El puente

Alexis Ortega

“Lo que yo quiero mostrar […] es qué se esconde detrás de lo que llamamos ´la realidad´. Busco el puente que conduce de lo visible a lo invisible [...].Mi objetivo es […] hacer visible lo invisible a través de la realidad. Puede que suene paradójico, pero la realidad es la que conforma el misterio de nuestra existencia.” Sobre mi pintura, Max Beckmann (discurso leído el 21 de julio de 1938)

Imagen de Alexis Ortega

Alexis Ortega: Economista de profesión, músico de vocación, dramaturgo frustrado, hijo de tendero y nieto de campesino que no acaba de encontrar razonable una ciencia como la economía que a veces se olvida de lo más importante: ser útil a las personas en la gestión de su vida. Alexis Ortega está especializado en el análisis económico y la implantación y seguimiento de políticas de gestión del riesgo de tipo de cambio y tipo de interés en empresas con vocación exterior. Colaborador-analista en diferentes medios audiovisuales y socio director en Finagentes Gestión, Empresa especializada en el asesoramiento en la gestión de los riesgos de tipos de cambio y tipos de interés.

marzo 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Suscríbete a RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Listado de blogs

« Alemania, el Brexit, Trump y el populismo. | Inicio | El espectáculo Trump. »

11 enero , 2017 | 11 : 40

La realidad y la cabalística.

Es muy popular, dentro de los círculos de aficionados a la ópera contemporánea y al dodecafonismo, la anécdota según la cual Schoenberg omitió una «A» en el nombre de Aaron en el título de su ópera «Moses und Aron» debido a que el compositor, fuertemente supersticioso con el número 13, se negaba completamente a que el título de su obra tuviera 13 letras. En español, debido a que la conjunción copulativa «Y» tiene solo una letra mientras que su equivalente en alemán «und» tiene tres, solemos recuperar en el nombre correcto de Aaron (suficiente dado que «Moises» en alemán tiene una letra menos «Moses»): «Moisés y Aaron» (12 letras) deshaciendo, en caso de realmente existir, el entuerto y recuperando para el hermano de Moisés la grafía correcta de su nombre.

20170111-Moises y Aaron (nombre)Este año, el 2017, acaba en 7 y ya se han desatado las especulaciones y supersticiones. En las últimas décadas los años acabados en “7” no han sido especialmente positivos:

  • En 1987 se produjo el famoso crack bursátil
  • En 1997 se produjo un importante crisis en los mercados asiáticos
  • En 2007 se inició la actual Gran Recesión.

Otra de las coincidencias numéricas que actualmente inundan los mercados es la referente al auge bursátil desde las pasadas elecciones, popularmente conocido como «Trump Rally». Dentro de algo más de una semana, el día 20 de enero, tendrá lugar el traspaso de poderes oficial. De mantenerse este ritmo de alzas y no menguarse de aquí a ese momento, el Trump rally sería el mayor desde el que se produjo con la elección de Hoover[1] en el año 1928 y que acabó con el más famoso de todos los cracks: el del año 1929 (aquí tiene otro número nefasto).

20170111-rallies bolsa

Quizás se olvidan que el alza tras la victoria de Coolidge (año 1924) fue aún mayor y el año siguiente la bolsa mantuvo su tendencia alcista hasta alcanzar una 19,9% de revalorización. Ello nos lleva a otra coincidencia más: Calvin Coolidge fue el primer presidente americano en visitar la isla de Cuba. Llegó en 1928, justo al final de su mandato y lo hizo para participar de la VI Conferencia Internacional de Estados Americanos. La anécdota de la visita fueron los malabares que hubo de realizar el mandatario americano cuando se le ofreció una bebida alcohólica (en aquel momento todavía estaba en vigor la Ley Seca en Estados Unidos, que no fue derogada hasta 1933) ya que Coolidge no quería desairar al anfitrión (el presidente de la isla, Gerardo Machado) pero, a la vez, cumplir la legislación americana. Supo salir muy bien de una situación comprometida: mirar para otro lado.[3].

Otra superstición más: el próximo 28 de enero comienza el año nuevo chino que en su horóscopo corresponde al Gallo de fuego. Buscando información sobre lo que significa este signo he encontrado: «… favorece las inversiones a largo plazo (no la especulación) el ahorro, la previsión, la creación de nuevas empresas con ideas innovadoras, para abrir nuevos mercados. Las fusiones y las cooperaciones. No les irá mal a las empresas, pero tendrán que pensar mucho y trabajar duro. Los sectores más favorecidos serán: la medicina con sus avances, descubrimientos y renovación de viejos medicamentos por otros de nueva generación; la ciencia, el derecho, la moda y las nuevas tecnologías. Muchas leyes tendrán que cambiarse, para poderse adaptar a las nuevas necesidades.»

Tendremos que tenerlo en cuenta ya que el tema chino, va a ser una de las claves más importantes del año político que ahora empieza. La lucha entre la administración saliente (Obama) y la entrante (Trump) ha estado centrada en la redefinición de los «enemigos». China parece ser que sustituirá a Rusia en este papel con la administración Trump (justo lo contrario que con la administración Obama).

El anormal traspaso de poderes que hemos estado viendo estas últimas semanas, parecen querer mostrar a las claras la magnitud del cambio y puede que sean solo un mero preludio de lo que se avecina. Nada parecido al idílico escenario que todos se han empeñado a reconstruir tras el fracaso en vaticinar la victoria de Trump.

La debilidad del yuan de los últimos meses apenas ha cobrado relevancia en el mercado, pero lo cierto es que las autoridades chinas están muy preocupadas por la importante salida de capitales. Las reservas de divisas cayeron en diciembre en 41.000 millones de dólares lo que suponen 6 meses consecutivos de caídas en las mismas. Todo ello motivado por la defensa del tipo de cambio del yuan. Durante todo este año, el gobierno chino ha visto caer sus reservas en 320.000 millones de dólares hasta los 3,011 billones.

Por su parte la divisa china ha caído un 6,6% a lo largo del 2016 (algo más del 15% desde el 2014) y se espera que experimente nuevas cesiones con el billete verde en el 2017, haciendo más difícil la contención de la burbuja de deuda de aquel país. De hecho la modificación de la composición de la cesta de divisas con la que se publica el nivel del yuan es un claro gesto de desvincularse progresivamente del USD.

Sin duda las autoridades chinas comienzan a desmarcarse y a preparar lo que puede ser una dura pugna con EE.UU.

20170111-CNY

NOTAS:

  1. El alza de la bolsa que siguió a la victoria de Hoover (y los presidentes anteriores) se midió desde inicios de noviembre al 4 de marzo de 1929 ya que la fecha oficial de traspaso de poderes se movió al 20 de enero en 1933 con la Enmienda número 20.
  2. El único viaje al exterior durante su presidencia ya que en aquella época los viajes al exterior de los mandatarios eran menos habituales.
  3. "Cuando la bandeja de bebidas -entre la que había daiquiris-, se aproximaba a él, Coolidge comenzó a girarse para admirar un cuadro en la pared. La bandeja se acercó un poco más, y Coolidge se volvió a girar otros 90 grados, señalándole a Machado la belleza de la vegetación. Cuando giró 360 grados, el peligro había pasado. La bandeja había pasado por detrás. Su maniobra fue una clase maestra de cómo evadir una situación" Crónica de la visita, firmada por Beverly Smith Jr, reportero del «Saturday Post».

Comentarios

pisitófilos creditófagos

(Schönberg amaba el 12 de la escala cromática. Los que amamos el 12 —como un servidor, fan de Lulú, de Berg—, no odiamos el 13, porque resulta al rematar la escala. Así pasa en todas las escalas. «Doe, a deer, a female deer. Ray, a drop of golden sun... That will bring us back to Do». Este año acaba en 7, el número perfecto: los cuerpos celestes que se ven sin telescopio, que sirvieron para dar el nombre a los días de la semana —lunes, Luna; martes, Marte... domingo, 'dies solis' cristianizado en 'dies dominicus'—. El ciclo lunar es de 7 por 4 semanas, 28 días, ciclo al que el ser humano ha sincronizado su fertilidad. El ortograma apuntaba a 2018, pero no contaba con las sorpresas antisistema del brexit y de Trump. Por eso, no excluimos que nuestro previsto Repinchazo 2018 se anticipe a este triste año que empieza, máxime en España, donde campa la autocomplacencia, pero no se están haciendo los deberes —«No effective action has been taken by Spain»—:
http://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/HTML/?uri=CELEX:52016SC0263&from=ga
Estemos atentos, que no es bonito lo que viene, ya sea en 2017, ya en 2018.)

(No cabe duda de que la contradicción principal no es entre EEUU y la eurozona, sino entre EEUU y China. De ahí el interés objetivo por que no prospere la inevitable alianza de los dos grandes vecinos China y Rusia —cfr. Mar de la China Meridional, Estrecho de Bering y Mar Negro—. Ya se ha intentado interferir a la contra, a la afroamericana, pero no funciona; ahora tocan besos caucásicos:
https://i.ytimg.com/vi/a5Eqh7DyCvg/maxresdefault.jpg

EEUU tiene las de perder. No acepta el nuevo rumbo de la Historia. NO e adapta abriéndose a la Era Cero e introduciendo elementos estabilizadores de Economía de Planificación Central —cfr. Política de Rentas Integral—. Se ha apegado al delirio «leydeofertademandista», al modelito popularcapitalista ochentero muerto y al Pensamiento Pabloescobargaviriano. Ha puesto al mando a la nueva clase de millonarios aproductivos dirigida por el «gilygil» norteamericano: un magnate inmobiliario histriónico, mezcla de Cobblepot —Danny DeVito, en el Batman de Tim Burton—, y de Rothstein —Robert de Niro, en Casino, la película de Scorsese—. Por eso estamos tan asustados. El «Trump Phenomenon» hace prueba de la debilidad norteamericana frente a la fortaleza del comunismo «posculturalrevolucionario»; y, en estas circunstancias, cualquier cosa cutre puede pasar en Occidente.)

¡ABAJO LA TIRANÍA INMOBILIARIA!.-

En los 1990, se puso el foco en la deflación y la trampa de liquidez por cuatro razones:
- el triunfo del antiinflacionismo;
- la unificación monetaria europea (Informe Delors);
- la «baburu keiki», en Japón; y
- la reunificación alemana.

Lectura obligada:
https://www.federalreserve.gov/boarddocs/speeches/2002/20021121/default.htm

En nuestra modesta opinión, no son malas ni la inflación, ni la deflación, siempre que sean moderadas; pero, la deflación es mejor. Lo que es malo es que los precios no se muevan o que tengan que moverse para adaptarse a la tiranía alcista del precio ensoberbecido de un solo bien o servicio. Lo sano es que haya un ajuste permanente de precios relativos. Primero, no todos los precios de todos los bienes y servicios suben o bajan a la vez, en la misma proporción. Segundo, es falso que haya precios de bienes y servicios, por un lado, y de «activos, por otro; se trata de una distinción artificial, anticapitalista y estafadora. Y, tercero, la deflación tiene una ventaja: a diferencia de lo que pasa con precios persistentemente al alza: cuando es a la baja, la actividad económica que prosigue sin cambios es la ordinaria, cuyo núcleo duro es la básica, por lo que la deflación ajusta precios relativos de forma sana, a diferencia de la enfermiza de la inflación, que siempre acaba con crisis bancarias, de finanzas públicas y de comercio exterior.

Tras el triunfo del antiinflacionismo, lo siguiente que tocaba era lidiar con la deflación, lo que requiere cierta pedagogía —aunque la humanidad está preparada porque a lo largo de la historia ha habido grandes épocas deflacionistas—.

Dos lecturas recomendadas, de los 1990:
http://virtual.urbe.edu/librotexto/332_41_BOO_1/portada.jpg

http://images.gr-assets.com/books/1387701560l/923199.jpg


La deflación —deshincharse, adelgazar— es parte de la vida. Querer evitar la deflación es el niño que no quiere crecer —Peter Pan— para no tener que afrontar la enfermedad, la vejez y la muerte. Pero, en el fútbol, hay puestos de delantero, muy bien pagados, vedados para quienes son buenos defensas, muy necesarios también en el equipo. Que lo que extraen los trabajadores-directivos no nos impida ver que, para llegar a serlo, hay que ir por la vida de proinflacionista obsesivo paranoico. El antideflacionismo no hace frente a los grandes desafíos que tiene hoy la humanidad —explosión demográfica, cambio climático, energía, pandemias, hambrunas, etcétera—. O los niegan, o se los quitan de encima con la recetita «leydeofertademandista», cuyo intento de puesta en práctica —imposible— estropea todo mucho más de lo mal que está, dada la muerte por saturación y estrangulamiento del modelo popularcapitalista (cfr. las cabronadas, perdón por la expresión, de liberalizar el mercado de suelo —droga— para atajar la inflamación crónica de precios de la vivienda —drogadicción—, y de destruir la posición jurídica y económica del inquilino para estimular la venta de pisos para alquilar).

La burbuja inmobiliaria no es más que la primera estación en el 'via crucis' del aprendizaje de la nueva era de estabilidad monetaria. Es una pataleta:
- «No me importa que no me crezca el salario, tengo el precio de mi vivienda, cuya hinchazón acabará contagiándose».
El caso es que no se contagia y, entonces, «Houston, tenemos un problema»: anidar costes inmobiliarios absurdos en cuentas de explotación menguantes.

Nosotros, los estructuraltransicionistas, queremos creer que el brexitrumpismo (BrTr), y su capitalismo dirigido preservador de la sobrevaloración inmobiliaria, es la última vuelta de tuerca de medidas-trampa no convencionales para intentar burlar la insoslayable deflación. Porque, si fuese la penúltima, la siguiente idiotez no convencional sería una guerra convencional. Por eso estamos tan asustados. De hecho el jaez del impresentable que ha accedido a la Casa Blanca no presagia nada bueno:
https://www.youtube.com/watch?v=ZJkzHXGPXPw
(Los subtítulos tienen una falta de ortografía. Pone: «Te gusta votar a la gente y despedirlos». Debiera poner: «Te gusta botar a la gente y despedirlos». Botar es un argentinismo que significa tirar, echar.)

El BrTr va a fracasar porque lo que deprime la economía no es el iceberg deflacionario, sino la inmo-inflación, mal llamada inflación de activos inmobiliarios. Lo sabemos, ¿pero estamos trabajando para poner en su sitio los precios inmobiliarios? Ahora toca desenladrillar a la banca y ello requiere una subfase de cierto reburbujeo inmobiliario. ¡Que pase pronto! En España, donde ya impera el pensamiento BrTr, aunque en formato cañí "Rr" (Registrador), se hacen tan mal las cosas, que este subperíodo está siendo aprovechado más por cuatro listos particulares que por la banca. ¡Mejor para el proceso estructuraltransicionista español!: contundencia adicional para el REPINCHAZO-2018, aparte de la de partida por la desinflación que viene a la eurozona por el intento reinflacionista BrTr.

Gracias por leernos.

pisitófilos creditófagos

P.S.: En «La muerte de la inflación» (Bootle) y «El triunfo de la política» (Stockman), miembros relevantes del 'statu quo' popularcapitalista ochentero, reconocen la gran mentira que fue su comunicación económica, respectivamente, el «siemprealcismo» y el «leydeofertademandismo».

Parado

La modelización que lleva a pensar en la dicotomía bienes y servicios y activos (financieros, a pesar de incluir ahí los inmuebles) será todo lo tramposa que se quiera, pero no es sino una observación de realidad actual, a su vez resultante de una manipulación interesada para intentar sostener cotizaciones insostenibles, ya sean de la moneda, bien de activos financieros, como de inmuebles. En definitiva, una manera sencilla y asequible de entender los sucesos, más amigable que los tradicionales florilegios del lenguaje económico-financiero, que no solo en los últimos tiempos se ha probado herramienta de intoxicación y mixtificación para mantener a la población en el engaño perpetuo con el que muchos actores del mundo 'financiero' se forran incluso de forma criminal a costa del incauto, cuando no como barrera meramente narcisista o excusatoria.

Ampliando el ejemplo, a groso modo: Los bancos centrales de la región en torno a Asia Menor compran el doble de activos financieros de EEUU que los de cualquier otra región del mundo, pero en esa misma región se compran bienes y servicios europeos por un montante del doble de los de EEUU. Si esos mismos países hubieran de financiar sus déficits, venderían activos en dólares y seguirían comprando bienes y servicios europeos, que son los más apreciados.

Evidentemente también se compran bienes, servicios y activos de y en otras regiones como China, que a su vez, tal y como dice el artículo, sufre caídas en sus reservas de divisas al tiempo que compra claramente más manufacturas y servicios de la Eurozona que lo que lo hace de EEUU, siendo lo mismo aplicable a los países miembros de la Cooperación Económica Asia-Pacífico o, en menor medida, a otras regiones económicas cuantitativamente no tan importantes.

No es por tanto una distinción de precios, sino de observación de lo que ocurre con los flujos de productos, servicios y capitales. Si EEUU parece que ha tomado la tramposa o estafadora (ya veremos en qué campo de batalla se dirimen las consecuencias) iniciativa de pedir al mundo que le preste dinero remunerando éste en sus diversas formas de forma superior a como se hace en otras áreas económicas, deberá ser a costa de algo, pero es lo que hay aunque no nos guste ni cuadre nuestras previsiones. Y esto se ve en la remuneración de los bonos, del dinero, de las acciones, de los inmuebles (países 'anglosajones', y no tanto, jeje, en los que los economistas jefes prometen una gozosa jubilación comprando inmuebles:

https://www.youtube.com/watch?v=V5IEQLi7zY8 a partir del 17:36

http://www.thetimes.co.uk/article/property-is-a-better-bet-than-pensions-says-gold-plated-bank-guru-lfgqx9rwc
).

Aunque actualmente todavía se sigue haciendo como que, a algunos ya no se les puede engañar:

http://citywire.co.uk/wealth-manager/news/albert-edwards-slams-haldane-s-grotesque-property-claim/a983325

Ya entonces resultaba grotesco (qué maravillosa palabra):

https://www.youtube.com/watch?v=u5A4Gw20dcw

Parece que el dólar ha intentado todo lo que ha podido para convencer a los inversores, de momento a costa del Reminbi y de otras monedas emergentes. Pero a pesar de ello, el Euro sigue siendo más fuerte (con sus exportaciones de productos y servicios) lo cual supone también un grave peligro para España si seguimos como estamos. Eso sí, para mantener esta situación de no equilibrio, los extranjeros tendrían que seguir comprando dólares a un ritmo diario comparable al PIB anual de muchos países ciertamente importantes del mundo, lo cual no parece muy sostenible y augura una fuerte caída del dólar en algún momento acompañada de algún escándalo Trump para justificarlo.

Y aquí seguimos, como casi cuando yo nací, amantes idiotas de lo anglosajón. como en la película que están poniendo ahora mismo en la 2, eternos sine nobiliae:

https://www.youtube.com/watch?v=MXZOm5B-8A4

Juan Carlos

Los índices de precios, salarios e intereses, son siempre relativos y puede que quede anticuado o demasiado simplista para la política monetaria de un país o una región monetaria.
En vez de perseguir o vigilar el nivel relativo de precios, se debería observar la evolución de la productividad.
Por ejemplo, ante un repunte de la inflación como sucede ahora, si el BCE decide aumentar el tipo de interés para corregirla o controlarla, provocaría un efecto devastador en la economía, añadiendo al mayor coste de la energía, el coste de la financiación en las empresas y gobiernos.
Sin embargo, cuando observamos la evolución de la productividad, el aumento del coste energético resta productividad a la economía y por tanto, la decisión del BCE debería establecer el camino para su recuperación, probablemente manteniendo bajos los tipos de interés y manteniendo baja la cotización del euro para competir en los mercados exteriores.
Esta medida también apoya un mayor coste del petróleo y una mejora en las expectativas de las energías alternativas y renovables que tan perjudicadas han resultado con la caída del precio del petróleo en los últimos años.
Por tanto, bajo mi punto de vista, la observancia de la productividad es el camino a seguir y si no se hace así es porque hay muchas presiones de sectores varios que no les interesa o que simplemente no lo quieren entender.

Quelifóbicas transicionólogas

Nada más levantarme he intentado leer la prensa: imposible. Noticias de violinistas que siguen tocando en el Titanic. Las casas que habitamos tienen más precio, que no valor, que ayer. Y perdonen mi simplismo reducionista, porque ustedes describen el fenómeno de manera mucho más afortunada e intelectual. Un placer leerles.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

© Prisa Digital S.L.- Gran Vía, 32 - Edificio Prisa - Madrid [España]