Sobre el autor

Juan Luis Manfredi (@juanmanfredi) es periodista y profesor en la UCLM. Es doctor en Comunicación por la Universidad de Sevilla, donde se licenció en Periodismo e Historia. Es International Executive MBA por IE Business School, así como Máster en Gestión de Empresas Audiovisuales y en Administraciones Públicas. Escribe regularmente en diferentes medios y ayuda a entidades a organizarse en el mundo digital.

Categorías

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

Inicio | julio 2011 »

27 junio, 2011 | 14:37

El ecosistema digital ha generado un conjunto de oportunidades que ha cambiado el paisaje de las escuelas de negocio. Los nuevos medios, la desaparición de las barreras, la proliferación de nuevas plataformas y la consolidación de los teléfonos móviles tienen que cambiar las dinámicas de la educación ejecutiva.

La digitalización ha impactado en dos niveles. En un primer nivel, las escuelas de negocio 2.0 son aquellas que han decidido diseñar una estrategia de comunicación digital basada en los medios sociales y la web 2.0 con el objetivo de escuchar a los públicos, comprometer a los alumnos y los profesores e influir en la esfera pública. Se trata de mejorar la visibilidad mediante la conexión entre los alumnos, los profesores, el personal de administración y otros stakeholders, ceder espacios digitales para la conversación, fomentar la participación y posicionarse como una escuela adaptada al nuevo entorno competitivo. Se han multiplicados los blogs, que se emplean como herramienta de captación porque muestra el conocimiento y los métodos, y las comunidades online, cuya función es la fidelización mediante los servicios exclusivos (carreras profesionales, foros privados).

Todas las grandes escuelas de negocio han creado una estrategia de medios sociales mediante la creación de una identidad digital  y una actividad más o menos regular en Twitter, Linkedin, Facebook y otros entornos parecidos. En mi opinión, la aplicación de John Hopkins University es la que mejor representa y unifica la presencia digital. El interesado puede encontrar los perfiles de las distintas áreas (Rectorado, facultades, profesores y admisiones, entre otros) en cada una de las redes sociales. El IMD ha optado por un modelo cualitativo. Su actividad en redes convencionales es poco relevante, porque ha apostado por la creación de contenidos de referencia. Por ejemplo, analiza el estado mundial de la economía o la creación de una agenda de grandes desafíos para los directivos.

En segundo término, las organizaciones digitales son aquellas que han transformado los procesos y las operaciones para adecuarse al nuevo entorno competitivo. Son menos, porque supone un cambio en la cultura corporativa y se rigen por las normas propias de las prácticas digitales. Las escuelas de negocios digitales emplean las tecnologías para empoderar a los alumnos y los profesores, promocionar la transparencia y crear capacidades adaptadas al nuevo entorno. ¿Cómo? Mediante el uso preferente de plataformas y códigos abiertos, incluyendo el etiquetado bajo licencia Creative Commons para los contenidos propios. En cuanto a la organización, se trata de crear espacios de innovación abiertos a la sociedad y generar alianzas con otros stakeholders (empresas, asociaciones, museos, sociedad civil). La metodología de moda es el Design Thinking.

Existen pocas escuelas que respondan a estas características, porque está por definir el modelo de negocio. De momento, en España, la EOI está ensayando un marco de trabajo basado en estos principios. Resultará muy interesante ver los efectos a medio plazo, así como su capacidad de impulso de la economía digital en España. En EEUU, Hasso Plattner Institute of Design en Stanford es un caso de referencia. No es una escuela en sí misma, sino que ofrece sus servicios a todos los estudiantes, fomentando el cruce de currículos, intereses y trayectorias. Ha adecuado la organización de los espacios físicos a sus intereses y ha internacionalizado su proyecto.

No sabemos cómo terminará el proceso de digitalización, pero estamos seguros de que el cambio ya ha comenzado. Toca, otra vez, pensar la estructura, la organización, los objetivos, la relación con los estudiantes, la regulación y los procesos de evaluación. La innovación tiene que ser digital y comprender el entorno que le rodea. El camino será largo.

 

PD. Para saber más…

En español, hay dos autores de referencia que son lectura obligada. Por un lado, Tíscar Lara (twitter.com/tiscar), vicedecana de cultura digital de la EOI, escribe regularmente sobre las habilidades y competencias digitales y alfabetización mediática, así como el impacto de internet en la transformación cualitativa de la educación superior. Ella misma explica que “la incorporación de tecnología 2.0 y sus formas de interacción (participación entre personas y proyectos, autonomía en la producción, apertura y reutilización de contenidos, extensión de tiempos y espacios escolares, etc.) rompe los monopolios tradicionales del sistema educativo y provoca un rediseño radical en las metodologías de aprendizaje. Qué enseñar, quién, a quiénes, cuándo, dónde y cómo se ve profundamente transformado por el propio contexto de la sociedad-red, por sus tecnologías y por sus demandas específicas de aprendizaje.” Aquí podemos ver una presentación reciente

Por otro lado, Juan Freire (twitter.com/jfreire), “biólogo, profesor titular en la UdC y emprendedor” (), escribe “sobre innovación y estrategia y el papel de la tecnología y la cultura digital en redes y organizaciones, en especial en las universidades, las empresas y las ciudades”. En este video de TEDxUIMP, resume sus principales ideas.

20 junio, 2011 | 12:12

Escribir un blog sobre escuelas de negocio y su programa estrella, el MBA, es un reto porque estamos en un momento esencial en la definición de la misión, la estrategia y la organización de tales escuelas. La crisis ha revelado que los programas han formado a los primeros ejecutivos en un modelo que no es sostenible a largo plazo, muy vinc  ulado al crecimiento financiero y pensando para la economía industrial. Con tales fundamentos, los MBA organizaban los estudios sin tener en consideración la emergencia de la sociedad red, la digitalización de la producción y el consumo, la importancia de la comunicación estratégica o la ética aplicada.

 

 Afortunadamente, la situación ha cambiado y la crisis ha acelerado el proceso de reforma y adecuación de los contenidos. Cuando repasamos la nueva oferta académica, encontramos que numerosas escuelas han modificado sus programas y han integrado nuevas ideas, métodos de trabajo o contenidos. En mi opinión, son programas más completos, menos centrados en los aspectos financieros o de control y más cercanos a la visión integral de las organizaciones del siglo XXI. Además, encontramos una apuesta clara por la triple cuenta de resultados (económica, social y medioambiental) que puede conducir a una mejora en el sistema productivo.

 35

Veamos tres ejemplos. Stanford ha incluido el módulo de pensamiento crítico y analítico (Critical Analytical Thinking CAT), cuyo objetivo es examinar, argumentar y debatir. Completa su apuesta con el Design Thinking Boot Camp, que enseña a ejecutivos con experiencia a desarrollar el pensamiento creativo para la resolución de problemas. Es una solución innovadora, porque ofrece una estrategia diferente y sin limitaciones previas.

 

En España, IE Business School y Brown han organizado un programa ejecutivo que combina la gestión y la administración de empresas con la formación en humanidades y ciencias sociales. Se trata de un programa novedoso y que ofrece una pista del valor añadido que puede aportar la tradición universitaria a las escuelas de negocio. Durante años, las universidades y las escuelas de negocio han tenido poco contacto y este programa demuestra que es posible (y necesario) establecer cauces de colaboración para mejorar la calidad de ambas instituciones. Igualmente, es una oportunidad para el desarrollo específico de las titulaciones humanísticas mediante su orientación hacia el emprendimiento y el empleo.

 

Por último, cabe destacar la apuesta por la innovación que ha protagonizado Rotman School of Management. La metodología docente gira en torno la “Integrative Thinking” que se incluye en el primer año y que enseña a los alumnos a construir modelos complejos para la resolución de problemas. Roger Martin, decano de la escuela, explica que “los líderes emplean la tensión que existe entre soluciones excluyentes para encontrar una solución creativa que incluye aspectos de todas esas soluciones”. En este centro ha desarrollado su trabajo Richard Florida, quien es uno de los autores más influyentes en la actualidad. Su modelo de ciudades y entornos creativos se ha empleado en numerosos trabajos académicos y políticos.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]