El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

abril 2018

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Desaceleración en la creación de empleo | Inicio | La paradoja de los datos económicos. »

16 abril , 2018 | 12 : 16

La obra mas conocida de Caccini no es de Caccini.

«… quien engañe, encontrara siempre quien se deje engañar. Todos ven lo que tú aparentas, pocos advierten lo que eres y estos pocos no se atreverán a ponerse en contra de la mayoría..."

Nicolás Maquiavelo

Ave María (anónimo)

Vladimir Vavilov (laud)
Mark Shakhin (organo)
Nadezhda Weiner (mezzosoprano)

En la creación musical se llama “engaño musical” (también llamado “bulo musical” o “mistificación musical”) a una pieza de música compuesta por alguien pero intencionalmente atribuida a otro, o, en el mejor de los casos, compuesta en el estilo de otro compositor para el lucimiento/entretenimiento del interprete. Un ejemplo muy notorio lo tenemos en el famoso «Ave María» atribuido a Giulio Caccini, compositor italiano del siglo XVI, pero no fue él quien la compuso, sino un músico contemporáneo ruso: Vladimir Vavilov (1925-1973).

Giulio Caccini (1550-1618) autor completamente desconocido actualmente a no ser por la obra que nos ocupa, fue un compositor, cantante e instrumentista italiano del siglo XVII. Pasó a la histopria de la música por sus habilidades como instrumentista de clave, el laúd, el arpa y la cítara pero sobretodo como cantante. Vivió gran parte de su vida en Florencia, al servicio de la familia Médici. Como hecho más relevante de su estancia  en la corte de los Medicis cabe destacar que formó parte de la famosa Camerata Florentina, grupo de humanistas, músicos, poetas e intelectuales de finales del renacimiento unidos bajo el patrocinio del conde Giovanni de' Bardi y a  los que se debe la invención de la ópera como género musical.

Por otro lado, Vladimir Vavilov (1925-1973), fue un compositor ruso e instrumentista del laúd, especialista en música renacentista, que con frecuencia atribuía de manera sistemática sus composiciones a otros compositores. Se desconoce el por qué de esta forma de actuar de Vavilop, pero todas sus composiciones siempre aparecen atribuidas a músicos generalmente antiguos por lo que resultaba fácil presentarla como exhumaciones de obras olvidadas fruto de una labor de investigación musicológica. La verdad es que si este fuera el propósito, el trabajo estaría muy mal hecho, dado que las obras sonaban sospechosamente con las tonalidades de un romanticismo muy posterior al tiempo de las supuestamente originales.

La hija de Vladimir Vavilop, Tamara,  llegó a  justificar la conducta en el hecho de que una composición firmada por un desconocido autor con un apellido corriente no tendría futuro. Pero el enigma sigue vivo, ya que el argumento de Tamara no es del todo convincente. También existe la teoría de que en la Rusia del terror de Stalin, pasar desapercibido era el mejor seguro de vida para un compositor. La atribución por parte de Vavilop de sus obras a autores lejanos en el tiempo y en cierta manera desconocidos, le permitiría desarrollar su labor compositiva sin problemas políticos. 

En 1970 Vavilov edito un LP titulado “Música de laúd de los siglos XVI-XVII”, pero a pesar del nombre del disco, fue él mismo compuso casi todas las piezas grabadas. Atribuyó todas las piezas a compositores barrocos o renacentistas, incluso sin que cuadrasen con el estilo que tenían estos. Curiosamente en este LP, Vladimir Vavilov editó y registró el «Ave María» como una pieza anónima, y nadie sabe por qué, después de la muerte de Vavilov, Mark Shakhin (el organista que participó en la grabación del LP) atribuyó la obra a Giulio Caccini. A pesar de todo, el engaño continúa sobreviviendo y son abundantes los equívocos y las versiones (a cual más esperpéntica y alejada de la forma de componer de Caccini) que se continúan haciendo.

 


«Ave Maria» de Vavilop (atribuido erróneamente a Caccini)

Andrea Bocelli (tenor)

Orchestra dell'Accademia Nazionale di Santa Cecilia

Myung-whun Chung (director)

Empezamos la semana en medio de la polémica sobre el Master de Cifuentes y, por extensión, a todo su Curriculum Vitae. El Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro incluso esta mañana en una entrevista en el diario "El Mundo" llegaba a decir que «yo no entiendo esa obsesión de Cifuentes por los títulos». El se lo preguntará, pero  lo que nos han venido contando del caso de Pablo Casado y su máster en Harvard (pero cursado en Aravaca), o las dudas que ahora suscita el Curso de postgrado de María Dolores de Cospedal con el catedrático responsable del Máster de Cifuentes o la reciente y generalizada revisión a la baja de los Curriculum Vitae de todos los políticos, nos viene a confirmar que lo que hemos descubierto en éstos días es una práctica habitual y, a la vez, consentida por todos. Perfecta pantalla para cubrir la ineptitud de muchos de los gobernantes con papeles prefabricados a su antojo.

Si eso solo fuera en el ámbito académico incluso hasta podría tener su gracia. Pero mucho me temo que la actividad de enmascaramiento se ha dispersado a todo lo manejable por estas autoridades. Más que el Curriculum vitae de la Cifuentes deberíamos estar interesados en conocer el verdadero curriculum vitae de la economía. Las preguntas pertinentes serían ¿Por que una economía como la americana con supuesto pleno empleo tiene a un presidente que habla constantemente de que los chinos le roba empleos?. Si fueran solo palabras, podrái ser puramente un chascarrillo, pero es que con este argumento, ha iniciado una guerra comercial con China.

Otra pregunta, ¿Cómo una economía com la americana, creciendo por encima de su potencial, tiene un déficit presupuestario creciente? ¿Por que se ha aumentado el ritmo de crecimiento de la deuda desde mediados del 2016 a los 2.800 Millones de $ diarios (desde el 2014 el ritmo estaba en los 2.200 millones/día)?. ¿Por que es necesaria una expansión fiscal en un momento de pleno empleo y crecimiento por encima de su potencial? 

«Disidentia: ¿Tú crees que las encuestan tienen un sesgo cada vez más marcado?
Rosa Diez: No es que tengan un sesgo, es que no se hacen para saber lo que piensa la gente: se hacen para orientar el voto de la gente. Y lo consiguen: de hecho lo han conseguido porque crean una percepción, o sea, construyen una percepción.»

Entrevista a Rosa Diez en el diario digital «Disidentia». (el subrayado es mío)

 

Violin Concerto No. 8 in D major "Adélaïde" de W. A. Mozart - KV C 14.05 (Anh. 294a)

Mela Tenenbaum, violin
Czech Philharmonic Orchestra
Richard Kapp (director)

El «Adélaïde Concerto» es el sobrenombre del concierto para violín Nº 8 en Re mayor atribuido a Wolfgang Amadeus Mozart con número de catálogo K. Anh. 294a (en la tercera edición del catálogo estandar Köchel de las obras de Mozart). Desconocido hasta el siglo XX, posteriormente se descubrió que era realmente una obra compuesta en 1933 por el violinista y compositor francés Marius Casadesus (1892-1981). Muchos músicos creyeron en la autoría de Mozart existiendo incluso una grabación de la obra por el famoso violinista inglés Yehudi Menuhin. Todo estaba decidido para hacer del descubrimiento un hecho más relevante de lo que parecía. El sobrenombre de Adelaide, venía dado por una supuesta dedicatoria de la obra a Madame Adélaïde de France (la hija mayor de Luis XV) a la que Mozart conoció con apenas 10 años en su visita a París. No obstante, el descubrimiento fue puesto en duda por el musicólogo Alfred Einstein, quien dudó siempre de la autoría de Mozart. Finalmente el entuerto se descubrió cuando el propio Casadesus acabó reconociendo ser el autor de la obra en un juicio en 1977.

El entorno de las obras para violín de Mozart era, en cierto modo, propicio para el engaño. Solo se han confirmado como obras de Mozart sus primeros 5 conciertos para violín. Compuestos en su etapa juvenil (contaba con 19 años) en Salzburgo. Los compuso en un tiempo record mientras ocupaba una plaza de primer violín en la Orquesta de la Corte del Príncipe-Arzobispo de Salzburgo Colloredo.

El concierto para violin Nº 6 en Mi bemol mayor, con número de catálogo K. 268, aunque fue dado como auténtico por Constanza (la viuda de Mozart) hoy se sabe que es una obra de Johann Friedrich Eck (basado en temas de Mozart e imitando su estilo). El  Concierto para violín Nº 7 en Re mayor, con número de catálogo K. 271, conocido como «Kolb Concerto» sin embargo su autoría por Mozart está todavía en debate.  Alfred Einstein interpreta que el trabajo se basó en un boceto de un concierto para violín de Mozart (de alrededor de 1777) que quedó inacabado al que se le añadieron pasajes durante el siglo XIX. Por el contrario, el musicólogo Friedrich Blume, esta completamente convencido de la autoría de Mozart.

 

Celia Cruz - La Vida Es Un Carnaval

La realidad (con minúsculas) está llena de máscaras y engaños que conviven con la verdad en un inmenso festivo “carnaval diario” de acontecimientos. Para gestionar bien nuestra vida, hay que marginar la apariencia y el engaño para quedarnos con solo la REALIDAD (con mayúsculas). El arte es un poderoso aliado, pero igualmente un fuerte enemigo si se cae en la cursilería y se utiliza como pantalla. Puede llegar a convertirse en un inmenso engaño más.

 

Comentarios

pisitófilos creditófagos

(Otro artículo antológico de Alexis Ortega con el leitmotiv de su blog: el misterio de la realidad —misterio fruto o no de la mentira— y el puente que ha de tenderse para desentrañarlo. Nosotros somos unos humildes peones que intentamos ver más allá de las apariencias. Tenemos a nuestro favor que, por razones profesionales, desde hace décadas lidiamos a diario con el engaño económico. Pero, a diferencia de Alexis Ortega, toreamos de plata, amparados en el anonimato, sin exponernos al rechazo de la mayoría crédula, que diría Maquiavelo. Se nos proponen dos grandes preguntas —que nos vamos a hartar a hacer a nuestros amigos y conocidos—: ¿Si EEUU está en pleno empleo, por qué se queja de que China le roba empleo? ¿Si EEUU crece por encima de su potencial, por qué su déficit fiscal es elefantiásico?)

(Nunca ha habido ninguna política de comunicación económica que fuera franca, jamás en la Historia, mucho menos ahora. Son más o menos sinceras, pero francas nunca. Fíjense que no hablamos de sesgo —Psicoeconomía—, sino de franqueza. Además del sesgo, es que los comunicadores, aposta, no cuentan toda la verdad, incluso mienten. Hay tres tipos de doblez o mentira económica:
- maliciosa,
- por los garbanzos,
- piadosa.)

LA INSEGURIDAD EN QUE VIVIMOS SE DEBE A QUE JUGAMOS A CAPITALISTITAS CON LA VIVIENDA BÁSICA.-

La vivienda básica es:
- un bien básico de consumo duradero con precio político —fijado por el poder político al margen del que resultaría de la oferta y la demanda, entre partes independientes y en libre competencia—.

El modelo popularcapitalista de los 1980 se fundamenta en la utilización del precio de la vivienda básica como droga terapéutica para administrar la moderación salarial propia del triunfo del antiinflacionismo. Se dio la vuelta al precio político de la vivienda, haciendo creer a los asalariados que esta era, además:
- un bien de inversión pseudofinanciera —uso, alquiler—; y
- un bien de inversión piramidal —tenencia, plusvalía—, desafiante de la amortización.

Conforme el triunfo del antiinflacionismo ha ido consolidándose —y ganaba valor el dinero—, el modelo popularcapitalista ha ido convirtiéndose en un desastre, con su endeudamiento desaforado.

El Pinchazo de la Burbuja, en 2006-2010, fue la sentencia de muerte de la concepción híbrida de la vivienda básica.

Sin embargo, ahora los comunicadores nos andan diciendo que estamos ante una revolución inmobiliaria:
- FONDOS DE INVERSIÓN:
Nos dicen que el perfil de los fondos de inversión, que utiliza la banca para desenladrillar su Balance, ha cambiado de la noche a la mañana, pasando de oportunista a 'value-added', interesándose en la promoción.
- SERVICERS:
Nos dicen que han evolucionado a plataformas multicliente y multiservicio, gestionando no sólo activos inmobiliarios sino también financieros.
- PROMOTORAS:
Nos dicen que hay 'inversores', sobre todo extranjeros, que tanto interés en construir que el suelo finalista escasea.
- SAREB:
Nos dicen que ya no es un mero gestor de activos procedentes de la reestructuración bancaria, sino un verdadero fondo de inversión.
- SOCIMIS:
Nos dicen que son la joya de la corona del 'nuevo ciclo dorado' porque alquilar se ha convertido en la única inversión con lo mejor de los tres mundos: a) rentabilidad por la presión de la demanda, dado que el futuro pasa inexorablemente por la 'europeización' del porcentaje de familias y empresas que viven y trabajan alquiladas, y por la turistificación; b) liquidez ante lo nada que renta el dinero, por la negociabilidad bursátil y la fiscalidad irrelevante; y c) seguridad por la buena protección jurídica de los caseros, tras la reforma de la LAU en 2013.

Con la Rerrecesión, la política de comunicación bancaria del «estamos desaguando» está empezando a terminar, dando paso a la de «ya estamos desaguados... con nosotros no va la Recrisis». ¡A ver si culmina pronto esta evolución porque estamos hasta las pelotas de El Pisito y del destrozo que está haciendo del Trabajo & Empresa!

Gracias por leernos.

P.S.: Más CENSO —a añadir a la lista de 70 promotoras cotizadas y socimis posteada hace días—, por orden alfabético:

- FONDOS DE INVERSIÓN:
Apollo
Aquila
Blackstone
Castlelake
Centerbridge
Cerberus
Eurostone
HMC
Kennedy Wilson
Lone Star
Oaktree
Pimco
TPG
Värde Partners

- SERVICERS
Aktua
Altamira
Anida
Anticipa
Haya
Servihabitat
Solvia

El censo da bastante pena, ¿no?

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]