Sobre el autor

José Carlos Díez es profesor de economía de Icade y autor del libro Hay Vida Después de la Crisis, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« marzo 2012 | Inicio | mayo 2012 »

29 abril, 2012 | 10:12

Si pinchas aquí podrás acceder a una excelente noticia que detalla un plan de inversiones para Europa. Esto si es un plan. Esta bien diseñado ya que no necesita nuevas aportaciones de los socios, lo cual agiliza su puesta en marcha. Usa el dinero del EFSF para recapitalizar el BEI. 200.000 mill, el 2% del PIB de la Eurozona pero si es eficaz se debería concentrar en los países que padecen tensión financiera, fuga de capitales y restricción de crédito, incluido España e Italia, por lo que sería el 7% de la zona afectada. Al ser inversión pública el multiplicador del gasto estaría próximo al 1% por lo que el plan permitiría aumentar el PIB en 6 puntos y sacar a estos países de la recesión. Esto superaría el Plan de Obama en 2009 en EEUU que fue del 5% del PIB y sacó a la economía de la recesión, junto a la eficaz actuación de la Fed.

La estrategia de avales para el BEI es similar a la que hace el ICO para que los bancos titulicen los prestamos a pymes. En nuestra querida España cuesta mucho colocar los bonos en el mercado pero al menos son descontables en el BCE y tienen demanda de los bancos. Luego falta que haya proyectos privados en medio de una recesión. Muchos proyectos ya están en marcha y se han quedado sin financiación por lo que el plan servirá para contrarrestar la restricción de crédito que en estos momentos es devastadora y si no se actúa es susceptible de empeorar.

El movimiento de Merkel es táctico, como siempre. Primero necesita el apoyo de la SPD para firmar el Pacto Fiscal en el parlamento germano y esto sería una cesión mínima ya que no implicaría dinero ni deuda pública adicional de los contribuyentes germanos por lo que no tendría que renunciar a su bandera de austeridad. Además, parece que Merkel da por muerto a su testaferro Sarkozy y sería una señal de aproximación a Hollande. La clave del Plan será la condicionalidad y en este caso sólo debería centrarse a la viabilidad económica de los proyectos de inversión presentados, algo que es el proceso habitual del BEI.

Si Merkel vuelve a imponer su maniquiesmo y para acceder a la financiación el país deberá demostrar más reformas y más austeridad, el plan será perjudicial como lo han sido todas las iniciativas europeas desde 2009. Hollande no ha caído en la trampa y ha dicho que él liderará la agenda de crecimiento y no firmará el Pacto Fiscal. Esperemos que la SPD no se deje engañar por la mantis religiosa que gobierna Alemania. En España nuestro Gobierno debe olvidarse de su ideología y apoyar las tesis socialdemócratas de Hollande. Merkel necesita nuevos apoyos e intentará aproximar a Rajoy a sus redes pero si se deja engañar en cualquier momento le devorará para aumentar su capacidad reproductora de votos de cara a su reelección.

Sígueme en Twitter @josecdiez

28 abril, 2012 | 21:11

Tras publicar mi post anterior Sandeces germánicas me pregunta una amiga economista por Twitter que si somos competitivos por qué nuestras exportaciones no tiran del carro. La recaída en recesión lamentablemente ha vuelto a generar dudas sobre nuestra competitividad fuera y dentro de nuestra querida España y se merece otro tratamiento gráfico potente para despejarlas.

El primer gráfico es la prueba del algodón. Nuestras exportaciones han ganado cuota internacional desde que comenzó la Gran Recesión por lo que estamos superando el efecto China, somos el país con mejor comportamiento de exportaciones de la Eurozona desde entonces y hemos tenido en 2011 un superávit comercial con nuestros socios europeos algo que no se había producido desde que entramos en la CEE en 1986.  Es verdad que hay empresas que la crisis les ha forzado a ir fuera a buscar clientes y que les estará costando defender sus ventajas competitivas pero en media las empresas españolas han mejorado su cuota mundial con una subida de precios de exportación superior a la media mundial lo cual confirma que lo hacen poniendo en valor la diferenciación de sus productos y no con estrategias de precios bajos.

 Export

En el segundo gráfico se comprueba como la recuperación de las exportaciones permitió iniciar un ciclo de inversión y fue el principal pilar de la salida de la recesión. El problema es que desde el pasado verano la demanda interna en Europa se ha estancado y nuestras exportaciones también. La clave es que la demanda europea vuelva a remontar y cuando lo haga este economista observador tiene pocas dudas que nuestras exportaciones volverán a crecer con fuerza.

 Inversión

En el gráfico tercero se puede comprobar como las exportaciones y el ciclo de inversión se ha hecho sin crédito lo cual fue anticipado en 2009 por este economista observador y los muchos del barrio le llamaban loco.

 PIB y crédito

Podemos crecer sin crédito, aunque la prioridad debe ser parar la restricción crediticia y permitir que el desendeudamiento sea ordenado por crecimiento del PIB y del denominador y no del crédito y del numerador como sucede en la actualidad. Este economista observador está preocupado por la actual situación de la economía española y por la dinámica de la Eurozona pero mantiene intacta su confianza de que en cuanto las condiciones del entorno mejoren nuestras empresas volverán a exportar y a iniciar un ciclo de inversión. Estas cosas las debería hacer el Gobierno que para eso les pagamos. De momento están obsesionado con contarnos cada día la herencia recibida sin darse cuenta la mala imagen que estamos proyectando al exterior y además afecta negativamente al ánimo dentro, como muestran las encuestas día a día. Esperemos que esto, como las condiciones del entorno, también cambie pronto. El otro día un amigo empresario innovador y exportador me decía "nadie comprará tus productos si tú no crees en ellos"

Sígueme en Twitter @josecdiez

Si pinchas aquí podrás acceder a un artículo de lo que en Alemania denominan un sabio económico. El artículo es un panfleto sin ningún rigor académico que sólo busca apelar al sentimiento más nacionalista de los alemanes y la historia nos enseña como acaba el cuento cuando los alemanes toman la vía nacionalista. Este supuesto economista dice que el aumento de la tasa de paro confirma nuestra falta de competitividad y nos llevará a una década de estancamiento. La tasa de paro es un ratio y en el caso español conviene estudiar el denominador o el numerador por separado o corres el riesgo de decir las mismas sandeces que los sabios alemanes. Una imagen vale más que mil palabras.

El primer gráfico es el aumento del empleo desde que nació el euro en el que España lidera el ranking y Alemania está a la cola.

Empleo

El segundo es la población activa que es el denominador de la tasa de paro donde España también lidera el ranking y Alemania vuelve a estar en la cola.

Pob activa

El secreto de la fuerte creación de empleo en España desde 1999 se llama productividad que en España ya supera a Alemania como se puede comprobar en el siguiente y último gráfico.

Productividad

Si en vez la productividad por ocupado la medimos por hora trabajada aún seguimos por debajo de Alemania. La explicación es que tenemos menos capital físico y empresarial pero también que trabajamos más horas, tenemos menos vacaciones y no dormimos la siesta. Sígueme en Twitter @josecdiez

27 abril, 2012 | 06:45

Los que faltaban. Ya estamos a tres escalones de bono basura y los de S&P marcan tendencia, por lo que en breve las otras dos les seguirán. El problema es que cuando te bajan el rating van de dos en dos escalones por lo que nos quedan dos empujones. Ser bono basura provocaría mucha tensión en nuestra prima de riesgo y lo que es más preocupante muchas dificultades a nuestro Tesoro para emitir. Lo otro peor es que te mantienen en perspectiva negativa por lo que dentro de tres meses seguramente nos volverán a bajar.

Ponen dudas sobre la profundidad de la recesión y el impacto sobre la banca que necesitara ayuda del tesoro. También aprueban nuestras reformas y los recortes pero en EEUU y Reino Unido con déficit similares a los nuestros mantienen la AAA. Lo más sorprendente para un economista observador es la impunidad con la que esta gente de los rating exhibe el poder y el chantaje permanente si no sigues sus recomendaciones.

Como dice Richard Koo habría que pasar de ellos y hacer buenas políticas. Ayer este economista observador estuvo en el Banco de España en una presentación del Informe de Perspectivas del FMI. El economista describió crisis de deuda anteriores como las nórdicas y estuvieron 4 años con la deuda privada constante y luego tardaron 6 años en estabilizarla. En los primeros 4 años la deuda pública aumentó con fuerza y en los otros 6 se mantuvo estable y no comenzó a bajar hasta una década después de comenzar la crisis. Por lo tanto, Koo está en lo cierto ya que las agencias de rating forzaron al Gobierno nipón a cometer errores en los noventa.

El problema es que Japón tenía exceso de ahorro y obligó a sus bancos y aseguradoras a comprar deuda pública mientras España tiene una elevada deuda externa, necesita que inversores internacionales nos sigan financiando y no les podemos obligar por decreto. Los inversores internacionales siguen mirando los rating y eso es lo que les hace tan poderosos.

No teníamos problemas y otro más. Como decía la mama de Forrest Gump "la vida es una caja de sorpresas, nunca sabes cual te va a tocar" No estamos tan mal como muestran los mercados y no necesitamos la ayuda financiera y la intervención pero es evidente que en los próximos meses van a hacer todo lo posible para provocarla. Sólo un consejo de este economista observador, hay que aguantar. Pocas cosas tengo claras en esta crisis pero la intervención sería perjudicial como la ha sido para los tres países intervenidos. Lo úncio postivo en todo esto es que no vamos solos y que Italia nos sigue de la manita. Esto es clave para que Mario Draghi, un italiano al frente del BCE, plante de nuevo la batalla a los alemanes, se deje de milongas y sigue la estela de la Fed con compras directas de deuda. No hace falta más dinero, incluso sobre de la facilidad de deposito, se trata de usarlo mejor. También puede ganar Hollande cambiar la política fiscal europea y permitir que el EFSF sea un fondo para recapitalizar bancos.

El problema es que nuestra política económica nos lleva a la depresión, en Europa todo va lentísimo y nuestro Gobierno está atrapado en su discurso, ya que nos dijo que la austeridad era la medicina para reactivar el crédito y el empleo y ahora las agencias y los mercados te machacan como llevamos meses diciendo en este blog.

Sígueme en Twitter @josecdiez

 

21 abril, 2012 | 10:22

Alemania ya ha entregado en Bruselas su programa de estabilidad. Políticamente lo tienen más sencillo ya que su economía crece y ya cumplen el Pacto de Estabilidad. Este economista observador lleva desde el verano contando que la economía europea corría riesgo de recesión y por desgracia ya se ha materializado. Ahora dicen que el PIB crece igual que sucedía en España en el primer semestre de 2008 y que no estamos en recesión pero yo respondo lo mismo que entonces “no se si estamos en crisis pero las ventas de coches caen un 30%” En Europa caen un 7% pero las caídas son generalizadas por países. Además la tasa de paro aumenta con fuerza en la Eurozona.

El problema es que la crisis del euro ha generado fuertes asimetrías. Los países sometidos a tensión en los mercados sufren salida de capitales y una política monetaria restrictiva y Alemania recibe entrada de capitales y una política monetaria ultra expansiva. La inflación ya ha llegado a los salarios alemanes, lo cual es una excelente noticia en una crisis de deuda donde el riesgo es la deflación, y también a los activos inmobiliarios con subidas de precios en Berlín y Frankfurt de dos dígitos. Los grandes fondos inmobiliarios globales han reducido significativamente su posición en Europa y sólo quieren comprar Alemania. El dinero desborda y los precios suben.

En este escenario, si un tercio de la Eurozona tiene que reducir su déficit público, principalmente España e Italia, los otros dos tercios deberían meter estímulos para al menos que la Eurozona tenga una política fiscal neutral. Alemania es un tercio del PIB por lo que cuando hablamos del resto supone la mitad del esfuerzo. ¿Qué ha presentado en el programa? En 2011 Alemania ha reducido su déficit público en 80.000 mill de euros y es es una de las causas de que la Eurozona haya entrado en recesión. La mayor parte ha sido por el ciclo, tras dos años creciendo al 3%, pero su déficit estructural se ha reducido en 1.2 puntos de PIB, unos 23.000 mill. En 2012 la previsión de crecimiento es del 0.6%, 1 punto por debajo del potencial, y por lo tanto sin tomar medidas el déficit más o menos en unos 25.000 millones.

En el programa de estabilidad Alemania suaviza su relato de austeridad y anuncia el 1% de déficit en 2012, el mismo que en 2011, y un 1.5% en 2013. Parece que la crisis del Euro y el riesgo de recesión en su país ha asustado a Merkel que tendrá que presentarse a su reelección en 2013 y ha levantado el pie del acelerador. Pero sigue con el otro pie pisando el freno ya que en 2012 el frenazo de la economía aumentará el déficit por lo que si ella pretende mantenerlo estable será un año de ajuste fiscal en medio de una economía estancada en el mejor de los casos.

Como contaba este economista observador, habría reacción en Europa pero no con la suficiente urgencia e intensidad para frenar la dinámica insostenible de una de las peores crisis de deuda de la historia de la humanidad. En 2013, habrá nuevo presidente de EEUU, es probable que tenga que empezar a reducir el déficit público y hay dudas si las familias americanas podrán mantener el esfuerza de consumo de 2011. China ha frenado con crecimientos próximos al 7% lo cual supone que no crearán empleo neto y Europa seguirá en recesión o con una economía estancada. Esto es lo previsto en el papel que lo aguanta todo. En la práctica la crisis de deuda estallará, puede que después de las elecciones griegas, y los programas de estabilidad dormirán el sueño de los justos. No son deseables eventos sistémicos pero menos deseable es esta situación de agonía e inacción que lo único que hace es empeorar el coste para la sociedad europea cuando el evento estalle.

Nunca olvides a Keynes “cuando pienses que va a pasar lo inevitable, surge lo imprevisto” No hay que perder la esperanza, lo más probable es que en 2013 ni Merkel ni Sarkozy dirijan la nave europea. Lo importante, no es que cambien las personas, lo importante es que cambien las ideas y que se refuerce el proyecto europeo. No es por solidaridad, es por interés propio, incluido para los países ahorradores y que han comprado los bonos. Si el proyecto europeo no avanza y no cambiamos nuestra política económica, esta crisis no tendrá final feliz.

Sígueme en Twitter @josecdiez

16 abril, 2012 | 22:59

Si pinchas aquí podrás acceder a una entrevista que me han hecho mis colegas de Sintetia.

Sígueme en Twitter @josecdiez

15 abril, 2012 | 11:35

Si pinchas aquí podrás acceder a un excelente artículo de Guillermo de la Dehesa que analiza el principal problema de nuestra querida España y anticipa la hoja de ruta que debe seguir nuestra economía. Nuestro problema es el endeudamiento externo y especialmente la deuda externa neta que se aproxima al 100% del PIB. En esos cálculos deberíamos ajustar los precios de activos y pasivos y seguramente la deuda neta sería inferior. Buena parte de nuestros activos son inversiones que se hicieron en los años noventa que han tenido éxito y que se valoran a precios de adquisición. EEUU actualizó sus precios recientemente y su deuda externa neta cayó del 70% del PIB al 40% por meros ajustes contables. A Irlanda no le ha ido tan bien y de tener una posición equilibrado ha pasado a tener una deuda externa neta del 100% del PIB. La diferencia es que las inversiones en el exterior eran básicamente financieras de sus bancos y parece que no fueron muy acertadas. Nosotros apenas hicimos banca de activos por lo que estaríamos en el caso de EEUU.

No obstante, seguimos teniendo un problema. El análisis de Guillermo usa un nivel de llegada del 20% del PIB para la deuda externa neta, pero el pacto Euro Plus de la Unión Europea marca un 35% cómo límite por lo que el ajuste no tendría que ser tan duro. La hoja de ruta es sencilla de escribir pero complicada de poner en marcha. La receta es el ajuste clásico de una crisis de balanza de pagos: Austeridad de nuestra demanda interna, aumento de nuestra tasa de ahorro y superávit por cuenta corriente. Para conseguir reducir el desempleo en este escenario hay que trasvasar capital y empleo de sectores domésticos ligados a la burbuja a sectores transables que busquen su negocio en el exterior. La devaluación facilita este trasvase pero al estar dentro del Euro necesitamos moderación salarial y aumentos de productividad.

 Consumo europeo

Pero el error es pensar que saldremos de esta con austeridad y deflación salarial. Si esto fuera la solución el mundo nunca habría abandonado el patrón oro. La solución debe ser con crecimiento y con inflación. Y aquí es donde el análisis de Guillermo es más certero. En el gráfico anterior se ve los desequilibrios locales dentro de la Eurozona desde que se creó el Euro sin los cuales no se puede explicar la burbuja de crédito ni la crisis actual. Alemania tuvo una crisis de deuda en el año 2000 y desde entonces ha seguido la estrategia que hemos explicado para la economía española y la única posible dentro de una unión monetaria. El problema es que el consumo privado alemán sigue deprimido y que ahora con los países que tiraron del carro del consumo en la última década están desendeudándose y alguien tiene que consumir o no saldremos de la japonización en la que nos encontramos como nos acaba de recordar Richard Koo. La Eurozona ha tenido el menor crecimiento del planeta durante la última década pero las perspectivas para la década actual son aún más sombrías.

Nuestro consumo privado aumentó mucho pero la población también por lo que en términos per cápita todo se suaviza. Nuestra productividad ha crecido con fuerza, nuestras exportaciones han tenido el mejor comportamiento de la Eurozona desde 2008 y ya tenemos superávit comercial con nuestros socios europeos por primera vez desde nuestra adhesión a la CEE en 1986, cómo acaba de explicar BBVA en un excelente informe. Pagamos unos 70.000 mill de intereses por nuestros pasivos exteriores y recibimos unos 40.000 por nuestros activos por lo que pagamos unos 30.000 mill de euros netos. Esto significa que en 2011 casi tuvimos equilibrio primario en nuestra balanza corriente. En 2007 registramos casi un 10% de déficit por lo que estamos hablando de una corrección sin precedentes históricos. No ha salido gratis y se ha traducido en un fuerte aumento del desempleo y de nuestra deuda pública pero es una evidencia de que podremos hacer el ajuste que plantea Guillermo en su artículo.

El problema es que necesitamos tiempo para hacer ese ajuste y nadie nos vende tiempo. Además de austeridad y reformas, necesitamos estabilidad financiera y necesitamos crecer y es imposible hacerlo si la demanda de nuestros socios europeos están también recesión. Europa tiene un policy mix extremadamente contractivo que nos lleva a la depresión y hasta que no cambiemos nuestra política fiscal y monetaria este economista observador seguirá preocupado. Si un tercio de la Eurozona está sometido a tensión en los mercados y tiene que reducir su déficit público, el resto de países tienen que aumentarlo para al menos conseguir que la política fiscal del conjunto sea al menos neutral. Los canales de transmisión de nuestra política monetaria han sido bombardeados y ese tercio del PIB de la Eurozona padece fugas de capitales y por lo tanto una política monetaria muy contractiva que les ha metido en recesión y que les lleva camino de la depresión y de la reestructuración de la deuda a medio plazo. El BCE debe dejarse de subastas y pasar a un QE como la Fed con el anuncio de un programa de compras de deuda pública y privada con un plazo y una cantidad anunciada a priori. Hasta que los flujos de capitales no vuelvan a la periferia la crisis del Euro sólo puede empeorar. Llevo contando estas cosas del pasado verano y es desesperante ver lo que tardamos los europeos en reaccionar. Pero no vale desmoralizarse, hay que perseverar y decirles a los ciudadanos europeos que si hay salida.

Sígueme en Twitter @josecdiez

11 abril, 2012 | 23:20

Si pinchas aquí podrás acceder al artículo que me ha publicado hoy El Periódico. La tensión ha vuelto al mercado de deuda aunque ayer miércoles ha tocado día de toma de beneficios. Hoy jueves Italia emite bonos a 8 y 10 años y la tensión volverá a los mercados y a las primas de riesgo. Esperemos que sea suficiente para que los medios internacionales comiencen a hablar de nuevo de Italia. El martes la bolsa italiana se desplomó un 5% y sus principales bancos un 7% y los medios volvieron a culpar a España. Si mañana la subasta italiana sale mal como la de letras del tesoro ayer miércoles y vuelven a hablar de España sería ya una patología preocupante que esperemos no se produzca.

Esto no quiere decir que nuestra querida España no tenga problemas, que hayamos cometido errores en los últimos meses y que el Gobierno tenga que tomar decisiones acertadas para mandar señales que permitan tranquilizar a los inversores. Quiere decir que el problema de España es su elevado endeudamiento con el exterior nos hace muy vulnerables a la tensión en los mercados pero eso no quiere decir que seamos nosotros los culpables de la tensión.

Si pinchas aquí podrás acceder a la estadística de tenedores de nuestra deuda pública y podrás comprobar como en febrero los inversores internacionales siguieron reduciendo su exposición a nuestra deuda pública por valor de 25.000 mill., una cantidad elevadísima. Hasta que los flujos no dejen de salir no conseguiremos estabilizar nuestra prima de riesgo. Y para conseguir que disminuya será necesario que el dinero de no residentes vuelva a comprar nuestros bonos. ¿Cómo conseguir que vuelvan? En el artículo lo explico.

Sígueme en Twitter @josecdiez

03 abril, 2012 | 20:42

Si pinchas aquí podrás acceder a los datos de afiliaciones de la SS de marzo. Han mejorado la edición y han explicado las diferencias de los datos corregidos de estacionalidad. Los datos siguen siendo los mismos y en la página 8 tienes los datos corregidos de estacionalidad y los únicos comparables mensualmente. La economía sigue destruyendo empleo y el sector servicios lidera la destrucción. En marzo se han pérdida 50.000 puestos de trabajo por lo que si seguimos a este ritmo se cumpliría la previsión de los presupuestos de destruir unos 600.000 empleos en 2012. El problema es que el ajuste fiscal vendrá en el segundo semestre y los riesgos son claramente a la baja.

Siendo un mal dato, mejora con respecto a los datos de octubre y noviembre de 2011. Esto permite cerrar el primer trimestre con una caída del empleo del 1% trimestral, similar a la del trimestre anterior. Las exportaciones se han recuperado ligeramente aunque las ventas de coches en España también por lo que las importaciones también aumentarán. En definitiva el PIB del primer trimestre será similar al anterior con una caída del -0.3-0.4% trim. o del 1-1.5% anualizada.

Para el segundo semestre las perspectivas siguen siendo recesivas más aún después de publicarse el presupuesto con un intenso recorte de gasto. Los riesgos a la baja son que: profundice la recesión europea, que se intensifique la crisis del euro y que aumente el precio del petróleo ligado al riesgo de invasión en Irán. Los riesgos al alza son justamente los opuestos.

De momento, parece que los riesgos a la baja ponderan más pero este economista observador esperaba un primer trimestre algo peor y la sorpresa ha sido al alza. Por eso conviene mantener el ánimo. No es fácil pero perderlo no te ayudará a salir de la crisis.

Sígueme en Twitter @josecdiez

En el gráfico posterior tienes una simple regla que anticipa cuál debería ser el tipo de interés en España en la actual situación de inflación y desempleo. Este economista observador es muy crítico con la regla de Taylor y la búsqueda de la simplicidad de los instrumentos para reducir la discrecionalidad de la política económica. La realidad nos dice que el comportamiento humano cuando se enfrenta a problemas económicos es extremadamente complejo. Para poder formalizar la realidad matemáticamente nos vemos obligados a asumir supuestos simplificadores o es imposible llegar a ninguna conclusión. Pero cuando llegas a la conclusión y te dispones a aplicar la medida a realidad tienes que descomprimir e introducir la complejidad en el conjunto de restricciones y limitaciones del modelo. Esto último no es un proceso científico sino que es un arte y Taylor tiene muchas dotes para las matemáticas pero poca sensibilidad artística. La regla se diseñó en los años ochenta y en los noventa decía que la política monetaria de la Fed era restrictiva, cuando se estaba formando la burbuja del Nasdaq y acabó en la recesión del año 2.000. Para evitar un credit crunch tras la crisis de Enron la política económica sobrerreaccionó y desvió la inflación de activos bursátiles a la vivienda montando la mayor burbuja de crédito de los últimos ochenta años.

Spain-needs-more-monetary-stimulus_Taylor-rule_Spain_Italy_Euro-2000-sept-11

La regla no incluye variables de estabilidad financiera y presume que los canales de transmisión de la política monetaria funcionan y el banco central controla la curva de tipos. La realidad es que hasta 2006 los tipos se determinaban en el sistema bancario en la sombra y los bancos centrales perdieron el control monetario. ¿Recuerdas el famoso enigma de Greenspan? La Fed subía los tipos de corto plazo y bajaban los tipos de largo plazo. Ahora tras poner luz en el sistema bancario en la sombra hemos descubierto que no era un enigma era una burbuja de crédito sin control.

España no tiene banco central. Además nuestro mercado de trabajo es muy particular por lo que los parámetros no serán los mismos que para el resto de países. No obstante, en el gráfico se ve claramente como durante los años de la Edad de Oro del Crédito el BCE mantuvo los tipos por debajo de la regla para sacar a Alemania de la depresión y favoreció la formación de la burbuja en España. Entonces este economista observador no se cansaba de recomendar subidas de tipos del BCE como medicina para nuestra querida España y era criticado por impedir que la gente pudiera acceder a una hipoteca. Ahora la medicina es la que formó la burbuja. Los tipos ya están próximos a cero sin embargo el tipo efectivo de empresas y familias en España cada vez es mayor. Por eso el BCE debería compensar estos efectos contractivos con políticas cuantitativas de compra de activos como hacen la Fed y el Banco de Inglaterra.

No lo está haciendo con la suficiente contundencia y se debería compensar con políticas fiscales expansivas. Lo hicimos en 2009 pero la crisis de la deuda nos metió en una dinámica de mayor restricción de crédito y recesión y nos obliga a reducir el déficit, amplificando la restricción de crédito y la recesión. Debería venir el impulso de fuera vía exportaciones como proponía R. Mundell para compensar los efectos de un área monetaria no óptima, pero el resto de países también siguen la doctrina de la austeridad. A cambio hacemos reformas que bajarán la tasa de paro natural y aumentarán el problema.

Espero que entiendas la frustración de este economista observador cuando analiza la política Europea. Estamos haciendo todo lo contrario a lo que hay que hacer y al igual que nos equivocamos formando las burbujas lo volveremos a hacer ahora provocando la deflación.

Sígueme en Twitter @josecdiez

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]