Esto ya no es lo que era

Diego González González

Blog donde tratamos las principales tendencias en el mundo de las inversiones, y de la innovación financiera. Seleccionamos los mejores fondos de inversión con la independencia de criterio. Siempre buscamos aquellos activos que preservan de la mejor manera el patrimonio de nuestras carteras de inversión.

Diego González

Diego González: ha trabajado como gestor de fondos de inversión y de patrimonios. Actualmente, dirige BULL4ALL EAFI; empresa de asesoramiento financiero autorizada por la CNMV con el número 115.

Diego, además, es IMBA por el Instituto de Empresa y PDD en Hedge Funds e Inversiones Alternativas

febrero 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« La próxima crisis y los falsos positivos | Inicio

02 febrero , 2018 | 13 : 55

Mercados en 2018: Demasiado bueno para ser verdad

He de reconocerlo, me siento incómodo con los mercados.

Sentirse diferente es incómodo, ver como te rodea el optimismo y sentirte inseguro por ello, es incómodo, más aún si los fundamentales son realmente buenos. Esta es la sensación tranquilizante e incómoda con la que me quedo cada vez que acudo a una conferencia o leo un informe, me refiero a la sensación que llamo el optimismo incómodo.

Con el ajetreo del año nuevo, cada entidad da su receta y grandes titulares sobre lo que será 2018 para los mercados financieros, como si de chamanes se tratase. Puedo decir que siempre impera optimismo. Al tono constructivo y optimista (amén de ovejas negras conocidas) le siguen preferencias por tipos de activos y mapas de riesgos (así como de escenarios).

Continuando con la sinceridad, diré que las preferencias suelen ser más o menos las mismas para casi todas las casas, con un poco de sal y pimienta, es decir, con alguna pequeña novedad, siempre ligada a la gama de productos que tengan en cartera.

Al final, creo que la culpa, si hay culpables, no es de las entidades que tienen la intencionada amabilidad de invitar o suministrar información, la culpa es del que acude y prefiere decidir hacer lo que es “más recomendable” en lugar de pensar y entrar en los detalles. Y, es que claro, lo dice el prestigioso banco X, si me equivoco al menos me he preocupado de documentarme. 

La verdad es que resulta más fácil que nos digan lo que tenemos que hacer en lugar de averiguarlo, más aún si van en contra de lo establecido. Tengo que reconocer que es tentador que te diga una casa de prestigio dónde tienes que invertir, si te equivocas al final te has basado en ellos pero....inevitablemente me siento com el pavito de Taleb, engordado día tras día, hasta que un final....

No todo es tan malo

Por otra parte, tiene todo el sentido que las preferencias en cuanto los activos más recomendables en los que invertir suela coincidir entre la mayor parte de las casas, es algo lógico y no es nada malo en si mismo. Además, estudiar informes y acudir a conferencias permite sentar la base para construir un criterio propio en relación a los mercados y por que no decirlo, encontrar ideas de inversión que no son fáciles de parir.

Estadísticamente es fácil acertar con las previsiones financieras puesto que en la mayor parte de los años, en bolsa y bonos, los retornos suelen ser positivos. También es más o menos sencillo, listar los riesgos potenciales y asignar una probabilidad. Sin embargo, dicha información no otorga ninguna anticipación, es pura descripción de unos datos, a día de hoy ya conocidos o en gran parte descontados.

¿Dónde está el valor añadido?

Entender qué desenlace puede tener un evento y cómo pude afectar a los activos de mi cartera es realmente valioso. Hay que pensar que a principios de la década la posible ruptura del euro generó importantes oportunidades pero pocos tenían un convicción clara sobre el devenir del euro o si eran un buena oportunidad comprar bonos del gobierno griego. Me quedó claro que había “jugadores” que aunque sin bola de cristal reconocían la oportunidad y el desenlace más probable.

El timing, lo es todo. Aunque  el timining, entendido como entrar o salir de una inversión en el momento correcto, es un gran ideal que todos perseguimos y casi nadie consigue, no es el problema de base. Quizás la impaciencia sea el problema, nos cuesta comprar activos que lo han hecho mal en términos de rentabilidad y nos resulta fácil comprar los que lo han hecho muy bien. La verdad y desde una manera muy general cuanto más alto y más deseado, menos potencial de rentabilidad = bajas rentabilidades con riesgos altos pero con gran tranquilidad mental.

Al final con la mejor información ser presa de uno mismo y sus emociones genera malos resultados.

En finanzas la información es lo más importante y más que la información los detalles, los detalles críticos.

No estoy criticando al sistema, estoy criticando la forma en la que tomamos las decisiones, la inercia de no contar más habitualmente con análisis más exhaustivos y buscar tranquilizar mi mente haciendo o dejándome dirigir por lo que propone la entidad X como la gran verdad del año.

Tiene pinta de que será un año excepcional, lo siento en parte y los fundamentales (racional) me empujan pero.....algo irracional me empuja a la cautela, ojalá fuera una máquina y no tuviera feeling.

 

Diego González

Socio y responsable de inversiones Bull4All Advisors EAFI

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]