privada, que entre hogares, entidades y empresas no financieras suma un 394% del PIB. Ahí sí que estamos peor que casi todo el mundo, con la excepción de Irlanda (1.064% del PIB!!!!), Japón (411%) y Reino Unido (789%!!!!). El año 2012 se presenta, pues, estupendo. Veremos en qué termina todo.  

imagen de Ana B. Nieto

Blog por Ana B. Nieto Licenciada en derecho por la UCM y periodista, vive y trabaja en Nueva York desde 2002. Antes de llegar a Cinco Días en Madrid trabajó en la edición valenciana de El País y durante varios meses en Indonesia y Tailandia. Además de Madrid ha vivido en casi todas las provincias andaluzas, Ecuador y Amsterdam donde completó estudios universitarios.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]