Sobre el autor

Juan Luis Manfredi (@juanmanfredi) es periodista y profesor en la UCLM. Es doctor en Comunicación por la Universidad de Sevilla, donde se licenció en Periodismo e Historia. Es International Executive MBA por IE Business School, así como Máster en Gestión de Empresas Audiovisuales y en Administraciones Públicas. Escribe regularmente en diferentes medios y ayuda a entidades a organizarse en el mundo digital.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Escuelas de negocios digitales | Inicio | La internacionalización de la universidad »

04 julio , 2011 | 09 : 48

El profesor como red social

Los medios sociales han contribuido a romper las barreras de la educación superior en la medida en que se ha transformado en altavoces de nuestro trabajo y han generado nuevos criterios de reconocimiento profesional. Según Alfred Hermida (@hermida), profesor de periodismo de la Universidad British Columbia, explicaba recientemente que los medios sociales son de manera inherente un sistema de evaluación por pares, como el que rige en las revistas científicas. Tales cambios modifican la manera en la que los académicos diseminan su investigación y cuestionan la forma en que se evalúa la autoridad académica.

Junto a las menores restricciones para la difusión del conocimiento, pienso que los medios sociales plantean cuatro grandes ventajas para el profesor. En primer lugar, se es mejor profesor en tanto que se está conectado con la comunidad y el entorno en que actúa (¿stakeholders?). El establecimiento de redes profesionales, el contacto con asociaciones y la participación en la vida civil demuestran un compromiso cívico relevante. En segundo lugar, en la línea de lo expuesto por Hermida, los medios sociales contribuyen a promocionar las investigaciones en las que trabajamos. A menudo, se trata de pequeños avances en la ciencia pero es fundamental compartirlos con la comunidad y con otros colegas. Gracias Twitter, podemos enlazar nuestras historias con #hashtags reconocidos y facilitar su búsqueda a otros colegas de la misma materia. También es interesante destacar la red social Academia.edu, que segmenta por áreas de conocimiento y permite la publicación libre de documentos relacionados con nuestro trabajo. Seguidamente, la conexión con la vida civil y la promoción de la investigación ayuda a crear audiencias, nichos interesados en la línea de investigación. Aquí, las escuelas de negocio han sabido rentabilizar el conocimiento de sus profesores mediante la generación de contenidos auténticos. El marketing consiste en mostrar aquello que se conoce antes que en convencer a un lector de las bondades de tal o cual programa. Otras instituciones, incluso, venden a su conocimiento a través de videos promocionales. Por último, las redes sociales mejoran la escritura. Contar en 140 caracteres (Tweet) o en un post (alrededor de 500 palabras) qué estamos haciendo, cuál es el avance, cómo afecta a nuestras vidas o qué novedad presenta requiere un buen trabajo de gramática y ortografía. Puede que sea la única oportunidad que tengamos para conectar con nuevos lectores, por lo que hay que cuidar el mensaje.

Como estrategia general, las instituciones educativas deben tejer una red social en torno al conocimiento, que no es ya la barrera de entrada. En Internet, podemos encontrar información, libros, artículos, conferencias o extensas entradas de Wikipedia. El valor añadido reside, pues, en la capacidad de ordenar ese conocimiento, generar una experiencia única y facilitar el acceso a una red de contactos exclusiva. La elaboración de tales recursos complementarios favorecerá la creación de una ventaja competitiva única.

Esta estrategia gira en torno a la identidad digital, que consiste en la alineación de los profesores, los intereses académicos y los recursos disponibles. Lo más importante es saber quiénes somos y cómo construimos el mensaje y, sólo en segundo lugar, tenemos que elegir unas plataformas en detrimento de otras. El 90% de la decisión depende de qué contenidos son relevantes y cómo pueden nuestros profesores contribuir a la construcción digital. Sólo dejaría el 10% a la elección de Twitter, Linkedin, Academia.edu u otra herramienta similar.

En definitiva, la digitalización favorece la ramificación de la red social del profesor y, por extensión, de la institución educativa. La visibilidad, la influencia y la reputación son elementos esenciales que pueden decantar la elección de un alumno por un centro u otro. No es una decisión exclusiva de marketing, sino que debe incardinarse en la cadena de mando y en la estrategia institucional.

PD. Para saber más…

Daniel Torres-Salinas (@torressalinas), doctor en Documentación Científica, ha publicado la presentación “Cómo comunicar y diseminar tus resultados científicos a través de la web 2.0”.

http://sites.google.com/site/torressalinas/

http://www.slideshare.net/torressalinas/cmo-comunicar-y-diseminar-tus-resultados-cientficos-a-travs-de-la-web-20

Comentarios

Juan Domingo

La Red Social nunca debe ser alrededor del docente, obviamente no pasa nada si lo tiene en relación a sus compañeros y demas, su PLE, pero en relación a la formación, lo realmente importante es la Red construida alrededor de los alumnos, los auténticos responsables de la Educación.
Juandon

Juan Luis

Hola Juan Domingo,
¡Muy buen comentario! El alumno debe ser el eje de la educación; tendré que pensar cómo se estructura la red social en su entorno.
No obstante, el profesor sigue siendo un apoyo fundamental para el desarrollo. Siguiendo la etimología, educar es guiar, conducir y también sacar de dentro. En eso estamos :)

juan domingo

Evidentemente los docentes son imprescindibles y cada día más, pero actuando como logistica, no cómo protagonistas, eso ya ha pasado a mejor vida. Es por ello que nuestra preparación aún debe ser mayor, ya que ahora somos facilitadores de procesos, de los alumnos..por tanto el rol es diferente pero la importancia crece.

Juandon

Empleo sin experiencia

Las redes sociales no deben tapar la labor real el maestro pues es el quien tiene autoridad sobre su conocimiento y transmisión del mismo, pero se pueden usar estos medios sociales como alternativas de "ayuda" para el maestro más no como fuente principal de la enseñanza.

Máquinas empacadoras

Indudablemente la educación es lo primordial pero que seria sin un instructor hábil que los guié, a su vez que se ria de un maestro que no tenga a quien enseñar, métodos hay muchos maestros orgullosos por sus labores cuantos???

Ignace Rodríguez

En efecto. Puedo contar que imparto docencia en la carrera de Técnico Superior en Gestión de Comunidades Digitales, y lo que he hecho en torno a mi curso es crear un grupo en Facebook con todos los alumnos.

En dicho grupo se combinan links con lecturas dirigidas y con noticias relevantes sobre el ámbito, aportados tanto por alumnos, por otros profeores y por mi; ha sido un interesante experimento que me ha hecho pensar en esta línea. Más que ser el profesor o el alumno una red social (que suena lindo pero tiene un significado un poco árido) creo más bien que la formación es una actividad social, y como tal se puede beneficiar enormemente de la interacción y contenidos en en plataformas participativas.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]