Sobre el autor

José Carlos Díez es profesor de economía de Icade y autor del libro Hay Vida Después de la Crisis, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« octubre 2009 | Inicio | diciembre 2009 »

24 noviembre, 2009 | 14:03

Cuando leas hoy las crónicas del PIB alemán de nuevo la conclusión será que España sale muy mal comparada. Un crecimiento trimestral próximo al 3% anualizado en Alemania versus una caída próxima al 1% en España.

Pero si miras por dentro los números, la realidad es más compleja. Nuestro consumo privado,  la inversión en equipo de nuestras empresas y nuestras exportaciones de bienes han crecido más que las alemanas.

¿Cuál es la diferencia? Nosotros seguimos digiriendo los excesos inmobiliarios y no sólo en vivienda, el resto de sectores inmobiliarios también están ajustando con fuerza y muchas industrias ligadas al boom de construcción siguen ajustando excesos. La otra es la aportación de inventarios que en Alemania explica la mayor parte del crecimiento.

La diferencia es que nadie duda de la capacidad de la economía germana para recuperarse y muchos dudan de la nuestra. Qué el PIB crezca no significa que ya no tengamos problemas y que no tengamos que hacer nada para resolverlos. Pero lo que si está claro es que si el PIB no crece es mucho más difícil resolverlos.

Por lo tanto, alegrémonos de las buenas nuevas pero ocupémonos. Hay muchas personas que quieren trabajar y no pueden hacerlo. Que los alemanes no consuman es una mala noticia pero que los mantenemos nuestro empleo en España y no tenemos problemas sobreenduedamiento, casi dos tercios de los hogares, hayamos comenzado a normalizar nuestro patrón de consumo sin duda es una gran noticia.

22 noviembre, 2009 | 11:44

En otoño de 2007 la crisis financiera se anticipaba de las duras y en Londres comenzaron a hacer quinielas de las economías más afectadas. España salía muy mal en todas las quinielas. El segundo déficit por cuenta corriente más elevado del mundo, en dólares, burbuja inmobiliaria, sistema bancario muy expuesto a la burbuja, baja productividad, pésima competitividad y sin capacidad para devaluar. Los argumentos eran contundentes pero la realidad ha dejado en mal lugar las quinielas.

Nuestro PIB ha caído menos que la eurozona, nuestras exportaciones también y se han recuperado antes, nuestra productividad ha explotado y ya supera el promedio europeo, nuestra burbuja ya ha pinchado, la demanda de viviendas ya está repuntando y los precios están próximos al suelo y nuestro sistema bancario resiste y ha sido el único de los principales países de la OCDE que no ha necesitado recapitalizaciones con dinero de los contribuyentes.

Lejos de reconocer su error de previsión y preguntarse las causas del comportamiento mejor de lo esperado de nuestra economía, en Londres siguen dudando de la solvencia de nuestras entidades. Te adjunto un link a la última noticia sobre el tema del The Economist.

http://www.economist.com/businessfinance/displayStory.cfm?story_id=14924481

Te adjunto otro link a la principal referencia de los que seguimos el sector y que por desgracia no cita el The Economist. Es el informe semestral de Estabilidad Financiera del Banco de España.

http://www.bde.es/webbde/Secciones/Publicaciones/InformesBoletinesRevistas/InformesEstabilidadFinancera/09/Fic/IEF_Noviembre_2009.pdf

Basta con leerse las dos páginas de resumen ejecutivo del principio para tener un buen diagnóstico de la situación del sistema y de los problemas a los que se enfrenta. Lo que no se cuanta fuera es que tras dos años de crisis:

 Nuestro sistema sigue con ratios de solvencia elevados.

Nuestras entidades han reducido significativamente su dependencia de los mercados de capitales gracias a la captación masiva de depósitos minoristas.

Las previsiones esperan ahora un techo de morosidad próximo al 7% versus el 10% de hace tan sólo seis meses.

Que en el primer semestre el margen de intereses ha crecido un 30%, que 16.000 millones se han dotado para provisiones de morosidad, la mitad del margen operativo, y que nuestras e4ntidades ya acumulan 62.000 millones de provisiones.

Que el aumento de las dotaciones han provocado una merma de los beneficios pero siguen siendo positivos y han permitido aumentar un 11% el core de capital.

Que S&P ha calculado un ejercicio de estrés que en escenario base nuestro core de capital seguiría próximo al 7% y en el de riesgo en el 4% pero si le sumas el capital dotado por el Gobierno al FROB se situaría en el 6%.

Que es cierto que las entidades están acumulando una cartera de activos provenientes de préstamos a promotores pero que la están financiando con deuda avalada por el Gobierno a cinco años al 3%. En 1992, también hicieron una cartera, la tuvieron que financiar al 10% y en 1998 consiguieron recuperar el 100% de los fallidos.

Que en la Edad Dorada nuestras entidades no compraron activos sobrevalorados pero en 2009 se han inflado a comprar activos baratos que descontaban crisis global sistémica y que tienen unas plusvalías latentes para compensar las pérdidas.

Que el Santander, el BBVA y la Caixa son un tercio del sistema y que tienen una red de oficinas y capital suficiente para atender la demanda de crédito y recuperar la cuota de mercado pérdida en el último lustro.

Que demonizan a las cajas pero no se dan cuenta que por ejemplo Unicaja tiene unos ratios de solvencia o de gestión envidiable y que sus gestores podrían dar clases magistrales en la London Business School en temas de gestión bancaria.

Dicho esto, nadie niega que 2010 será un año complicado para nuestras entidades. Demanda de crédito estancada, tipos de interés y márgenes de intermediación en mínimos y los calendarios de dotaciones por morosidad en su máximo apogeo. Pero la percepción es que nuestras entidades, nuestro Gobierno y el Banco de España han estado tocando la guitarra desde que comenzó la crisis, cómo la Cigarra de la fábula de Samaniego, y la realidad es que han sido las hormiguitas que han estado trabajando todo el verano para abastecerse el duro invierno.

Asumimos nuestros errores y nuestros excesos pasados pero “sólo no se equivoca el que no toma decisiones”. Pero cómo decía San Agustín “cuando me analizo me deprimo pero cuando me comparo me ensalzo” Si tenemos el sistema bancario más capitalizado y eficiente del planeta nos sentimos orgullosos.

No sería posible contar la historia de nuestro Pura Sangre español sin contar con un sistema bancario tan eficiente y no tengo ninguna duda que volverá a suceder en el próximo ciclo expansivo en el que ya estamos inmersos. Por lo tanto, nos manifestamos por el lema “Basta ya”

20 noviembre, 2009 | 07:13

Te adjunto un artículo que me publicó el diario Cinco Días ayer

http://www.cincodias.com/articulo/opinion/Adios-recesion/20091119cdscdiopi_4/cdsopi/

ciaoo

13 noviembre, 2009 | 07:15

En las últimas décadas los economistas hemos creado equipos mixtos de trabajo con neuropsicólogos y comenzamos a entender mejor el comportamiento humano y la toma de decisiones. Thinking Heads, mi speaking bureau, me ha invitado el próximo lunes a cenar con George Akerloff, premio Nobel de economía y pionero de estudios experimentales, ya os contaré, pero hoy quiero contaros un pequeño experimento.

Ayer di clase en CIFF, la escuela de negocios de la Universidad de Alcalá, que tiene un master en finanzas patrocinado por el Banco de Santander, que se imparte en inglés y que atrae a estudiantes de los cinco continentes. Yo imparto el módulo de mercados emergentes y aprovecho que la mayoría de estudiantes provienen de países emergentes para pulsar la situación de sus países. Ayer en el turno de debate fui preguntando a cada alumno la evolución de su país durante la crisis y las perspectivas futuras, apoyadas en las previsiones del FMI del pasado octubre.

Había cinco alumnos españoles, tan sólo el 15% del total, y les pregunté cuál había sido la evolución de España en el último año. La respuesta fue unánime “España ha sido la economía que peor se ha comportado de la Eurozona después de Irlanda”. Les enseñé la nota del PIB del 2tr09 de Eurostat que te ajunto donde se ve cómo la tasa interanual de nuestro PIB ha caído menos que el promedio de la eurozona, mucho menos que el de Alemania o países más avanzados tecnológicamente cómo Finlandia y lo mismo que los EEUU.

http://epp.eurostat.ec.europa.eu/cache/ITY_PUBLIC/2-07102009-AP/EN/2-07102009-AP-EN.PDF

Volví  a preguntar: entonces ¿por qué nuestra percepción es tan negativa? La respuesta es fue que somos un país muy poco productivo y las perspectivas futuras son muy malas. Les enseñé la comparación de productividad por ocupado de España que te adjunto y se ve cómo estamos por encima del promedio europeo, igual que sucede con nuestra renta por habitante, cómo no podía ser de otra manera. También les advertí que en 2009 avanzaremos significativamente ya que nuestra productividad crecerá próxima el 3% y la de la Eurozona caerá próxima al 3%.

http://epp.eurostat.ec.europa.eu/tgm/table.do?tab=table&init=1&plugin=1&language=en&pcode=tsieb030

Volví a preguntar ¿por qué tenemos una percepción tan negativa? Entonces me dijeron que no somos competitivos y les dije que nuestras exportaciones habían caído menos que el comercio mundial y que las de nuestros socios y se habían recuperado antes.

Volví a preguntar y una alumna rusa me dijo que el Gobierno español transmite un mensaje pesimista y de poca confianza sobre la recuperación a diferencia de Obama. No supe que contestar pero ahora creo que tiene razón, aunque María no sabe que el año pasado el Gobierno gastó absurdamente su credibilidad negando la crisis justo después de haber ganado unas elecciones con mayoría suficiente.

Volví  a preguntar y llegamos a la esencia del pesimismo, tenemos la mayor tasa de paro de Europa después de Letonia. Aquí el dato es irrefutable y sin duda es nuestra prioridad para la próxima década pero les expliqué que en la última década España ha recibido casi cinco millones de inmigrantes y que ahora hay 1.2 millones desempleados. Que en el último año hemos destruido 1.5 millones de empleo pero que hemos aumentado nuestra base de ocupados un 50% en el último ciclo que hemos creado uno de cada tres empleos que se han creado en la Eurozona, el doble de empleos que Alemania y el triple que el Reino Unido y les pregunté si creían que eso era un milagro económico.

Me dijeron que el empleo era de mala calidad y les dije que en 1994 sólo había 6 millones de asalariados con contrato indefinido y ahora son 11.5 millones y que casi el 30% de los ocupados tiene estudios universitarios.

Entonces dudaron de su percepción y yo les pregunté si pensaban que la excesiva percepción negativa era un reflejo de nuestra baja autoestima y limitaba nuestro potencial de crecimiento y todos respondieron afirmativamente.

De nuevo les cree dudas. La neuroeconomía nos enseña que los humanos ponderamos mucho en nuestra toma de decisiones la información reciente por lo que el excesivo pesimismo condiciona la recuperación y la volatilidad cíclica de la economía española pero no su potencial. En la crisis de 1992 nadie apostaba por el futuro de la economía española ni un duro y cuando venga la recuperación, que ya está cerca, irán olvidando la crisis y volveremos a tener un ciclo expansivo, boom inmobiliario, desequilibrios, etc. El problema es que al pesar la información reciente las expectativas son adaptativas y tardarán bastante tiempo en olvidar la crisis, cómo sucedió en 1992.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]