Sobre el autor

José Carlos Díez es profesor de economía de Icade y autor del libro Hay Vida Después de la Crisis, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« marzo 2013 | Inicio | mayo 2013 »

28 abril, 2013 | 19:20

Analizando el cuadro macro que el Gobierno va a enviar a Bruselas en el Programa de Estabilidad ha retrotraído a este economista observador a su época de estudiante. En medio de la crisis del 92 llegó a mi querida Universidad de Alcalá un joven profesor llegado de MIT en Boston. Juan Francisco Jimeno, hoy economista jefe del Banco de España, venía de presentar su tesis doctoral supervisada nada menos que por el Nobel Robert Solow y por el futuro Nobel Oliver Blanchard, actual economista jefe del FMI.

Jimeno nos dio un curso de macro maravilloso. Este economista observador sacó muy buena nota en los exámenes parciales y se presentó al examen final para subir nota. El examen fue analizar el cuadro macro del Gobierno y saqué sobresaliente. Luego cuando llegué a Intermoney en 2004 me di cuenta que a pesar de tener una base conceptual sólida sobre el comportamiento del ciclo económico, mis conocimientos del mismo eran mínimos como les sucede a la mayoría de economistas.

Después de nueve años a mis espaldas en Intermoney estudiando ciclos por todo el planeta pero especialmente en mi querida España y de haber aprendido de grandes economistas del ciclo, sólo sé que no sé nada. Pero si tengo un mayor conocimiento sobre cada una de las variables que determinan la oferta y la demanda agregada, su correlación con el ciclo y su interralación. También sobre el comportamiento de las economías ante cambios en las políticas económicas y ante los precios relativos, principalmente tipos de interés, tipos de cambio, salarios, márgenes empresariales y precios de las materias primas.

La capacidad de los economistas para predecir a más de tres meses vista es muy reducida, igual que la del resto de seres humanos. Sin embargo, cuando hay que diseñar la política económica es necesario hacer un ejercicio de proyección. La clave no es afinar en la economía de la décima. La clave es tener un buen diagnóstico de la situación cíclica y de los problemas estructurales de la economía y proyectar un relato coherente con la teoría económica y lo que conocemos de los ciclos.

El relato presentado el viernes por el Gobierno es muy incoherente. Empieza con una revisión de la tasa de paro en 2013 es de 3 puntos porcentuales o sea 600.000 desempleados más de los que esperaban hace un año. Es evidente que el diagnóstico y las medidas aplicadas por el Gobierno el pasado año han tenido efectos devastadores sobre la economía. Pero preguntado el ministro ¿qué ha fallado? Respondía que el peor comportamiento de la economía mundial. La realidad es que la previsión del FMI para 2013 que acaba de hacer en abril y la que hizo hace un año apenas ha variado y el mundo crece por encima de su promedio histórico.

El principal problema estructural de la economía española es su elevado endeudamiento, especialmente con el exterior, especialmente bancario y especialmente a corto plazo. La única salida es generar un superávit por cuenta corriente, como ha sucedido en nuestra querida España y en el resto de países con problemas de financiación en la historia de la humanidad. Por eso a este economista observador no deja de sorprenderla que el Gobierno se atribuya el éxito de la corrección del déficit exterior. El saldo exterior es una variable endógena del sistema y su corrección en 2012 tiene que ver con la depresión interna y que se refleja en la tasa de paro, la cual el gobierno ni vio ni creo que quiera ver.

En segundo lugar, en 2012 nuestras exportaciones han tenido el peor comportamiento desde 2009. Esto no es atribuible al Gobierno ya que el problema ha sido la caída de la demanda de nuestros principales clientes, especialmente Francia, Alemania y Portugal y la apreciación del Euro contra el dólar. Y este mal comportamiento tampoco es responsabilidad del Gobierno ni tiene nada que ver con nuestra política económica.

Además del conocimiento de los ciclos, este economista observador ha dado durante diez años clases de macroeconomía internacional donde explicaba esta tipología de crisis de deuda y le he dedicado muchas horas de vuelo a la investigación y el estudio de muchos casos en las historia y en los cincos continentes.

Para salir de esta trampa además de una contracción de la demanda interna es necesario engancharte al crecimiento de tus clientes exteriores y contar con un tipo de cambio infravalorado que facilite el proceso. Nuestra desgracia es que nuestros principales clientes europeos están cometiendo los mismos errores de política económica que nosotros y el BCE está dominado por sus complejos morales y permite que el euro sea la moneda más sobrevalorada del planeta.

En este escenario y si no cambia la política económica europea, especialmente la monetaria, todo el ajuste se tendrá que seguir haciendo vía desplome del consumo y caída de salarios. Sin embargo, el Gobierno espera en 2014 un crecimiento brutal de nuestras exportaciones, una subida de los precios y de los salarios y que el consumo se estabilice. Vuelvo a repetir o cambia radicalmente la política económica europea o la probabilidad de que se cumpla el cuadro macro del Gobierno está próxima a cero.

El problema es que las principales variables que determinarán la salida de la crisis de nuestra querida España están fuera del cuadro macro. La caída de salarios y la pérdida de empleo aumentan el temor de los inversores al impago de nuestra deuda que en el casi de las familias es una de las mayores del mundo y supera el 80% del PIB. La bajada de salarios hunde la capacidad de pago y hace que todo el ajuste de la burbuja inmobiliaria sea vía precios y no cantidades. Como los bancos sólo tienen créditos que los inversores temen que no van a cobrar y se quedan con casas que cada día valen menos, la solvencia de nuestros bancos se deteriora, no tienen acceso a los mercados y eso explica la brutal restricción de crédito que están padeciendo nuestras empresas y nuestras familias.

La restricción de crédito limita la capacidad de las empresas y familias para invertir y sin embargo el Gobierno espera que se estabilice en 2014. De nuevo o cambia radicalmente la política económica  europea o la probabilidad es próxima cero. Dentro la tasa de paro subirá por encima del 28%, la mayor parte de los desempleados habrán perdido su prestación por desempleo y la situación social será insostenible. Y lo que no es sostenible acaba estallando.

Este economista observador lleva meses advirtiendo que no vamos bien. Ahora tras la tasa de paro del primer trimestre la mayoría de la sociedad coincide con esta visión. La mayoría de las personas que me reconocen por la calle siempre me preguntan ¿ya estamos saliendo? Están deseando que les diga que si pero cuando les digo que no vamos bien lo asumen con realismo y con resignación. Es duro quitar la ilusión a esa gente pero es mi obligación como economista decirles la verdad. Pero también decirles hay vida detrás de la crisis.

Este es el título de mi libro que está a punto de estar en bibliotecas y dar esperanza a toda esta gente fue la principal motivación que me llevo a escribirlo hace año. Cuando tuvimos la reunión con la editorial para comenzar con el proyecto en junio de 2012 les advertí que cuando saliera el libro esta primavera estaríamos con una tasa de paro que llevaría a la sociedad a la desesperanza.

Los que lean mi libro comprobarán que si cambiamos las políticas, las ideas y la moral imperante en Europa hay solución. Y para cada uno de los problemas sin resolver en mi libro hay soluciones. En España hay planes para parar los deshaucios estabilizar el mercado de la vivienda y el sistema bancario. Una reforma fiscal y de la administración pública. Y en el ámbito europeo hay un plan para resolver la crisis del Euro y volver a crecer. Ánimo podemos.

Sígueme en Twitter @josecdiez

25 abril, 2013 | 10:10

Leer hoy la nota de la EPA es que como hacer un análisis forense. Todo es mucho peor de lo esperado por este economista observador. Anticipamos que la población caería tras los datos de Padrón y las noticias sobre emigrantes españoles que salen de nuestra querida España para sobrevivir. 61.800 españoles salieron del mercado de trabajo español en el 1tr13. A esto hay que sumar 23.000 inmigrantes que han vuelto a sus países o a buscar fortuna en otro país.

Pero los datos más dramáticos son los de empleo que como siempre explica este economista observador es el mejor indicador de coyuntura y han sido peor de lo esperado. El ministro de economía hablaba ayer que sólo hay que mirar los indicadores adelantados. Este economista observador explicó hace dos días que los indicadores adelantados anticipan que la recesión seguirá siendo muy intensa en el 2tr13, que las exportaciones se han parado en seco y que las perspectivas para nuestros clientes europeos de exportación anticipan un deterioro en 2013. El ministro lleva viendo la recuperación desde hace un año y recuerda a las personas que se quedan pérdidas en el desierto, deshidratadas, con insolación y ven alucinaciones.

Pero los indicadores coincidentes y retrasados también hay que mirarlos ya que confirman tendencia. La EPA de hoy confirma los efectos devastadores del austericidio en una crisis de deuda con restricción de crédito. También el fracaso de la estrategia neocon de la política económica española que es más simple que la de Barrio Sésamo. La EPA es el resultado de diseñar tus políticas en ideaa como “no se puede gastar más de lo que se tiene” o “no somos competitivos”. Esto es una crisis compleja y necesita algo más que una ameba para resolverla.

En el 1tr13 se destruyeron 322.200 puestos de trabajo.  O sea 3.600 personas perdieron su empleo en cada día. Tengamos en cuenta que la Semana Santa cayó en marzo y esa semana suavizó la destrucción o la situación habría sido aún peor. Se destruye empleo sin distinción de sexos ni de edad. Todos los sectores destruyen empleo. La agricultura el doble que el 1tr12 y la industria con la misma intensidad que el año anterior.  

La construcción parece que llega al límite y ha destruido 24.000 empleos versus 90.000 en el 1tr12. Y servicios 170.000 empleos. Nos contarán la milonga que el dato es bueno ya que se destruyen empleo público y eso sienta las bases para la recuperación. Primero es falso. En el 1tr13 se destruyeron 250.000 empleos privados que es una barbaridad. Y segundo la destrucción de empleo público supone una política fiscal procícicla y eso contradice el argumento de recuperación y de la salida de crisis del Gobierno y de todo su coro de ángeles.

Alguien le debería explicar al Presidente que desde que se producen las causas de los problemas económicos hasta que se ven sus efectos hay un tiempo precioso para tomar decisiones. La política económica europea es desastrosa y en España seguimos sin sanear el sistema bancario, sin estabilizar el crédito y el mercado de la vivienda. La clave es reconocer el fracaso de la política económica que confirma tener 6,2 millones de personas en paro el 27,2% e ir con un relato realista a las Cumbres europeas y los Eurogrupos. Si le contamos a Merkel y a Draghi que estamos saliendo de la crisis pensarán, “entonces para que aprobar estímulos”.

Si no se cambia la política económica y la ideología que la sustenta, en abril de 2014 seguiremos diciendo que la recuperación llegará en 2015. Pero en nuestra querida España habrá más de 6,5% millones de parados, dos tercios sin prestación por desempleo y en la pobreza y muchos de ellos en pobreza extrema.

Entonces la situación social estallará. Este es el principal temor de este economista observador ya que cuando eso sucede pierdes el control y el gobierno queda deslegitimado para tomar decisiones. Actuando ahora, haciendo todo bien y con el viento favorable la misión será como la Odisea de Ulises pero este economista observador te garantiza que hay vida después de la crisis. Si seguimos en la negación absoluta de la realidad, el año que viene todo será más complicado y habrá vida pero de mucha peor calidad.

Sígueme en Twitter @josecdiez

23 abril, 2013 | 23:49

El mantra europeo desde principios de 2012 cuando la economía volvió a recaer en la recesión es “ya estamos saliendo de la crisis”. Ahora tras la presión en Washington donde Europa es el peor alumno de la clase y el único al que el FMI ha suspendido en recesión en 2013, empiezan los nervios. La Comisión dice que ellos no han sido los caballeros cruzados del austericidio y el BCE empieza a moverse preocupados ahora por el crédito a pymes cuando sus propias encuestas llevan dos años indicando un intenso credit crunch.

El mejor indicador adelantado de ciclo que disponemos son los PMI y en abril han vuelto a caer, especialmente en Alemania que se ha situado de nuevo por debajo de 50. Según Markit, empresa que estima los PMI, el PIB de la Eurozona puede caer en el 1tr13 próximo a 0,3% trimestral y 0,4% en el 2tr13.

En España el Banco de España ha publicado hoy su estimación de PIB del 1tr13 y espera una caída del 0,5% trimestral. El Gobierno y el coro de ángeles que ya vislumbran la recuperación han cantado el aleluya.

Si la economía sigue cayendo a este ritmo en el conjunto del año caerá próxima al 2%. El PMI para España anticipa que en el 2tr13 la caída será similar. Aunque no conocemos aún la EPA de este jueves con caídas de 0,5% del PIB la caída del empleo estará próxima al 1% trimestral. Si seguimos a este ritmo la destrucción de empleo en 2013 estará próxima al 4%. De momento el jueves el paro próximo al 27% y a 6,2 mill de desempleados, más de la mitad sin ningún tipo de prestación.

La composición del PIB también es preocupante. Se modera la caída del consumo y de la inversión. La del consumo está distorsionada por el Plan PIVE para subvencionar las ventas de coches. Sin duda, como anticipó este economista observador, la aprobación del Plan PIVE fue una buena medida para amortiguar el impacto de la subida del IVA sobre las ventas de coches. Pero no nos hagamos trampas al solitario. La medida tiene efectos transitorios y cuando se elimine las ventas se desplomarán como pasó con el Plan anterior.

La inversión se modera pero sigue cayendo con muchísima fuerza indicando que las empresas siguen sin ver el horizonte de su negocio claro y continúan con el pie levantado del acelerador. Y el dato más preocupante que este economista observador lleva meses advirtiendo y nos anticipaban los PMI de nuestra querida España es que las exportaciones en el 1tr13 estuvieron estancadas después de haber caída en el 4tr12. El único motor de crecimiento se ha parado. Las exportaciones de bienes crecen tímidamente impulsadas por el fuerte tirón del tren a la Meca que compensa la caída de ventas en Europa. Y el turismo extranjero ha empezado a caer.

Hoy se filtra que Bruselas nos podría retrasar el objetivo de déficit. Buena noticia que este economista observador lleva pidiendo desde el verano de 2011. Pero esto suavizará la caída de nuestra demanda interna pero no nos sacará de la crisis. Hacen falta estímulos fiscales en otros países con margen para que al menos la política fiscal del área sea neutral. Y hace falta que el BCE sea más activo. Si la reacción es únicamente bajar los tipos 25 o 50 pb será otro gatillazo de super Draghi. Y queda estabilizar las deudas que no se pueden pagar y será necesaria unión bancaria, unión fiscal y Eurobono. Todo esto último ni está ni se les espera.

Si uno mira las hemerotecas y videotecas y compara estos fríos datos con las sandeces que se han dicho en nuestra querida España en los últimos meses a uno le entran ganas de coger el pasaporte y salir corriendo. La parte emocional de mi cerebro me sigue atando a nuestra querida España.

El 16 de mayo sale publicado mi libro en librearías y ebook “Hay vida después de la crisis” donde este economista observador explica todas las dudas que siempre tuviste y no te atreviste a preguntar sobre la crisis Subprime, la Gran Recesión, la Crisis del Euro y la crisis de nuestra querida España. En el libro se identifican los problemas sin resolver y se aportan soluciones para salir de esta maldita crisis. Para garantizar la efectividad de las medidas se explican casos de éxito en crisis de deuda de otros países donde han funcionado. Ánimo, podemos.

Sígueme en el Twitter @josecdiez

16 abril, 2013 | 19:55

Si pinchas aquí podrás acceder al artículo que me ha publicado hoy el diario Cinco Días sobre Japón. 

Sígueme en Twitter @josecdiez

13 abril, 2013 | 09:43

Ayer el Gobierno anunció la creación de una Agencia Fiscal Independiente. Sin duda es avance en la calidad de nuestra democracia. La política fiscal y el presupuesto es donde se hace uso del dinero de los ciudadanos y debe ser una decisión política. Por política se entiende que el gobierno que cuenta con el apoyo mayoritario de los ciudadanos en las urnas interpreta sus preferencias y hace un uso de su dinero.

El dinero es un bien escaso y el gasto público además de eficiente se debe financiar. Por esa razón en ocasiones los gobiernos deben tomar medidas que no gustan a sus votantes como es el caso actual.

Los economistas no debemos interpretar preferencias colectivas. Si queremos hacer eso, lo democrático es entrar en política y contárselo a los ciudadanos en unas elecciones y conseguir su voto. Pero si podemos hacer una labor técnica e independiente que es la misión de una agencia fiscal.

Este economista observador ha criticado a la Troika pero no todo lo que propone Bruselas es negativo per se. España tendrá una Agencia Fiscal Independiente gracias a las presiones de Bruselas y eso es muy positivo y merece el elogio de este economista observador.

El ejemplo a seguir es la Oficina del Presupuesto del Congreso CBO en EEUU. La oficina se creó en los años 80’s con el déficit público en niveles muy elevados como es la situación actual de nuestra querida España. La oficina depende del Congreso y refuerza la división de poderes y el control al ejecutivo. Los partidos proponen candidatos pero son economistas con gran prestigio e independientes. El partido republicano ha elegido a Gregory Mankiw y los demócratas a Jeffrey Frankel. Ambos son profesores de Harvard y grandes economistas. No todos los economistas pensamos igual sobre la política fiscal y los partidos buscan simpatías con sus ideas. Pero la independencia debe estar fuera de toda duda.

Como me enseñó uno de mis maestros la independencia financiera es condición necesaria de la independencia individual. Los economistas que formen parte de ese consejo deben tener su vida resuelta sin necesidad del sueldo que se asigne por formar parte de la Agencia. De lo contrario, ese será un consejo bizcochable lleno de pesebreros y habremos hecho una revolución para que no cambie nada.

El CBO elabora su cuadro macroeconómico independiente del Gobierno y su estimación de crecimiento tendencial de la economía. Con este escenario y con las leyes aprobadas en el Congreso proyecta a 10 años los ingresos y gastos públicos, el déficit y la deuda pública. Además, estiman el impacto de cada medida fiscal, tanto de ingresos como de gastos, y de los programas electorales. Esto cuantifica las medidas, eleva el nivel del debate público y mejora la definición de las preferencias sociales.

En España ya existe algo similar pero como siempre es informal. Este economista observador ha participado en reuniones con este gobierno y con el gobierno anterior para dar su opinión sobre la evolución de la economía y las perspectivas fiscales para elaborar el programa de estabilidad que se envía a Bruselas.

Se trata de poner luz y taquígrafos y que la sociedad sea participe de esas reuniones. También es importante que los economistas tengan independencia financiera de las grandes empresas para evitar meter a los lobbys en la Agencia y cargarse su independencia.

De momento las vibraciones de este economista observador no son buenas. La Agencia la nombra el Gobierno y dependerá del Ministerio de Hacienda. Hacienda ya tiene el Instituto de Estudios Fiscales que cumple esa misión, pero no es independiente. Esperemos que esto cambie en el trámite parlamentario para que la nueva Agencia, cómo la mujer del Cesar, además ser independiente, lo parezca.

Sígueme en Twitter @josecdiez

09 abril, 2013 | 10:26

Margaret Thatcher fue uno de los políticos más influyentes del siglo XX y se ha ganado su hueco en la historia. Esto siendo importante no da la infalibidad. Fidel Castro también lo ha conseguido con una isla caribeña de 11 millones de habitantes y este economista observador crítica muchas de sus ideas con la misma vehemencia que las de Thatcher.

Su última película no describe en profundidad su biografía política pero si la personal. La hija de un tendero gobernando a los hijos de la oligarquía educados en Eton y encima mujer tiene todo el mérito.

Cuando Thatcher llega al poder, el Reino Unido está bajo un programa del FMI como ahora lo estamos nosotros con el rescate bancario o lo están Portugal o Grecia. La economía británica era muy dependiente del petróleo y su estructura productiva dejo de ser competitiva. Thatcher llego con su propuesta de liberalización que era la apropiada pero como siempre sucede en la historia sobrerreaccionó.

Este economista observador es defensor de economías mixtas donde el pilar del sistema es la economía de mercado pero donde el estado tiene un papel relevante en el diseño de reglas, en exigir que se cumplan y en proveer bienes que o bien el mercado no consigue hacerlo o lo hace insatisfactoriamente para las necesidades sociales. La educación es un buen ejemplo. Alguien que nace pobre de solemnidad está condenado a ser analfabeto y sólo una intervención pública consigue garantizar la igualdad de oportunidades y  que la sociedad sea gobernada por los mejores y no por los más ricos.

Los ajustes de Thatcher fueron brutales y los británicos le retiraron su confianza y estaba condenada a perder las elecciones. Unos locos y desesperados tiranos argentinos la sacaron del ostracismo político con la guerra de las Malvinas. Si hubiera perdido esas elecciones la historia hoy diría que había fracasado. Así se escribe la historia. En España no parece ni sería deseable una guerra por lo que ya sabemos cuál es el destino más probable de Rajoy en las próximas elecciones, aunque el político nunca asume su destino si le lleva a perder el poder.

De una economía esclerótica y poco competitiva Thatcher pasó a una excesivamente desregulada y privatizada. Adam Smith nos enseñó de qué depende la riqueza de las Naciones. De la productividad y es necesario acumular capital privado pero también público. Los que quieran saber los efectos de las privatizaciones en la sanidad y el transporte público sobre la acumulación del capital y la calidad de las infraestructuras que se pasen por el Reino Unido y comprueben los efectos del Thatcherismo.

Hay mucho mito sobre la eficacia del Thatcherismo. Thatcher llegó al poder con una economía en una profunda recesión. Con un estado que se gastaba el 42% del PIB, ingresaba el 39% del PIB y tenía casi equilibrió primario antes del pago de intereses. Major heredó el legado de Thatcher y en la crisis de 1992, el estado seguía gastando el 42% del PIB pero la recaudación se había desplomado hasta el 35% del PIB y un déficit primario del 6% del PIB. El legado de Thatcher fue un déficit público crónico que Tony Blair y su tercera vía no supieron resolver ni combatir, ya que nunca acabaron con la idea maligna de que pagar impuestos es un mal y el estado es el problema de todos los males que nos asolan. Pagar impuestos es un mal necesario para financiar los servicios públicos. El debate debe ser si el gasto público es eficiente y se puede financiar y acabar con el maniqueísmo que Thatcher impuso a la sociedad occidental.

El otro Frankestein que creó Thatcher y que es una bomba de relojería se llama la City de Londres. La mitad del sistema bancario británico ha quebrado y ha sido nacionalizado y su deuda desproporcionada hace que la deuda total del Reino Unido sea 5 veces el PIB por 3,5 veces en nuestra querida España. Y nadie sabe como la van a poder pagar. Tampoco fue eficaz en desarrollar una economía competitiva que sustituyera con nuevos sectores la pérdida de la industria pesada que ella se encargó de liquidar, como si ha sucedido en EEUU. Por ambas razones las políticas cuantitativas no han conseguido reactivar la economía y el crédito en Reino Unido y si lo están haciendo en EEUU.

Thatcher ha muerto y este economista observador le desea que descanse en paz. Como nos enseñó keynes, “el peligro no son las personas o los intereses creados, sino las ideas”. Ella se ha ido pero sus ideas perdurarán y muchas de ellas son extremadamente nocivas para la sociedad. Este economista observador luchará contra esas ideas hasta la extenuación con el único fin de dejar a sus hijos una sociedad mejor que la que él se encontró.

Sígueme en Twitter @josecdiez 

07 abril, 2013 | 10:10

El Tribunal Constitucional portugués acaba de anular parte del presupuesto del gobierno para 2013, especialmente ha determinado que eliminar una paga extra sólo a los funcionarios va en contra de la constitución lusa.

La demanda fue interpuesta por la oposición socialista pero apoyada por el Presidente de la República Cavaco Silva, del mismo partido que el Gobierno. Passos Coelho ganó las elecciones con mayoría absoluta en la primavera de 2011, forzando una salida agónica de su antecesor que tuvo que presentarse a las elecciones negociando un rescate con la Troika. Ahora Passos tiene la menor aprobación de su sociedad de los líderes europeos y la sentencia es un duro mazazo político.

Pero como siempre repite este economista observador cada día entiende menos de política, por lo que analicemos las implicaciones económicas de la medida. Aunque para meter presión a los miembros del alto Tribunal el gobierno luso tocó las trompetas del apocalipsis, lo cierto es que la medida incluso puede acabar siendo beneficiosa y darle argumentos para renegociar mejores condiciones en Berlín.

En noviembre de 2011, este economista observador estuvo en Lisboa y ya advirtió en este blog que Portugal se dirigía con aquella política económica a la insostenibilidad de su deuda. Hay cuatro variables determinantes para analizar si una deuda es sostenible lo cual significa si se podrá devolver los préstamos: i) crecimiento, ii) tipos de interés, iii) nivel de la deuda pública y iv) saldo fiscal primario, antes del pago de intereses.

  Portugal España déficit primario

En el gráfico se puede observar cómo Portugal ha hecho un esfuerzo fiscal brutal y prácticamente ha eliminado su déficit primario que era del 7% en 2010. La sentencia supone anular ajustes por valor del 1% del PIB y si hay vida inteligente en Europa deberían no exigir nuevas medidas adicionales a Portugal. Portugal es el tercer cliente de exportaciones de nuestra querida España, por lo que la medida también tendría efectos positivos para nosotros.

Tras el rescate en 2010, Portugal ha conseguido no sólo estabilizar el pago de intereses de su deuda pública, sino que en 2012 han sido inferiores a los de 2011. El principal problema de Portugal es el crecimiento. Desde 2010 el ajuste fiscal ha hundido la demanda interna, el empleo y la recaudación pública. La única posibilidad de crecer en ese escenario es vía exportaciones pero en 2012 sus ventas en el exterior han caído.

Portugal ha bajado sus salarios con mayor intensidad que nuestra querida España y ha destruido empleo con la misma voracidad aumentando su productividad. Por lo tanto, su competitividad ha mejorado significativamente en 2012. ¿Cuál es la causa de la bajada de exportaciones? Que sus clientes, principalmente españoles pero también franceses y alemanes, han dejado de consumir.

Aún así Portugal tiene bajísimos niveles de productividad y entró en el Euro en 1999 con un tipo de cambio sobrevalorado. Recordemos que en la crisis cambiaria de 1992, los portugueses no devaluaron su moneda. Para mejorar la productividad los manuales de economía recomiendan aumentar la inversión y el número de máquinas por trabajador. Portugal invierte por debajo del promedio europeo y su gasto en inversión pública y privado está en caída libre. El otro problema de Portugal, consecuencia del anterior, es que su deuda pública ya ha superado el 120% del PIB y el tiempo se ha acabado para nuestros vecinos.

Si Portugal no crece, no pagará. ¿Cómo puede volver a crecer? El estímulo le tiene que venir de fuera: i) hay que avanzar en la unión fiscal, emitir eurobonos y aprobar un Plan Marshall para romper el círculo vicioso baja productividad - baja inversión. ii) además, hay que estabilizar sus deudas. Hay que reestructurar la deuda y respaldar las nuevas emisiones de bonos portugueses con la garantía de un Tesoro único europeo. iii) Hay que sacar a Europa de la recesión y reactivar sus exportaciones. iv) Y, por supuesto, Portugal tiene que seguir mejorando la eficiencia de su economía, sobre todo de su sector público y mejorando su productividad y competitividad.

La otra opción es salirse del Euro. Para los portugueses, como para los españoles, Europa es mucho más que su implicación económica. Europa es la democracia, la libertad, el progreso, la vanguardia, etc. Por esta razón y con buen criterio intentan por todos los medios seguir siendo ciudadanos europeos de pleno derecho.

Pero la dinámica de sostenibilidad de deuda es una ley empírica igual que la ley de la gravedad. Platón recomendaba a sus discípulos formarse antes en las leyes físicas para llegar al estadio último de la dialéctica. Por desgracia, Europa vuelve a estar gobernada por sofistas.

Nuestra querida España, podría soportar la salida del Euro de Chipre, de Eslovenia o de Grecia, pero no de Portugal. Nuestra integración económica y financiera es total. Por esta razón, la causa de los portugueses es la misma que la de los españoles y nuestros vecinos lusos tienen todo el apoyo y la solidaridad de este economista observador.

En nuestra querida España nuestro gobierno dice las mismas cosas que decía el gobierno luso cuando este economista observador visitó Lisboa en noviembre de 2011. Nuestra productividad es muy superior a la portuguesa y nuestra deuda pública inferior. Pero compartimos los mismos problemas de crecimiento y, cómo se observa en el gráfico, nuestra querida España aún tiene un déficit público primario antes del pago de intereses elevadísimo y nos queda aún un duro camino de ajuste fiscal por delante. Si no empezamos a crecer pronto, algo que sólo es un puro espejismo de gente perdida en el desierto y con síntomas de insolación mediática, el próximo año estaremos en la misma encrucijada que Portugal está hoy.

Sígueme en Twitter @josecdiez

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]