Sobre el autor

José Carlos Díez es profesor de economía de Icade y autor del libro Hay Vida Después de la Crisis, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« abril 2012 | Inicio | junio 2012 »

31 mayo, 2012 | 07:37

Te adjunto el artículo que me ha publicado hoy Cinco Días que sigue haciendo propuestas constructuvas para parar esta paranoia en la que estamos metidos.

Sígueme en Twitter @josecdiez

28 mayo, 2012 | 22:52

A este economista observador le ha sucedido hoy una anécdota que le ha recordado a la genial novela de Delibes de la que he versionado el título del post. Hace unos meses tras una entrevista en La Noche en 24H de TVE recibí un correo que me reenviaron en mi empresa. Era una señora valenciana, de cuyo nombre no quiero acordarme, que me felicitaba por mi intervención y que me transmitía sus temores. Había comprado un bono patriótico de su comunidad y tras las dudas sobre un posible impago temía no recuperar su dinero. Para vender el bono tenía que asumir una elevada pérdida y me preguntaba qué hacer. Mi respuesta fue que la Generalitat era una deuda estatal y que si el bono fuera mío yo esperaría al vencimiento. Hoy me ha vuelto a escribir para decirme que había recibido el dinero del bono y para agradecerme mi consejo.

Llevo muchos años participando en medios y muchas horas de vuelo. Todos los medios tienen su complejidad y exigen mucha concentración pero la tele es el más complicado. Mi método es sencillo, aunque a mi subconsciente le costó muchos programas y entrevistas perder el miedo. Es clave una buena postura, estirado y con los hombros relajados para mantener abiertos los pulmones y permitir el correcto flujo sanguíneo y de oxigeno al cerebro ya que si no llega aparece la ansiedad. Luego me concentro en las preguntas del periodista y me olvido de la cámara. Esto te hace perder la sensación de que hablas para millones de personas. Por eso el correo de esta mujer ha sido tan agradable y gratificante.

Una mujer sólo por un programa de televisión confía en ti para tomar una decisión sobre sus ahorros y te confiesa sus temores. Este economista observador ha asesorado a gobiernos, bancos centrales, entidades, grandes empresas, etc. pero el correo de esta mujer me ha sorprendido gratamente y cada día me cuesta más que me sorprendan.  Hoy en el mismo correo de agradecimiento me transmitía más dudas ahora no sobre la Generalitat sino sobre entidades financieras donde tiene sus depósitos. Mi respuesta ha sido la misma y le he dicho que si fueran míos no los movería.

Es muy gratificante la recompensa pero es evidente que la labor de tranquilizar a la sociedad es del Gobierno y de los representantes de las entidades que cobran por ello. Por eso ha sido tan importante la comparecencia del Presidente hoy. No obstante, no basta con comparecer, además hay que dar argumentos que consigan calmar los temores. Ya veremos si lo ha conseguido pero no ha estado muy convincente en las respuestas. En noviembre en plena campaña electoral nos dijo que “no metería ni un euro en el sistema bancario”. En febrero sacó un decreto y nos dijo que se ponían los activos inmobiliarios de la banca a precios de mercado con el fin de reactivar las ventas de viviendas y el crédito y que se haría “sin un euro de ayudas públicas”. La realidad es que las ventas de vivienda y el crédito se están desplomando desde entonces y Gorigolzarri ha aumentado casi un 50% los activos problemáticos y ha aflorado fuertes pérdidas adicionales al decreto de febrero.

Me pasa con este gobierno, lo mismo que con el anterior, con el alemán, con el BCE…. No entiendo por qué los políticos se equivocan con tanta seguridad y niegan cosas que los economistas sabemos que es muy probable que vayan a suceder. Llevo desde febrero gritando desde este blog advirtiendo que el decreto no iba a funcionar, que era necesario inyectar capital en las entidades con problemas. También llevo meses advirtiendo que nuestra política fiscal y la monetaria del BCE nos llevan a la depresión y que eso aumentaría el miedo al impago de los inversores, la prima de riesgo e intensificaría la fuga de capitales.

Es frustrante ver como pasan los días y la política económica no cambia pero al menos siempre me quedará la señora Cayo y todos mis seguidores anónimos para darme estas alegrías. Gracias por estar al otro lado.

Sígueme en Twitter @josecdiez

25 mayo, 2012 | 13:11

En enero de 2009 Thomas Schelling, premio Nobel de Economía, estuvo en Madrid y este economista observador tuvo la oportunidad de almorzar con él en la Fundación del Pino. Estábamos en medio de la Gran Recesión y cada luz al final del túnel era otro tren que venía arrollarnos. Ante la pregunta ¿qué más se puede hacer? El Nobel anciano y sabio contestó “acaban de nombrar un nuevo Presidente en EEUU, debe acertar con la política económica y debemos mantener los dedos cruzados”. La situación en Europa no es tan dramática pero la posible salida de Grecia del Euro provocaría un tsunami financiero de una magnitud incluso mayor a la quiebra de Lehman. Francia acaba de elegir a un nuevo Presidente y en una sólo semana ha conseguido hacerse con el control de la agenda Europea y parece que Sarkozy es un personaje histórico. Esto recuerda a la llegada de Obama en 2009 y conviene hacer un análisis comparado para extraer lecciones y evitar una nueva Gran recesión que seguramente acabaría en otra Gran Depresión.

La Primera diferencia es que Obama consiguió la Presidencia de toda el área monetaria del dólar y Hollande sólo la de uno de los principales países del Euro, lo cual limita enormemente su margen de maniobra. Obama contaba con un banco central que desde 2008 fue consciente del riesgo de depresión y de deflación y asumió su responsabilidad histórica. Hollande tiene que lidiar con una autoridad monetaria que se equivocó en el diagnóstico, que sistemáticamente ha ido por detrás de la realidad, que ha entrado directamente en el terreno de la política, bien participando en la Troika, bien mandando cartas y presionando directamente a gobiernos soberanos, mermando enormemente su independencia y credibilidad y cuyos miembros del Consejo están obsesionados por el riesgo moral y el temor patológico de los alemanes a la inflación, lo cual los atenaza e impide tomar decisiones.

La política monetaria es necesaria para frenar la deflación de activos y la restricción de crédito pero en una trampa de la liquidez, en esta ocasión bancaria, no es efectiva para poner un suelo a la recesión y reactivar la actividad, el empleo y el crédito. Sin embargo, la política fiscal en una trampa de la liquidez es extremadamente eficaz ya que la evidencia empírica nos enseña que los multiplicadores, especialmente del gasto público, son mayores. En este sentido, mientras Obama aprobó un agresivo plan de estímulo, Hollande se enfrenta al mantra de la austeridad como la pócima mágica que resolverá la crisis, mantra liderado por Merkel que preside el otro gran país del área monetaria. Un tercio de la Eurozona tiene serios problemas de financiación en los mercados y se ve obligada a reducir el déficit por lo que el resto del área para al menos conseguir que la política fiscal sea neutral. El problema es que Hollande con un gasto público de 55% del PIB, un déficit próximo al 5% del PIB y la deuda pública al 90% no tiene margen fiscal, aunque si debería retrasar el ajuste hasta que acabe la recesión y la economía coja velocidad de crucero. El único país que tiene margen fiscal de los cuatro grandes de la Eurozona es Alemania y Merkel acaba de presentar su programa de estabilidad en Bruselas con una política fiscal restrictiva para Alemania en 2012 y en 2013.

El principal problema a corto plazo para Hollande es la situación de Grecia y su posible salida del Euro. Cuando Obama tomó posesión, California estaba en suspensión de pagos y había emitido los IOU, papel moneda propio que en Argentina se denominaba patacones. California tenía una estructura fiscal impropia de una economía desarrollada con excesiva dependencia del impuesto de sociedades. La Gran Recesión provocó un desplome de los beneficios de las empresas californianas y el déficit público se disparó. Coincidió con la quiebra de Lehman y el colapso del mercado de pagarés y bonos municipales y se vio obligada a declarar default. La ventaja es que EEUU es una unión fiscal y los desempleados y pensionistas de California siguieron recibiendo sus rentas procedentes del presupuesto federal. California se benefició del Plan de estímulo de Obama que fue financiando con deuda pública que monetizaba la Fed. El Congreso pactó un plan de apoyo financiero que permitió al gobierno californiano reestructurar su deuda. Además, California es una economía rica y pudo acometer una reforma fiscal que aumentó la recaudación favorecida por el crecimiento y la inflación.

La Eurozona se creó como una unión monetaria pero sin unión fiscal. Esto supone que los pensionistas y desempleados griegos han visto como caía su renta y eso intensificaba la depresión económica. En el gráfico 1 se puede observar una comparación de la crisis del Euro con la de la Deuda en los años ochenta en Iberoamérica, a la que se denominó la Década Perdida. Se puede comprobar como Grecia acumulará en 2012 una caída de la actividad próxima al 20%, lo cual supera los registros de crisis emergentes y sólo es comprable con la Gran Depresión. Es cierto que Grecia es un país con una renta por habitante muy superior a la de los países de Latam y cuenta con riqueza, capital físico, humano y social que los países emergentes no tenían. Pero también es cierto que el cerebro humano no está preparado para empobrecerse y menos de esta manera tan abrupta por lo que el gráfico ayuda a entender que la sociedad griega haya llegado a un grado de desesperación en el que cualquier escenario es posible.

PIB

En el gráfico 2 se puede observar cómo Grecia no tiene un elevado nivel de deuda externa comparado con el resto de sus socios pero es muy superior a la que tenían los países emergentes en sus crisis. El problema es que si sale del Euro tendrá que redenominar todas sus pasivos a Dracmas y la quita para los deudores internacionales se aproximaría al 90% de Argentina en 2001 o al 100% de Islandia en 2009. Los datos comparados son de 2010 y tras la reestructuración de su deuda habrá reducido su deuda externa pero seguimos hablando seguramente de la mayor crisis de deuda de la historia de la humanidad. Cómo dijo Carlos Salinas de Gortari en 1987 “Si no crecemos no pagamos”. Grecia necesita i) un control de capital para parar la salida de dinero del país. ii) una nueva reestructuración de la deuda con una cadencia de intereses de dos años que le permita para el ajuste fiscal y reducir su déficit por cuenta corriente. iii) además de un problema de sobreendeudamiento, Grecia tiene un problema de baja productividad y competitividad y necesita un Plan Marshall financiado por el BEI. iv) estabilidad financiera y un euro más barato que permita aprovechar sus ventajas competitivas en turismo y fletes internacionales y esto sólo lo puede conseguirlo el BCE con una agresiva política cuantitativa de compras de deuda pública y privada como ha hecho la Fed.

Deuda externa
Esto supone cambiar radicalmente el relato y las políticas de extrema exigencia de la Troika en Grecia en un momento de máxima desconfianza entre las partes y de difícil venta política doméstica, especialmente en Alemania. Se ha filtrado que el BCE tiene prestado unos 100.000 mill. de euros de líneas de emergencia a la banca griega con la única garantía del Tesoro griego y la fuga de depósitos aumenta esa cifra a una velocidad de unos 1.000 mill. diarios. La situación es de extrema vulnerabilidad y la salida del Euro se puede producir por la solicitud del nuevo gobierno que surja de las urnas, ante la imposibilidad de renegociar las condiciones con la Troika, o por inacción y que el problema acaba siendo entrópico.

Hollande ha luchado contra los elementos, primero contra la lluvia en su paseo triunfal por los Campos Eliseos y luego contra los rayos en su visita a Alemania, pero es un simple mortal. Su estrategia de romper radicalmente el relato de austeridad y deflación es la acertada y su propuesta de Eurobonos y actuación del BCE es la adecuada. A corto plazo sólo el BCE puede actuar de corta fuegos y estabilizar los mercados, más aún si Grecia acaba saliendo del Euro. Pero en un mundo de densa niebla los eurobonos serían un faro de luz que permitiría a los inversores confiar que hay compromiso política para avanzar en la unión fiscal y conseguir que el barco del Euro llegue a buen puerto.

Merkel se opone a los Eurobonos pero, cómo nos enseñó Keynes, “cuando piensas que va a llegar lo inevitable sucede lo imprevisto”. El CDU se ha hundido en las encuestas, el SPD está apunto de superarla, y sus socios liberales no lograrían ni el 5% de votos para entrar en el parlamento. Los PMI anticipan recesión en Alemania y las cosas pueden cambiar muy rápido, con Merkel como Canciller o sin ella. De momento, en Berlín ya se habla de planes de crecimiento y de mutualizar la deuda por encima del 60% del PIB, algo impensable hace tan sólo dos semanas. Por lo tanto, confiemos en el efecto Hollande y mantengamos los dedos cruzados.

Sígueme en Twitter @josecdiez

21 mayo, 2012 | 15:19

Te adjunto el artículo que me publicó ayer El País sobre nuestra querida España y la crisis del Euro.

Sígueme en Twitter @josecdiez

19 mayo, 2012 | 11:44

Tras una semana de vértigo te adjunto la entrevista que me hizo ayer Ana Pastor en los desayunos de TVE. Espero que te ayude a resolver algunas dudas y que no te genere aún más.

Sígueme en Twitter @josecdiez

15 mayo, 2012 | 09:11

Te adjunto el artículo que me ha publicado hoy sobre los efectos de la salida de Grecia del Euro.

Sígueme en Twitter @josecdiez

12 mayo, 2012 | 10:47

Tres meses después de aprobar el decreto de saneamiento bancario y con los mercados financieros asediando a nuestra querida España, el Gobierno reacciona de nuevo. En una crisis financiera es necesario entregar medidas a los inversores para que se cumpla la máxima de Galileo “aún así se mueven” El problema es que los inversores disponen de mucha información, internet lo ha amplificado, y la clave además de sacar medidas es acertar con las mismas y tocar la tecla de la tranquilidad. Esta ha sido la historia de nuestra economía desde 2010 y el nuevo Gobierno sigue la tradición.

No obstante, lo aprobado ayer supone un cambio de relato que será difícil de explicar a los inversores. Lo bueno de los mercados es que cada día hay un registro y los inversores muestras sus preferencias. Si en las próximas semanas el decreto consigue que aumenten las cotizaciones de nuestros bancos en bolsa, que se abra una venta de emisiones y que los inversores internacionales vuelvan a comprar nuestra deuda pública el Gobierno habrá conseguido su objetivo. Si continúa la fuga de capital, el desplome de nuestros bancos en bolsa y nuestros bancos siguen sin poder emitir el decreto habrá sido perjudicial.

Este economista observador lleva 20 años estudiando el comportamiento de los mercados financieros. Se sobreestima la capacidad de análisis que los inversores manejan sobre España. Es cierto que tienen mucha información pero de lo coyuntural y normalmente sesgado por lo negativo. Por eso la clave es que el relato de la política económica sea coherente. En este sentido aumentar las provisiones tres meses después de haber vendido la reforma definitiva no ayuda. Si además se centra el saneamiento sobre activos “no problemáticos” y se les exige provisionar casi un 50% si no hay garantía o si es de suelo ¿alguien en Londres, Nueva York o Tokio va a creerse que no son problemáticos? Entonces el decreto fracasará ya que exigirán mayor saneamiento para recuperar la confianza.

El decreto se centra en el 20% de la cartera de crédito por lo que además exigirán que se aumentan las provisiones sobre los créditos para hipotecas y para pymes. Como en el camarote de los hermanos Marx cada vez que el Gobierno exija más provisiones, los inversores pedirán dos huevos duros más. Para colmo vamos a contratar a dos empresas internacionales para verificar todo el proceso. En este escenario, como les sucede a las agencias de rating, las entidades se juegan su prestigio internacional y el dinero que cobren en España no compensará las pérdidas de ingresos que le puede generar fuera su pérdida de credibilidad por lo que los incentivos es sobrerreaccionar como ha sucedido en este tipo de análisis independientes en EEUU, Reino Unido e Irlanda desde 2008.

Suponiendo que las provisiones exigidas consiguen tranquilizar a los inversores, el proceso de recapitalización no es probable que lo logre. En primer lugar, la mayor parte del sistema bancario español incurrirá en pérdidas en 2012 y lo hará con una economía en profunda recesión por lo que las proyecciones de beneficios para 2013 también serán negativas. 2008 ya nos enseñó que este escenario ahuyenta a los inversores. Cuando el Congreso de EEUU eliminó la obligación de valorar a precios de mercado de los activos bancarios, en marzo de 2009, y permitió dar beneficios de nuevo a las entidades, las bolsas rebotaron y la economía mundial salió de la Gran Recesión. Los bancos americanos siguen saneando sus balances en una economía que crece y con la Fed monetizando deuda a tipos cero lo cual es una recapitalización indirecta del sistema bancario.

El error en 2008 fue permitir que los bancos mundiales asumieran las pérdidas sin meter capital público para parar la sangría, lo cual activó la deflación de activos, el credit crunch, la depresión y las presiones deflacionistas. Sólo la quiebra de Lehman forzó la recapitalización de la banca con dinero público y se paró la sangría sobre el desempleo y la deuda pública que generó la crisis. En España en tres meses hemos reconocido 80.000 mill adicionales de pérdidas en el sistema bancario y de momento no ha entrado ni un euro de capital público adicional en la banca. Los dos decretos contemplan las ayudas pero preferiblemente mediante CoCos al 10%. Bankia registrará pérdidas adicionales por el nuevo decreto de 5.000 mill. por lo que tendrá que pagar 500 mill de euros sólo en intereses, lo cual reduciría su margen de intermediación un 20%.

Parece que el camino era clasificar bien los activos problemáticos y no penalizar sin justificación los que no lo son. Discriminar después las entidades con problemas de capitalización con el fin de eliminar el estigma a las entidades españolas que a pesar de la burbuja no necesitarán ayudas públicas. Santander, BBVA, Caixa, Popular, Bankinter, Banca March, Kutxa Bank, Unicaja, etc. También cooperativas de crédito como Iparkutxa o la Rural de Castilla la Mancha a las que este economista observador ha visitado esta semana y podrán cumplir los nuevos requerimientos apelando a la provisión genérica y por el elevado exceso de reservas y beneficios no distribuidos durante las vacas gordas.

Una vez identificadas las entidades con problemas se procede a su saneamiento bien con la inyección de acciones ordinarias como parece que se va a hacer en BFA o bien mediante el Fondo de Garantía de Depósitos mediante la compra de activos dañados y asumiendo parte de las pérdidas. Esto permite reducir los activos ponderados por riesgo y las exigencias de capital, mejora sus ratios de solvencia, libera a la entidad de financiar los activos dañados y mejora inmediatamente su rentabilidad y su capacidad de recapitalización endógena como está haciendo la banca americana. Una vez saneada la entidad, entonces los CoCos son un buen instrumento para inyectar capital y proteger a la entidad de futuras contingencias lo cual facilita que los inversores recuperen la confianza y vuelvan a comprar accione y bonos de la misma.

El Fondo de Garantía se financia con aportaciones privadas de las propias entidades pero si no dispone de fondos a corto plazo el FROB puede anticiparle un préstamo que se cobrará con las aportaciones futuras de los bancos. El Tesoro dispone ahora de un confortable colchón de liquidez y podría hacer la aportación de manera fulminante y resolutiva, tocando la melodía que los inversores quieren escuchar.

Así se han resuelto todas las crisis bancarias de la historia y me temo que hasta que no lo hagamos no resolveremos la nuestra. Nunca he deseado más equivocarme y ojala el decreto genera la confianza suficiente para que los inversores recuperen la confianza, disminuya la prima de riesgo y retornen los flujos de capitales. Me temo que pasará lo contrario y eso supondrá menor crédito para empresas y familias, mayor recesión, mayor destrucción y más pérdidas para nuestro sistema bancario, por lo que seguiremos en una dinámica perversa que nos dirige a la depresión.

Sígueme en Twitter @josecdiez

06 mayo, 2012 | 11:18

La economía es una ciencia empírica y el desarrollo en el último siglo de las estadísticas nos permiten hacer comparaciones internacionales e históricas para anticipar el efecto de las políticas económicas. En el gráfico posterior tienes una comparación entre el comportamiento del gasto público en la primera legislatura de Thatcher en Reino Unido y de Rajoy en nuestra querida España. Los datos de Thatcher ya los conocemos, los de Rajoy son sus proyecciones del Programa de Estabilidad que acaba de presentar en Bruselas.

 Thacher vs Rajoy

Thatcher no consiguió recortar el gasto público ni tampoco el déficit en sus primeros cuatro años de mandato. Rajoy pretende reducir el gasto público 6 puntos de PIB desde 2011 a 2015 y situarlo 7 puntos por debajo del que dejó Thatcher en 1983.

 Gasto pub

En el gráfico anterior se ve la evolución del gasto público en España y Rajoy pretende retornar a niveles de 1984.

PIB per capita
¿Cuál será el resultado de esta política fiscal retro? En el gráfico anterior se puede comprobar la evolución de nuestra renta por habitante comparada. Desde que en 1984 los españoles nos dotamos de un Estado con una estructura fiscal, infraestructuras y bienes públicos correspondientes a un país desarrollado, nuestra renta por habitante se ha doblado y hemos pasado del 65% de renta de un alemán medio a casi converger con ellos. Sin palabras.

Sígueme en Twitter @josecdiez

04 mayo, 2012 | 10:02

La Seguridad Social acaba de publicar sus datos de abril y la destrucción de empleo se intensifica. Es cierto que hay 16.000 afiliados más que en marzo pero abril es un mes en el que habitualmente se crea empleo por lo que si corregimos el componente estacional para poder hacer los datos mensuales comparables se han destruido 75.000 puestos de trabajo netos. Anualizado supone una destrucción de empleo de 900.000 personas y una tasa próxima al 5%. La destrucción es generalizada por sectores algo característico de las recesiones.

El empleo es un indicador retrasado pero si miramos los indicadores adelantados todo es susceptible de empeorar. Las ventas de coches en abril, corregidas de efecto estacional para hacerlas comparables cayeron un 20% con respecto a marzo, y las expectativas de los consumidores se desplomaron el pasado mes según la encuesta del CIS y acumulan una caída de 30 puntos en lo que va de año.

Hemos pasado del debate semántico sobre la crisis de ZP en 2008 al hiperrealismo de Rajoy y los dos están demostrando ser igual de perjudiciales para el ciclo de expectativas. Se demuestra una vez más en nuestra querida España que las reformas aumentan la incertidumbre, deterioran las expectativas de los agentes sobre su renta permanente y tienen efectos contractivos a corto plazo. También se demuestra que en una trampa de la liquidez la política fiscal es muy efectiva y que los recortes de gasto público tienen efecto multiplicador próximo a la unidad sobre la destrucción de empleo.

Hasta el pasado verano el sector exterior y el turismo podían compensar el ajuste de nuestra demanda interna pero el consumo privado europeo también ha entrado en recesión y se ha parado el único motor que permitía a España crecer.

Si miramos las políticas económicas el panorama es aún más desalentador. Aunque seguramente no conseguiremos alcanzar los objetivos de déficit del Programa de Estabilidad, nuestra política fiscal será extremadamente restrictiva en 2012 y 2013. Los flujos de capital sigue saliendo de España por lo que nuestra política fiscal también es extremadamente restrictiva y nuestra autoridad monetaria hizo ayer de nuevo el Don Tancredo en Barcelona y volvió a dejarnos solos ante el peligro, en una versión moderna de un emperador romano condenando a los cristianos a ser devorados por las fieras para aplacar los miedos de su pueblo, en este caso de los alemanes a la inflación.

Ayer tuve un sueño y soñé que despertaba de esta pesadilla. Aún hay margen para parar esta paranoia y EEUU nos ha enseñado el camino. La política fiscal europea debe ser al menos neutral y eso implica estímulos en el centro para compensar el ajuste de la periferia. La política monetaria debe ser más eficaz. No hace falta inyectar más dinero se trata de utilizarlo mejor con compras directas de bonos en los mercados hasta acabar con la deflación de activos. Para que cambien las políticas, deben cambiar las ideas y seguramente las personas. Este Domingo Hollande es un soplo de esperanza pero sólo no podrá acometer esta tarea titánica.

La economía española está entrando en barrena y los niveles de deuda de Lehman, Grecia, Irlanda o Portugal son un juego de niños comprados con los nuestros, especialmente con la deuda privada. Esperemos que haya vida inteligente en Europa o esta historia no tendrá final feliz para nadie.

Sígueme en Twitter @josecdiez

02 mayo, 2012 | 09:41

Si pinchas aquí podrás acceder a una noticia en la que se explica el modelo de negocio de la que será la primera agencia de rating española, sólo falta la aprobación de la ESMA, la CNMV europea, que ya ha aceptado la documentación lo cual es una excelente señal. ¿Tiene ventajas tener una agencia doméstica? Sin duda, hay muy pocas empresas en la bolsa española que estén calificadas por las tres grandes agencias y el objetivo de Axesor es calificar al resto. Esto facilitaría que empresas medianas puedan acceder a mercados financieros directamente reduciendo su dependencia del crédito bancario en un momento en el que la banca tiene dificultades para atender con normalidad la demanda de crédito. A este economista observador le propusieron formar parte del comité de rating como experto independiente y comprobando que el proyecto era serio y que Santiago Carbó presidía el Comité, la posibilidad de mejorar el acceso a la financiación de nuestras empresas fue la principal razón que me llevo a aceptar.

Significa esto que seremos más benevolentes en el análisis de riesgos por ser españoles. Sería un error, la agencia sólo conseguirá su misión de ayudar a mejorar la financiación de nuestras empresas si tiene credibilidad ante sus clientes que son inversores por lo que el rigor y la profesionalidad debe estar fuera de toda duda. No obstante, conociendo los errores de las agencias en el pasado, Axesor nace sin pecado original y no necesita sobrerreaccionar para recuperar la credibilidad perdida. El proyecto incluye formar parte de la futura agencia de rating europea y ya hay conversaciones muy avanzadas con alemanes, italianos y franceses. Esta si sería la gran noticia. España ha invertido más de lo que permitía nuestro ahorro doméstico y necesitamos seguir importando ahorro. El gran granero de ahorro europeo es Alemania y allí ya hay un mercado de pagarés y bonos para empresas medianas a las que nuestras empresas cotizadas podrían acceder si una agencia alemana que forma parte de un consorcio europeo certificará su rating. Con una agencia de ámbito europeo también se podría acceder a graneros de ahorro en Oriente Medio, América Latina y Asia.

Esto es un proyecto a medio plazo y no ayudará a aliviar los problemas de financiación que padecen nuestras empresas en estos momentos, cuya principal causa es la extrema tensión en los mercados y las dificultades de nuestros bancos para poder emitir bonos. No obstante, en Asia crisis es oportunidad y dentro de todos los problemas que tenemos contar con una agencia española con proyección europea y mundial que permita que nuestras empresas medianas se conviertan en grandes empresas y gracias a esa financiación puedan crear más empleo es el camino más seguro para reducir nuestra tasa de paro en el futuro. Personalmente pondré todo lo que esté en mi mano y un poquito más para conseguir esa misión.

Sígueme en Twitter @josecdiez

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]