Sobre el autor

José Carlos Díez es profesor de economía de Icade y autor del libro Hay Vida Después de la Crisis, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« enero 2014 | Inicio | marzo 2014 »

28 febrero, 2014 | 14:48

Mi columna en El País

Sígueme en Twitter @josecdiez

25 febrero, 2014 | 19:55

La Comisión Europea ha publicado sus previsiones de invierno. Conviene aclarar que en esta ocasión sólo actualizan los datos que ya se han publicado desde sus previsiones de otoño y no cambian su senda de previsiones. Por eso aparecen cosas raras. Por ejemplo, la Comisión espera que el PIB en nuestra querida España crezca en el primer trimestre un 0,4% trimestral. Los datos del cuarto trimestre ya fueron inflados por el INE tras anunciar el ministro el 0,3% en el Congreso. Pero realmente todos los indicadores de diciembre han sido nefastos y el PIB real, según las estimaciones de este economista observador, ha estado cercano a 0,1% trimestral. En el primer trimestre los indicadores conocidos, sobre todo demanda de electricidad han vuelto a empeorar. Por lo tanto la economía está prácticamente estancada.

Entrando en el año con el motor calado es difícil que se cumplan las previsiones de la Comisión. Todo su cuadro macro se apoyo en un crecimiento del 5,4% de las exportaciones ya que la demanda interna permanecerá estancada. Este jueves conoceremos los datos del PIB desagregados y las exportaciones caerán en tasa trimestral y acabarán el año con un crecimiento interanual próximo al 3%. Para que el promedio de 2014 sea del 5,4% las exportaciones debería acabar 2014 creciendo próximas al 7% anual. Con el euro sobrevalorado, el consumo privado en la Eurozona prácticamente estancado y varios países emergentes como Brasil, India o Turquía frenando en seco su crecimiento parece misión imposible.

Si se hace el ejercicio de mantener constante el PIB del cuarto trimestre en 2014, simulando que la economía estuviera los 4 trimestres, el PIB en el conjunto de 2014 crecería 0,3%. Eso se produce al haber concentrado el crecimiento de 2013 en el segundo semestre y acabar el año con un PIB por encima de la media del año. Por esta razón una previsión del 1% es mejor que la anterior pero sigue siendo un crecimiento anémico.

Una recuperación sin empleo, sin consumo, con salarios e inflación congelada, con la inversión estancada y con el mayor déficit no sólo de la Eurozona sino de todos los países desarrollados, sobre todo en 2015 que seguirá en el 6,5% del PIB, como la que anticipa la Comisión, sigue haciendo a la economía española muy vulnerable a recaídas. Simplemente si la Comisión se vuelve a poner seria con el déficit y nos obliga a cumplir el objetivo del 4,5% en 2015 supondría un ajuste adicional superior al 1% del PIB. Si eso sucede el PIB se estancaría y volveríamos a destruir empleo neto y a aumentar la tasa de paro.

Con este panorama en Europa y especialmente en España el debate debería ser como intentar depreciar el Euro para reactivar la exportaciones. Para ello el BCE debería pasar a comprar bonos. El ESM debería financiar un plan de estímulo concentrado en la periferia europea y el BCE podría comprar sus bonos en el mercado secundario como hace la Fed, el Banco de Japón o el Banco de Inglaterra. Deberíamos abrir una mesa de negociación de deudas para reducir significativamente el pago de intereses de las mismas, acabar con los ajustes fiscales en la mayoría de países de la periferia y que las economías vuelven a la senda de sostenibilidad de la deuda en la única que conseguirán acabar con la lacra del desempleo de largo duración y de jóvenes.

Espero que entiendan la desesperación de este economista observador viendo hoy a nuestro Presidente del Congreso negando esta realidad y contándonos cuentos asombrosos. Sólo recordar que los cuentos asombrosos los escribió Edgar Allan Poe y eran novela de terror. Aquello era ficción pero en nuestra querida España la pobreza y la deuda son hemos reales. Y lo que no es sostenible, en cualquier momento se acaba.

Sígueme en Twitter @josecdiez 

Impresionante el discurso de Rajoy en el Debate del estado de la Nación. Volvemos a la champion League y ni una palabra para los más de tres millones de pobres severos y los 5 millones en pobreza energética. Vuelve a manipular todos los datos económicos como hizo en el balance del año 2013, como denunció este economista observador.

Lo más preocupante es que sigue sin tener un plan para España y sus problemas y sigue improvisando medidas sin ninguna coherencia entre ellas. Hoy ha anunciado que subirá el mínimo exento hasta 12.000€ en IRPF. Esas rentas mantienen la desgravación que dio el Gobierno anterior de 400€ en 2008. Por lo tanto, eliminarán la desgravación y subirán algo el mínimo.

Esta es una buena medida que simplifica el impuesto, corrige el aumento de la inflación y ayudará a que esas familias no tenga que hacer la declaración. Rajoy copia una de las propuestas de la reforma fiscal del PSOE aunque los socialistas aumentaban más el mínimo exento. Pero los socialistas explicaban como compensar esa caída de recaudación para que la propuesta no pusiese en riesgo la reducción del déficit y siguiera aumentando la deuda pública.

El PSOE integraba el impuesto de patrimonio en el IRPF y subia la tributación a rentas altas y poniendo un suelo en el impuesto de sociedades con un tipo mínimo del 15% que aumentaría la recaudación a grandes empresas. Rajoy no sabe no contesta.

Más impactante es la rebaja de cotizaciones para nuevos contratos indefinidos. Rajoy aún no nos ha dicho cual es el déficit por lo que los más probable es que haya incumplido su objetivo por quinta vez consecutiva en cinco años. Todo un record Guiness.

Si bajas el coste del empleo aumenta la demanda de empleo. Pero con un déficit próximo a 70.000 mill, con un déficit de la Seguridad Social próximo a los 18.000 mill y con una deuda pública de un billón el Gobierno ya debería haber entendido y asumido que no hay margen para aprobar estímulos fiscales. Rajoy sigue viviendo día a día. Si la deuda sigue aumentando exponencialmente y la prima de riesgo vuelve aumentar en el futuro, se inventará otra película de indios para no asumir nunca ninguna responsabilidad de sus actos y Dios proveerá.

Las medidas para frenar el desplome del crédito que ha propuesto el Presidente son irrelevantes y las reformas que ha anunciado son mamandurrias. Los jóvenes seguirán huyendo de España, el crédito desplomándose, los ingresos de la seguridad social cayendo, la deuda pública aumentando y la pobreza aumentando.

Ni una palabra sobre la caída de nuestras exportaciones, sobre la sobrevaloración del euro que penaliza a nuestras empresas, sobre el desplome del crédito, sobre el estancamiento del consumo europeo……. Europa va bien y “el euro es irreversible”

Sólo se puede entender el discurso paranoide de Rajoy por las elecciones europeas de mayo y por primera vez desde 2010 el PSOE vuelve la liderar las encuestas. En fin.

Sígueme en Twitter @josecdiez 

18 febrero, 2014 | 22:27

Erase un país llamado España donde no había restricción de crédito y donde la banca estaba saneada. Pero el Banco de España nos despertó del sueño. La morosidad ha registrado en diciembre de 2013 el mayor aumento mensual de la serie histórica desde los años sesenta. Y el crédito se desplomó en diciembre 27.000 mill en un solo mes, 2,5% del PIB. La mora supera el 13% y el crédito desde 2011 ha caído en 300.000 mill. Rajoy y su equipo económico baten record Guiness mes a mes y encima se creen unos virtuosos de esto que Jenofonte denominó Economía en el siglo VI antes de Cristo.

Lo más alucinante es que las provisiones de las entidades hayan disminuido en el cuarto trimestre. Ya deberíamos haber aprendido que no provisionar lo único que provocará es que el crédito siga cayendo, que las empresas no inicien un ciclo de inversión y de creación de empleo y que la deflación y la depresión sigan aumentando la deuda y la riqueza.

Más alucinante es escuchar la justificación de nuestros gobernantes. Guindos “las entidades están reconociendo la realidad” El ministro reconoce que todo su saneamiento del sistema bancario hasta ahora no era real, era un show de Truman. El problema que le genera a este economista observador es: si hasta ahora hemos vivido en el show de Truman ¿por qué creer que ahora reflejan la realidad? Crédito viene del latín creer y hasta que no nos creamos los balances y hagamos el saneamiento necesario el crédito no volverá y la depresión continuará.

En Hay Vida Después de la Crisis anticipé esta situación y propuse varias medidas para resolverla. La principal traspasar al banco malo las hipotecas en riesgo de impago que serán muchas más de las que nos cuentan las entidades. Parar los desahucios y frenar la oferta disponible para la venta en el mercado de la vivienda. Como hizo Roosevelt en 1933, Colombia en 1987, Uruguay en 2002 y Obama en 2009. La otra canalizar crédito a pymes principalmente para circulante como hizo Camerón en Reino Unido en 2012.

Pero esto es Europa la tierra de nunca jamás, donde el rescate bancario español es un caso de éxito para Rajoy y para la Troika. Por eso nadie hará nada hasta después de las elecciones europeas. Y cuando sea necesario meter más dinero público, el Gobierno dirá que es la última vez, la Troika que cómo es posible, Oliver Wyman no sabe no cotesta y Goldman Sachas que en 2012 decía que a nuestra banca le faltaba 100.000 mill de capital ahora sólo con 40.000 mill se pone a vender Bankia.

Pero el crédito seguirá cayendo, la economía enfangada en la depresión, el precio de la vivienda a la baja y cada día el coste del rescate bancario costará más dinero a los contribuyentes en deuda pública y en desempleo y pobreza. No era un sueño, era la misma pesadilla que atormenta a este economista observador.

Sígueme en Twitter @josecdiez

17 febrero, 2014 | 11:13

Los datos de la economía española siguen siendo depresivos. La semana pasada se publicó el IPC con el índice de servicios en negativo por primera vez en más de medio siglo. Si alguien tiene 50 años y el cuerpo le empieza a dar problemas va al médico. El problema es que nuestros médicos del Gobierno y de la Troika nos dicen que vamos bien. Ya estamos japonizados y encima los ciudadanos tenemos que estar agradecidos.

Hoy se han publicado datos de actividad del sector servicios e industrial claves para elaborar el PIB. Los datos de diciembre son para llorar. Servicios que explica dos tercios del PIB se ha vuelto a estancar en tasa anual y en tasa mensual eliminando estacionalidad ha caído 0,7%. La hostelería ha repuntado, hemos visto algo más de actividad tras la fantasmagórica navidad de 2012. Y ha aumentado las ventas de coches por el Plan PIVE. Pero muy preocupante la caída del comercio tanto mayorista como minorista. Si a eso unimos el desplome de las ventas de viviendas en la mayoría de comunidades y la caída de la confianza de los consumidores en la situación de su propio hogar, el único que consiguen ver la recuperación del gasto en consumo es el Gobierno. Pero son alucinaciones y su subconsciente les traiciona. Pero más dramática es la situación de la industria. En diciembre se vuelve a desplomar un 2,6% anual.

Mi consejo no sigas el PIB; la recuperación de momento es un espejismo estadístico. Los indicadores confirman que estamos en el más profundo de la depresión con deflación y arrastrándonos por el fondo. Por lo tanto, la pobreza y la deuda siguen aumentando. Pero lo más preocupante es que la política monetaria y fiscal siguen siendo depresivas, el euro está sobrevalorado y también es depresivo y el saneamiento bancario está inacabado. La restricción de crédito nos sigue adentrando en el fango de la depresión con deflación como ya nos la explicó el gran economista Irving Fisher en 1933.

Lo racional en estos casos es cambiar de médicos y pedir una segunda opinión y las elecciones europeas son una gran oportunidad. Hay que sacar a todos los deflacionistas europeos por la ventana. Ánimo, podemos

Sígueme en Twitter @josecdiez

14 febrero, 2014 | 09:13

Mi columna en El País

Sígueme en Twitter @josecdiez

12 febrero, 2014 | 10:40

La frase que más se escucha en el debate económico últimamente en nuestra querida España es que hemos cambiado nuestro modelo de crecimiento y se ha orientado a las exportaciones.

  Diapositiva1

En el gráfico con datos del FMI desde 1980 se observa como España lleva orientándose a las exportaciones desde hace décadas. Por lo tanto, no estamos ante un cambio de patrón de crecimiento. Donde si ha habido un cambio de patrón significativo es en nuestras importaciones. En 1996, cuando los mismos que hoy nos gobiernan llegaron al poder, iniciamos el modelo de la burbuja inmobiliaria.

Aquello provocó un boom de consumo e inversión que aumentó nuestras importaciones y explicó nuestro elevado déficit por cuenta corriente y deuda externa. En 2007 la burbuja pinchó la economía entró en depresión, la tasa de paro subió al 27%, el consumo y la inversión se hundieron y desapareció el déficit por cuenta corriente. Fin de la cita.

En las exportaciones, salvo el desplome del comercio mundial durante la Gran Recesión en 2008, no hay ningún cambio de patrón. De hecho desde que llegó este Gobierno hemos tenido el menor crecimiento de exportaciones desde 2009. Y de hecho han terminado 2013 cayendo. La causa es que nuestra competitividad se ha deteriorado por la apreciación del Euro, especialmente desde la pasada primavera contra países emergentes. La otra causa de la caída de nuestras exportaciones es que el consumo de nuestros socios europeos, principal destino de nuestras exportaciones, está estancado.

La recuperación se inicia sobre cimientos de barro. Se ha parado la destrucción de empleo y también el crecimiento de nuestra productividad. Por lo tanto, con el euro sobrevalorado, el único camino para mejorar la competitividad y el crecimiento de las exportaciones es continuar con la devaluación salarial. La bajada de salarios baja el precio de la vivienda y la solvencia del sistema bancario, restringe más el crédito, nos impide salir del hoyo de la depresión y nos lleva directos al impago de nuestra deuda externa, pública y privada.

Lo que recomiendan los manuales de economía es depreciar el tipo de cambio, planes de estímulo europeos para reactivar la demanda y contención salarial. Salvo la contención salarial que es el mantra el resto ni está ni se le espera. En Europa y en España los responsables de la política económica han debido estudiar otros manuales, supongo que en japonés y sin traducir.

Para cambiar el modelo de crecimiento, reducir estructuralmente nuestra tasa de paro y aumentar nuestra renta por habitante necesitamos exportar bienes con mayor complejidad y contenido tecnológico. Para eso hace falta: i) más y mejor educación en las escuelas y en las empresas, i) más y mejor I+D+i del estado y de las empresas y iii) más y mejor capital y financiación para las nuevas empresas de los nuevos sectores innovadores.

En nuestra querida España estamos haciendo justo todo lo contrario para cambiar el modelo de crecimiento. Por lo tanto, versionando a Galbraith; la mayoría de economistas no sabemos nada, pero los que dicen que hemos cambiado el modelo de crecimiento no saben nada de nada.

Sígueme en Twitter @josecdiez

02 febrero, 2014 | 22:12

La pasada semana he estado de viaje por nuestra querida España y no salgo de mi asombro. Creo que nunca desde que empecé a estudiar economía hace más de 20 años he visto un ejercicio de paranoia más generalizado. Los datos del cuarto trimestre son desastrosos y marcan que nuestra economía está perdiendo el escaso impulso del pasado verano y se arrastra por el fondo de la depresión. Sin embargo siguen sonando las trompetas del aleluya.

He elegido dos gráficos que valen más que mil palabras: consumo privado, con ventas minoristas, y exportaciones. Ambas series deflactadas y corregidas de estacionalidad que son como el INE las usa para estimar el PIB.

Diapositiva1
 

Diapositiva2
 

Estas dos variables son equivalentes a las ventas de las empresas y determinan sus decisiones de inversión y creación de empleo. Ambas variables se han desplomado en el cuarto trimestre y cierran 2013 en sus mínimos del año.

Tras 60.000 mill de ayudas directas, cientos de miles de avales, un banco malo y el BCE con tipos al 0,25%, los bancos siguen recortando el crédito, subiendo sus tipos y encima exhiben beneficios artificiales la mayoría por especular con nuestra deuda pública y por las ayudas con dinero de los contribuyentes. Y después de recortar salvajemente el crédito y mostrar unas tasas de morosidad indecentes dicen que ellos no son los culpables de la crisis.

Y Rajoy en Valladolid eufórico, su parroquia jaleándole y ordenando callar a la oposición para que no denuncie este despropósito. Y dice que vamos en la buena dirección. Señor Presidente, vamos directos a un impago de la deuda pública. Y entonces veremos rugir al dragón de los mercados como nunca lo habíamos escuchado.

Sígueme en Twitter @josecdiez

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]