Esto ya no es lo que era

Diego González González

Blog donde tratamos las principales tendencias en el mundo de las inversiones, y de la innovación financiera. Seleccionamos los mejores fondos de inversión con la independencia de criterio. Siempre buscamos aquellos activos que preservan de la mejor manera el patrimonio de nuestras carteras de inversión.

Diego González

Diego González: ha trabajado como gestor de fondos de inversión y de patrimonios. Actualmente, dirige BULL4ALL EAFI; empresa de asesoramiento financiero autorizada por la CNMV con el número 115.

Diego, además, es IMBA por el Instituto de Empresa y PDD en Hedge Funds e Inversiones Alternativas

junio 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Mercados en 2018: Demasiado bueno para ser verdad | Inicio

04 junio , 2018 | 17 : 58

MIFID 2, un paso más hacia el oligopolio financiero

“Dios permitió que el paganismo desarrollara mitos, ritos y hasta símbolos que más tarde adoptaría la Iglesia.”


JUAN ESLAVA GALÁN

Los mitos generan creencias sobre la realidad, en muchos casos poco acertadas sobre el futuro más próximo. Además, tienen un componente de moda, un contexto y tiempo. Durante 2017, en el sector financiero nos hemos hartado de la mitología que hablaba de MIFID 2 y de sus consecuencias.

Bien entrado 2018, nos toca evaluar los mitos, esas historias sobre cómo creíamos que sería la entrada de MIFID 2. Personalmente, una de cal y otra de arena.

Lo que parecía una tsunami normativo, que azotaría a grandes y pequeños, al final no ha modificado el stau quo, simplemente ha cambiado la forma de hacerlo.

La parte buena, es que se va a terminar aquello de mi banco no me cobra, la venta que enmascarada en asesoramiento, ... pero poco más.

 

Quizás no tan doloroso como lo cuentan

Mi impresión, es que para las grandes entidades no ha sido ningún drama, molesto quizás: los requisitos de formación de la red no son muy exigentes y la digitalización permite seguir vendiendo producto, a la vez que elimino personal.

Es cierto que las comisiones de gestión de los fondos se van reduciendo pero responde más a cuestiones del entorno (competencia, gestión pasiva, cultura financiera, nuevos jugadores, etc) que a MIFID2.

Las famosas clases limpias, libre de incentivos, son una novedosa especie que poco inversor catará, sólo una pequeña y selecta minoría.

 

Dónde está clave de todo

No veo a ningún cliente que diga, vaya pero si resulta que el banco ganaban dinero cuando compro un fondo, me voy corriendo. No, seguirá todo igual, es un problema de educación financiera, no legal.

El problema clave, es que la ley fomenta que sólo haya grandes entidades presentado servicios de inversión.

Podríamos etiquetar el problema como falta de reseach o falta de informes:

 

La ausencia de informes

En primer lugar, para realizar casi cualquier trabajo de inversiones, se necesitan informes realizados por analistas expertos en la materia que nos ocupe nuestros mandatos (macroeconomía, renta variable, divisas, bonos, etc). Una propuesta de inversión no sale de la nada.

Antes de MIFID2 esta información era “gratuita” en buena parte de los casos. Esta información se ofrecía con el fin de realizar negocio, vía corretajes, compra de fondos, etc.

Ahora, la normativa obliga a la compra directa de los informes. El problema viene cuando comprar el reseach de una gran casa cuesta 50.000€/anuales y además es necesario contar con varias fuentes. Al final, una gran institución se puede permitir hacer estas inversiones, una entidad pequeña o mediana, claramente no.

 

Conclusión

Al final nos encontramos con una normativa que pretende fomentar la transparencia pero que al final lo que va conseguir es eliminar la competencia.

Una menor competencia, en lo que se traduce para la sociedad, es en precios más altos y peores servicios.

Seguro que se acuerda cuando a tenido un problema con su empresa de telefonía o de la luz, eso son los oligopolios: poder abusar del ciudadano ante la falta competencia, en un entorno totalmente legal.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]