Sobre el autor

José Carlos Díez es profesor de economía de Icade y autor del libro Hay Vida Después de la Crisis, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« enero 2010 | Inicio | marzo 2010 »

28 febrero, 2010 | 13:36

Os adjunto un artículo de mi buen amigo Claudi Pérez en El País de hoy sobre nuestra deuda externa.

http://www.elpais.com/articulo/economia/deuda/externa/atenaza/Espana/elpepueco/20100228elpepieco_1/Tes

Claudi es economista de formación y periodista de vocación y la combinación le ayuda a tener un enorme olfato para tratar los temas claves, sin duda ¿cómo va a hacer frente España a sus compromisos de deuda externa con una previsión de menor de crecimiento potencial y con un sistema financiero que está lejos de funcionar con normalidad? Es la madre todas las claves. Además, Claudi acostumbra a citar a los grandes economistas internacionales, lo cual siempre sube el nivel del artículo.

Debemos obviar el apunte exótico del perturbado de Variant que lejos de reconocer sus errores sigue obsesionado con España. Este elemento esperaba que España fuera Japón 2.0 y desde que emitió su informe, el pasado verano, nuestras ventas de coches han aumentado casi un 50% desde mínimos, nuestro consumo privado excluyendo coches también entró en terreno positivo en el cuarto trimestre y la deuda hipotecaria de nuestras familias lejos de disminuir se mantiene estancada lo cual implica que las amortizaciones mensuales de las hipotecas existente están siendo sustituidas por nuevo crédito y no sólo de refinanciación también de nuevas transacciones hipotecarias. Por lo tanto, lo del caso japonés es muy mediático pero la realidad se encarga de rechazarlo constantemente como hipótesis.

Eliminemos también la obsesión por el pago del servicio de la deuda y los riesgos de una fuga de capitales. Ya expliqué en el post anterior que ha sido la inversión extranjera en cartera la que ha financiado nuestro déficit por cuenta corriente y vuelvo a poner un link al boletín estadístico del Banco de España de nuestra balanza de rentas y podrás comprobar en la columna 9 cómo el servicio de la deuda ha sido inferior en 2009 que en 2007, antes de que empezara la crisis financiera, y a pesar del aumento de stock de deuda externa. La mayor parte del aumento del stock ha sido público y se puede comprobar en la columna 11 cómo el Estado español también está pagando lo mismo por su deuda externa que a finales de 2006.

Los pesimistas dirán que la respuesta es que los tipos están bajos. El futuro de los tipos de interés es impredecible pero, en un mundo incierto, la señal la dan los bancos centrales y cito textualmente a la Fed “los tipos estarán bajos por un periodo prolongado” El BCE no es tan explícito pero sus señales también apuntan a tipos bajos y la enfermiza debilidad del consumo privado alemán y de sus entidades bancarias ayudarán a que los tipos sigan bajos.

http://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/a1704.pdf

Pero el análisis más interesante es el que propone Carmen  Reinhart. Llevo muchos años dando economía internacional en la Universidad de Alcalá y siguiendo la tradición de Gonzalo Rguez. Prada, mi profesor y ahora colega, enseñamos un modulo de crisis emergentes. Gonzalo es Master por Chicago y su metodología se apoya en la escuela estadounidense y Reinhart es uno de los principales referentes.

Ella está habituada a estudiar crisis de emergentes donde hay socialización de deuda privada pero sobre todo pecado original, endeudamiento en moneda extranjera. La crisis se produce por una fuga de capitales, devaluación, el stock de deuda externa aumenta en la misma proporción que la depreciación del tipo de cambio y rompe los límites de la insostenibilidad. Ante la fuga de capitales, el banco central deja de ser operativo ya que si inyecta liquidez en el sistema bancario para evitar su quiebra, aumenta las expectativas de inflación y acelera la fuga de capitales, aumentando la intensidad de la crisis. La defensa de la divisa obliga a mantener tipos altos y junto al credit crunch la inversión privada se hunde.

La evidencia demuestra que el análisis no es el apropiado para España, ya que el BCE ha bajado tipos al 1% y nuestros bancos han tenido acceso ilimitado a la liquidez, acotando la crisis bancaria y evitando la fuga de capitales que son la causa principal de la socialización de la deuda y la muestra es que el servicio de la deuda ha caído, incluso en la deuda pública a pesar del fuerte aumento del stock de deuda durante la crisis.

El único ejemplo empírico de ajuste de este tipo dentro de una unión monetaria es el de Portugal, que es la obsesión de Blanchard ahora economista jefe del FMI, pero tampoco es representativo. Portugal tiene una productividad por hora trabajada 40 puntos porcentuales inferior a España y un sector de transables mucho menos competitivos. Eso ayuda a explicar que a pesar del ajuste brutal de su demanda interna en 2001, su déficit corriente se ha mantenido en dos dígitos desde entonces. En España en dos años el déficit corriente ha caído a la mitad y nuestras exportaciones están ganando cuota de mercado a pesar de no poder devaluar.

España es un caso particular, para el que no hay referentes históricos y por lo tanto la única luz es la teoría económica, un buen conocimiento estructural de nuestra economía y un seguimiento exhaustivo de los datos para ver cómo evoluciona el paciente al tratamiento. De momento evoluciona favorablemente, aunque los pesimistas se resisten a reconocer los abultados errores de previsión que han cometido en el segundo semestre y buscan nuevos riesgos para seguir justificando un escenario cada día más improbable.

España en 1999 dejó de ser una economía para ser una región de la Eurozona y fuera de la ciencia ficción que supone pensar que el euro se va a romper, los análisis de sostenibilidad deben adaptarse. Al haber renunciado a un bien numerario propio como era la Peseta, el ajuste debe ser nominal por lo que el análisis de sostenibilidad también debe ser nominal. Hace dos años comí con Robert Solow, padre de la Teoría moderna del crecimiento económico, y le preguntaron ¿cómo cree que ha afectado esta crisis al crecimiento potencial de las economías? El hombre sabiamente respondió: a corto plazo nada, el capital físico y el humano sigue siendo el mismo.

España de nuevo es un caso particular ya que la crisis ha frenado en seco la llegada de inmigración y eso obliga a rebajar nuestro potencial pero nuestro capital físico y humano sigue intacto por lo que estimo que el potencial real está en el 2,5%. Pasada la ilusión deflacionista, provocada por la burbuja del petróleo en 2008 y la sobrerreacción de 2009, nuestra inflación estructural estará próxima al objetivo del BCE del 2%. Eso implica que nuestro crecimiento del PIB potencial nominal está próximo al 4,5%, por lo tanto el BCE tendría que subir mucho los tipos para entrar en escenario de insostenibilidad de deuda y tenemos tiempo para reducir nuestro endeudamiento ordenadamente y compatible con crecimiento económico y reducción de la tasa de paro. Un detalle importante del link a nuestra balanza de rentas es que los ingresos por inversiones de nuestros bancos, columna 4, de empresas y familias, columna 6, ya casi igualan el pago de servicio de su deuda, columnas 10 y 12 respectivamente, lo cual reduce sus necesidades de liquidez y a esto habría que aumentar la revalorización de las inversiones para estimar la sostenibilidad de la deuda.  

Conclusión, la entrada en el euro supone una ruptura histórica y hay que ser muy cuidadoso con el análisis comparado. El euro es un experimento controlado y el ajuste de los desequilibrios de la economía española servirá para mejorar nuestro conocimiento futuro sobre crisis de esta naturaleza. Independientemente del análisis de sostenibilidad, la economía española está muy lejos de su frontera de posibilidad de producción por lo que la prioridad es reducir la tasa de paro y el uso de la capacidad instalada. Esto debe ir acompañado de las reformas estructurales que mantengan elevado nuestro crecimiento potencial, aunque es increíble lo difícil que es encontrar análisis rigurosos que distingan bien entre el corto y el largo plazo. Lo habitual es que se mezcle todo y casi siempre para justificar los escenario apocalípticos.

26 febrero, 2010 | 18:15

Esta mañana he leído en Bloomberg que algunos inversores bien informados de Londres consideran que el bajo nivel de los tipos de interés de la deuda pública española se debe al comportamiento patriótico de los inversores españoles y he tenido la primera sonrisa del día. Esta gente de Londres ha creado la imagen desastrosa de la economía española en las sombras de la caverna platónica y tras el intento de doblegar a nuestra deuda pública con un intenso ataque especulativo, ahora salen con estas.

Los números dicen que el 50% del stock de nuestra deuda pública está en manos de residentes y para argumentar la irracionalidad patria, utilizan el índice de Miseria inventado por Moody’s que sale de sumar la tasa de paro y el déficit público.

El índice de Miseria genuino es de Arthur Okun, premio Nobel y uno de los grandes economistas de la historia, y era la suma de la tasa de paro y la tasa de inflación. La base del índice era la curva de Phillips y la relación entra la inflación y el desempleo que fue objeto de investigación de Okun y junto a las investigaciones de Edmund Phelps encontraron el eslabón perdido entre la dinámica económico del largo y plazo y la del corto plazo. El paro y la inflación minan la renta disponible de las familias y justifica el índice.

El problema es que según William Sharpe y Harry Markowitz, también premios Nobel, los inversores buscan diversificar sus carteras con el fin de maximizar la rentabilidad de la inversión y minimizar el riesgo asumido. Por esa razón, generalizar el interés de un inversor por un país con la tasa de paro y el déficit público no tiene ningún fundamento teórico y usurpar el nombre al índice de Okun demuestra que con tal de ganar de dinero esta gente no tiene escrúpulos, como dejaron patente sus celebres AAA en CDO de subprime.

Un par de ejemplos. Cuando Iberdrola gana el concurso para hacer el mayor parque eólico del Reino Unido o cuando el Santander consigue gestionar el 40% de las hipotecas del Reino Unido y emiten bonos en los mercados internacionales, los inversores analizan la rentabilidad de la inversión y la capacidad de gestión de ambas empresas para cumplir sus compromisos de pagos en el futuro pero ¿qué tiene que ver la tasa de paro española en esa decisión?

Bueno, por no teorizar, la economía es una ciencia empírica y que mejor comprobar el absurdo argumento con números. Te adjunto el link a la nota de prensa de la balanza por cuenta corriente de 2009 que ha publicado hoy el Banco de España.

http://www.bde.es/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/NotasInformativas/10/Arc/Fic/presbe3.pdf

En la última página tienes un resumen anual con una riqueza de información y análisis enorme pero nos centraremos en refutar lo absurdo que es el argumento del patriotismo. Lo más espectacular ha sido la reducción del déficit por cuenta corriente a la mitad en un año, lo cual refleja el intenso ajuste que ha hecho la economía española y ayuda a explicar que el consumo privado y el gasto en inversión en equipo de las empresas ya estén en fase de recuperación, ya que buena parte de nuestros desequilibrios se han depurado.

Pero el análisis más rico está en la cuenta financiera. Mientras en 2008, la inversión en cartera, acciones o bonos,  tuvo un flujo negativa de 18.105 millones y la economía española tuvo que financiar su déficit por cuenta corriente principalmente con otras inversiones por valor de 91.105 millones principalmente en préstamos interbancarios y repos de deuda pública a corto plazo, en 2009 la compra de activos neta en cartera de no residentes ha supuesto 51.456 millones. Esa cantidad es equivalente a nuestro déficit por cuenta corriente y ese apetito inversor exterior ayuda a explicar que nuestros tipos de interés sean tan bajos. El saldo neto de la inversión en cartera de los españoles en el exterior también fue positiva, lo cual indica que también estuvimos comprando activos fuero guiados por el análisis rentabilidad riesgo y no por ello se les debe denominar como antipatriotas.

La especulación continuará pero sus fundamentos son tan frágiles que tiene los días contados. Yo por mi trabajo me veo obligado a estar informado y analizar cuál es la motivación de los flujos financieros pero últimamente en muchos momentos cuando trabajo tengo la sensación de estar viendo una película de los hermanos Marx.

25 febrero, 2010 | 20:45

Acabo de ver esta excelente iniciativa de la sociedad civil contra la crisis y en una democracia tan joven en el que la política lo ocupa todo,  merece un post en mi blog.

http://estosololoarreglamosentretodos.org/

Todo lo acontecido en los dos últimos años ha desorientado a nuestro subconsciente y por motivo precaución el miedo se ha operado de nosotros. Eso ha llevado nuestra tasa de ahorro hasta el 19% seis puntos por encima de nuestra media histórica y el doble de lo que ahorrábamos en 2006. Ni las cosas eran tan seguras para ahorrar tan poco en 2006 ni son tan negativas para ahorrar tanto en 2010, salvo que hayas perdido tu empleo.

El hombre es un lobo para el hombre y somos nuestro peor enemigo. El miedo es libre pero la economía ya está en fase de recuperación y cuanto antes lo perdamos antes reduciremos la tasa de paro que es la principal cicatriz que ha dejado esta crisis.

Te adjunto un link al artículo que me ha publicado El Periódico sobre el nefasto dato de PIB alemán que conocimos ayer.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=690445&idseccio_PK=1009&h=

24 febrero, 2010 | 08:29

Te adjunto un link al artículo que me ha publicado El País sobre el debate anticrisis que se celebro ayer en la Asamblea de la Comunidad de Madrid.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/alla/impuestos/elpepiespmad/20100224elpmad_2/Ts

Te adjunto un link a las propuestas anticrisis.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/debate/sordos/crisis/elpepuespmad/20100224elpmad_1/Tes#despiece2

Es curioso que en la mayoría de las comunidades autónomas cuando las cosas van bien es gracias al gobierno regional y cuando van mal es culpa del gobierno central, sobre todo si gobierna otro partido diferente.

23 febrero, 2010 | 17:00

Hoy Anfac ha publicado los datos de producción de vehículos de enero con un espectacular aumento del 63% con respecto a enero de 2009 lo cual confirma una reparación en V del sector. El 80% de nuestros coches se producen para exportación por lo que a pesar del final de las ayudas a la compra de vehículos en Europa, la demanda de bienes duraderos continúa su proceso de recuperación, lo cual es una excelente noticia.

El automóvil es uno de nuestros principales sectores, explica un 10% de los ocupados de manera directa o indirecta por lo que tiene el mismo peso que la construcción. Muchas empresas del sector evitaron despidos haciendo usos de Ere en 2009 por lo que la intensa recuperación de la producción está permitiendo reabsorber esa mano de obra y evitar que haya formado parte de las listas del paro, sin duda la mejor noticia.

El PIB es producción por lo que entramos en el primer trimestre con mucha intensidad en el sector y arrastrará al sector auxiliar de componentes, transporte, etc., y el automóvil será claro protagonista en la recuperación. Algunos siguen sin ver brotes verdes por lo que seguramente tendrán que ir al oculista. Brotes verdes no significa bosques frondosos, el desempleo es elevado, pero la recuperación de nuestra economía es un hecho objetivo.

El dato cuestiona el mito de nuestra baja competitividad. Recuerdo una anécdota que me contó Chencho Arias. Chencho era embajador ante la ONU y acompañó a Aznar en un viaje a Florida. En un almuerzo de trabajo, un empresario local le preguntó a Chencho qué producíamos  en España y respondió cars. El empresario pensó que no le había entendido y la repitió que cual era nuestro principal bien de exportación y Chencho volvió a responder cars.

El hombre pensó que le estaban tomando el pelo y enojado volvió a preguntar y Chencho manteniendo la calma, le respondió cars “somos el sexto productor de coches del mundo”. Han pasado muchos años de esto, nuestro sector compite en un mundo global y muy competitivo pero el dato de hoy demuestra nuestra competitividad y confirma que nos queda producción de automóviles para rato.

Eso no significa que no tengamos problemas y que sea necesario seguir manteniendo nuestra competitividad y nuestra cuota mundial pero nuestros salarios siguen siendo inferiores a los franceses y a los alemanes y nuestra productividad superior a la de la Europa del Este lo cual nos mantiene en una posición muy competitiva.

22 febrero, 2010 | 20:22

Llevo varios post incidiendo sobre la competitividad en España desde distintos ángulos. El consenso de economistas defiende que somos poco competitivos pero los datos se empeñan en demostrar que somos el país que mejor ha defendido su cuota mundial de exportaciones, junto con Alemania, del efecto China y desde el verano de 2007, nuestras exportaciones de bienes se han comportado mejor, en términos relativos, que el comercio mundial y que las de nuestros socios.

El consenso suele basar sus análisis en datos agregados macroeconómicos pero mi tesis es que la competitividad es un problema micro, ni si quiera sectorial, y que son las empresas individualmente las que compiten. Un ejemplo. La eliminación pactada de aranceles a los productos textiles y al calzado chino ha provocado una grave crisis en nuestro sector textil. Sin embargo, en el mismo periodo, Inditex ha pasado a ser el líder mundial de venta de retail.

Te adjunto un link a un análisis del Banco de España de los determinantes microeconómicos de nuestras empresas exportadoras que ayuda a resolver el enigma. Los resultados coinciden con los que habían realizado el Consejo Superior de Cámaras dirigido por mi buen amigo y mejor economista Juan de Lucio y el equipo de Vicente Donoso, Rafael Myro y José Antonio Alonso en la Universidad Complutense y que son citados en la bibliografía del Banco de España.

http://www.bde.es/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/InformesBoletinesRevistas/BoletinEconomico/09/Dic/Ficheros/art2.pdf

En la cuadro 2 de la página 34 se analiza la segmentación entre empresas que exportan y que no exportan y las exportadoras superan en todos los criterios determinantes para la competitividad a las no exportadoras. Esto ayuda a explicar que la productividad sea mayor en la mayoría de empresas exportadoras y sus salarios también, por lo que, tanto accionistas cómo trabajadores salen beneficiados de la mayor eficiencia. Las empresas exportadoras, también concentra un mayor gasto en I+D+i, mayor innovación, mayor capital humano, fuentes de financiación más diversificadas, etc.

Por lo tanto, tenemos un sector exportador muy competitivo que ayuda a resolver el enigma y nuestros problemas de eficiencia y de inflación diferencial se han concentrado en nuestras empresas del ámbito doméstico, donde el boom residencial ha distorsionado los datos agregados de la economía.

El ajuste residencial ha supuesto una importante caída de los precios de bienes y servicios domésticos, especialmente en el precio del suelo, cómo indica la intensa desinflación que ha registrado el sector servicios que ha pasado de crecimientos próximos al 4% anual a finales de 2008 a crecimientos próximos al 1% anual al final de 2009. La señal que ofrece el IPC de servicios es que el ajuste nominal ha finalizado pero lo normal y deseable es que los precios en el sector servicios sigan durante un tiempo prolongado con crecimientos por debajo del 2% favoreciendo la depreciación de nuestro tipo de cambio real, principal indicador de competitividad costes que se utiliza.

A largo plazo, el Gobierno ya ha conseguido el apoyo mayoritario en el Congreso para la aprobación de la Ley Omnibus que traspone la Directiva comunitaria sobre liberalización del sector servicios y que servirá para reducir las barreras de entrada a los sectores domésticos y aumentar así la eficiencia y la productividad en dichos sectores. La Ley está en el Senado, en donde el PP tiene mayoría, y sería deseable que no se pusieran trabas a la misma con el fin de que entre en vigor cuanto antes ya que el PP, contradiciendo su discurso reformista, votó en contra de la Ley en  el Congreso.

En el sector exportador, aunque el resultado del estudio ayuda a resolver el enigma de por qué nuestras exportaciones han defendido sus cuotas a pesar del deterioro de nuestra competitividad por el lado de los costes, no nos debe llevar a la complacencia, ya que seguimos teniendo pocas empresas competitivas y es deseable que haya muchas más.

No obstante, el estudio revela una luz para la esperanza. En el gráfico 2 de la página 38 se puede observar cómo hay una segmentación clara entre empresas que sólo exportan a menos de cinco países, principalmente desarrollados, y aquellas que exportan a más países y doblan en productividad a las anteriores.

En el cuadro 4 de la página 39 se puede comprobar cómo las empresas que han conseguido diversificar sus exportaciones a países emergentes claramente superan en todos los criterios de éxito a las que sólo lo hacen a países desarrollados. Lo positivo es que los investigadores del Banco han comprobado que el patrón de comportamiento es probar tus ventajas competitivas en países próximos y luego lanzarte a la conquista del mundo por lo que ese 60% de empresas que exportan a muy pocos país son potencialmente otros Inditex. Recuerda que Amancio Ortega y Rosa María de Mera comenzaron su aventura en una pequeña tienda de La Coruña vendiendo batas guateadas.

Yo siempre he estado vinculado al ámbito académico pero siempre he trabajado en la empresa privada. Antes de Intermoney trabajé en Estadio Lamela Arquitectos, diseñadores de la T4 de Barajas o la remodelación del Estadio Bernabéu, y participé activamente el diseño de la estrategia de internacionalización de la mano del Icex y de la Cámara de Comercio de Madrid. Los comienzos fueron duros y cargados de incertidumbre, pero hoy es una historia de éxito ya que la mayor parte de su negocio proviene de fuera de España, compensando el desplome de inversión inmobiliario doméstico. Te adjunto un link a su web en la que exhiben sus proyectos internacionales.

 http://www.lamela.com/

Fue un periodo de aprendizaje intenso con el método del caso para este economista observador y conocí a muchas empresas que se habían embarcado en la apasionante aventura de la internacionalización. Mi máxima lección fue que cuando una empresa consigue ventajas competitivas en un país es altamente probable que sean globales.

El gran economista Joseph Schumpeter afirmó que “la innovación es mar que no sale en los mapas” por lo tanto esperemos que el estudio del Banco de España sea tan sólo la punta del Iceberg y que en la próxima década nuestras empresas sigan mejorando su capacidad para hacer negocios que es, en último término, el eslabón perdido que ayuda a explicar por qué crecen las naciones.

La tensión en los mercados europeos de deuda pública ha disminuido significativamente desde que los líderes europeos ofrecieran apoyo explícito a Grecia. El diferencial del bono español a diez años con su homólogo alemán ha caído más de 30 puntos básicos hasta situarse por debajo de los 80 puntos, el CDS ha caído en mayor medida 50 puntos básicos hasta 115, aunque sigue por encima del Reino Unido demostrando que este instrumento no mide bien los fundamentales y es extremadamente especulativo.

El Tesoro emitió la pasada semana con fuerte demanda, lo cual es una excelente señal de normalidad, y los mercados de deuda privada también se han abierto y con costes de emisión similares a los de antes del chubasco. El Ibex en 10.700.

Por lo tanto, la credibilidad del Reino de España y del Gobierno español entre los inversores sube enteros la pasada semana. Esto es una maldad irónica. Los mercados son cíclicos y las tensiones volverán pero desconfía de los que relacionen movimientos especulativos con credibilidad política o imagen de un país a corto plazo.

21 febrero, 2010 | 12:11

Vencida la recesión, la incertidumbre se centra en la recuperación y aquí muchos economistas andan obsesionados por la posibilidad de que repitamos el caso japonés, especialmente en España que somos como el saco de boxeo internacional. Cuando alguien no sabe sobre que escribir, se pone a dar patadas a la economía española.

La economía es una ciencia empírica y es bueno mirar lo que nos dice la historia para no caer en la mitología o en análisis puramente teóricos. Te adjunto un link a un artículo de tres economistas del FMI que han estudiado en profundidad el problema.

http://www.voxeu.org/index.php?q=node/3600

El artículo resume el análisis de todas las recuperaciones en 185 países desde 1960. El estudio es sorprendente ya que el 20% de las recuperaciones se han producido sin crédito. La mayoría han sido casos en países emergentes pero en los de la OCDE el 10% de las recuperaciones se produjeron con el crédito estancado. Tiene lógica durante la recesión se produce un aumento del ahorro de empresas y familias, en mayor medida cuando se une una crisis de crédito, y cuando reanudan sus inversiones las autofinancian.

Del análisis realizado obtienen una distribución bimodal. En la mayoría de casos, el PIB retorna a una senda de crecimiento y el crédito es un indicador muy retrasado. Entre todos los casos hay uno particular que es el caso japonés y sorprendentemente es el que más atención tiene.

La crisis japonesa es demasiado compleja como para pretender explicarla en este blog. Te adjunto un link a un trabajo de Antonio Torrero que supone un breve resumen de su libro “La burbuja financiera y la crisis económica japonesa” Si te interesa el tema, te recomiendo el libro que está excepcionalmente escrito por uno de mis mejores profesores, maestros y amigo y una referencia obligada en crisis financieras.

http://www1.euskadi.net/ekonomiaz/taula4_c.apl?REG=605

La sociedad japonesa es muy particular y sus instituciones también.  Desde el final de la segunda guerra mundial, Japón es un caso de éxito similar al de China hoy y con un modelo similar, orientado a la exportación y con fuertes crecimientos de la productividad. No obstante, mantienen una economía rígida, especialmente sus relaciones laborales, energéticamente dependiente del exterior, un capitalismo compasivo y una elevada protección arancelaria que hace que exista una  economía dual: la exportadora y extremadamente eficiente y la doméstica protegida, ineficiente y con serios problemas de adaptación a perturbaciones no previstas.

En 1979, Japón se vio muy afectada por la crisis del petróleo y el crecimiento de su productividad se estancó. Aún así, el Banco de Japón mantuvo una política monetaria acomodaticia de bajos tipos de interés para promover el desarrollo industrial. En 1982, Reagan aumentó el arancel para la importación de automóviles japoneses, adiós a otro mito liberal, y la industria nipona tuvo que deslocalizar buena parte de su producción a EEUU para mantener su competitividad.  Adicionalmente, Reagan se embarcó en la Guerra de las Galaxias, aumentando significativamente el gasto público, otro mito caído, y su rebaja de impuesto disparó el déficit y la deuda pública. Esto junto a la lucha de la Fed contra la inflación disparó los tipos de interés en EEUU y provocó una intensa apreciación del dólar. En 1985 Reagan sentó a japoneses y alemanes en el hotel plaza de Nueva York y pactó una depreciación del dólar contra el yen y el marco alemán. Como diría Groucho, más intervención pública de un icono liberal que es la guerra.

La fortaleza del yen atrajo masivamente capitales a Japón, lo cual unido a bajos tipos de interés, una tasa de ahorro extremadamente alta de las familias japonesas y el estancamiento de la productividad formaron la mayor burbuja financiera jamás conocida.

Sólo dos datos que da Torrero. En 1991, la valoración de los terrenos del Palacio de Hiro Hito en el centro de Tokio era mayor que todos los activos inmobiliarios de California. O sea, un jeque árabe debía elegir entre comprar el Palacio o comprar todos los inmuebles de California. El burbujón del suelo se contagio a la bolsa. Había empresas siderúrgicas que cotizaban 80 veces sus beneficios y que sólo se basaban en el valor de sus terrenos.

En 1991, el banco de Japón asumió la insostenibilidad del modelo y se puso a subir tipos para pinchar la burbuja pero luego se les fue de las manos. El precio del suelo y la bolsa de Tokio se desplomaron un 80% y se llevaron por delante a todo el sistema bancario que había financiado la burbuja. Los japoneses deberían haber aplicado un New Deal pero tardaron mcho en bajar tipos, cuatro años en hacer una política fiscal expansiva y diez años hasta que hicieron una política monetaria cuantitativa y ultraexpansiva y recapitalizaron su sistema bancario.

Adicionalmente, la rigidez laboral y culturales, impidieron a las empresas despedir y ajustar sus plantillas y costes salariales. Los beneficios se esfumaron y las empresas pararon la acumulación de capital lo cual los llevó directamente a la deflación de bienes. Recuerda que la tasa de paro nipona nunca ha superado el 5% desde 1945.

Conclusión, la próxima vez que leas a alguien comparando la crisis actual con la japonesa, se socrático y recuerda que la ignorancia es muy osada. En el caso concreto español, el que más conozco, la comparación es una aberración.

Es cierto que ha habido una burbuja en el suelo en España, aunque ridícula si la comparamos con la japonesa, que los precios se han desplomado y las entidades financieras que financiaron esos terrenos incurrirán en pérdidas  por esas inversiones. Fin de la comparación. Nuestro mercado de trabajo está en las antípodas del japonés y la fuerte destrucción de empleo es un drama pero las empresas ya han ajustado su estructura de costes a la realidad y la inversión en equipo lleva dos trimestres creciendo y la inercia también es creciente.

Nuestra productividad ha explotado en la recesión y si calculas promedios largos que incluyan todo el ciclo ha crecido muy próxima a la alemana. La intervención de política monetaria del BCE ha sido contundente para frenar la deflación de activos y junto a nuestra política fiscal ha evitado los riesgos deflacionistas.

Nuestros grandes bancos, Santader, BBVA y la Caixa, apenas estaban afectados por la burbuja del suelo y las entidades más afectadas disponían de un colchón de provisiones. La mayor exposición es al crédito hipotecario en el que el precio de la vivienda en media difícilmente caerá más del 25% nominal. La mayoría de préstamos tenían una deuda inferior a ese 75% de valor residual de la garantía por lo que aunque haya mora el embargo de la vivienda cubre la deuda y el banco no tiene pérdidas.

La práctica totalidad de nuestros bancos emite en los mercados sin aval del estado, incluso acciones, por lo que saldrán de esta sin ayudas públicas, aunque la digestión de la mora será lenta. En las cajas, Caixa, Unicaja, Ibercaja, Cajasol, las vascas, Cajaastur, etc, están muy capitalizadas y con morosidad asumible y tampoco necesitarán ayudas por lo que nuestra crisis bancaría es infinitamente inferior a la nipona y tan sólo afecta a la mitad del balance de las cajas lo cual supone el 25% del total de nuestro sistema bancario.

Para ellas el Gobierno ya ha diseñado el Frob y ha delegado su gestión en el Banco de España. Casi veinte cajas están inmersas en procesos de fusión y reestructuración por lo que el proceso de saneamiento ya está en marcha. Eso supone que el 75% de nuestras entidades están con capital suficiente para atender la demanda de crédito cuando se recupere.

Torrero me enseñó muchas cosas pero siempre nos repetía “es importante que es un economista siempre sea consciente de la magnitud de los problemas” Espero haber ayudado a que entiendas que la magnitud de nuestro problema es infinitamente inferior al de Japón y la solución también es más sencilla, aunque nos costará bastante tiempo reconstruir los daños ocasionados por la Tormenta Perfecta.

20 febrero, 2010 | 12:21

Te adjunto un link al boletín estadístico del banco de España en el que en la columna 11 de la tabla puedes ver los salarios pactos en convenios.

http://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/a2422.pdf

La serie tiene dos fases diferenciadas. Una primera que comienza en 2008 y donde los salarios pactados se han situado muy por encima de la inflación, por lo tanto supone un aumento de los salarios reales.

 El mercado de trabajo, aunque es un mercado muy particular ya que se negocian personas no mercancías, también ajusta por cantidades y por precios. Para los economistas que conocen los fundamentos de la oferta y la demanda, desde 2008 la curva de demanda de empleo se ha desplazado significativamente hacía la izquierda, especialmente en el sector de la construcción donde hemos pasado de iniciar más de 700.000 viviendas a 100.000 en dos años. Pero el aumento de los salarios reales ha supuesto una variación a lo largo de curva que también ha disminuido la cantidad demandada de empleo.

Para los no economistas, la destrucción de empleo ha sido brutal y la mayor parte ligada a la recesión y la caída de las ventas de las empresas pero el aumento de los salarios reales ha explicado al menos un 2% de tasa de paro. Hablando en plata 600.000 personas que han perdido su puesto de trabajo,  que no se han visto compensando por el mayor poder adquisitiva ya que todo el aumento de renta se ha destinado a ahorro.

También es necesario explicar que en la última década los salarios reales habían estado casi estancados y habían contribuido significativamente a la creación de empleo. Lo que demuestra esta evolución es la escasa sensibilidad cíclica de nuestros salarios y teniendo en cuenta que legalmente los convenios afectan al 85% de los trabajadores, no hay duda de que es necesario cambiar nuestro modelo de negociación colectiva, que ha demostrado ser ineficiente.

Dicho esto, la reforma sería para el próximo ciclo, ya que si te fijas en la columna 11 los salarios pactados desde el pasado verano han mostrado una significativa moderación hasta crecimientos pactados inferiores al 1%. Además, sindicatos y CEOE han firmado un pacto de rentas por tres años muy favorable para el empleo y nuestra competitividad.

Dicho esto, es importante matizar que los convenios suponen unas condiciones mínimas y que muchos trabajadores en nuestras nóminas cobramos complementos por encima de lo pactado en convenio, por lo que las empresas han dispuesto de un enorme margen de flexibilidad para adaptar los costes salariales a la nueva realidad de sus ventas y sus ingresos.

La principal son los sueldos variables, ligados a la actividad y los bonus ligados a los beneficios. La otra ha sido la sustitución de muchos trabajadores temporales por otros dispuestos a ganar mucho menos dinero. Sólo un dato, un buen amigo que tiene negocios de call center me dijo que hasta 2007 el coste salarial de un nuevo contratado a tiempo completo era de unos 22.000 euros y ahora estaba contratando por 18.000. En la mayoría de casos que conozco de gente que ha perdido el empleo ha tenido que rebajar significativamente su salario.

En el servicio del hogar, muchas mujeres inmigrantes cuyo marido trabaja en la construcción y ha perdido el empleo se han visto obligadas a aumentar su horas trabajadas y los salarios se han desplomado. En Madrid, es posible contratar a una persona interna o jornada competa de 12 horas diarias por 700 euros al mes.

Ayer vi en televisión un excelente reportaje de investigación del Mundo TV en el que los reportaros hacían mistery shopping en el mundo de la prostitución. El reportaje era un auténtico drama humano y describía bien las miserias de lo que Saramago denomina la condición humana, no tanto por las prostitutas sino por los clientes que demandan esos servicios. Un economista observador es una especie biólogo social y desgraciadamente debe observar la realidad por muy repugnante que sea.

Los empresarios de club de carreteras decían que el negocio era ruinoso pero simularon interés por comprar uno en Huesca y el dueño pedía 750.000 euros y argumentaba que en tres años habías recuperado la inversión. Eso supone un PER de tres veces lo cual es un precio extremadamente barato, el PER del ibex 35 es de 12 veces, y una rentabilidad del 33% anual y no se entiende bien por qué lo vendía si era tan rentable.

En esos club, los dueños argumentaban que las chicas podían ganar antes de 2007 unos 8.000 euros al mes y ahora unos 4.000. También entrevistaron a chicas que hacían el servicio en casas particulares y el precio de un completo había bajado de 60-80 euros a 20-30 euros. Una señora mayor en la calle decía que el servicio completo había caído de 50 euros a 10-20 euros.

En otros sectores sumergidos, por ejemplo las reformas, antes de 2007 el poder de negociación del cliente era mínimo y los precios, siempre opacos y difícilmente comprables, eran muy elevados. Desde 2008, la caída de demanda y el aluvión de oferta proveniente de la construcción de vivienda nueva han desplomado los precios.

Conclusión, parece que tenemos mucho margen para mejorar nuestras estadísticas salariales, me consta que el INE trabaja en un proyecto conjunto de Eurostat para estimar una EPA mensual que se vea complementada por horas trabajas y salarios por hora, similar al Labour report de EEUU.

Mientras dispongamos de mejor información estadística podemos hacer uso de la teoría económica para estimar la flexibilidad salarial de nuestra economía. A finales de 2008, en Intermoney fuimos de los primeros en anticipar una caída de la inflación de servicios en España pero nos quedamos muy cortos. La hipótesis era la fuerte caída de demanda interna que esperábamos y el mayor grado de flexibilidad que suponía la llegada de inmigración y la elevada tasa de temporalidad del empleo. En diciembre de 2008, la inflación de servicios aumentó un 4% anual y en diciembre de 2009 aumentó un 1.2% lo mismo que en Alemania y por debajo de la EEUU. En el sector servicios, la mayor parte de la estructura de costes son salariales por lo que aunque las empresas habrán rebajada significativamente sus márgenes, es imposible rebajar la tasa de inflación promedio del sector del 4% al 1% sin moderación salarial.

Conclusión, nuestra economía ha ganado en flexibilidad y eso ayuda a explicar que nuestra pérdida de competitividad no sea tan elevada cómo comenté ayer en el post “el mito de la competitivdad”, a pesar de haber registrado el mayor aumento de la demanda interna de la OCDE junto con Irlanda desde que entramos en el euro. No obstante, eso no exime la necesidad de reformar la negociación colectiva y la temporalidad en el mercado de trabajo para conseguir que en el próximo ciclo los salarios vayan más ligados a la productividad, que la productividad crezca durante la fase expansiva e intentar que el ajuste en el mercado de trabajo sea vía cantidades, aunque en el caso del empleo en construcción poco se podía haber hecho para evitarlo. Por supuesto que el ajuste se ha hecho, a diferencia de Japón donde las empresas no ajustaron sus costes, entraron en pérdidas, pararon la inversión y fueron de cabeza a la deflación, y nuestras empresas ya han vuelto a retomar un ciclo de inversión. Pero se ha hecho pero con un coste social brutal y un grave deterioro de nuestra distribución de la renta.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]