Sobre el autor

José Carlos Díez es profesor de economía de Icade y autor del libro Hay Vida Después de la Crisis, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía.

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« abril 2009 | Inicio | junio 2009 »

24 mayo, 2009 | 23:58

SR Rating, una agencia brasileña, ha rebajado el AAA a los EEUU. Es una agencia con escasa influencia pero S&P ya ha puesto en revisión el AAA a Reino Unido y los mismos criterios podrían llevar a también a rebajar la calificación a los EEUU. Los déficits públicos y los planes de salvamento bancario proyectan ratios de endeudamiento que hacen poco sostenible el AAA. Japón ya no lo tiene y Alemania está estudiando un banco malo que compraría activos a sus bancos y que supondría un endeudamiento público de entre el 10% y el 50% de su PIB, lo cual también debería llevar a perder el AAA.

La duda surge si un mundo sin AAA será como la tierra sin rey de la mitología clásica y que fue resuelta por Arturo al sacar Excalibur de la piedra. La realidad es que la diferencia entre una calificación AAA y una doble AA es de apenas unas décimas de probabilidad de que el emisor del bono incumpla sus compromisos de pago, por lo que un mundo sin AAA no tiene por qué hacer que se cumplan las profecías del apocalipsis. España es buen ejemplo. Nuestro país perdió el AAA por la agencia S&P pero, al estar dentro del euro, el Tesoro consiguió levantar la pasada semana 4.000 millones de euros en Letras a un año a tipos inferiores al 1%.

El ahorrador tiene que comprar activos para protegerse de la inflación y siempre habrá un activo de referencia, aunque no fuera AAA. Sería un mundo donde los mercados financieros se alejarían de la eficiencia de la última década pero si se combina con menos oportunidades especulativas y una mayor canalización de fondos prestables hacía la economía real, el resultado sería incluso positivo.

No obstante, el AAA es un tótem para los inversores y perderlo generará desconcierto incertidumbre y volatilidad, lo cual complica la necesaria normalización de los flujos financieros. El dólar es la moneda de reserva internacional y sufrirá mientras se especule con la pérdida del AAA, aumentando la prima de riesgo global del resto de activos. También cabe la posibilidad de que los inversores le acaben perdiendo el respeto a las agencias de calificación. La verdad es que, desde un punto de visto del bienestar social mundial, sería la opción más favorable. Además, se lo han ganado a pulso y siguen haciendo todo lo posible para que suceda.

Te adjunto un link a un artículo que me publicó el diario 5 Días sobre la corrección de los desequilibrios de nuestra querida España

http://www.cincodias.com/articulo/opinion/Depurando-excesos/20090521cdscdiopi_1/cdsopi/

18 mayo, 2009 | 07:13

Desde que los economistas adaptamos el cálculo diferencial, desarrollado por Isaac Newton, a nuestra ciencia, en el siglo XIX, las tasas de variación se han convertido en nuestro principal instrumento de análisis. Pero, aunque su cálculo es sencillo, su uso es todo un arte. Hay tasas mensuales, trimestrales, semestrales, anuales y cada una de ellas da una información diferente.

En el último año se ha producido un fenómeno digno de ser comentado por un economista observador. En marzo de 2008, la economía española comenzó a destruir empleo neto pero el Gobierno se aferraba a las tasas interanuales, que comparan con un año anterior, para negar el frenazo. Por el contrario, la oposición se aferraba a los datos de paro registrado mensuales. En los periódicos casi siempre se dan las tasas interanuales pero el frenazo fue tan intenso que comenzaron a hablar de tasas trimestrales para ir más pegados a la realidad.

Ahora que la economía parece haber tocado fondo en enero o febrero observamos el mundo al revés. El Gobierno habla de datos mensuales y la oposición de datos anuales. Muchos medios que hablaban de tasas trimestrales el pasado año sorprendentemente también se han pasado a anuales, lo cual espero dure poco. El periodista tiene que escribir a diario y vive de vender periódicos, lo cual le obliga a reconocer la realidad para sobrevivir.

Este economista prefiere mirar las tasas mensuales o trimestrales y anualizarlas con el fin de proyectar que pasaría si la serie se comportara de la misma manera en el siguiente año. La tasa anualizada no es un buen predictor pero si es superior a la interanual implica que la inercia es creciente y la economía se está acelerando y al contrario.

¿Qué nos dicen las tasas en España? Que, tras un cuarto trimestre que fue de menos destrucción a más y un primero que fue de más a menos, entramos en el segundo trimestre en clara fase de salida de la recesión. El principal indicador son las afiliaciones a la SS que corregidas de estacionalidad destruyeron en abril la mitad de empleo que en enero. Gradualmente las bajadas de tipos y el impulso fiscal irán surtiendo efecto y la tendencia irá a más.

Pero las sorpresas positivas vendrán del lado de exportaciones. Desde octubre a febrero, el comercio mundial se desplomó un 25%. Esto supone una caída histórica que ha desbordado cualquier predicción y que explica el desplome de Alemania o Japón o el frenazo de China, principales exportadores mundiales. Los datos confirman que el comercio tocó suelo en febrero y se está recuperando, especialmente en Asia. Tan sólo con recuperar la mitad de la caída, las tasas de variación darán un fuerte crecimiento al comparar con datos anteriores muy bajos.

Los economistas lo denominamos el fenómeno del Ave Fénix y se produce en crisis de esta envergadura, donde la salida suele ser en V. Por lo tanto, hay que olvidarse de las tasas interanuales si quieres enterarte de algo. No obstante, hasta que el nivel de actividad no recupere el previo a la crisis no recuperaremos niveles de empleo y de inversión de las empresas, por lo que ver las tasas mensuales o trimestrales crecer indicará que hemos dejado atrás la tormenta pero es la hora de reconstruir los daños causados, que en esta ocasión han sido elevados. Esto lleva tiempo y necesitará de más medidas de política económica, por lo que hay que ser pacientes y seguir observando la realidad, aunque conviene elegir la herramienta adecuada.

12 mayo, 2009 | 17:38

Teniendo en cuenta el tono de los discursos de las semanas previas y la proximidad de una cita electoral, uno esperaba un debate más en el cuerpo a cuerpo ideológico. De nuevo, se cumple la máxima que la intuición no es buena consejera.

El Presidente ha prescindido en su discurso del debate de los brotes verdes, ha retomado un discurso reformista, ha remarcado la excepcionalidad de la intervención pública y su decisión de retornar a la estabilidad presupuestaria cuando pase la tormenta y sin perder su discurso social.

Medidas para reactivar la compra de coches, que ayudará a reducir el stock sin vender en manos de concesionarios y fabricantes. Bajada del impuesto de sociedades para pequeñas empresas y autónomos condicionada a que mantengan el empleo. Recorte de gasto corriente, etc. ayudarán a frenar la destrucción de empleo a corto plazo.

Liberalización de servicios, puertos, invertir en energía renovable, eliminar el déficit tarifario, mejora de la justicia, anticipar la necesidad de mejorar la negociación colectiva, etc. Son medidas de largo plazo que ayudarán a tener la economía preparada para cuando se estabilice la restricción de crédito.

 Uno sigue echando de menos medidas de apoyo financiero a las familias con mayor riesgo de morosidad y espera que el Estado ayude a reducir el exceso de oferta de viviendas para ayudar a la banca en su tasa de recuperación y normalizar cuanto antes el crédito. Cómo san Tomás apóstol ansía meter los dedos en los decretos y los reglamentos de las leyes de reforma estructural para analizar el contenido y la valentía política de las mismas. Pero aplaude la decisión de eliminar la desgravación por vivienda del IRPF para renta superiores a 24.000 euros en 2011.

Es una medida que se repite en las recomendaciones de la OCDE y el FMI año tras año. Era un anacranonismo de 1978 cuando España tenía tipos de interés hipotecarios de dos dígitos derivados de la inflación galopante y era necesario proteger la renta de las familias. Hoy, dentro del euro y en un entorno de estabilidad macroeconómica la medida sólo acentuaba la dinámica inflacionista inherente a un bien duradero como la vivienda.

El Estado ya interviene en el mercado de la vivienda con la vivienda protegida y la eliminación de la desgravación ayudará a incentivar la compra de vivienda de la demanda embalsada para no perder la desgravación este año y el próximo y dejará interferir en la formación de los precios de la vivienda en el futuro. Se pedían medidas impopulares y sin duda esta lo es, pero, como decía el filósofo, no se puede desaprovechar una crisis.

Una gota no hace océanos y no ha nublado que cien años dure. Serán necesarias más medidas pero las tomadas hoy van en la buena dirección. España se ha incorporado con mucho retraso al club de los países desarrollados y, sin duda, adolece de mejoras institucionales, pero todos los gobiernos de la Democracia han ido aplicando reformas y la mayoría han ido en la buena dirección. Estamos siempre fustigándonos y la crítica nos hará mejorar pero también es bueno ser realista y mirar las cosas con perspectiva.

09 mayo, 2009 | 20:37

En España también se ven brotes verdes, pero también son tiernos y vulnerables. Te adjunto un link a un artículo en el que los explico.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=610244&idseccio_PK=1009

 

Te adjunto un link al artículo que me publicó 5 días coincidiendo con la reunión del BCE en la que decidieron pasar a la acción y hacer una política monetaria heterodoxa comprando cédulas hipotecarias a vencimiento con el fin de luchar contra la deflación de activos y frenar la sangría de pérdidas de los bancos europeos, causa principal de la restricción de crédito.

http://www.cincodias.com/articulo/opinion/Tipos-Europa/20090507cdscdiopi_2/cdsopi/

Te adjunto otro link a un artículo de Krugman que ha publicado El País. Tras un año de desvaríos, como defender que el petróleo a 147$/barril no suponía una burbuja o que si no nacionalizábamos los bancos la economía iría a una depresión económica, por fin escribe algo coherente.

http://www.elpais.com/articulo/economia/Hacer/hincapie/positivo/elpepueco/20090509elpepieco_6/Tes

Las políticas monetarias, fiscal y financieras han sido muy contundentes y comienzan a surtir efecto frenando la capacidad destructora de la recesión. No obstante, si el sistema bancario no tiene un nivel de capital suficiente para atender la nueva demanda de crédito, el riesgo de ir a un ciclo a la japonesa, con crecimiento débil y muchas recaídas es elevado. Los estrés test son necesarios pero no suficientes. Como bien apunta Krugman, la mejor señal de que los inversores y los propios bancos se creen la solvencia de las entidades será la reducción de los diferenciales de las emisiones bancarios sin avalar por los estados. Mientras tanto, es cierto que hay brotes verdes pero siguen muy tiernos y vulnerables a nuevas heladas en los mercados financieros.

04 mayo, 2009 | 06:31

Te adjunto una noticia de El País sobre las rebajas de precios en el mercado de la vivienda.

http://www.elpais.com/articulo/economia/inmobiliarias/bajan/precios/contener/competencia/banca/elpepueco/20090504elpepieco_3/Tes

Tras casi dos años negando la realidad, los promotores han asumido que los precios de sus viviendas sin vender estaban sobrevalorados y tienen que bajarlos para que la demanda vuelva a ser accesible. El cambio como siempre no ha sido casual y se ha producido cuando la banca ha ido incrementando las ejecuciones de sus fallidos y los han sacado al mercado. La banca no busca hacer negocio y simplemente quiere hacer líquidas las enormes carteras inmobiliarias que está acumulando.

En España hay 25 millones de viviendas y la mayoría están en propiedad de particulares. El particular de vivienda usada es reacio a vender a la baja, pero también se ven precios en el centro de las ciudades un 30% por debajo de máximos. En la vivienda nueva urge vender y los descuentos son aún son mayores. Si se lo compras directamente al banco tendrás facilidades para la financiación. Si estás buscando segunda residencia en costa los descuentos son aún más agresivos.

Si tienes pensado comprar una casa mi consejo es que comiences a buscar activamente. La compra de una vivienda es una decisión muy especial y lleva su tiempo. El precio es importante pero también la localización, calidad de la construcción, orientación, luminosidad, servicios públicos, etcétera son determinantes para la compra. A lo mejor tu vivienda deseada está en venta y a un precio accesible y se escapara tu oportunidad. Si la estás vendiendo, ajusta tus precios a los de la competencia.

Esto es la magia de la mano invisible y del mercado que genera excesos pero también los corrige. Tardaremos en absorber el exceso de oferta, pero un día de nuevo faltarán viviendas, los promotores tardarán en construirlas, los precios subirán y de nuevo volveremos a hablar de burbujas, especulación, etc. Por eso la economía es cíclica.

A corto plazo, la compra de vivienda tiene un fuerte efecto arrastre sobre el sector del mueble y complementos para el hogar, sobre la natalidad en el caso de parejas jóvenes y que los precios ya sean atractivos para la compra ayudarán a frenar la caída de la demanda y a sentar las bases del próximo ciclo expansivo basado en el denostado consumo, en este caso de bienes duraderos.

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]